Buscador avanzado

Luis Eduardo Ramírez Icardi, exmarido de Mónica Oltra, fue condenado por abusar sexualmente de una niña de catorce años tutelada en un centro de menores de Valencia en el que trabajaba como educador. Hoy, Mónica Oltra está siendo investigada en un proceso judicial contra la Consejería de la que ella era responsable por presunto encubrimiento de los abusos sexuales, omisión del deber de custodia y protección y obstrucción a la investigación.

Oltra se resistió a dimitir. En un ejercicio superlativo de falta de respeto a los españoles y a nuestras instituciones, al día siguiente de que fuésemos conocedores de la imputación apareció festiva y risueña, bailando como si lo fueran a prohibir, en una suerte de homenaje que su partido Compromís le hizo para mostrarle apoyo público.…  Seguir leyendo »

Algunas reacciones al resultado del juicio de Johnny Depp y Amber Heard dan la clave de la radicalización en algunos sectores del feminismo. Al saberse que el veredicto favoreció a Depp, y que el jurado consideró que Heard mintió sobre los abusos que había denunciado en un artículo en el Washington Post, se ha activado un mecanismo de solidaridad automática que busca minimizar los daños.

Estas actitudes militantes se resumen en dos posturas, según he podido apreciar en artículos y opiniones en redes sociales: seguir creyendo en la versión de Amber Heard a pesar de que no hay evidencias, o desestimar la importancia del juicio queriendo reducirlo a las peleas domésticas de dos millonarios de Hollywood.…  Seguir leyendo »

La presencia de mujeres es todavía escasa en las posiciones de poder más expuestas al escrutinio de la ciudadanía, tales como la presidencia de partidos políticos, gobiernos autonómicos o la candidatura en elecciones generales. Sin embargo, en las próximas elecciones autonómicas la mitad de las aspirantes de los partidos con opciones a tener representación en el Parlamento andaluz son mujeres. De entre ellas, voy a hablar de la candidata Macarena Olona, quien, siguiendo la estela de figuras como Marine Le Pen en Francia o Giorgia Meloni en Italia, hace campaña agitando la bandera de su liderazgo femenino.

Es sabido que en Europa las mujeres tienden a votar en menor medida que los hombres a los partidos de extrema derecha.…  Seguir leyendo »

A comienzos de este mes, mi hermana mayor se graduó de la facultad de leyes. Al completar su educación a los 44 años, es una inspiración no sólo para sus hijos pequeños, que la vieron recibir su diploma, sino también para mí, como ministro de Educación de Sierra Leona. Demasiadas mujeres y niñas han quedado marginadas del sistema educativo. Cada una de ellas –no importa ni su edad ni su contexto- merece la oportunidad de aprender.

En este frente, hay buenas noticias. Una publicación reciente del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo, cuya junta de asesores presido, determinó que, a nivel global, se ha alcanzado una paridad de género en el acceso a la educación.…  Seguir leyendo »

Afghan news presenter Lima Spesaly, her face covered by a veil after a Taliban edict, takes a break during a live broadcast at the TV channel station in Kabul on May 28. Wakil Kohsar/AFP via Getty Images

Since seizing power in Afghanistan in the wake of the disastrous U.S. withdrawal in August 2021, the Taliban have repeatedly reneged on promises to restore education for Afghan girls over sixth grade, reinstated requirements that women have a male escort when they leave their homes for any reason, segregated women from public accommodations, placed restrictions on women’s workforce participation, and severely censored media representation of women.

Most recently, the Taliban have reinstated wearing the burqa, using collective punishment to enforce this mandate. At the same time, they have accelerated reprisal killings, refused to allow Afghans to leave the country, and deepened the ongoing humanitarian disaster through their incompetent and regressive rule.…  Seguir leyendo »

Por no comentar, por saturación de desolación, la sintomática noticia de que el inefable Presidente del Gobierno hiciese suyo el vocabulario ofensivo de los delincuentes secesionistas al llamar “piolines” al envío de nuestras fuerzas de seguridad democráticas a ejecutar una sentencia judicial para contrarrestar un simili golpe de Estado, hemos escarbado en la semana pasada para hallar un acontecimiento políticamente relevante para nuestra democracia y que pasara desapercibido. Y nos ha llamado la atención la actitud de un colectivo de jueces llamado “Asociación de Mujeres Juezas de España”. Según el vídeo visto, un gran número de asociadas, pero muchas, todas las presentes de una nutrida asamblea, puestas en pie, ovacionaban larga y densamente a una persona, mujer también, Doña María Salmerón, a la que la Justicia había condenado por reiteración de incumplimientos y desobediencias en cuanto al régimen de visitas de sus hijos y el derecho del padre a ver a sus hijos.…  Seguir leyendo »

An Afghan burqa-clad woman walks with a child in Kabul on April 28. (Wakil Kohsar/AFP/Getty Images)

Have you seen the faces of the women of Kabul? Have you seen them, these women who are my Afghan sisters, carrying signs through the streets, their voices raised for justice, their bodies vulnerable and unafraid?

See them. Look now. Look before the blue tide rises, and they disappear below.

The Taliban decreed May 7 that Afghan women must cover themselves from head to toe in public. The blue burqa is the Taliban’s garment of choice; ideal, however, would be for women to never leave the house unless absolutely necessary.

In the Taliban’s Afghanistan, women’s bodies, opportunities and futures are to be utterly controlled by men, and in the Taliban’s Afghanistan, this control must begin at home.…  Seguir leyendo »

Defiendo que el discurso de lo imposible es propio de los países ricos. Lo mismo puedo decir respecto al discurso de lo innecesario. Quizá me falte añadir que cuando a ese discurso imposible e innecesario se suma lo ridículo, es probable que se haya convertido en un mantra de las autoridades de cualquier signo en esos países sin necesidades aparentes. Y si a lo ridículo se añade la idiocia (cada vez recurro más veces a la voz de este trastorno mental para describir el contagio de la estupidez, que se disemina a mayor velocidad que el coronavirus en sus peores fechas) y la maldad, es seguro que más que un discurso será una imposición a los ciudadanos del viejo Occidente, que ha pasado de abanderar la civilización más perfecta a firmar el manual «Destrúyase a usted mismo en sencillos pasos».…  Seguir leyendo »

Desde el año 1911, las sociedades de todo el mundo han dedicado días, meses e incluso décadas (esto en el caso de África) a la celebración de los logros de las mujeres y a la promoción de soluciones para superar desafíos nuevos y persistentes. Pero en los últimos dos años, la pandemia de COVID-19 ha expandido la difícil situación en la que se encuentran las mujeres a proporciones desmesuradas, poniendo claramente de manifiesto la urgencia del tema del Día Internacional de la Mujer de este año: “Romper con los prejuicios”.

La obligación de cumplir con este deber recae en nosotras, las mujeres del mundo.…  Seguir leyendo »

Women wearing headscarves walk along the shore of the Bosporus in Istanbul in 2016. (Ozan Kose/AFP/Getty Images)

Over coffee, Busra Cebeci, a 28-year-old journalist with honey-colored hair, tells me about her escape from small-town conservatism to a liberated life as an urban intellectual in Turkey. A key part of her journey involved “uncovering” — taking off the headscarf that has long been a symbol of piety associated with the ruling Islamists.

Cebeci is not alone. Her moving book — co-written with Nevsin Mengu, one of Turkey’s leading journalists — features interviews with young women from Turkey and Iran who have defied community and family pressures to leap forward into new lives.

In 2019, Turkish women who threw off the headscarf — called “basortusu” in Turkish and “hijab” in Arabic — participated in the #10YearChallenge on Twitter, sharing photos of their liberated selves.…  Seguir leyendo »

El apoyo de las mujeres a los partidos políticos de extrema derecha siempre ha sido escaso. Si sólo votaran los hombres, como antaño, tendríamos parlamentos y gobiernos mucho más escorados hacia esa opción política. Bajo el liderazgo del fundador del Frente Nacional (FN) francés, Jean-Marie Le Pen, sexo y nivel educativo eran los dos mejores predictores del perfil de sus votantes, pero su hija y sucesora, Marine Le Pen, ha revertido la brecha de género en sus bases. Este domingo puede convertirse en la primera mujer presidenta de la República francesa y hacerlo, además, en nombre de las mujeres, enarbolando la igualdad de género como una conquista de Occidente ahora amenazada a la que su política antinmigración salvará del peligro.…  Seguir leyendo »

Afghan teachers protest against the Taliban’s closure of classes to older girls. Photograph: EPA

I am a woman living in Kabul and I am a teacher. Until eight months ago, I was one of the staff at The City of Knowledge (COK), an educational centre that helped women go to university and pursue the careers of their choice. Through my work, I witnessed the ambition and hope of many women in my country. Since the Taliban came back, our life has drastically changed. We are like moving bodies without souls. Our dreams, and the knowledge we could have had, are shattered.

I always believed history was a progression, but I have seen in the past few month’s my country’s rapid regression to the middle ages.…  Seguir leyendo »

La educación de las niñas afganas ha sufrido un duro golpe. De nuevo, las mujeres vuelven a ver desaparecer sus derechos más básicos como es el de la educación. BBC ha publicado en días pasados un estremecedor vídeo en el que aparece una niña afgana que llora porque no le permiten asistir a la escuela por el hecho de haber nacido mujer. En pleno siglo XXI se sigue tolerando que se borren los derechos de las mujeres en pro de un malentendido relativismo moral en el que cada vez importa menos la situación de las mujeres y sus derechos.

El derecho al conocimiento debería ser inalienable pero lejos de eso cada vez se encuentra más en peligro en el caso de las mujeres.…  Seguir leyendo »

No estáis solas

Cuando se habla de igualdad y de violencia de género, tendemos mecánicamente a ofrecer visiones catastrofistas de la realidad, como si fuera nuestra obligación ser negativos para dotar de credibilidad a nuestro mensaje. Cierto es que, mientras siga habiendo mujeres que mueran a manos de sus parejas o exparejas, tenemos un problema social que hay que combatir, pero soy de la opinión de que solo analizando bien las causas podremos poner el foco en áreas de mejora. Los análisis con brocha gorda no suelen dar buenos resultados.

Hace un año, la presidenta del grupo de expertos sobre lucha contra la violencia hacia las mujeres y la violencia doméstica (Grevio) del Consejo de Europa, Marceline Naudi, realizó unas declaraciones en las que manifestaba que España “es pionera en desarrollar un marco legal contra la violencia de género”.…  Seguir leyendo »

Decía Jules Michelet que se sentía un hombre completo porque tenía los dos sexos del espíritu. Era ello muy cierto en aquel gigante del siglo de la historia, el siglo XIX, como nos demostró con la inclusión de la mujer, de las mujeres, en su historiografía épica, romántica y novelada de la Revolución Francesa. Michelet defendía que el historiador tiene una misión y que su deber es ser el administrador del patrimonio de los difuntos, el guardián de la memoria, aquel que brindará a los olvidados, al pueblo, a la mujer, la voz que se le negó y la asistencia que nosotros mismos necesitaremos algún día en un futuro próximo.…  Seguir leyendo »

A girl walks back from school through an alleyway near her home in Kabul on Oct. 20, 2021. (Zohra Bensemra/REUTERS)

Just hours after reopening girls’ high schools in Afghanistan for the first time in nearly seven months, the Taliban ordered them shut, sparking plenty of heartbreak and outrage, but no substantive policy or political repercussions. That must change.

At a United Nations pledging conference for Afghanistan on Thursday, leaders lined up to reiterate their condemnations, but fell well short of establishing a red line: a date by which the Taliban must reopen girls’ middle and high schools and ensure every Afghan girl can receive the education she deserves.

These must be preconditions for the international community’s continued engagement with the Taliban — and they cannot be allowed to use girls’ education as a bargaining chip.…  Seguir leyendo »

Afghan women attend a conference to demand the Taliban reopen girls' schools for higher grades in Kabul on March 27. (EPA-EFE/Shutterstock)

Sometimes 20 years can fall away like nothing. Sometimes time telescopes into a vivid memory of a flash of red above a sea of blue.

On March 23, 2002, I was 12 years old, living in Kabul, walking into an all-girls public school for the first time in my life. The Taliban — the extremists who from 1996 to 2001 had essentially outlawed girls’ education — was gone, its regime fallen, its edicts swept away. It was the first day of the new school year.

But I remember the fear in our school courtyard that day. How it flowed around me in deep blue tides.…  Seguir leyendo »

La espiral del malestar

Las ventas de los libros de autoayuda se han duplicado en la última década y la tendencia creciente parece sólida y continuada. Mientras aumenta la popularidad de recetas psicológicas para lograr un mayor bienestar, se incrementa también peligrosamente el uso de medicación tranquilizante, siendo España el país de mayor consumo de ansiolíticos, hipnóticos y sedantes del mundo. Hay quien llama a esta toma masiva de medicación “la epidemia silenciosa”, ya que avanza sin grandes aspavientos, pero de forma imparable y contundente. En Estados Unidos, dos millones de norteamericanos se han vuelto adictos a los opioides, lo que se considera una crisis sanitaria de primera magnitud.…  Seguir leyendo »

La cajera hace caja

En la prehistoria, o sea cuando yo era un jovenzuelo, ciertas empresas otorgaban diplomas y hacían figurar en sus cuadros de honor a aquellos empleados que lograban singulares éxitos. Recuerdo una compañía de seguros que homenajeaba a quienes, salidos de la empresa, habían conseguido triunfos en su vida profesional posterior. Entendían que lo aprendido en la compañía benefició su biografía. Irene Montero fue cajera de la cadena de establecimientos Saturn, en San Sebastián de los Reyes, y declaró un día que de sus experiencias laborales –no se le conocen otras en el sector privado– «la que me ayudó más para ser ministra es la de cajera».…  Seguir leyendo »

Involución feminista

El feminismo de estos años ha sido un engaño, un embeleco, un desencanto. Eso piensan muchas jóvenes que reconocen que nunca hubo en España una movilización comparable a la del 8-M, ni ha habido mayor presencia en las instituciones de la cuestión de la mujer. Pero sienten a la vez que nunca fueron tan evidentes las actitudes reaccionarias contra nuestras libertades o nuestro papel en la sociedad. “¿Cómo puede ser? Parece que retrocedamos, que vayamos para atrás” deslizan amigas de mi infancia en Igualada. Están en torno a unos 30 años, son libres y empoderadas, y aún así, notan la paradoja de la involución en sus carnes.…  Seguir leyendo »