Buscador avanzado

"Vamos a retomar el control sobre nuestras fronteras y sobre la emigración”, proclamaba hace poco el primer ministro británico, Boris Johnson, en un discurso. Christoph Blocher, pope de los antieuropeístas suizos, reproducía recientemente la idea a la intrincada manera del país: “La emigración tiene que volver a ser gestionada por Suiza sin injerencias”. Johnson y Blocher dicen y piensan lo mismo, pero lo hacen desde circunstancias opuestas. El Reino Unido ha dejado atrás el referéndum sobre su relación con la UE y se dispone a aplicar el resultado; a los suizos todavía nos espera la llamada a las urnas.

El 17 de mayo votaremos si Suiza revoca o no el acuerdo con la UE sobre la libre circulación de personas.…  Seguir leyendo »

Todo nos parece siempre demasiado o demasiado poco. Los suizos, los niños mimados de Europa, nunca estamos contentos. Ahora, la fuente de preocupación son las últimas estadísticas sobre inmigración.

El número de extranjeros residentes aumenta sin cesar. Lo bueno es que, gracias a esa inmigración, Suiza ha detenido el envejecimiento de su población. Lo malo es que gran parte de esa inmigración, en los últimos tiempos, son en realidad refugiados, personas que a menudo están poco formadas y cuya integración social y profesional es difícil. El número de inmigrantes procedentes de la UE y la zona AELE, en cambio, está disminuyendo.…  Seguir leyendo »

Pour les autorités d’asile suisses, les renvois vers les villes de Kaboul, Herat et Mazar-i-Sharif sont exigibles, lorsque les personnes disposent d’un réseau social et familial. Mais l’Office suisse d’aide aux réfugiés (OSAR) qui estime que la situation sécuritaire s’est encore aggravée depuis 2016 demande une suspension des renvois.

Tous les rapports convergent : les attentats et les combats armés entre les forces de sécurité, les Talibans et les autres factions armées (Al-Qaida et Etat islamique) continuent de provoquer des déplacements de population et de nombreuses victimes civiles dont un nombre croissant d’enfants.

Mieux protéger les requérants afghans en Suisse

En 2016, 3’229 personnes originaires d’Afghanistan ont déposé une demande d’asile en Suisse.…  Seguir leyendo »

Suiza asiste sobre ascuas al desolador espectáculo de una Europa desorientada ante los inmigrantes. En 1992, cuando se negó a entrar en el Espacio Económico Europeo (EEE), el país helvético escogió una vía única para asegurarse su puesto en el Viejo Continente: las negociaciones bilaterales. Estar con Europa pero sin estar dentro de ella. La fórmula fue extremadamente provechosa. Crecimiento, paro, calidad de vida... Todos los indicadores parecen demostrar que elegir esta política, sutil y continuamente renegociada, fue acertado, mal que les pese a todos aquellos que, como nosotros, soñaban con Europa y fueron ligeramente minoritarios la noche del referéndum. Ni siquiera los ataques generalizados contra el secreto bancario, hoy definitivamente enterrado, ni el descrédito que este acarreó, dieron al traste con el “pequeño milagro suizo”.…  Seguir leyendo »

El 9 de febrero los ciudadanos suizos votaron por ligera mayoría del 50,3% a favor de la iniciativa popular «contra la inmigración masiva» y las reacciones por parte de la Comisión Europea, diversos partidos políticos en la Unión y del propio Gobierno suizo, no se han hecho esperar. Ahora bien, más allá de las acusaciones y del revuelo mediático, resulta necesario discutir y analizar la situación en profundidad; estudiar las consecuencias jurídicas del referéndum por el cual los ciudadanos suizos han votado en contra de la libre circulación de personas entre su país y los que forman parte de la Unión Europea (UE), incluyendo los del denominado Espacio Económico Europeo (Noruega, Liechtenstein e Islandia).…  Seguir leyendo »

Accuser la Suisse de racisme, et donc indirectement de déni démocratique – le respect de la personne étant une des valeurs fondamentales de la démocratie –, a quelque chose d’incongru pour qui vit dans ce pays; un pays qui accueille dans ses centres urbains jusqu’à 35% d’étrangers. Enoncée par des ténors politiques européens, et notamment français, ou par des membres ou des proches de la Commission de Bruxelles, cette accusation devient injurieuse. Convient-il de rappeler à quel point les institutions européennes bafouent la lettre et l’esprit de la démocratie?

Le peuple par la voie référendaire refuse le Traité constitutionnel européen, qu’à cela ne tienne, il est aisé de trouver une majorité parlementaire suffisamment complaisante pour l’avaliser!…  Seguir leyendo »

La incómoda relación entre la Unión Europea y Suiza ha entrado en una zona rocosa de nuevo, ya que los votantes helvéticos apoyaron el domingo día 9 la iniciativa de la extrema derecha del Partido Popular Suizo para reintroducir cuotas a los inmigrantes de la Unión Europea. La victoria fue pequeña (20.000 votos parecen haber marcado la diferencia) y estuvo lejos de ser homogénea: los cantones con mayor porcentaje de extranjeros votaron en contra de la iniciativa.

La noticia ha sido recibida con júbilo por los partidos de extrema derecha en Europa. Pero el mensaje común de la Unión Europea hacia el suizo ha sido claro: no puedes coger sólo lo que te beneficia.…  Seguir leyendo »

The narrow majority vote in Switzerland against the “massive immigration” foreseen as a consequence of accepting the European Union’s commitment to free passage within the borders of “Schengen Europe” has left the Brussels authorities in “stupor,” according to the European press.

Switzerland was expected to accept this agreement as part of an altered treaty relationship with the EU.

Now many leaders of the EU nations fear that the European Parliament elections, scheduled in three months, may produce new outcomes hostile to immigration. They probably are right.

Results like that in Switzerland are conventionally interpreted as caused by rightist sentiments and the populist political parties that have been on the rise in recent years.…  Seguir leyendo »

En Suiza tienen lugar más elecciones y referéndums que en cualquier otro país del mundo. Al menos uno o dos cada mes. La participación no es muy alta y nadie fuera del país tiene mucho interés por los resultados de la votación. Pero el referéndum en Suiza el pasado domingo era diferente, atrajo mucho interés porque una mayoría de los ciudadanos votó a favor de limitar la inmigración de extranjeros. Es cierto, la mayoría a favor no fue abrumadora (50,3%), y curiosamente tanto el Gobierno como todos los partidos principales, menos el que propuso la consulta, estaban en contra de la proposición.…  Seguir leyendo »

Le 9 février, les citoyens suisses ont été appelés, comme ils le sont régulièrement, à se prononcer par votation sur trois questions. Le résultat de leur vote à fait le tour de la planète : les Suisses se sont prononcés par 50,3% pour le retour à un contrôle de l’immigration par un système de quotas. Rien de bien neuf par rapport à ce qui a cours aux Etats-Unis, au Canada, au Japon ou en France. Ce qui a déchaîné la réprobation, c’est que ce contrôle devrait s’appliquer non seulement aux ressortissants des pays pauvres, mais aussi aux citoyens européens (ce qui suscite la crainte des 300 000 Allemands installés en Suisse comme celle des dizaines de milliers de frontaliers français ou italiens).…  Seguir leyendo »

On Sunday, the people of Switzerland approved a referendum that imposes restrictions on the number of foreigners allowed to live and work in their country despite an all-out opposition campaign on the part of the country’s political, social and economic establishment, as well as by every government of the European Union.

The Euro-American ruling class is up in arms at the result because the Swiss people decided to do things that the majority of people throughout Europe and America might like to do, but which the rulers in these pretend democracies prevent the people from doing.

There is no appealing a referendum in Switzerland because the people are “the sovereign” practically as well as theoretically.…  Seguir leyendo »

Take a look at a map of the European Union and you’ll see a Switzerland-shaped hole at its heart. The Swiss are not members of the EU, but it surrounds them on every side. They have had to learn to live with their powerful neighbour, but in a vote on Sunday they took a step back from an ever‑closer relationship. Suddenly the hole looks a bit bigger and deeper than it did before.

Sunday’s referendum was about re-introducing immigration quotas for EU citizens in Switzerland. It was approved, but only just, with 50.3 per cent of those who voted saying Yes, despite the government, parliament and most business leaders campaigning against it.…  Seguir leyendo »