Buscador avanzado

¿Por qué acabaron el año beneficiando a los presos de ETA y lo han empezado igual? Los españoles no le debemos nada a ETA, y debería preguntarse, Sr. Marlaska, si ustedes le deben algo. Porque no se entiende que, mientras despedíamos el año, nos colaran una decena de terroristas beneficiados, y por Reyes, cuatro más. Si sigue así, Sr. Marlaska -o Sr. Sánchez, lo mismo da-, acercando a asesinos de ETA a su tierra, no va a dejar ni uno en las cárceles de Andalucía. Y aunque los terroristas que mataron a mi hermano y a su mujer ya hicieron ese viaje del Sur al Norte hace meses, mi rabia por la cascada de presos de ETA premiados sigue intacta  y aumenta al comprobar que la mayoría de ellos tienen delitos de sangre.…  Seguir leyendo »

Imagen de la serie Patria

A finales de 2015 publiqué El comensal, una novela sobre mi abuelo, Javier Ybarra, que fue secuestrado y asesinado por ETA en 1977, y sobre mi madre, que murió de cáncer en 2011. Cuando terminé el libro creí que ya no volvería a tocar más el tema del terrorismo, pero no ha sido así, porque cada vez que me siento a trabajar delante del ordenador aparece un encapuchado apuntándome con una metralleta desde la pantalla. Seguir escribiendo es la única estrategia que se me ocurre para que desaparezca.

La promoción de El comensal me dejó exhausta: tuve dos ataques de pánico y estuve a punto de vomitar de los nervios en varias entrevistas.…  Seguir leyendo »

«Las naciones –como los individuos que sobreviven a traumas profundos– necesitan el valor de enfrentarse a su pasado». Así introduce Elizabeth Jameson Cartas de los ausentes, la historia de una familia judía durante el nazismo. Muchos son los que carecen de valor para enfrentarse al pasado del terrorismo etarra y a sus consecuencias en el presente. Los acuerdos entre el Gobierno y Bildu evidencian esa falta de valor, así como la inmoralidad que impregna nuestro sistema político.

Jonathan Shay define como «herida moral» el conflicto que puede generar la «traición a lo que es correcto», la aceptación de la culpa como paso previo a reparar el daño.…  Seguir leyendo »

ETA sigue viva

En estos últimos días, se han publicado bastantes artículos en la prensa con otras expresiones mediáticas, por el hecho de que el Gobierno Sánchez espera conseguir la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso de los Diputados al recurrir a los cinco votos de Bildu.

En casi todas esas manifestaciones, he visto que prevalece la idea de que tales diputados siguen inspirados en la antigua ETA. Significando así, volis nolis, todo un cuerpo extraño en el hemiciclo. Desde el punto y hora en que la mayoría de los componentes de Bildu no han expresado su dolor por los 829 asesinatos de la banda terrorista, de hombres, mujeres y niños; quedando todavía por identificar la autoría concreta de 379 de esas muertes.…  Seguir leyendo »

Cuando se dice que una palabra es intraducible, ¿lo es también la noción que designa? Según Nabokov, la ausencia de una expresión particular en el vocabulario de un idioma no supone necesariamente la ausencia de la noción correspondiente, pero dificulta su percepción. En ruso —le gustaba repetir al escritor en sus clases— hay dos palabras para “verdad”: pravda e ístina. La primera sería, grosso modo, una verdad cotidiana, cuestionable; la segunda, una suprema: “La luz interior de la verdad”, en palabras de Nabokov. Para tejer una realidad compartida, estas últimas son las esenciales. Que la paz es un valor fundamental a favor del cual merece la pena arriesgarse y hasta equivocarse —como afirmó Joxe Mari Korta, asesinado por ETA— es ístina.…  Seguir leyendo »

Los periódicos siempre han sido, además de un trepidante proyecto empresarial, un producto social y cultural enraizado en el día a día de las personas. Un diario vive insertado en la cotidianeidad de su ámbito de difusión y respira al mismo ritmo que sus lectores. Esta simbiosis entre prensa y sociedad es particularmente palpable en la prensa local y regional, y se pone de manifiesto con especial crudeza en los momentos más delicados de nuestra historia. Un buen ejemplo fue el papel de los dos periódicos que se encuentran en el origen del actual grupo Vocento, «El Correo» y «El Diario Vasco», en la etapa más dura del acoso terrorista.…  Seguir leyendo »

Quién blanquea al blanqueador

La violencia está presente en la guerra de relatos que protagoniza EH Bildu. El daño, el dolor que causa la imposición del relato, no es solo inmoral en sí mismo, sino que además se está perdiendo ante muchos jóvenes vascos. Y eso es lo peor. Conviene contribuir a contrarrestarlo invirtiendo de forma completa ese mecanismo legitimador que hace imposible el blanqueo de ETA y, menos aún, el de sus blanqueadores batasunos. ETA no ha sido, como la propia organización y sus acólitos han dicho siempre, quien tomó las armas por el pueblo vasco ni la que mantuvo una heroica batalla en su nombre.…  Seguir leyendo »

En los últimos años de mi docencia preguntaba a mis alumnos —¡de 4º de carrera y de Economía de la salud!— si sabían quién había sido Lluch. Ninguno lo conocía. Esto no puede ser y lo tenemos que corregir. Lluch es un héroe de la democracia española y los jóvenes y las generaciones futuras tienen que aprender el significado de su figura y sus virtudes. Las sociedades necesitan personas a las que considerar como referentes políticos, morales y personales que con su ejemplo les guíen. Lluch sin duda reunió cualidades para cumplir esta función histórica.

De las muchas vidas que vivió la principal fue la de político democrático.…  Seguir leyendo »

A nadie que haya vivido en el País Vasco durante la época del terrorismo de ETA le habrán parecido extrañas o novedosas las declaraciones del cura-párroco de Lemona, recogidas en un documental presentado en la última Seminci de Valladolid por Iñaki Arteta, titulado Bajo el silencio. Porque eso era lo que siempre percibíamos, dicho con unas palabras u otras, desde el sector predominante de la Iglesia vasca de entonces, encabezado por obispos como José María Setién.

Pero la verdad es que, para quienes tenemos alguna sensibilidad por lo que significa la Iglesia católica en España, por su historia, por los múltiples nexos, familiares, sentimentales y de todo tipo que nos unen a ella, sigue resultando escalofriante, perturbador, insoportable oír cosas así.…  Seguir leyendo »

El final de la dispersión

«Cómo me gustaría poder coger un autobús, una vez al mes, durante 12 h. para poder ir a ver a mis padres, pero no, dos seres que hoy han sido acercados a sus familias decidieron acabar con sus vidas. Que pena que a algunos les importen más los ASESINOS que dos paisanos inocentes». Este es el tuit que Alberto Jiménez Becerril hijo compartió en una red social, el pasado 12 de noviembre, tras conocer que el asesino de su padre iba a ser trasladado de Valencia a Zaragoza. Allí el terrorista coincidirá con el asesino de su madre, trasladado el pasado 3 de julio desde Granada.…  Seguir leyendo »

El éxito de Patria de Fernando Aramburu, convertida en auténtico best-seller durante estos últimos años y potenciada ahora por una adaptación cinematográfica que ha merecido el reconocimiento prácticamente unánime de la crítica, ha desatado la euforia en ciertos ambientes. Por decirlo en los discutibles términos que han hecho fortuna, la batalla del relato parece que se decanta, tras muchas vicisitudes, a favor de las víctimas, la democracia y la sociedad española en su conjunto.

Como mínimo, yo diría que es prematuro lanzar las campanas al vuelo. Permítanme algunas reflexiones sobre la siempre controvertida cuestión de cómo se escribe la historia. Si fuera verdad el popular aserto de que la historia la escriben siempre los vencedores, el presente artículo terminaría aquí.…  Seguir leyendo »

Pablo Iglesias in the garden of beasts

El 5 de agosto de 1934, poco después de la ‘Noche de los Cuchillos Largos’, William E. Dodd, primer embajador de Estados Unidos en la Alemania nazi, escribió en su diario: “En un momento en que cientos de personas han sido ejecutadas sin juicio ni sentencia alguna y cuando tantos tiemblan de miedo, los animales tienen garantizados derechos con los que los hombres y mujeres no pueden ni soñar”.

Dodd era un embajador atípico. Catedrático de Historia en la Universidad de Chicago, de profesión, y granjero por vocación, había sido nombrado por Roosevelt, tras la negativa de candidatos más idóneos, por haber hecho sus estudios de doctorado en la Universidad de Leipzig y conocer bien la cultura e historia alemana.…  Seguir leyendo »

Este 10 de noviembre, Día de la Memoria instituido inicialmente en homenaje a las víctimas del terrorismo etarra, se ha celebrado con la ausencia de éstas y de los partidos constitucionalistas, y con la presencia de Bildu. Y con el lendakari Urkullu subrayando, como mensaje central de su discurso, que “hubo otros terrorismos y vulneraciones de derechos humanos que se produjeron al amparo de estamentos del Estado”.

La alusión de Urkullu a que “somos y queremos ser un país con memoria” ha hecho inevitable para muchos recordar Patria, la gran novela de Fernando Aramburu, recientemente adaptada a la televisión por HBO.…  Seguir leyendo »

Escribir después de Sánchez

El final de ETA sembró patologías morales que han quedado enquistadas para siempre en nuestro ecosistema político. Aquel lema, Otegi ha hecho un discurso por la paz, facturado por Zapatero, condensaba impecablemente la enfermedad. Pasearon el lema y pasearon al personaje, incluso por el Parlamento Europeo, de la mano de Podemos y con el PSOE en su inequívoca posición habitual: silbando. Entre los muchos trastornos de aquellos días hubo dos cuya sombra todavía se proyecta sobre nuestro perímetro moral y que, a mi parecer, ayudan a entender que estemos como estamos. Incluidas las condolencias del presidente del Gobierno.

El primer trastorno, un clásico muy del gusto de los nacionalistas vascos y de no pocos socialistas, se manifestaba en las amonestaciones a los asesinos.…  Seguir leyendo »

“El caso de la orden europea de detención y entrega contra Natividad Jáuregui Espina, procesada por haber participado como miembro del comando Bizkaia en la muerte de 6 personas, entre ellas Ramón Romeo. Jáuregui es la única etarra reclamada con paradero conocido en la UE, que está pendiente de entrega. Por lo tanto, es un caso muy importante”.

Así habló el pasado día 27 de octubre el fiscal Francisco Jiménez Villarejo en un webinar que tuve la suerte de poder organizar con mi equipo.

Recordar esta historia supone poner el foco de la realidad sobre una infamia inexplicable que comienza a repararse ahora.…  Seguir leyendo »

La indignación por el cartel de la serie televisiva Patria –donde el cadáver bajo la lluvia de una víctima de ETA se yuxtaponía al cuerpo desnudo y vejado de un etarra– me recordó otra polémica: la que trajo un vídeo del Gobierno para celebrar el 40º aniversario de la Constitución en que dos veteranos de la Batalla del Ebro (Germán, que luchó en las filas franquistas, y José, que lo hizo en las republicanas) charlaban cordialmente a la vera de un río, símbolo de sus arduas y trabajosas vidas. La equiparación de combatientes de uno y otro bando no gustó al líder de Podemos y hoy vicepresidente, Pablo Iglesias: «Equiparar a los defensores de la democracia con los del fascismo no ayuda a la memoria histórica».…  Seguir leyendo »

Las elecciones vascas de julio consolidaron a Bildu como segunda fuerza política vasca. Las urnas no penalizaron a la coalición, cuya matriz es la antigua Batasuna, por su ausencia de autocrítica sobre su pasada complicidad con el terrorismo. Se benefició del desconocimiento de una mayoría de jóvenes de la historia reciente de Euskadi y de una campaña hábil, con nuevas caras que primaron reivindicaciones sociales y medioambientales sobre las identitarias, casi tan ocultas como su pasado, que enganchó con la juventud.

Semanas después, la serie Patria, abanderada en la revisión del terrorismo vasco, ha cuestionado la autosatisfacción de Bildu. El ataque a la serie de algunos dirigentes de la antigua Batasuna por su “visión parcial” del pasado ha revelado su temor de que el olvido, sobre todo en los jóvenes, revierta, por la vía de la imagen, en una recuperación de la memoria del terrorismo que cuestiona la tesis abertzale, justificativa de ETA: la existencia de un “viejo conflicto” o de “los dos bandos enfrentados”.…  Seguir leyendo »

La heroica normalidad de Ordóñez

Muy pocas veces hablé con Gregorio Ordóñez. Bilbao y San Sebastián, cercanas en la geografía, siguen siendo en trato social mutuo más distantes que Oviedo y Cádiz, ciudad esta última de montañeses y asturianos. En realidad, San Sebastián está tan lejana de Bilbao como de la Guipúzcoa profunda. En sus memorias, Enrique Múgica Herzog escribía que San Sebastián ha vivido de espaldas a la provincia, cuya capitalidad natural ha residido siempre en Tolosa. Los bilbaínos íbamos rara vez a Donostia, a pesar de lo que rezaba una canción bochera: «¡Qué suerte tienes, oh, Bella Easo! /¡Tener Bilbao a sólo un paso!».…  Seguir leyendo »

El primer e inexcusable paso para infectar las mentes no puede ser otro que borrar nuestra memoria. Por ello el empeño máximo de los sembradores del odio y el enfrentamiento entre los españoles es, antes que nada, proceder al lavado del cerebro y extirpar en él lo acaecido para alcanzar la actual situación de libertad y democracia que nuestra nación disfruta desde el año 1977.

No es posible colocar como verdad la mentirosa Ley de Memoria Histórica y ahora la nueva vuelta de tuerca de la Democrática tan tuerta y sectaria como la anterior, si no se logra al tiempo borrar del consciente colectivo la verdadera y generosa epopeya de reconquista de la libertad y la soberanía por y para el pueblo español.…  Seguir leyendo »

Cuando la vicepresidenta primera del gobierno, Carmen Calvo, explicó recientemente su proyecto de “memoria democrática” diciendo que con él pretendía “dar paz al pasado”, fue por mi parte oír el término “paz” y entrarme una especie de angustia irreprimible y unas ganas enormes de echar a correr y no parar.

Reconozco que se trata de una anomalía de mi comportamiento, puesto que sin duda la palabra “paz” debería haberme producido un efecto reconfortante y placentero. La primera vez que la “paz” apareció en mi vida no pude enterarme de lo que ocurría, puesto que fue el mismo año de mi nacimiento, cuando aquella celebración de los “25 años de paz” en 1964 supuso la consagración ideológica del desarrollismo dentro del régimen franquista.…  Seguir leyendo »