Buscador avanzado

El 10 de diciembre de 1948 la ferviente defensora de los derechos humanos Eleanor Roosevelt pronunció ante la Asamblea General de la ONU unas palabras que supusieron el preámbulo de un hecho que pasaría indudablemente a convertirse en histórico: «Nos encontramos en el umbral de un acontecimiento tanto en las Naciones Unidas como en la vida de la humanidad, esta declaración bien puede convertirse en la Carta Magna Internacional para todos los hombres (y mujeres) en todo lugar». Ese día, los Estados allí reunidos aprobaron la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el documento más trascendental desde la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de la Revolución Francesa, que a día de hoy ha sido ratificado ya por 193 países como afirmación del compromiso de la comunidad internacional en torno a un ideal común de todos los pueblos y naciones.…  Seguir leyendo »

Le 19 novembre, la Société générale a annoncé une nouvelle série d’accords avec les autorités américaines pour un montant total d’environ 1,4 milliard de dollars afin de solder des poursuites pour violation des embargos américains. Se pose donc une fois de plus la question du rôle joué par la justice américaine – et ses avocats – dans la guerre économique que se livrent actuellement les principaux acteurs du G20.

Certains médias ont récemment mis en cause les cabinets d’avocats américains, dépeints comme les « chevaux de Troie » de la justice américaine. L’importance de la sauvegarde des intérêts de nos entreprises, en particulier, dans le contexte géopolitique actuel marqué par un repli protectionniste, impose pour être efficace de ne pas tomber dans une vision simpliste du monde.…  Seguir leyendo »

Pinchazo de la abogacía

José María Alonso, decano del Colegio de Abogados de Madrid, ¿a qué esperas para defender ante los tribunales el secreto profesional de la abogacía, en sus comunicaciones con sus clientes, impúdicamente violado por el magistrado García Castellón, de la Audiencia Nacional, en el caso Lezo? La pregunta, de difícil respuesta, está en el aire.

Un aire emponzoñado por un nuevo episodio de desprecio por el derecho fundamental a la defensa y a la garantía de confidencialidad de las relaciones entre abogado y cliente, que puede hacer irrespirable el ambiente necesario para que la libertad y la justicia fructifiquen. El secreto profesional del abogado existe para que los ciudadanos puedan reaccionar frente a los abusos de poder, utilizando el Derecho como herramienta que les pertenece, pero que normalmente desconocen por su complejidad, gracias a la ayuda de una abogacía libre e independiente, dispuesta a enfrentarse en el foro, con sus conocimientos especializados y su pericia profesional, a cualquier autoridad o persona poderosa.…  Seguir leyendo »

Corren tiempos en los que la sociedad civil parece despertar una vez más con una mirada atenta y con una voz exigente, dirigida la primera y levantada la segunda hacia los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Pero no sólo eso: parece vigilar en grado especialmente escrupuloso las actuaciones de toda una galería de organizaciones y asociaciones que vertebran y reproducen el debate público, e incluso que influyen y lo condicionan.

En estas circunstancias, en las que el escrutinio sobre las instituciones fundamentales del Estado es tan activo, se echa con frecuencia en falta el referente de la Abogacía, como actor que desempeña un papel de vital importancia en nuestro sistema democrático, en la salvaguarda de nuestros derechos y la protección de nuestras libertades fundamentales.…  Seguir leyendo »

Sobre el papel, nadie pone en duda que la confidencialidad abogado-cliente y el secreto profesional son piezas claves de nuestro sistema de libertades. Nadie se confiaría a un abogado sin tener la seguridad absoluta de que todo aquello que le cuente o le escriba, o la estrategia en que se basará su defensa, estará siempre a salvo del conocimiento de terceros, de posibles pesquisas policiales y, por supuesto, del Tribunal que ha de juzgarle. Es el llamado privilegio abogado-cliente, formado por esa confidencialidad, de todo lo relacionado con la defensa, y por la obligación del abogado de guardar secreto, establecida en la Ley Orgánica del Poder Judicial.…  Seguir leyendo »

Me duele escribir en pasado de mi amigo Luis Díez-Picazo, a quien tanto quería. Me he resistido a hacerlo hasta hoy, aunque debería haber ya esbozado unas líneas en su memoria, las obligaciones naturales deben cumplirse al menos con la misma diligencia que las civiles. Al igual que le ocurría a Luis, soy reacio a hacer públicos mis sentimientos sobre las personas especialmente queridas, a lo que se une que me han faltado, hasta hoy, fuerzas y coraje para enfrentarme a la realidad de los hechos.

Procedo pues a exponer un testimonio sobre su persona, y unas mínimas apreciaciones sobre su legado y su ingente y brillantísima obra jurídica, en la que destacan sus «Fundamentos de Derecho Civil», y el «Sistema de Derecho Civil», en coautoría con Antonio Gullón, y sus aportaciones como catedrático de Derecho Civil, magistrado del Tribunal Constitucional, presidente de la Sección de Derecho Civil de la Comisión General de Codificación, consejero de Estado, académico de número y presidente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, y director de la «Revista Crítica de Derecho Inmobiliario» y del «Anuario de Derecho Civil».…  Seguir leyendo »

«Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí». Este conocidísimo cuento de siete palabras del premio Príncipe de Asturias de las Letras Augusto Monterroso refleja la sensación de lo insuperable. En muchas ocasiones es imposible superar la presencia inmutable del dinosaurio. El nuevo sistema de acceso a la abogacía que pretende homologarnos con Europa nos traslada al escenario de Monterroso. El dinosaurio está ahí. Son tantos y tan complejos los problemas que plantea la puesta en práctica de ese modelo, que autoridades académicas, despachos de abogados y, especialmente, los estudiantes consideran que ver la luz en un plazo razonable es prácticamente imposible.…  Seguir leyendo »

Los abogados vivimos, en general, tan pendientes del trabajo diario que no alzamos lo suficiente nuestra voz hacia esta sociedad herida por las desigualdades. Seguramente puede decirse lo mismo de otras actividades, pero pocos profesionales tendrán mayor responsabilidad en el silencio, por nuestra capacidad para afrontar los problemas de la convivencia, por nuestro compromiso natural con las víctimas y por el privilegio de utilizar los derechos del hombre como herramienta de trabajo.

Hoy la abogacía vive una tensión dialéctica entre dos polos: el de ser una actividad económica sometida al principio de la libre competencia, con prestadores de servicios cada vez más organizados y orientados a dar respuesta a las necesidades del mercado; y el de ser también una profesión al servicio de la sociedad y de la justicia.…  Seguir leyendo »

La verdad es que estas líneas hubieran podido titularse de otra manera. Por ejemplo: ¿No serán muchos?. Ello en referencia a los 185.869 abogados -130.038 ejercientes y el resto, no- que, según datos del Consejo General de la Abogacía, hay en España, lo que significa una de las tasas -2,63 abogados por cada 1.000 habitantes-, más altas de Europa, sólo superada por Grecia, Italia y Luxemburgo. Aparte de que las cifras recuerdan al personaje de Baroja que en El tablado de Arlequín decía «como no vales para nada útil, hazte abogado», o a Joaquin Costa cuando sostenía que «en España hay gente que piensa que siendo abogado se puede llegar a todo, hasta Reina Madre», lo más preocupante del exceso inflacionista de abogados es que al cabo de diez años de colegiación, alrededor del 40% abandona el ejercicio de la profesión por falta de trabajo o porque el poco que tienen apenas da para cubrir gastos.…  Seguir leyendo »

Vivimos tiempos convulsos en los que parecen faltar voces autorizadas que expresen el sentir de la ciudadanía. La crisis de la representatividad que aqueja a las democracias europeas, como señala Sartori, está vaciando la confianza en los partidos y los políticos. Este vacío coincide con la crisis de las mediaciones provocada por el avance de las tecnologías de la información y la comunicación.

Como intenté explicar hace años en mi libro Micropoder, Internet y las redes sociales están conectando a los ciudadanos sin necesidad de los intermediarios clásicos: medios de comunicación, partidos políticos, organizaciones sindicales, etc. Fruto de estos cambios y de la crisis económica han surgido en toda Europa movimientos contestatarios que reivindican una representación popular sin más legitimidad que su propia existencia.…  Seguir leyendo »

Ha terminado ya la terna de procesos judiciales que el Tribunal Supremo había abierto contra el juez Garzón. Al archivo del caso sobre la petición de financiación para sus cursos en la Universidad de Nueva York, por haber prescrito, se suma ahora la sentencia absolutoria para el juez del caso de la investigación sobre el franquismo. Destaca, aún más, como única sentencia condenatoria la sentencia unánime de los siete magistrados del Tribunal Supremo condenando al juez Garzón por ordenar unas escuchas ilegales a los abogados del caso Gürtel. Una vez despejada la bruma mediática de esta cadena de procesos es momento para reflexionar sobre la relevancia jurídica de una sentencia que perdurará más allá de la propia fama del famoso juez condenado a dejar de serlo, por afectar a uno de los pilares del Estado de derecho: el derecho de defensa.…  Seguir leyendo »

En España, hasta fechas recientes, no se había planteado la constitucionalidad de la incriminación de los abogados defensores por actos propios de su ejercicio profesional. En realidad, la sentencia del Tribunal Constitucional 75/2006, de 13 de marzo, no tuvo ocasión de entrar al fondo de esta cuestión. Pero sí se han pronunciado las dos jurisdicciones más influyentes de nuestra cultura jurídica. Así, el Tribunal Supremo Federal norteamericano, desde el asunto Betts vs. Brady (1942) declaró que el derecho a ser asistido por un defensor (right to counsel) es un derecho absoluto, en virtud del cual se entiende que el Estado viola el derecho a una defensa efectiva desde el instante que interfiere, de cualquier modo, en la capacidad del abogado de tomar decisiones independientes acerca de cómo orientar la defensa.…  Seguir leyendo »

Mejorar la Justicia, que es una demanda social cada vez más clamorosa, implica mejorar la formación de los operadores jurídicos. Sin buenos jueces, buenos fiscales, buenos abogados, buenos secretarios judiciales, buenos procuradores o buenos peritos, no es posible tener una buena Justicia. Estos días nuestros legisladores han dado un paso de indudable trascendencia, gracias al cual los ciudadanos españoles que en el futuro acudan a un abogado tendrán la garantía de que el asesoramiento jurídico que reciban y la defensa jurídica que éstos planteen en su nombre ante los tribunales o fuera de ellos será de mayor calidad, más sólida, más eficiente.…  Seguir leyendo »

El ejercicio libre de la defensa de los derechos ajenos, que de eso se trata esencialmente la abogacía, constituye la garantía del Estado de Derecho. Pero ese ejercicio, aunque algunos «compañeros» pongan el grito en el cielo, tiene unos límites muy definidos que cuando se traspasan se convierten en encubrimiento puro y duro de la delincuencia. La imprecisión legislativa ha dado pie a una viva polémica doctrinal, periodística, política y jurisprudencial, avivada, una vez más, por la actuación de Baltasar Garzón, uno de los jueces más emblemáticos, y como consecuencia de ello, discutidos, de nuestra geografía judicial. La Fundación Saramago acaba de solicitar para él, con justicia por lo mucho que ha hecho por los derechos de los individuos y por el reconocimiento de las víctimas, el Premio Nobel de la Paz.…  Seguir leyendo »

The harsh reality of war hit home again this week with two Royal Anglian soldiers killed in Helmand, only hours after one of their regimental comrades, Captain Martin Driver, died in hospital from horrific wounds he had sustained three weeks earlier.

At the same time, the Ministry of Defence was fighting an altogether different type of battle, but one whose outcome could have unwelcome implications for these soldiers’ surviving comrades. MoD lawyers were in the Supreme Court seeking to overturn a Court of Appeal ruling that imposes human rights legislation on British troops, even on the battlefield.

Last year’s ruling was the result of a six-year-long campaign by Catherine Smith to secure a more thorough inquest into the death of her son Jason and achieve better protection of soldiers’ rights.…  Seguir leyendo »

A Ignacio Gordillo, bienvenido al gremio

Según datos del Consejo General de la Abogacía -censo del 12/02/09-, en España, distribuidos en 83 colegios, hay 159.295 abogados, de los cuales 120.691 son ejercientes. Según otras fuentes, también dignas de crédito, en nuestro país la tasa de abogados por cada 1.000 habitantes es de 2,63, una de las más altas de Europa, sólo superada por Liechtenstein (3,55), Grecia (3,24), Italia (3,06) y Luxemburgo (2,75). En Francia el porcentaje es de 0,73; en Portugal, de 1,19, y en Alemania, de 1,68. A mí, estas cifras, aparte de recordarme al personaje de Baroja que en El Tablado de Arlequín dice a su hijo «como no vales para nada útil, hazte abogado», me plantean la duda de quién, de tantos, es de verdad abogado.…  Seguir leyendo »

El pasado 7 de agosto fallecía en Santiago de Chile a consecuencia de un cáncer hepático, a los 72 años, Juan Bustos Ramírez, penalista y político chileno, que desde hacía unos meses ocupaba la Presidencia de la Cámara de Diputados de su país. El Gobierno de Chile decretó tres días de luto nacional y los funerales de Estado en su memoria, presididos por la jefa del Estado, Michelle Bachelet («Chile está de duelo. Juan Bustos fue un gran demócrata defensor de los derechos humanos, un gran político y un gran amigo»), se oficiaron el 12 de agosto en la catedral de Santiago.…  Seguir leyendo »

Por Luis Martí Mingarro, Decano del Colegio de Abogados de Madrid de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación (ABC, 07/12/07):

Hace ya 15 años que fui elegido por primera vez Decano de los Abogados de Madrid. Por tres mandatos consecutivos he sido enaltecido por la confianza de mis compañeros y, al no presentarme ahora a la reelección, es tal vez el momento de las despedidas y de los reconocimientos. Y quiero personificarlos todos en la figura del Rey. Cuando los españoles afrontábamos la perplejidad y la bruma del cambio de régimen, el Rey tomó en sus manos un Estado cuya estructura y fundamentos se extinguían inexorablemente con la vida de quien lo había fundado.…  Seguir leyendo »

Por Luis Martí Mingarro, Decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid y académico de la Real de Jurisprudencia y Legislación (ABC, 02/05/07):

A los abogados de Madrid nos han dado una medalla. Medalla de oro. Cuantos nos precedieron en el ejercicio de esta profesión agrupados en este Colegio -más de 400 años de democracia corporativa- se han ganado ese premio en el curso de una permanente lucha por el Derecho mantenida por muchos pero significativamente protagonizada por los abogados, bajo toda circunstancia y frecuentemente en el desamparo de tantas inclemencias como ha presenciado el devenir histórico.
Abogados «medalla de oro», reconocimiento público que hay que agradecer a quien lo ha otorgado en nombre de todos los madrileños, al Gobierno de la Comunidad de Madrid.…  Seguir leyendo »

Por José Ramón Juániz Maya, abogado (EL PAÍS, 05/07/06):

"Si cada preocupación es una arruga, quítate arrugas. Consulta a tu Abogado". Así lo proclama nuestro Consejo General de la Abogacía Española, en su reciente campaña de comunicación destinada a recordar a las personas mayores sus derechos. Sin embargo, nuestros gestores parecen desconocer que hoy, es la propia cara de la Abogacía Española la que está, más que nunca, llena de arrugas; precisamente por la preocupación que nos produce la inquietud ante un presente, ya para muchos, y ante un futuro lleno de sombras, en lo referente a nuestra protección social y la de nuestras familias.…  Seguir leyendo »