Buscador avanzado

A nadie que haya vivido en el País Vasco durante la época del terrorismo de ETA le habrán parecido extrañas o novedosas las declaraciones del cura-párroco de Lemona, recogidas en un documental presentado en la última Seminci de Valladolid por Iñaki Arteta, titulado Bajo el silencio. Porque eso era lo que siempre percibíamos, dicho con unas palabras u otras, desde el sector predominante de la Iglesia vasca de entonces, encabezado por obispos como José María Setién.

Pero la verdad es que, para quienes tenemos alguna sensibilidad por lo que significa la Iglesia católica en España, por su historia, por los múltiples nexos, familiares, sentimentales y de todo tipo que nos unen a ella, sigue resultando escalofriante, perturbador, insoportable oír cosas así.…  Seguir leyendo »

Las elecciones vascas de julio consolidaron a Bildu como segunda fuerza política vasca. Las urnas no penalizaron a la coalición, cuya matriz es la antigua Batasuna, por su ausencia de autocrítica sobre su pasada complicidad con el terrorismo. Se benefició del desconocimiento de una mayoría de jóvenes de la historia reciente de Euskadi y de una campaña hábil, con nuevas caras que primaron reivindicaciones sociales y medioambientales sobre las identitarias, casi tan ocultas como su pasado, que enganchó con la juventud.

Semanas después, la serie Patria, abanderada en la revisión del terrorismo vasco, ha cuestionado la autosatisfacción de Bildu. El ataque a la serie de algunos dirigentes de la antigua Batasuna por su “visión parcial” del pasado ha revelado su temor de que el olvido, sobre todo en los jóvenes, revierta, por la vía de la imagen, en una recuperación de la memoria del terrorismo que cuestiona la tesis abertzale, justificativa de ETA: la existencia de un “viejo conflicto” o de “los dos bandos enfrentados”.…  Seguir leyendo »

País Vasco. Mediados de los años noventa. Un grupo de jóvenes, universitarios en su mayoría, deciden afiliarse al Partido Popular e ir en las listas electorales del partido para las próximas municipales. Hasta aquí todo resulta normal, cotidiano, instranscendente si lo extrapolamos a tiempos actuales, donde cada partido político trata de forjarse su propia cantera, a través de la cual los jóvenes pretenden canalizar su vocación política o sus ganas de trabajar por el bien de sus convecinos.

Sin embargo, en el País Vasco de aquellos años nada era normal. El terrorismo lo marcaba todo. Los constantes atentados, las algaradas callejeras de los chicos de la gasolina y las pintadas, persecuciones y chivatazos que existían en muchos municipios, condicionaban el día a día de muchos ciudadanos.…  Seguir leyendo »

Toda la obra política de Sabino Arana podría encabezarse con esta frase que emplea en Bizkaitarra: “Esto no debe escribirse con tinta y pluma. Esto lo debiéramos escribir con hierro y sangre”. Porque, en efecto, el fundador del nacionalismo vasco, desde su primer libro Bizkaya por su independencia, de 1892, construye una apología del derramamiento de sangre de los antepasados de los vascos, que habrían obtenido así su independencia frente a los españoles. Y descartamos desde ahora el ascendiente carlista para explicar ese belicismo originario, ya que Sabino Arana siempre rechazó al carlismo por españolista: “lo maketófilo que es el carlismo”.…  Seguir leyendo »

El historiador Tony Judt, a partir de una referencia del poeta Heinrich Heine a la necesidad de pasar por el bautismo para incorporarse de pleno derecho al horizonte cultural europeo, afirma que, tras los crímenes del régimen nazi, el reconocimiento del holocausto es la puerta de entrada en el horizonte cultural europeo. Según el historiador inglés no se puede ser europeo de pleno derecho, no se puede ser culturalmente europeo, no se puede ser demócrata en su radical sentido si no es a través del reconocimiento de lo que significa políticamente el holocausto: le negación de la humanidad del diferente, la negación de su dignidad de ser humano.…  Seguir leyendo »

Este pasado 8 de septiembre se celebró un acto muy significativo en una pequeña localidad costera vizcaína que demostró cuáles son los valores y la percepción de la realidad con los que el nacionalismo tiene sometida a la población vasca. Ispáster es un municipio de aproximadamente 700 habitantes y donde, salvo en las municipales de 2007, en que ganó un grupo independiente próximo a la izquierda abertzale, en todas las demás, desde 1979 hasta hoy, la alcaldía siempre ha sido para el PNV. Hubo dos elecciones municipales en las que todos los votos, absolutamente todos, fueron para el PNV: 1983 y 1995.…  Seguir leyendo »

Los ojos de España viven clavados en Cataluña, oteando los vaivenes de un procés independentista que amenaza con supeditar la legalidad a la voz del más ruidoso y escudriñando cada discurso, cada réplica. Pero esos mismos ojos que legítimamente miran donde quieren, no están teniendo en cuenta un proceso de igual gravedad, un proceso que ya está permitiendo que asesinos confesos, justificadores de la peores masacres vividas en nuestro país y defensores del terrorismo como herramienta política aspiren a definir la agenda nacional y den lecciones de democracia sin apenas oposición pública y con el beneplácito del mismísimo Gobierno de España.…  Seguir leyendo »

Franco en Euskadi encrucijada de memorias

Lo de remover la tumba de Franco en el Valle de los Caídos, erigida en política de Estado por el gobierno de Sánchez con la aquiescencia entusiasta de todos sus socios parlamentarios, no es más que la punta del iceberg de la llamada memoria histórica, un movimiento pseudointelectual, rencoroso y de vuelo bajo surgido del propio socialismo español en los estertores del último gobierno de Felipe González y continuado con la ley del mismo nombre del primer gobierno de Zapatero.

Ahora Pedro Sánchez pretende culminar dicha campaña memorialista –cuyo único propósito no es intelectual, ni mucho menos histórico, sino político y que consiste en endosar a la derecha actual las vergüenzas del franquismo– levantando de su tumba al gran tótem en que la izquierda ha convertido la figura del dictador.…  Seguir leyendo »

La Iglesia vasca no se disuelve

Mi liberada:

Coincidiendo con el anuncio de disolución de la banda de asesinos nacionalistas, los obispos del País Vasco, Navarra y Bayona emitieron este viernes un comunicado en el que piden perdón. Aunque no sé cómo lo sabe, el editorial de este periódico determinaba que era un «sincero perdón». El anuncio de la banda supone un importante progreso moral: por primera vez reconoce que algunos de sus asesinatos no estuvieron bien y pide perdón por ellos. O sea que ETA ya nunca pedirá perdón a todas sus víctimas. Hummm... Lo reconozco. Este titular deberá esperar quince días, que son los que faltan para que se produzca la disolución efectiva de la banda en el paisaje (¡pobre paisaje lo que le espera!)…  Seguir leyendo »

ETA anunciará este año su disolución. Lo hará seis años después del abandono de la violencia. Por el camino quedaron más de 800 personas asesinadas y un largo ciclo de extorsión, persecución y muerte que marcó el contexto vital de varias generaciones de ciudadanos. Con esa estrategia de terror y de asesinatos selectivos, ETA trató de elevar a categoría de total la visión particular que tenía sobre lo que debía ser Euskadi. Mató para instaurar —por ejemplo, en palabras de María Dolores González Katarain, Yoyes—“un deber de uniformidad”; para que toda la sociedad asumiera una idea obligatoria de lo vasco.…  Seguir leyendo »

Hacia el crimen perfecto

Los nacionalistas y secesionistas juegan la batalla de las palabras, de imponer su marco desde hace décadas, porque las palabras son fundamentales para la transformación cultural, política y del poder con mayúsculas. En el constitucionalismo democrático se minusvaloró su importancia, por lo que los partidos tradicionales sufren una debilidad extrema en el País Vasco, Navarra o Cataluña. Son las ideas, estúpido, podríamos decirles, pero no parecen conscientes en el Gobierno popular del destrozo que les viene si sigue su embeleco con el Partido Nacionalista Vasco.

Al grano. El llamado desarme de ETA se celebró en el País Vasco francés a comienzos de abril del año pasado.…  Seguir leyendo »

40 años del sábado negro en Guernica

El sábado 8 de octubre de 1977, el empresario y presidente de la Diputación de Vizcaya, Augusto Unceta-Barrenechea Aizpiri, y más de ocho apellidos vascos, fue asesinado por ETA-m en Guernica con sus dos escoltas de la Guardia Civil. El triple crimen en la villa foral levantó una ola de condena y repulsa social, política y mediática que no se volvió a repetir hasta 1981, con el secuestro y asesinato del ingeniero José María Ryan.

Quizá lo más llamativo fueron las críticas de ETA-pm o de medios afines a los asesinos, como el diario abertzale Egin (editorial de 11 octubre de 1977, pág.…  Seguir leyendo »

El éxito de Patria

Hoy parece que Patria, la novela de Fernando Aramburu, siempre nos acompañó. Que esas dos duras madres paralelas Bittori y Miren siempre estuvieron regañándonos y friendo pescado para cenar. Que siempre supimos que al Txato le dolió, más que el último disparo, la flaqueza de su alma gemela Joxian: un asesinato se puede perdonar, pero ¿cómo soportar que tu mejor amigo te retire el saludo? Ahora parece que siempre supimos que la variedad vasca de la banalidad del mal consistió en la miseria de la soledad y de la afonía.

El éxito de la novela de Fernando Aramburu se mide no solo por sus ventas, sino por la naturalidad con las que ya se han asumido las premisas fundamentales de su relato sobre la historia vasca.…  Seguir leyendo »

Patria de Fernando Aramburu

Una importante bibliografía, que afortunadamente no ha cesado de crecer en los últimos años, ofrece ya un estremecedor testimonio de lo que la banda terrorista ETA, nacida del nacionalismo euskaldún, ha supuesto en la vida de todos los españoles, con particular impacto en los ciudadanos vascos. La criminal sinrazón de la sangrienta aventura está relatada con detalle quirúrgico en el número de sus víctimas, en el desamparo de sus familiares, en la osadía de sus asesinos, en la impudicia de sus justificaciones, en el hosco rechazo a reconocer el daño causado. Y aunque la firmeza de la democracia española y sus servicios de seguridad hayan conseguido acabar con las manifestaciones más dolorosas de la actividad delictiva, las garantías de nuestro sistema legal permiten que, cumplidos sus plazos penales, los asesinos de otrora hayan recuperado la libertad que con sus balas negaron a centenares de víctimas.…  Seguir leyendo »

El extraordinario poema La casa de mi padre de Francisco Javier Irazoki comienza así: "Desde la casa / primero se veía el miedo / y después, / el color verde del paisaje".

Les ruego que sigan el hilo de tres historias que, en el fondo, siguen siendo la misma.

Cuando el 8 de agosto de 2002 más de 30 miembros de Batasuna se acercaron a la Casa del Pueblo de Andoain, para precintarla, se encontraron a dos hombres dentro: uno era el concejal socialista Estanis Amutxastegi y el otro, mi hermano, Joxeba Pagazaurtundúa. Los de Batasuna, pese a gobernar el municipio, también utilizaban técnicas mafiosas en sus campañas de propaganda.…  Seguir leyendo »

Llevo un tiempo dando vueltas a la última novela de Fernando Aramburu. Desde la primera lectura de Patria algo me rondaba por la cabeza y no he sabido durante este tiempo muy bien lo que era. Cierto que es una novela que redime en gran medida el año literario; he visto poca exigencia en los autores españoles consagrados o una vuelta a las fórmulas que les dieron éxito en el pasado, mucha autocomplacencia y poca voluntad de correr riesgos. Sin embargo, Aramburu nos lleva de la mano, sin exageraciones ni lirismos, a un espacio concreto y a un tiempo definido, inmediatamente pasado y desde las primeras páginas de su novela Patria se compromete sin tomar partido: "...evitar…  Seguir leyendo »

La marca de Caín en Alsasua

Caín no era un buen tipo. Nació en el seno de una familia estigmatizada por el pecado, pero célebre. Quizá por eso tuvo una relación especial con el poder divino, una relación que no supo gestionar. Presa de la envidia y los celos, mató a su hermano al comprobar que la ofrenda que Abel le hacía a Dios ensombrecía la suya, al constatar que otro se llevaba el rédito. Las consecuencias, reza la Biblia, generaron lo que hoy se conoce como la marca de Caín, explicada así en el Génesis: “Ahora quedarás bajo la maldición de la tierra, la cual ha abierto sus fauces para recibir la sangre de tu hermano, que tú has derramado. …  Seguir leyendo »

El País Vasco, cinco años después

¿Se imaginan una región francesa donde se reivindicaran los derechos de los violadores y se olvidara a las mujeres violadas? ¿Se imaginan un Länder alemán donde se homenajeara a los nazis en las fiestas populares, despreciando la memoria de sus víctimas? Cinco años después de que ETA decidiera el cese definitivo de la actividad armada, viajar por el País Vasco es un recuerdo constante de los verdugos y un miserable olvido de los asesinados.

Siempre fui reacio a visitar el País Vasco, especialmente los pueblos gobernados por los fanáticos; sólo había estado allí camino de Cantabria. Sin embargo, este verano decidí que había llegado el momento...…  Seguir leyendo »

La matraca de la reconciliación

Un nuevo aniversario del final de la violencia terrorista y —cómo no— una machacona insistencia en la necesidad imperiosa de que todas las partes —ETA, Gobierno, ciudadanos todos— den los pasos necesarios para conseguir el objetivo excelso de que la sociedad vasca llegue a ser por fin una sociedad reconciliada. Porque ahora mismo, según les parece a los pertinaces exigentes de los pasos, lo que tenemos es una sociedad cuyos miembros coexisten, pero no una en la que conviven de verdad. No parece sino que estaríamos por estos lares en algo así como la situación de coexistencia pacífica que hubo entre Estados Unidos y la Unión Soviética, ambos armados hasta los dientes de cohetes y mirándose desconfiados.…  Seguir leyendo »

Los resultados de las elecciones al Parlamento vasco celebradas el pasado 25 de septiembre ponen de manifiesto un hecho sobre el que no se reflexiona a pesar de la gravedad de lo que revela. Me refiero a que 46 de los 75 escaños del Parlamento vasco (sin incluir los once logrados por Podemos) han sido obtenidos por partidos nacionalistas (PNV y EH Bildu), que han recibido el respaldo del 58,88 por ciento de los votantes. O lo que es lo mismo, 397.664 votos el primero y 224.254 el segundo. Entre ambos, la nada desdeñable cifra de 621.918 votos (de un total de 1.012.085).…  Seguir leyendo »