Buscador avanzado

Kerstin Ade stands next to her camper during a semiannual trip for former East Germany residents in Leipzig, Germany. (Kerstin Sopke/AP)

Soup and sausages might not seem like the usual stuff of public controversy. In Germany, however, even such humble household staples can trigger deep-seated national anxieties. In the east of the country, several big supermarket chains have revived food products that hark back to the region’s socialist past during the Cold War. Now, they stand accused of “trivializing the injustice of communist dictatorship”.

The controversial items back on east German shelves include dishes such as solyanka. This thick, meat-based soup has its origins in Russia and Ukraine but became popular across the Eastern Bloc during the Cold War. In socialist East Germany, it was a regular item on restaurant menus and in school canteens.…  Seguir leyendo »

Nuevos criterios de Nutri-Score: cambiar para que todo siga igual

“Si queremos que todo siga como está, es preciso que todo cambie”, le dice Tancredi a su tío, Fabrizio Corbera, príncipe de Salina, en la inmortal novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, El Gatopardo.

A estas alturas, muchos consumidores ya saben qué es Nutri-Score y lo han visto en la parte frontal de muchos productos alimenticios. Aunque en principio parecía una magnífica idea, la realidad es que ha recibido críticas de gran parte de los sectores afectados: industria alimentaria, dietistas-nutricionistas y científicos, entre otros.

Una lluvia de críticas

Los motivos del rechazo son variopintos. Entre ellos, la pésima calificación que otorga al aceite de oliva y que ignora los alimentos ultraprocesados.…  Seguir leyendo »

A man holds wheat grains in a grain storage facility on a farm near Izmail, in Ukraine's Odesa region, on June 14. Oleksandr Gimanov/AFP via Getty Images

The Russian military strategy of cutting Ukraine off from its access to the sea in order to decapitate its economy is now set to cause a worldwide famine. The export of Ukrainian grain provides food security for more than 300 million people around the world. Now, millions of tons of grain are sitting in Ukrainian grain elevators or the cargo holds of dozens of foreign shipping vessels stuck in Ukrainian ports. The embargo on the export of Ukrainian grain by the Russian Black Sea Fleet represents a serious food security threat. It is imperative that the world act.

My hometown of Odesa—a multiethnic, multicultural hub of regional trade—is Ukraine’s main port, including two satellite port cities within 30 miles of the city proper.…  Seguir leyendo »

Egyptian workers fill sacks with wheat during harvest in Saqiyat al-Manqadi, Egypt, on May 1, 2019. MOHAMED EL-SHAHED/AFP via Getty Images

This year, Egypt is ground zero for two of the world’s biggest crises—food and climate. Egypt is the world’s largest importer of wheat, including from Ukraine. Russian aggression there has worsened the already rising risk of humanitarian catastrophes. Grain prices are now around 17 percent higher than during the Arab Spring in 2011, when food inflation and street protests in Egypt toppled the 30-year dictatorship of Hosni Mubarak.

A recent United Nations report estimates that up to 49 million people are now at risk of falling into famine or famine-like conditions globally, an all-time high. Climate change has exacerbated the present crisis—worsening drought in parts of Africa and the Middle East, and making the kind of heat waves that have killed dozens of people and reduced harvests in India 30 times as likely.…  Seguir leyendo »

Yemenis receive food aid at a camp in the western province of Hodeida, 29 March 2022. The disruption of export flows resulting from Russia's invasion of Ukraine and international sanctions has raised fears of a global food crisis, particularly in Yemen, where famine is also being used as a weapon in the war that has been raging in the country since 2014. © Khaled Ziad / AFP

A hideous contradiction is playing out in war-torn Ukraine. Thousands of Ukrainians are starving in cities besieged by Russian forces. Meanwhile, the country’s grain stores are bursting with food, and the government is begging for international assistance to export Ukrainian grain to world markets.

At the end of 2021, almost 200 million people globally were suffering acute food insecurity. The number climbed after Russia’s invasion and blockade of Ukraine, a key exporter of grains and oil seeds, which disrupted world food markets. This is pushing up food prices and straining aid budgets.

Russia isn’t the only belligerent to weaponize hunger. Most people at risk of famine today live in places afflicted by war.…  Seguir leyendo »

At the beginning of my career, I visited a Sudanese refugee camp in Uganda and saw a two-year-old girl die before my eyes. The technical term for what this girl experienced, when you are too thin and malnourished for your size, is childhood wasting. And it was, indeed, a waste. A young life—with all its potential—gone forever. There was enough food in the world to go around. There was no reason for her to die.

That image has stayed with me for decades, and I have devoted much of my career to trying to identify and combat the root causes of conflict, famine, and human suffering.…  Seguir leyendo »

A wheat farmer in the Donetsk region, Ukraine, 21 June 2022. Photograph: Efrem Lukatsky/AP

So here we are. The pound has slumped and Britain has the lowest growth and highest inflation in the G7. Manufacturing output has stalled and the financial markets are advising that sterling should be treated as an “emerging market” currency. The prime minister has broken the law and the government will reportedly soon publish a bill that could break international law in our name. You can only imagine the enormous respect and influence that Boris Johnson will carry into the room when G7 leaders meet in Germany. If they don’t burst out laughing at the sight of our threadbare prime minister it will only be because of decent diplomatic manners.…  Seguir leyendo »

Una catástrofe alimentaria en camino

La llamaban crisis incluso antes de que comenzara la guerra: más de 800 millones de personas vivían en estado de hambre crónica. Pero, como ya habrán escuchado, la invasión rusa de Ucrania —dos países que, según se calcula, producen suficiente alimento para 400 millones de personas y representan hasta el 12 por ciento de todas las calorías comercializadas a nivel mundial— dificultó aún más las cosas y agravó el hambre.

The New York Times cubrió por primera vez el efecto de la guerra en el hambre mundial a principios de marzo, apenas una semana después de que comenzara el conflicto; en mayo, el secretario general de la ONU advertía sobre “el fantasma de una escasez mundial de alimentos” y The Economist dedicó su portada a “la catástrofe alimentaria que se avecina”.…  Seguir leyendo »

Planting the fields around Dnipro, Ukraine where many of the workers are women, as most men have signed up for the military. Carolyn Cole / Los Angeles Times via Getty Images.

The blockade of Ukraine’s ports is choking critical supplies of crops to the world and risks tipping vulnerable populations in developing countries closer to famine. Before the invasion, Ukraine and Russia were together supplying 100 per cent of Somalia’s wheat imports, 80 per cent of Egypt’s and 75 per cent of Sudan’s.

Global food prices have reached all-time highs since Russia’s invasion and households in countries across the world are suffering the consequences. Humanitarian agencies are struggling not only to reach those suffering from an acute lack of basic supplies in Ukraine itself, but to maintain their operations in other parts of the world as food and energy prices skyrocket.…  Seguir leyendo »

La polvareda levantada por la torpe campaña promovida por Burger King esta última Semana Santa quizás nos haya impedido advertir lo que está ocurriendo con el intento de sustitución de la carne natural por sucedáneos artificiales y las implicaciones que ello tiene.

La industria animalista, convenientemente engrasada por unos lobbies poderosísimos económicamente, lleva años tratando de convencer a la sociedad de que el uso de animales por el hombre es éticamente reprobable, propio de una sociedad atrasada y salvaje que debe superarse por una nueva sociedad mejor, en la que el ser humano y los animales compartan el mismo estatus en tanto que seres sintientes.…  Seguir leyendo »

La invasión rusa a Ucrania podría significar menos comida en Egipto, Líbano, Yemen y otros lugares del mundo árabe, donde millones de personas ya luchan por sobrevivir. Un vendedor espera a los clientes en un mercado de la capital yemení, Sanaa, el 28 de febrero. Mohammed Huwais/AFP vía Getty Images

Es difícil ver a los refugiados ucranianos llegar a Polonia por coche y a pie y no recordar la Segunda Guerra Mundial, cuando la región fue devastada por combates, la hambruna se extendió y millones de ucranianos murieron de hambre.

No estamos cerca de ese momento. Pero, esta vez, las dificultades alimentarias no serán una crisis aislada. Lo que sucede en Ucrania se ya está extendiendo y amenaza la disponibilidad de alimentos en las naciones menos prósperas que han llegado a depender de las exportaciones de granos y otros productos alimenticios de Ucrania y Rusia.

La región del mar Negro es actualmente un centro vital de la producción y el comercio agrícola global, y Ucrania es uno de los graneros del mundo.…  Seguir leyendo »

Russia’s invasion of Ukraine could mean less bread on the table in Egypt, Lebanon, Yemen and elsewhere in the Arab world where millions already struggle to survive. A vendor waits for at a market in the Yemeni capital Sanaa, on Feb. 28. Mohammed Huwais/AFP via Getty Images

As we watch Ukrainian refugees arrive by car and foot in Poland, it’s hard not to recall World War II, when the region was ravaged by fighting, famine spread and millions of Ukrainians died of starvation.

We’re nowhere near that point; this time, however, food disruptions won’t remain an insular crisis. What is happening in Ukraine now already is radiating outward and threatening food availability in less prosperous nations that have come to depend on exports of grains and other food products from Ukraine and Russia.

The Black Sea region today is a vital hub of global agricultural production and trade, and Ukraine is one of the world’s breadbaskets.…  Seguir leyendo »

La semana pasada se trasplantó el corazón de un cerdo a un hombre. David Benett, de 57 años, fue el receptor del músculo que cuando escribo estas líneas, más de una semana después, no ha dejado de latir en su pecho. La comunidad médica es optimista, pues podría ser la oportunidad definitiva para pacientes que esperan órganos que no llegan. La cuestión es que el mundo no ha cambiado solo para estos enfermos, sino para todos los demás.

Mientras escribo esto tengo la pezuña vigilante de un jamón justo a mi espalda, detrás de la mesa de la cocina donde tecleo, como si estuviera a punto de posarse en mi hombro una mano amiga.…  Seguir leyendo »

Vacas en una calle de la India.

La imagen estereotípica del vegetariano en todo el mundo es la de un pacifista cuyo corazón se desgarra cuando piensa en las gallinas enjauladas. Sin embargo, en la India está aumentando el número de vegetarianos justicieros que atacan e incluso asesinan a los sospechosos de sacrificar vacas o consumir su carne.

Crecí en una familia hindú en la India de los años ochenta, con una vida culinaria enmarcada por los signos de interrogación que puntúan todas las dietas indias: ¿vegetariana o no vegetariana?

La respuesta a esta pregunta clasificaba a una persona con arreglo a varios ejes: casta, conservadurismo y religión.…  Seguir leyendo »

Cuando el comunismo se mezcla con la comida, los estómagos tiemblan y gruñen. Hay una memoria histórica de cartillas de racionamiento, de infinitas colas ante ultramarinos vacíos y, cómo no, de las grandes hambrunas de Stalin y Mao.

Por mucho que se empeñen los nostálgicos marxistas, el comunismo nunca aparece en el imaginario universal relacionado con el buen comer, ni con el comer siquiera. Y el fantasma rojo todavía pulula, ahora con renovado brío.

Así, aquella fotografía del ministro Alberto Garzón cocinando en su casa con camiseta de la RDA ya debió ponernos en guardia.

En efecto, el político comunista ha patrocinado un librito de recetas con motivaciones, digamos, alimenticias.…  Seguir leyendo »

La financiación de un sistema alimentario mundial sostenible

El sistema alimentario mundial es insostenible. Si bien tiene un valor anual aproximado de 8 millones de millones de dólares, su impacto negativo se valora en aproximadamente 12 millones de millones de dólares. Y, esta no es la única contradicción de este sistema. En todo el mundo, los sistemas alimentarios se ven afectados por el cambio climático (debido a las perturbaciones climáticas y al aumento de las temperaturas) y contribuyen significativamente al mismo (a través de las emisiones de gases de efecto invernadero y la destrucción de la biodiversidad). Los millones de puestos de trabajo que proporciona el sistema alimentario mundial suelen ser de baja calidad y mal pagados.…  Seguir leyendo »

Nuevas normas mundiales para un futuro alimentario más justo

Este año, los gobiernos tienen la oportunidad de garantizar que las mejoras en las normas internacionales nos ayuden a encarrilarnos y retomar el camino hacia un sistema de comercio agrícola más justo y sostenible, así como a superar los recientes reveses a nuestros esfuerzos por combatir el hambre y la desnutrición. La Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios a celebrarse en septiembre, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima (COP26) que se llevará a cabo en noviembre, y la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio que comenzará a finales de ese mismo mes brindan a los responsables de la formulación de políticas amplias oportunidades para cumplir con sus cometidos.…  Seguir leyendo »

No se buscan carnívoros

“Si el sonido de la carne de vacuno chisporroteando en la parrilla hace que te salten las lágrimas, tú eres un auténtico carnívoro”. Esa es la primera línea de un anuncio de televisión producido por una campaña publicitaria europea llamada “Proud of European Beef”. ¿Es este anuncio sólo una dosis más de necedades publicitarias? No, debido a que es la Unión Europea la que está pagando el 80% del costo de dicha publicidad.

El informe de 2013 de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación titulado Enfrentando el cambio climático a través de la ganadería afirma que la carne de vacuno contribuye con el 41% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de todo el sector ganadero, y también tiene la mayor intensidad de emisiones, es decir, las emisiones de GEI más altas por unidad de proteína, en comparación a todos los otros productos animales.…  Seguir leyendo »

Cómo fomentar sistemas alimentarios sustentables

Los 17 miembros del Foro de las Principales Economías sobre Energía y Clima generan alrededor del 80% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero (GEI). Eso significa que tienen el poder de poner freno a la emergencia climática. Los líderes políticos de los países más ricos del mundo que se reúnen para una cumbre climática organizada por Estados Unidos el Día de la Tierra (22 de abril) deben aprovechar la ocasión para reconocer su responsabilidad compartida con el planeta y con todos lo que habitan en él.

Los países más afectados por el cambio climático son los menos responsables por el problema.…  Seguir leyendo »

El gran desafío climático no es el acero: son los alimentos

Es común que el debate sobre política climática gire en torno de los costos de descarbonizar la economía (sobre todo en sectores industriales como la producción de acero y cemento). Pero en general, esos costos son asombrosamente bajos, y el mayor problema no está en los productos industriales, sino en los alimentos.

Por ejemplo, el último informe de la Comisión sobre Cambio Climático del Reino Unido indica que para neutralizar en 2050 la emisión neta de gases de efecto invernadero del RU apenas habría que reducir el PIB británico un 0,5%. Y el informe «Making Mission Possible» de la Energy Transitions Commission calcula que esa misma meta, trasladada al total de emisiones de los sistemas energéticos, edilicios, industriales y de transporte del mundo, también supone reducir el PIB mundial un 0,5%.…  Seguir leyendo »