Buscador avanzado

Ante la pregunta de si existe control de constitucionalidad en España, cualquier persona medio informada de nuestro Derecho contestaría que sí, porque el Título IX de la Constitución crea un Tribunal Constitucional. Incluso podría añadir que, desde que se creó en 1980, han formado parte de él juristas del máximo nivel, empezando por sus primeros miembros, presididos por el gran Manuel García-Pelayo, hasta llegar a los actuales, comandados por dos magistrados de reconocida valía jurídica y humana: Juan José González Rivas y Encarnación Roca. Es más, el maestro García de Enterría dejó escrito allá por 1981 que “la amplitud de competencias del Tribunal español es hoy la más extensa entre las existentes”.…  Seguir leyendo »

En una excelente y reciente Tercera, el profesor Banacloche Palao hace una vibrante llamada de atención a los disfuncionales retrasos del Tribunal Constitucional en la resolución de los recursos de inconstitucionalidad de las leyes, con cita del caso del interpuesto contra la vigente ley reguladora del Aborto, que lo autoriza libremente para las primeras catorce semanas de embarazo y bajo cuya vigencia indica que ya se han realizado en España más de un millón de abortos sin que, impugnada el primero de junio de 2010, el Tribunal, casi once años después, todavía se haya pronunciado sobre su denunciada constitucionalidad.

Al hilo de esta oportuna proclama aporto mi opinión sobre una norma que de siempre me ha preocupado y que constituye una peculiaridad de nuestra merecidamente bienquista Constitución, que en este aspecto ha contribuido, sin embargo, a ser uno de los puntos de apoyo de las disculpas del Tribunal por sus retrasos y, sin duda, también una de las causas objetivas de la indeseable situación descrita por el profesor Banacloche: la norma que atribuye al Tribunal Constitucional la competencia para pronunciarse en amparo final, por encima del pronunciamiento judicial, sobre las violaciones de los derechos y libertades fundamentales, lo que llena su registro de miles de recursos de los particulares, que no solo en nada se compadecen con su función esencial que, como nos recuerda el profesor Banacloche, es la de excluir del ordenamiento jurídico las leyes contrarias a la Constitución a la mayor brevedad posible, sino que con toda evidencia materialmente la obstruye.…  Seguir leyendo »

El Tribunal Constitucional alemán es una bestia mítica. Si uno no ha dedicado décadas a intentar extraer el significado de ultra vires, puede confundirse. Cuando oímos hablar del principio de democracia, a lo mejor pensamos que sabemos lo que significa, pero no lo sabemos. No pasa nada. Estar confundido no es el peor estado mental. Lo peor es creer que se está en posesión de la claridad cuando no se está. De eso están hechas la mayoría de las columnas de los periódicos.

Así que aquí va mi guía para profanos sobre cómo interpretar erróneamente a Karlsruhe, como se conoce al Tribunal Constitucional alemán por el nombre de la ciudad en la que tiene su sede.…  Seguir leyendo »

Esta tribuna viene a cuento de la reciente decisión del magistrado del Tribunal Constitucional (TC) Cándido Conde-Pumpido de aceptar la recusación formulada contra él por varios líderes independentistas catalanes condenados a penas de hasta 13 años de prisión por los delitos de sedición y malversación. Meses antes, el 16 de febrero, el magistrado Antonio Narváez había hecho lo mismo en incidentes procesales semejantes. Ambas abstenciones han sido admitidas por el pleno del TC.

Según el escrito de recusación, los motivos esgrimidos por los recusantes eran: primero, la intervención, en noviembre de 2017, en un coloquio donde, en relación a la Ley 19/2017, del Referéndum de autodeterminación de Cataluña, confesó la «preocupación» que le producía «la pretensión de subvertir el Estado social y democrático de derecho, utilizando fraudulentamente la propia bandera de la democracia»; segundo, haber sido fiscal general del Estado y tener amistad con uno de los fiscales que participaron en el juicio del procés; tercero, su supuesta intercesión, en 2018, para que el Estado asumiera los gastos que el magistrado instructor de aquella causa especial tendría que afrontar por defenderse de la demanda presentada contra él, en Bélgica, por quienes planteaban la recusación; y, por último, su anterior condición de magistrado de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.…  Seguir leyendo »

No hay derechos sin capacidad de ejercerlos. Es el núcleo que define la democracia liberal, impulsando la esfera de la libertad individual desde el respeto al orden jurídico de cada Estado.

Por ello, las restricciones de los derechos fundamentales deben aplicarse con suma cautela, y más en el caso de un elemento tan esencial como el derecho de participación política del artículo 23 de la Constitución. Con razón plantea Torres del Moral que, en relación con el derecho de sufragio pasivo, «las limitaciones deben responder sólo a consideraciones prácticas». No parece que el Tribunal Constitucional haya tenido en cuenta estos criterios al desestimar el recurso de amparo del Partido Popular contra la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Nº 5 de Madrid, que excluyó de la lista del PP a las elecciones a dos candidatos, Toni Cantó y Agustín Conde, que habían sido proclamados por la Junta Electoral Provincial de Madrid, al considerar que no cumplían el requisito de estar incluidos en el censo a 1 de enero, siendo su inclusión posterior.…  Seguir leyendo »

En este mismo periódico, en sendas Terceras, el filósofo Javier Marías en el año 2007 y el novelista Miguel Delibes posteriormente, en 2010, aportaron sus razones para oponerse a la avalancha proabortista que apretaba y aprieta.

El filósofo hace una afirmación de dramática plasticidad: «El niño no nacido aún es una realidad viniente que llegará si no lo paramos, si no lo matamos en el camino». Sobre él razona que es un «alguien» que responde a la pregunta «quién», no una simple cosa que responde a la pregunta «qué» y concluye en el trágico aserto de que la aceptación social del aborto ha sido, sin duda, lo más grave que ha acontecido en el siglo XX, en cuanto que implicaría un proceso de despersonalización del hombre y de la mujer.…  Seguir leyendo »

Hace unos días el Tribunal Constitucional portugués se ha pronunciado sobre la Ley de Eutanasia del país vecino, aprobada el 29 de enero pasado, apuntando aspectos que vulnerarían su norma constitucional. Ha tardado, por tanto, poco más de un mes en resolver la petición del presidente de la República. Por su parte, el Tribunal Supremo de Estados Unidos rechazó a los cuatro días la solicitud del fiscal general de Texas pidiendo que se anulara el voto por correo en algunos Estados. La celeridad en dar respuesta a ambas reclamaciones contrasta sobremanera con lo que sucede en relación con nuestro Tribunal Constitucional.…  Seguir leyendo »

Los constitucionalistas, parafraseando a Newton, podemos observar la actualidad subidos a hombros de gigantes. La célebre polémica entre Carl Schmitt y Hans Kelsen sobre quién debe ser el guardián de la Constitución cobra relieve en estos momentos de pandemia. Durante la vigencia del primer estado de alarma para contener la expansión del SARS-CoV-2 -desde el 14 de marzo hasta el 21 de junio de 2020- parecía como si la norma de cierre de nuestro ordenamiento se hubiera invertido para decir: «Está prohibido y es ilícito todo lo que no está expresamente permitido». La declaración de alarma habilitó para que, sin procedimiento alguno, la voluntad de un ministro se convirtiera en fuente del Derecho, en contra de los principios de buena regulación y de transparencia.…  Seguir leyendo »

Las renovaciones del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional son hoy un asunto prioritario de la política nacional, lo que no debiera extrañar, pues se trata de dos órganos fundamentales de nuestra arquitectura constitucional. Su trascendencia es mayúscula para el normal funcionamiento de las instituciones y, por tanto, la responsabilidad política debiera aconsejar que, una vez cumplido el mandato de sus miembros salientes, se procediera a su reemplazo sin más dilación. Sin embargo, desgraciadamente para los que defendemos la vigencia del orden constitucional, en estos momentos no se dan los estándares mínimos que garantizan el normal funcionamiento que las instituciones requieren, por lo que proceder sin más a la renovación, como solicita espuriamente el Gobierno, sería un acto de irresponsabilidad política que pondría en peligro los cimientos de nuestra democracia.…  Seguir leyendo »

Ayer, 12 de julio, se cumplieron cuarenta años de la constitución formal del primer Tribunal Constitucional (TC), bajo la presidencia de Manuel García Pelayo. El Tribunal fue perfilado en el Título IX de la Constitución de 1978, desarrollado por la Ley Orgánica 2/1979 de 3 de octubre, cuya Disposición Transitoria Primera impuso la entrada en funcionamiento dentro de los 15 días siguientes a la expiración del periodo de sesiones en el que se hubiesen designado los ocho primeros magistrados, de ahí la fecha estival de comienzo efectivo de su singladura.

En estas cuatro décadas, el TC ha desempeñado un papel integrador, significativo y preeminente en el desarrollo de nuestro sistema democrático, lo que ha supuesto la mayor garantía para nuestro Estado de Derecho.…  Seguir leyendo »

El próximo 12 de julio conmemoraremos los cuarenta años de la pública constitución del Tribunal Constitucional, instaurado como guardián e intérprete supremo de nuestra Carta Magna en el Título IX de esta y desarrollado por la LO 2/1979 de 3 de octubre. Para celebrar adecuadamente la efeméride, antes de que se declarase la pandemia en España, el Tribunal cursó invitaciones a todos los representantes de los poderes, autoridades nacionales e internacionales y otras personalidades para un acto solemne, presidido por SS.MM. los Reyes de España, en la sede del Tribunal. Recibimos una generalidad de confirmaciones. El anormal -y luctuoso- contexto que precede a estas celebraciones no ha impedido que el Tribunal haya dictado 1.486 resoluciones judiciales durante el estado de alarma ni tampoco impide una reflexión acerca de estas cuatro décadas de actividad del Tribunal ni honrar la labor de los sesenta y tres magistrados que en él han servido.…  Seguir leyendo »

En la antigua Roma, cuando un peligro grave amenazaba la República los cónsules podían nombrar un dictador que asumía el poder temporalmente para conjurar un riesgo que causaba más temor al pueblo que la pérdida de su libertad, anulando la autoridad de los tribunos de la peble para vetar disposiciones y lanzar la provocatioad populum para trasferir ciertas decisiones transcendentales a la ciudadanía. Sin posibilidades efectivas de control del poder que le otorgaron, no es extraño que Julio César asumiera la dictadura de por vida, transformándose en tirano, lo cual acabó suponiendo su fin por no guardarse de los idus de marzo.…  Seguir leyendo »

Hace unos días se hizo pública una sentencia del Tribunal Constitucional que anuló la condena a un año de prisión impuesta por la Sala Segunda del Tribunal Supremo al rapero César Strawberry, líder del grupo Def con Dos, por haber difundido en su cuenta de Twitter las siguientes afirmaciones: «El fascismo sin complejos de Aguirre me hace añorar hasta los Grapo»; «a Ortega Lara habría que secuestrarle ahora»; «cuántos deberían seguir el vuelo de Carrero Blanco» o «ya casi es el cumpleaños del Rey. ¡Que emoción!», añadiendo que le iba a regalar: «Un roscón-bomba».

El pleno del Tribunal Constitucional, por la amplia mayoría de diez votos a favor, un voto en contra y otro sin emitir por ausencia de un magistrado, estimó que, más allá de los aspectos reprobables de los reseñados tuits, debía prevalecer la libertad de expresión del condenado.…  Seguir leyendo »

Cataluña no tiene una justicia propia e independiente porque en su momento un magistrado del Tribunal Constitucional ejerció su función con plena autonomía de criterio y tumbó con su voto una reforma estatutaria que con el tiempo habría impedido juzgar el procés en una sala del Supremo. Manuel Aragón Reyes había sido elegido a propuesta del Gabinete de Zapatero, pero su firmeza en la defensa de la soberanía nacional y de la separación de poderes alteró la correlación de fuerzas que había previsto el Gobierno. Eran los tiempos del llamado Proceso de Paz con ETA y de la doctrina del fiscal general Pumpido sobre la necesidad de que los jueces manchasen sus togas con el «polvo del camino», pero el catedrático cordobés no quiso empañar el prestigio de su trayectoria aviniéndose a doblegar sus principios.…  Seguir leyendo »

Cumplió cuarenta años nuestra Constitución, marcando un récord histórico, y las más diversas instituciones han rivalizado a la hora de celebrarlo. Bien pronto habrá ocasión de conmemorar jubileo similar en el Tribunal Constitucional, su calificado intérprete, encargado por lo demás de ejercer como «legislador negativo» (Kelsen dixit), extrayendo de nuestro ordenamiento jurídico toda norma que pueda vulnerar el texto constitucional y afecte a los derechos que reconoce.

Es obvio que a eso se dedica el Tribunal, pienso, pero frecuentemente una inocente pregunta me recuerda que subsiste una norma legal, relativa precisamente al Tribunal, que vulnera olímpicamente nuestra Constitución. PSOE y PP, tan poco dados a actualizar el consenso de la transición se pusieron en 2010 por una vez de acuerdo, ¡oh paradoja!,…  Seguir leyendo »

Me encuentro entre quienes piensan que el Tribunal Constitucional ha jugado, al menos en su primera época, un papel determinante en la consolidación de los derechos y libertades públicas.

Las huelgas generales convocadas por el sindicalismo confederal han contado con el aval jurídico del Tribunal Constitucional lo que contrasta con su prohibición en muchos países de la UE y en EEUU.

Ha jugado un papel importante en la consolidación de los derechos y libertades públicas. Y ha actuado de contrapeso ante los abusos de poder del ejecutivo y legislativo, por ejemplo con la sentencia de 1993 declarando inconstitucional parte de la ley de Seguridad Ciudadana, la 'ley Corcuera' o de 'la patada en la puerta'.…  Seguir leyendo »

En ejercicio de una potestad que nadie más tiene en España, el Tribunal Constitucional ha anulado por inconstitucionalidad la amnistía fiscal que el Gobierno de Rajoy había acordado mediante un real decreto-ley del año 2012 debidamente convalidado después por el Congreso de los Diputados, siendo este rango de intervención final del poder legislativo el que determina que solo aquel tribunal haya podido pronunciarse definitivamente sobre su encaje en la Constitución. El contenido del beneficio ofrecido era meridiano: los titulares de bienes o derechos que no se correspondieran con las rentas declaradas en el IRPF y en el impuesto sobre las sociedades podrían presentar, hasta el 30 de noviembre de 2012, una declaración para regularizar su situación tributaria, acompañando a esta declaración el ingreso de un 10 por ciento del valor de adquisición de los bienes ocultados al Fisco, sin que por esta ocultación pudiera imponérseles sanciones o exigir intereses o recargos.…  Seguir leyendo »

El periodista catalán, José María Brunet, es un magnífico profesional de La Vanguardia, destinado en Madrid desde hace ya muchos años y al que yo conocí en Roma, poco antes de mi cese como embajador ante el Quirinal. Entonces no tuve apenas tiempo de tratarlo, pero, desde que es corresponsal del periódico catalán en Madrid, soy un lector asiduo de sus crónicas, máxime cuando se ha especializado en la actividad del Tribunal Constitucional.

Hace pocos días publicó un artículo sobre mi colega, Carles Viver i Pi-Sunyer, definiéndole como "el jurista de la independencia" (de Cataluña, obviamente), lo cual es un claro oxímoron porque un jurista defiende el Derecho, pero no lo destroza.…  Seguir leyendo »

Cuando se dio a conocer que la Comisión de Venecia del Consejo de Europa había emitido un informe sobre la reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC) del año 2015 los nacionalistas catalanes se apresuraron a trasladar la imagen de que dicho informe suponía un varapalo a la reforma y que desautorizaba la instrumentalización del Tribunal Constitucional (TC) que, según ellos, se pretendía con ella.

Ahora disponemos del texto completo del informe (se dio a conocer el 13 de marzo) y vemos que lo que dice la Comisión de Venecia no se corresponde con lo que deseaban los nacionalistas.…  Seguir leyendo »

Francisco Pérez de los Cobos, presidente del Tribunal Constitucional, se va del cargo como llegó a él: ligero de equipaje. Su discurso de despedida iluminó la perogrullesca intención política y la sorprendente levedad jurídica que caracterizó la discusión constitucional sobre Cataluña, el hecho más relevante de su mandato. Te agradará saber, por ejemplo, con qué vitalidad se acogió a la jurisprudencia nierga: «El diálogo político en democracia no puede ni debe ser una realidad episódica o coyuntural, a la que se recurra cuando las circunstancias la imponen, pues atañe a la esencia misma del sistema, su práctica debe ser permanente y a todos los niveles».…  Seguir leyendo »