Buscador avanzado

En la noche del sábado 26 de noviembre de 1977, hace 45 años, cuando faltaban tan sólo ocho días para que su única hija, Carmen, cumpliera siete años, fue asesinado en Pamplona Joaquín Imaz Martínez, comandante de Infantería, jefe de la Policía Armada en Navarra.

Imaz fue la primera de una negra lista de 42 víctimas mortales de ETA en Navarra que se cerraría, el 30 de mayo de 2003, con los policías nacionales Julián Embid y Bonifacio Martín.

Imaz fue, también, el primer asesinado por ETA tras la aprobación de la amnistía de octubre de 1977, de la que se beneficiaron todos los terroristas con delitos de sangre que, como dijo el presidente Adolfo Suárez, «iba a lograr un compromiso histórico, un pacto de Vergara, una solución política que iba a detener el río de sangre», y que sólo sirvió para borrar la huella de los crímenes y para que los etarras siguieran matando porque, en los siete años siguientes mató a 330, a las que habría que añadir los heridos, los mutilados, los extorsionados y los que, para no caer abatidos de un balazo en cualquier rincón de su tierra, se exiliaron del País Vasco o de Navarra.…  Seguir leyendo »

Estado en que quedó la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza, contra la que ETA atentó en diciembre de 1987, causando 11 muertos, entre ellos seis menores, y 88 heridos. Antonio Espejo

La herida dejada por ETA, hagamos lo que hagamos, estará presente en nuestras vidas. Es un baldón que arrastraremos durante varias generaciones porque el dolor también se hereda. Esta es, precisamente, una de las grandes tragedias de la violencia: que sus efectos perduran más allá de los vivos. Hoy y aquí tenemos la oportunidad y el deber de hacer las cosas de tal manera que esos efectos negativos duren lo menos posible.

La violencia es un trauma para las personas que la sufren, pero también es un drama colectivo porque condiciona a la sociedad que la habita. La política, la ética pública o la convivencia están marcadas por esos atentados y ahora es el momento de reconstruir el tejido social dañado.…  Seguir leyendo »

Cuarenta y tres años después

Fue el 11 de noviembre de 1979 cuando un comando de ETA integrado por los terroristas Arnaldo Otegi Mondragón, Aulestia Urrutia, José María Ostolaza y la súbdita francesa Françoise Marhuenda me secuestraron en Madrid al salir de mi casa cuando me dirigía al Hotel Monte Real, en la zona de Puerta de Hierro, para presidir la sesión de clausura del foro de partidos democráticos hispanoamericanos que yo mismo había convocado como secretario de Relaciones Internacionales de UCD. El secuestro duró treinta y un días y los miembros del grupo terrorista me tuvieron encerrado en dos localizaciones. No he llegado a descubrir cuál fue la segunda.…  Seguir leyendo »

PreS.O.S. políticos

El 17 de octubre de 1977 el Boletín Oficial del Estado publicaba la Ley 46/1977, conocida como ley de amnistía. Su artículo primero decía: «Quedan amnistiados todos los actos de intencionalidad política, cualquiera que fuese su resultado, tipificados como delitos y faltas realizados con anterioridad al día 15 de diciembre de 1976». Su aplicación supuso la excarcelación de la totalidad de los presos de la banda terrorista ETA, con o sin delitos de sangre.

La mayoría del pueblo español, a través de sus representantes en las Cortes Generales, creyó que la reconciliación bien valía el esfuerzo de perdonar incluso a los que hasta ese momento habían asesinado a 74 compatriotas.…  Seguir leyendo »

Once años después del final del terrorismo de ETA, no hay ningún atisbo de su renacimiento en Euskadi. El rechazo es abrumador mientras sus víctimas gozan de un amplio reconocimiento y el debate político se ha distendido sensiblemente en comparación con Madrid. El principal reto del posterrorismo es la ausencia de una memoria compartida, cuya primera responsabilidad recae en Sortu —heredera de Batasuna y núcleo duro de Bildu—, cuya autocrítica por su pasada complicidad con ETA sigue pendiente para evitar una repetición de la historia.

Este déficit se intensifica con la ausencia de reconocimiento del final del terrorismo etarra por parte del PP y Vox por su electoralista identificación de Bildu y ETA para acusar al Gobierno de coalición de complicidad con el terrorismo cuando Bildu le apoya en el Parlamento.…  Seguir leyendo »

«Fue una obra de éxito hecha por personas de distinto signo». Así definía Ignacio Astarloa la Ley de Partidos aprobada en 2002 que permitió la ilegalización de Batasuna. El que fue uno de sus principales artífices concluía en un reciente debate: «La democracia española acabó con algo aberrante: que un grupo terrorista tuviese un partido político». Destacó su relevancia «no solo para la lucha antiterrorista, sino como elemento de dignidad de la democracia». Al cumplirse ahora veinte años de aquel hito y once del cese de ETA, debemos hacer memoria. Hoy, Bildu, parte de la estrategia de ETA y su testaferro, como el Tribunal Supremo demostró, ha sido normalizado como un partido democrático legítimo.…  Seguir leyendo »

Los finales de ETA político-militar

Sin caer en su utilización como arma arrojadiza en el debate político, sin idealizarla (como se llegó a hacer en el pasado) ni demonizarla (como se hace ahora cada vez más), sin ponerle adjetivos simplistas como «pacífica» o «sangrienta», debemos afrontar la historia de la Transición con rigor. Es imprescindible contarlo todo. También el papel que jugaron quienes utilizaron la violencia para sabotear el proceso de democratización.

Nos referimos a la brutalidad de ciertos agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, al golpismo de algunos militares nostálgicos y a las organizaciones terroristas. David Ballester ha contabilizado 91 fallecidos a consecuencia de la violencia policial con connotaciones políticas: el «gatillo fácil», la represión, los malos tratos, la tortura, etc.…  Seguir leyendo »

Los principales dirigentes de ETA-pm comparecieron a cara descubierta el 30 de septiembre de 1982 en Biarritz (Francia) para anunciar su disolución como organización armada.EFE

La disolución de ETA político-militar, que el 30 de septiembre cumple su 40º aniversario, marcó el primer eslabón en la lenta decadencia del terrorismo vasco. ETA-pm era la segunda organización terrorista vasca, tras ETA militar y delante de los Comandos Autónomos. Su disolución redujo sensiblemente los asesinatos etarras: de cerca del centenar en 1979 y 1980 a la mitad en los años ochenta, sin que ningún polimili reincidiera. Lo posibilitó el clima integrador y tolerante de la Transición, así como el tratamiento del terrorismo como cuestión de Estado, hoy inexistentes.

La disolución de ETA-pm fue la primera fisura del terrorismo vasco en un país que vivía el dramatismo de la Transición, con unas fuerzas de seguridad desprestigiadas por su papel en el franquismo, inadaptadas a la democracia y sin una hoja de ruta frente a la marca etarra, que contaba con un notable apoyo en Euskadi por su vitola antifranquista, con una guerra sucia rampante y Francia que no cooperaba con el Gobierno de UCD.…  Seguir leyendo »

Leí ayer en el periódico de mayor difusión en el País Vasco el siguiente titular: «Doce adoquines recordarán a los baracaldeses prisioneros de los nazis». Tras leer la totalidad de la noticia sobre esta encomiable iniciativa en recuerdo de las víctimas de uno de los peores regímenes totalitarios de la historia pensé, si han acordado esto en relación con las víctimas del nazismo, seguro que algo similar habrán hecho con las personas asesinadas por la banda terrorista ETA, no en Alemania, sino en su pueblo.

Marqué el número de teléfono del ayuntamiento de Baracaldo y pregunté a una amable telefonista si el ayuntamiento había adoptado, o tenía previsto adoptar, alguna iniciativa similar con respecto a las nueve personas asesinadas por ETA en las calles de su municipio.…  Seguir leyendo »

A comienzos de año, el PNV hizo saber que, dada la buena disposición al respecto de Pedro Sánchez, confiaba en que, «mediante la negociación política», o sea, el pacto, o mejor dicho, do ut des, o sea, literalmente «doy para que des», este año de 2022 significara el fin definitivo de la dispersión por el territorio del Estado español de los presos de ETA, a fin de reunirlos a todos, como se acordó que se haría poco a poco, desde que en noviembre del pasado año le fueron transferidas las prisiones, conforme a las previsiones sin ejecutar de las competencias pendientes de asumir desde la transición, uno de tantos errores y cesiones que se hicieron en aquel tiempo.…  Seguir leyendo »

Hemos perdido el foco. Igual que una vez perdimos la inocencia. Nos obligan a acordarnos, revivir y reinterpretar una guerra casi centenaria, y a posicionarnos unos contra otros como si pudiéramos enmendar los errores de nuestros antepasados. Esos mismos que fracasaron estrepitosamente de forma colectiva.

La otra guerra, la que acabábamos de vencer al terrorismo, fue un éxito. Con diversos matices y con algún infiltrado en ambos bandos (ya saben, aquello del árbol y las nueces) la unidad de los demócratas venció al terror. Le achicó el espacio, le destruyó el discurso y metió a sus responsables en la cárcel.

Pero vivimos agusanados, como una manzana en un cesto que, de no darnos prisa, enfermará a las demás.…  Seguir leyendo »

Cuando todavía estamos sobrecogidos por las deleznables actuaciones de algunos siniestros personajes, el pasado mes de julio, durante el aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco, vamos a repasar las infamias y traiciones cometidas con posterioridad al mismo y que explican muchas cosas.

Un día después del atentado, se celebró en Madrid una enorme manifestación de cólera y repulsa. Quedó patente la ira y el hartazgo de la sociedad española con ETA. La periodista Victoria Prego cerró el acto con un manifiesto del que todavía resuenan unas anheladas palabras: «Con la ley, a por ellos. ¡A por ellos!»

Sin embargo, ese mensaje y determinación contrasta con lo ocurrido pocos años después.…  Seguir leyendo »

El 14 de julio el Congreso de los Diputados dio luz verde al proyecto de Ley de la Memoria Democrática. Se ha cumplido la primera fase del trámite del proyecto, por lo cual pasará al Senado, donde sin duda obtendrá los votos necesarios para su entrada en vigor. No cabe esperar que la responsabilidad moral de algunos de los representantes de la mayoría lo impida. Se consumará, por tanto, la aprobación de un proyecto de Ley de la Memoria Democrática que falsea la historia y el proceso ejemplar de la Transición, en el que se logró la reconciliación entre todos los españoles tras una desoladora guerra civil y la larga y pavorosa dictadura posterior.…  Seguir leyendo »

En la iniciativa personal de Yolanda Díaz coinciden dos circunstancias que podrían ser azarosas, o no, pero que en todo caso son un hecho: sucede a los veinticinco años del canallesco asesinato de Miguel Ángel Blanco por una 'organización', Bildu, que en su conjunto es descendiente directa de ETA a través de Herri Batasuna; y que dicha Yolanda Díaz es en estos momentos vicepresidenta del Gobierno de Sánchez, que no se puede mantener en el poder sin Bildu, ERC y las izquierdas a la izquierda en que se apoya y que Díaz pretende pastorear.

Nihil novum sub sole. Este 'simpático' impulso social, que quiere dirigir una mujer sin opositores, tiene antecedentes históricos sabiamente controlados en normas, hasta hoy mismo en vigor.…  Seguir leyendo »

Pese a que ETA, a través de su representación política el Congreso, que es Bildu, logrará la revisión de lo que fue la lucha contra esta organización terrorista en sus años de mayor apogeo criminal, en la cuenta de los casi 400 de sus crímenes sin resolver hay que anotar el secuestro y tortura de tres jóvenes gallegos, de los que nunca más se supo, que fueron confundidos con guardias civiles. Conviene recordarlo, ahora que vamos a volver la vista hacia atrás. Pero conviene subrayar que el jefe del comando de ETA que perpetró estos hechos era un tal Tomás Pérez Revilla, que más tarde, a su vez, moriría en un atentado de los GAL.…  Seguir leyendo »

La sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de 18 de enero de 2022 recaída en el asunto Atristain Gorosabel ha suscitado una gran polémica en tanto en cuanto declaró la violación, por parte del Reino de España, de los artículos 6.1 y 6.3.c) del Convenio de Roma de 1950 que, en su conjunto, tutelan el derecho a un proceso equitativo y, en particular, el derecho a la libre elección de letrado.

La polémica ha devenido todavía mayor tras el dictado, por parte del Tribunal Supremo de España, del auto de 1 de junio de 2022, en el que se acuerda no haber lugar a autorizar a Atristain Gorosabel para la interposición de un recurso extraordinario de revisión contra la sentencia que, en su día, lo condenó a 17 años de prisión.…  Seguir leyendo »

El 4 de julio pasado en Highland Park, cerca de Chicago, un psicópata asesino disparó a las personas que celebraban la fiesta nacional, matando a ocho de ellas. Entre esas víctimas mortales estaban el padre y la madre de Aiden McCarthy, un niño de dos años que fue encontrado vagando solo por las calles. Ante el terrible suceso, la comunidad de North Shore se unió para ayudar a ese niño en sus necesidades futuras y en sólo una hora se recaudaron más de dos millones de dólares.

Esta tragedia familiar ha traído a mi memoria unos hechos, similares en su origen pero no en la solidaridad que generaron, ocurridos en Vizcaya tras sendos asesinatos de ETA.…  Seguir leyendo »

Que Rajoy no tocara la Ley de Memoria Histórica o que Alberto Núñez Feijóo diga ahora que va a derogar la nueva Ley de Memoria Democrática son dos formas de no afrontar el problema: una por rehuirlo y otra por zanjarlo con una falta de argumentos que se puede interpretar como arbitrariedad, lo cual a la larga también resultaría ineficaz.

Lo mismo que cuando Bildu lleva hasta 1983 la vigencia de los métodos franquistas en la defensa de la democracia española, en una operación evidente de mantener viva su tesis del conflicto y con una derivada que afecta al núcleo mismo del PSOE (ellos sabrán).…  Seguir leyendo »

La historia proporciona los materiales para la construcción de la memoria colectiva, pero ello no significa que ésta sea el resultado del conocimiento de los procesos históricos. La variedad de posibilidades es muy amplia. Veamos algunas. Resulta posible que un acontecimiento de suma gravedad determine por sí mismo la formación de una memoria cuya incidencia se imponga a los intentos de reelaboración ideológica. También cabe que el referente quede borrado, bien porque la sociedad al cambiar se ha alejado del problema, bien porque una eficaz labor de propaganda desde el poder haya eliminado su visibilidad. Lo cual, por otra parte, no excluye que pueda renacer si respondía antes de su eclipse a demandas de suficiente fuerza por parte de un grupo social (como la resurrección del Ku Klux-Klan tras El nacimiento de una nación).…  Seguir leyendo »

En la cultura política de la izquierda española moderna se produce una cesura a comienzos del siglo XXI que deja atrás el tiempo anterior de la Transición. Hasta la llegada al poder del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, en 2004, su partido se había movido en los valores y objetivos materialistas; desde él, en consonancia con lo que ocurría en otros lugares y con la propia transformación de las sociedades postindustriales, cobraron protagonismo los posmaterialistas (identidad, realización personal). Pero más allá de ello, se advierte una mutación que afecta a la trascendencia: los antiguos parecían tener convicciones arraigadas y los modernos parecen tener unas que, si no les gustan, pueden cambiarse por otras.…  Seguir leyendo »