Buscador avanzado

La crisis climática también es una crisis sanitaria

El último informe de Lancet Countdown, dedicado a las consecuencias para la salud del cambio climático, destaca que debemos prepararnos para las calamidades que se avecinan. Incluso mientras la COVID-19 sigue difundiéndose, un estudio reciente sugiere que la probabilidad de otra pandemia aumenta el 2 % cada año. En las próximas décadas, la interrelación entre la crisis climática y la salud pública podría crear la tormenta perfecta de devastación y perturbaciones en el mundo.

La buena noticia es que si actuamos de inmediato para transformar los sistemas sanitarios, podemos evitar otra catástrofe similar a la COVID. Como ocurre con la pandemia actual, los obstáculos para mitigar el cambio climático no son solo científicos o tecnológicos, también están enraizados en la geopolítica y las fuerzas del mercado.…  Seguir leyendo »

No estamos para expiar tus pecados climáticos

En mi comunidad, en el sur de Costa Rica, la ceiba es un árbol sagrado. Se eleva por encima de todos los demás árboles en nuestros bosques, con un dosel que puede crecer hasta 70 metros.

Mi pueblo, el bribri, siempre ha mirado nuestras ceibas con asombro y respeto. Las naciones ricas ahora las miran y ven una oportunidad de expiar sus pecados climáticos. Después de décadas y décadas de usar combustibles fósiles, ahora pueden comprar en los mercados de bonos o créditos de carbono, pagando a comunidades como la mía para mantener los bosques tropicales seguros. Usamos el dinero para, por ejemplo, contratar guardabosques que puedan patrullar los límites de nuestras tierras y proteger contra operaciones ilegales de tala, minería y agricultura, evitando así la deforestación que es una fuente importante de emisiones que contribuyen al calentamiento global.…  Seguir leyendo »

¡El pulmón, les digo!

La cumbre del clima que acaba de concluir en Sharm el-Sheikh, Egipto, (denominada COP27), ha reunido a unas 60.000 personas. Una cumbre que me ha hecho pensar irremediablemente en la famosa comedia de Moliere 'El enfermo imaginario'. En ella el autor denuncia a los charlatanes y la charlatanería, la falsa ciencia que entonces, en 1673, se expresaba solo en latín para engañar mejor a la gente. En la escena posiblemente más famosa y representada desde entonces en todo el mundo, una sirvienta llamada Toinette se disfraza de médico, con un traje negro y una barba postiza. Su objetivo es llamar la atención de Argan, su señor, que cree estar perpetuamente enfermo, manipulado por todos los médicos charlatanes de París.…  Seguir leyendo »

In the United States, as in France, cities such as Paris, New York and San Francisco are starting to file lawsuits against oil majors, asking them to limit their carbon emissions and pay for the health and environmental consequences. © Yamil Lage / AFP

On November 23, 1998, four big US tobacco companies signed the  Tobacco Master Settlement Agreement with the attorneys general of 46 states and six US territories. Big Tobacco agreed to pay the gigantic sum of $206 billion (2.3% of the country's GDP at the time) over 25 years to compensate for public health expenses incurred by these states due to smoking-related illnesses, and to finance large-scale campaigns warning about the dangers of tobacco. The agreement was signed after a series of legal actions by states demanding reimbursement from companies for their health expenses.

Faced with the immense humanitarian consequences of climate change -  hundreds of thousands of deaths and  millions of forced displacements every year - and the immense financial needs for adaptation in the most vulnerable countries, local and state governments are starting to sue fossil fuel companies, just like they did the tobacco companies 30 years ago.…  Seguir leyendo »

Corrija el trazado, Sra. ministra

En una reciente entrevista la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica dejaba claro: que en su opinión la situación geopolítica actual recomendaba acelerar la transición energética; entendía que las dificultades para la entrada masiva del coche eléctrico en el mercado obedecía a alto precio, deficiencias de infraestructuras y al sector de la distribución. Para ella no existe debate alguno sobre la energía nuclear y no hace valoración del impacto económico y social que la transición energética puede tener para Europa y España. Bien es cierto que menciona la existencia de diversas tecnologías que deben ayudar en el proceso de transición.…  Seguir leyendo »

El argumento para exigir la divulgación del riesgo climático

Por lo general se piensa en el cambio climático como un problema ambiental. Pero también plantea amenazas serias para las empresas, los inversores y el sistema financiero.

En Estados Unidos, la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) actualmente está considerando una propuesta que exigiría que ciertas compañías públicas divulgaran información relacionada con los riesgos que enfrentan como consecuencia del cambio climático. Lo preocupante es que la agencia está recibiendo cada vez más presión de políticos e intereses comerciales diversos que muchas veces citan la decisión reciente de la Corte Suprema en West Virginia vs. EPA como un argumento para desechar o atenuar la propuesta.…  Seguir leyendo »

The World Took a Bold, Toothless Step Forward on Climate Justice

The United Nations climate conference that concluded last weekend in Sharm el Sheikh, Egypt, did not appear, at the outset, poised to deliver a major breakthrough. Unlike last year’s meeting in Glasgow, this year’s was not designed to produce new emissions pledges, and so the countries that pollute the most weren’t under particular pressure to offer any new promises.

Beyond Secretary General António Guterres’s fiery opening remarks, there were few high-profile rhetorical performances at COP27 by world leaders like those last year by Boris Johnson and then-Prince Charles of England, who engaged in a sort of Olympics of climate hyperbole. Prime Minister Mia Mottley of Barbados brought to this year’s conference an exciting set of proposals to reshape the institutions of development and climate finance, at a time when the global community had been moved especially by the monsoon flooding in Pakistan to consider the injustices of warming and the need for “loss and damage” payments to vulnerable countries.…  Seguir leyendo »

El turismo del fin de los tiempos

El Parque Nacional y Reserva de la Bahía de los Glaciares de Alaska es una de esas joyas que suelen visitar más los turistas que los habitantes del estado. Cuando por fin fui allí el verano pasado, después de llevar 40 años viviendo en Alaska, lo hice como la mayoría de la gente: a bordo de un crucero, acompañado por algunos miles de turistas de todo el mundo.

Las cumbres elevadas a lo lejos, los fiordos tallados en hielo y las ballenas jorobadas, las orcas y los osos grizzly eran tan dignos de ver como me habían contado. Mientras los pasajeros se desparramaban en la cubierta de observación, deseando asomarse, una vistosa pirueta del barco ante una pared de hielo azul glaciar permitió contemplar la naturaleza romántica con toda su gloria atemporal.…  Seguir leyendo »

Hans Holbein y el cambio climático

De paso por la National Gallery de Londres, a finales de octubre pasado, me detuve un buen rato frente a Los embajadores, el cuadro de Hans Holbein el Joven, y lo hice con cierta melancolía inevitable y también con algo de desconsuelo. Seguramente ustedes recuerden la pintura: es el retrato de tamaño real de dos hombres que flanquean una mesa atiborrada de objetos, todos ellos cargados de simbolismo, todos hablándonos de cosas que no están dentro del marco. Uno de los hombres, el de nuestra izquierda, lleva ropas seculares (ropas de ciudadano, por así decirlo); el otro viste traje clerical, y esa oposición entre las autoridades laicas y las religiosas es una de las muchas formas de leer el cuadro.…  Seguir leyendo »

La desglobalización es una amenaza climática

Las deliberaciones de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27) de este año sugieren que, si bien los encargados de la formulación de políticas están conscientes de la urgencia que reviste la lucha contra el cambio climático, es poco probable que lleguen a un acuerdo colectivo global para abordarlo. Sin embargo, aún existe una manera en la que el mundo puede mejorar las posibilidades de llevar a cabo una acción más eficaz en el futuro: el mundo debe frenar la desglobalización. De lo contrario, las posibilidades de la acción climática se verán obstaculizadas por la contracción de los flujos comerciales y de las inversiones que cruzan fronteras y por el resultante aumento de bloques comerciales regionales que cada vez están más aislados.…  Seguir leyendo »

En la inauguración de la Conferencia sobre Cambio Climático (COP27) en Egipto, António Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, abrió con una frase que suena apocalíptica pero refleja fielmente la urgencia ambiental que encaramos y la indolencia con la que varios líderes de las potencias mundiales la están enfrentando: “Estamos en una autopista hacia el infierno climático con el pie en el acelerador”.

Basta con mirar con detenimiento los resultados finales de este encuentro para entender el sabor agridulce que han dejado en expertos y ciudadanos de todo el mundo. Aunque la creación de un fondo para pérdidas y daños que beneficie a los países en vías de desarrollo es un avance enorme, contrasta con las enormes dificultades para tomar acciones efectivas que permitan reducir las emisiones y el uso de los combustibles fósiles como el petróleo y el gas.…  Seguir leyendo »

A la memoria de Olof Palme

La cumbre climática de Sharm el Sheij ha finalizado. Se ha logrado un avance real en el concepto de “pérdidas y daños”, lo que sin duda va a contribuir a mejorar la deteriorada confianza de los países del sur global hacia los más desarrollados. Ahora bien, respecto a la ambición climática la cumbre ha sido decepcionante. El acuerdo surgido de la COP27 no está a la altura de la gravedad expresada por el último informe del IPCC, al que el propio secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha calificado de “alerta roja para la humanidad”.…  Seguir leyendo »

An activist outside the COP27 U.N. Climate Summit in Sharm el-Sheikh, Egypt, on Friday calls for reparations to poorer nations for losses and damages because of climate change. (Peter Dejong/AP)

The announcement that climate negotiators at COP27 have agreed to establish a global fund to compensate poorer nations for damage wrought by climate change was hailed as a major accomplishment by climate activists. It might instead prove a major boost to anti-green populist parties worldwide.

The rationale for a “loss and damage” fund is straightforward. Developed nations caused planetary warming by emitting greenhouse gasses into the atmosphere for more than a century. Those emissions, aided by the continuing rise in global carbon emissions, are causing sea level rise and worsening floods and intensifying other natural disasters in countries that do not have the resources to repair the damage.…  Seguir leyendo »

Walking under an array of potted succulent plants in the Green Zone of the UNFCCC COP27 climate conference in Sharm El Sheikh, Egypt. Photo by Sean Gallup/Getty Images

Loss and Damage fund is a historic moment

Anna Aberg

COP27 will go down in history as the UN climate change conference where the Loss and Damage fund was agreed. After decades of pushing, this is a momentous victory for climate-vulnerable developing countries.

The shift in the conversation – and in the positions of developed countries – since COP26 is remarkable. It is critical parties continue to build on the positive momentum created in Sharm as challenging discussions on how the new loss and damage fund will work – and who will contribute to it financially – ensue.

Tim Benton

Overall COP27 was a hectic, sometimes chaotic, event that advanced some matters but left others trailing behind where they need to be to drive ambition towards the sort of climate action required to keep alive the possibility of restricting climate change within the envelope of the Paris agreement.…  Seguir leyendo »

Noticia de anoche, no tuvo lugar la clausura -prevista para ayer- de la COP27 (27ª edición de la Conferencia anual de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático). Por carecer de contenido sustantivo la declaración final. Frente al frenesí comunicacional suscitado por la anterior celebrada en Glasgow (Equipaje de mano le dedicó cuatro fines de semana -23 y 30 de octubre, 6 y 13 de noviembre-), este año, el encuentro ha pasado desapercibido para los medios.

Así, salvo sobresalto de ultimísima hora, la reunión se salda sin pena ni gloria. Queda la barahúnda (la participación superó las 35.000 personas y 1.700 ONGs; hubo 290 eventos), con el anuncio del anfitrión de ofrecer prorrogar la logística hasta mañana (aunque se pretende concluir hoy).…  Seguir leyendo »

Les agressions militantes perpétrées contre des œuvres d’art ont provoqué l’indignation qu’elles escomptaient. Nous savons désormais qu’il faut doublement se méfier d’un activiste écologiste quand il dit qu’il s’y colle : les extrémistes n’ont pas le sens du second degré…

Mais laissons là la bêtise du geste pour comprendre l’aberration de la pensée qui le sous-tend et le danger que celle-ci représente dans un monde où les défis environnementaux occupent justement le devant de la scène.

Pourquoi l’art, qui n’est a priori le symbole de rien dans la lutte contre la décarbonation et la préservation de la biodiversité, est-il devenu la cible récurrente d’écologistes radicalisés ?…  Seguir leyendo »

Tourists walk across a flooded St. Mark’s Square in Venice, Italy, on Sept. 27. ANDREA PATTARO/AFP via Getty Images

The spotlight at this year’s United Nations climate change conference (or COP27) has focused on “loss and damage”—a euphemism for climate reparations—which is on the official agenda for the first time. Climate-vulnerable developing countries seek compensation from the countries that have done the most to warm the planet. There is no chance of reparations commensurate with the true cost to developing countries, which studies estimate at hundreds of billions of dollars per year. What rich countries have committed to loss and damage has mostly come from Europe: about $250 million from Austria, Belgium, Denmark, Germany, and Scotland.

Europe’s contributions to loss and damage—and toward climate adaptation in the developing world—are commendable, but it must also remain focused on its own vulnerability to direct climate impacts.…  Seguir leyendo »

¿Quién paga por el cambio climático?

Si hay un tema que se ha tomado la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27) de este año, es el dinero. Los delegados, los activistas por el clima y el número de asistentes del sector privado, que ha aumentado crecientemente, debaten quién debería pagar la cuenta, y cómo.

Ya era hora de que la atención se centre en esto. Si bien, en último término, las conversaciones climáticas anuales giran en torno a reducir la polución de los gases de efecto invernadero, se requiere una financiación enorme para hacer la transición hacia una economía de cero emisiones y adaptarse a un mundo con temperaturas y niveles marinos promedio en aumento, condiciones atmosféricas extremas cada vez más frecuentes y graves, y todos los otros costosos efectos de utilizar combustibles fósiles.…  Seguir leyendo »

The death and destruction that result from the climate crisis disproportionally affect the world’s poorest countries and people. Yet they have contributed the least to global greenhouse gas emissions. Climate change is already happening faster than many communities around the world can adapt to its effects, according to the Intergovernmental Panel on Climate Change. That is with a mere 1.1°C of global warming—and we’re heading for 2.8°C.

Developing countries are therefore aiming to put climate-related “loss and damage” at the centre of the UN climate negotiations taking place in Egypt; and to demand support to cope with it. For example, Pakistan suffered devastating floods this year, with economic losses estimated at up to $40bn.…  Seguir leyendo »

Windmills, Palm Springs, California, November 2019. Lucy Nicholson / Reuters

With the next United Nations climate change conference underway in Sharm el-Sheikh, Egypt, the United States can participate with renewed credibility. In August, U.S. President Joe Biden signed into law the United States’ largest ever investment in tackling the climate crisis. The Inflation Reduction Act mobilizes $374 billion to accelerate the deployment and lower the cost of clean energy technologies necessary to replace fossil fuels.

U.S. domestic action alone, however, will not stave off the worst effects of climate change, which include rising sea levels, heat waves, wildfires, and droughts. Developed countries are responsible for the bulk of historic greenhouse gas emissions.…  Seguir leyendo »