Buscador avanzado

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Glasgow, Escocia, el 31 de octubre de 2021. (Alain Jocard/AFP)

La pandemia de COVID-19 ha puesto a prueba la capacidad de los gobiernos de América Latina para pagar sus crecientes deudas externas y ha empujado a países como Argentina y Ecuador al riesgo de incumplimiento. Este fenómeno no es único de la región: la deuda, en 2020 y 2021, ha costado más de 3,000 millones de dólares en las economías emergentes.

América Latina, además, es una de las regiones más afectadas del mundo por el cambio climático. Si a eso se suma una caída del Producto Interno Bruto de 7.7% en 2020, y que este no volverá a los niveles previos a la pandemia hasta 2024, estamos frente a un problema serio.…  Seguir leyendo »

Tema1

El endeudamiento público ha subido mucho durante la pandemia, pero, paradójicamente, la deuda pública en los países avanzados parece ahora más sostenible que tras la anterior crisis. ¿Seguirá siendo así en el futuro?

Resumen

Los niveles de endeudamiento público han subido de forma espectacular durante la pandemia, pero paradójicamente son ahora más sostenibles que tras la anterior crisis. Este análisis estudia la posible evolución de las principales variables que determinarán la sostenibilidad de la deuda pública en los países avanzados en los próximos años y plantea las distintas alternativas de reforma de las reglas fiscales europeas, abogando por cambios profundos en una normativa que los países europeos acordaron en un mundo que ya no existe.…  Seguir leyendo »

Una persona sostiene 500 pesos argentinos mientras realiza sus compras en Ciudad de Buenos Aires, Argentina, el 12 de agosto de 2021. (Demian Alday Estevez/EPA-EFE/Shutterstock)

A veces una sola frase puede desatar un vendaval. Hace un par de semanas María Eugenia Vidal, exgobernadora de la provincia de Buenos Aires y actual candidata a diputada nacional, dijo: “(Alberto) Fernández lleva, en este año y medio, un endeudamiento de 30,000 millones de dólares. Se está endeudando más rápido por año que (el expresidente Mauricio) Macri”. Inmediatamente desde el oficialismo salieron al cruce de esas declaraciones y se instaló un debate impensado en una campaña electoral: la deuda.

Las decisiones financieras de los gobiernos rara vez forman parte del debate público. Son temas ásperos, técnicos y difíciles de explicar.…  Seguir leyendo »

Más allá de la lógica preocupación por el incierto devenir de la nueva ola de contagios, de las disquisiciones interesadas sobre el uso e impacto de los fondos europeos y de las ensoñaciones sobre una nueva economía llena de adjetivos voluntaristas, con el cambio de ciclo económico, dos son los temas que este verano dominan las conversaciones de economistas y financieros, la inflación y las cuentas públicas. Dos viejos conocidos con los que nos topamos regularmente en España. Tan regularmente que quizás podríamos decir, como Ortega con el nacionalismo catalán, que solo podemos aspirar a conllevarlos.

Con la inflación hemos intentado de todo.…  Seguir leyendo »

JUAN MABROMATAAFP via Getty Images

Uno de los muchos legados complejos de la pandemia del COVID-19 será el nivel elevado de la deuda pública en la mayoría de los países. Esto refleja los aumentos de gasto público para hacer frente a la crisis, así como el colapso de los ingresos tributarios por la implosión de las economías en 2020. Como resultado, muchos países de ingresos bajos y medios corren el riesgo de enfrentar crisis de deudas.

Aunque muchos países desarrollados están altamente endeudados, sus tasas de interés son bajas en términos históricos –y negativas en términos reales. A pesar de haber aumentado su gasto público de manera menos pronunciada durante la crisis del COVID-19, los países en desarrollo deben pagar tasas de interés más altas sobre sus deudas soberanas.…  Seguir leyendo »

La inminente crisis de deuda estanflacionaria

En abril advertí que las políticas monetarias y fiscales extremadamente laxas de hoy, combinadas con una cantidad de shocks de oferta negativos, podrían resultar en una estanflación al estilo de los años 1970 (alta inflación de la mano de una recesión). Por cierto, el riesgo hoy es aún mayor que entonces.

Después de todo, los ratios de deuda en las economías avanzadas y en la mayoría de los mercados emergentes eran mucho más bajos en los años 1970, razón por la cual, históricamente, la estanflación no ha estado asociada con las crisis de deuda. En todo caso, una inflación inesperada en los años 1970 aniquiló el valor real de las deudas nominales a tasas fijas, reduciendo así las cargas de deuda pública de muchas economías avanzadas.…  Seguir leyendo »

La eurozona necesita una nueva política común para la gestión de la deuda soberana que acumularon los estados miembros para hacer frente a la pandemia. Buena parte de esa deuda hoy está en poder del Banco Central Europeo, pero en algún momento este tendrá que desarmar esas posiciones por razones de política monetaria.

Cuando eso suceda, puede producirse turbulencia en los mercados financieros de la eurozona; turbulencia que al encarecer la renovación de la deuda pública, despertará el fantasma de la inestabilidad sistémica en un sector bancario que estará debilitado por una nueva ola de morosidad.

Por eso es necesario mantener fuera de los mercados financieros por tiempo indefinido la deuda pública en poder del BCE, para lo cual el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) debe comprarla con fondos generados mediante la emisión de obligaciones propias en euros.…  Seguir leyendo »

El G20 perdió una oportunidad

Este mes, los ministros de finanzas del G20 aprobaron la emisión de 650 000 millones de dólares en derechos especiales de giro (el activo de reserva del Fondo Monetario Internacional) y una extensión por otros seis meses de la moratoria de pagos de deuda que hoy pueden pedir 73 países en desarrollo. El acuerdo es un paso en la dirección correcta, pero el G20 perdió una oportunidad de buscar una solución integral a la crisis de deuda que se cierne sobre el Sur Global. Otras crisis anteriores deberían habernos enseñado que las respuestas insuficientes y tardías demoran la recuperación y aumentan el costo (para deudores y acreedores) de la reestructuración de deuda.…  Seguir leyendo »

En el ámbito de la política fiscal, dos cosas han cambiado en los últimos años en todo el mundo. La primera es que las sostenidas bajas tasas de interés real han permitido que los gobiernos incurran en mayores déficits y endeudamiento. La segunda es que la pandemia del coronavirus ha hecho que sea imperativo emplear este espacio fiscal más amplio para proporcionar ayuda financiera a las familias y las empresas, como también para estimular la recuperación económica.

Las economías avanzadas están gastando lo que sea necesario para mantener sus economías a flote. En Estados Unidos, los escépticos sostienen que el paquete de US$ 1,9 billones del presidente Joe Biden es demasiado cuantioso, pero nadie teme que los inversionistas puedan negarse a adquirir la deuda resultante o exigir una prima de riesgo.…  Seguir leyendo »

Un trabajador espera clientes en la entrada de una tienda en Nairobi, Kenia, el de diciembre de 2020. En ese momento, Kenia buscaba un préstamo de hasta 2,300 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional. (Fredrik Lerneryd/Bloomberg)

Si la situación de las economías en desarrollo ante las consecuencias que está dejando la pandemia por el COVID-19 ya es difícil, un documento de trabajo del Fondo Monetario Internacional (FMI) tensa aún más la situación. Y es que, en pleno proceso de recuperación económica, la crisis climática, así como los efectos de esta en las economías emergentes y en desarrollo, podría afectar negativamente al crecimiento y, por ende, a esa convergencia entre países tan necesaria y que tanto se persigue. Sin embargo, esto ya no será solo por las consecuencias que estos desastres naturales tengan dentro de cada país, sino porque podrían generar un sobrecoste en la financiación externa a la que recurren estas economías, y de la que tanto dependen.…  Seguir leyendo »

A man passes a shop decorated with Chinese yuan bank notes and other currency in Hong Kong, in 2019. The pandemic's economic fallout has left low-income countries in Africa struggling to repay or restructure their debt. (Kin Cheung/AP)

With the coronavirus crisis exacerbating economic crisis in Africa’s low-income countries, economists and other experts argue that debt relief is essential. While the Trump administration and others have been skeptical about China’s willingness to offer debt relief, our research shows that these fears may be overblown.

Chinese banks offered African countries significant debt restructuring before the pandemic and have continued to do so. On Capitol Hill, the idea of cooperation with China remains unfashionable. Yet on U.S. policymaking related to Africa, understanding how Chinese financial institutions operate in Africa may help inform the debate on the ways to help Africans recover from the economic fallout of the pandemic.…  Seguir leyendo »

Apostemos por la unión fiscal europea

El pasado día 5, un grupo de colegas, compañeros y amigos publicaban el artículo Anular la deuda pública en manos del BCE en este diario apostando por la condonación de la deuda pública de los Estados de la zona euro en manos del BCE. Esa quita estaría condicionada a destinar los recursos “amnistiados” a la inversión pública para la “reconstrucción ecológica y social” de los distintos países de la eurozona. Esta propuesta da continuidad a las declaraciones a título individual del presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, en una entrevista en La Repubblica. Así las cosas, cabe preguntarse sobre la idoneidad de introducir tal propuesta en este momento en la agenda programática de la izquierda europea, y mi respuesta es no.…  Seguir leyendo »

En marzo de 2020, poco después del comienzo de la crisis de la covid-19, el BCE anunció un programa de compras de emergencia pandémica basado en adquisiciones de activos a gran escala, incluyendo deuda soberana. El programa logró que los Estados miembros pudieran financiar su apoyo fiscal a la economía (pago de ERTE y otras prestaciones sociales) a tipos de interés reales negativos. Esta medida contribuyó a que empresas y ciudadanos financien proyectos de inversión empresarial y de consumo, ayudando a amortiguar la crisis y sostener la salida de la misma.

Los efectos de estos tipos negativos van más allá del crecimiento, ya que tienen consecuencias redistributivas positivas.…  Seguir leyendo »

Anular la deuda pública

El debate sobre la anulación de las deudas en manos del BCE se ha desarrollado en Francia, pero también en Italia, Luxemburgo y Bélgica, en los pasillos de las instituciones europeas, entre los representantes del propio BCE y los distintos ministerios de finanzas de la zona euro.

Este debate es positivo y útil. Por primera vez desde hace mucho tiempo, las cuestiones monetarias se plantean como discusión pública. El dinero deja de ser por un momento este tema, sustraído a la deliberación colectiva y confiado a un banco central independiente de los poderes políticos, aunque dependiente de los mercados financieros. Los ciudadanos están descubriendo, algunos de ellos con consternación, que casi el 25% de la deuda pública europea está ahora en manos de su banco central.…  Seguir leyendo »

El peso de la deuda africana con China

La pandemia pone a los países pobres con grandes cargas de deuda ante un dilema terrible. El primer ministro etíope Abiy Ahmed, Premio Nobel de la Paz, lamentaba el pasado abril que los gobiernos se hayan visto obligados a elegir entre destinar recursos al pago de deudas o redirigirlos a salvar vidas y proteger las economías. Aquellos que eligen lo segundo, suelen ser responsables ante China, el mayor prestamista bilateral de África.

Según Ahmed, una moratoria al pago de la deuda era esencial para que Etiopía (uno de los países más pobres del mundo) pudiera responder a la COVID‑19, ya que le permitiría ahorrar 1700 millones de dólares entre abril de 2020 y fin de año, y 3500 millones si la moratoria se extendía hasta el final de 2022.…  Seguir leyendo »

Los países africanos no deben temer el default

Desde el inicio de la crisis de la COVID‑19, el fantasma del default acecha a las economías en desarrollo. El temor a perder acceso a los mercados lleva a que muchos países no quieran encarar el hecho de que sus deudas son insostenibles. Pero un análisis objetivo del impacto de la crisis de la COVID‑19, sumado a las realidades fiscales y financieras de los países de bajos ingresos, revela una «nueva normalidad», en la que un default en el momento oportuno no es lo peor que puede ocurrir.

Según cálculos del Banco Mundial, la mitad de los países más pobres del mundo tienen o corren riesgo de tener problemas para devolver sus deudas.…  Seguir leyendo »

¿Alexander Hamilton era un tonto? Los Teóricos Monetarios Modernos deben pensar que sí. Hamilton, cuya historia hoy es cantada por millones de alumnos, persuadió a un Estados Unidos joven de absorber deuda estatal, devolverla y construir una reputación de confiabilidad. “Si asumimos las deudas”, dice una letra del musical Hamilton, “la unión obtiene una nueva línea de crédito, un diurético financiero. ¿Cómo no obtenerla?”

¿Acaso Hamilton simplemente debería haber desarticulado la deuda de la Guerra Revolucionaria de los estados? Los defensores de la TMM parecen creer que sí, con el argumento de que los países muchas veces pueden imprimir dinero e ignorar la deuda sin mayores problemas.…  Seguir leyendo »

Nunca hubo en el mundo tanta deuda como hoy. Con tipos de interés tan bajos por tanto tiempo, quien podía endeudarse, lo hizo. Pero a pesar de lo ínfimo de los costos financieros, las consecuencias económicas de la pandemia han forzado a diversos países vulnerables a declarar uno tras otro el default soberano (o dar señales de su inminencia). Para colmo, el principal acreedor de las economías emergentes con problemas de deuda (China) tiene poca experiencia sobre cómo manejar una cadena de impagos de deuda soberana.

El 13 de noviembre, Zambia se convirtió en el sexto país que este año incurre en cesación de pagos de sus bonos soberanos (a continuación de Argentina, Belice, Ecuador, Líbano y Surinam).…  Seguir leyendo »

Chinese president Xi Jinping walks past a guard of honour at the Union Buildings in Pretoria, during the start of an official tour to South Africa in 2015. Photo by KAREL PRINSLOO/AFP via Getty Images.

Africa is experiencing its first continent-wide recession in 25 years due to the impact of the COVID-19, but many southern African states were already in economic distress prior to the pandemic – with Angola, Mozambique, Zambia and Zimbabwe partly because of unsustainable debt burdens they owe to China.

The COVID-19 crisis propelled African debt – and repayment and forgiveness – to the top of the international agenda once again, although this time much of the debt is bilateral, non-concessionary, or commercial in origin.

In April, the World Bank’s Development Committee and G20 finance ministers endorsed the Debt Service Suspension Initiative (DSSI) which includes 40 African Least Developed Countries (LDCs).…  Seguir leyendo »

Un aumento del gasto público durante la pandemia es esencial para manejar la crisis sanitaria, dar apoyo a las familias que perdieron ingresos y evitar quiebras de empresas que puedan causar un daño duradero a la producción y el empleo. Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, exhortó a los gobiernos a que «gasten, pero guarden los recibos». Asimismo, la economista principal del Banco Mundial Carmen M. Reinhart nos recuerda que «primero hay que pensar en cómo librar la guerra, después se busca el modo de pagarla».

Estas recomendaciones son razonables para países con cimientos fiscales sólidos, pero para otros, un aumento del gasto puede generar riesgos a largo plazo peligrosamente altos.…  Seguir leyendo »