Buscador avanzado

Hace un par de semanas en «Rusia –y Franco– son culpables» adelanté: «Me resisto pero acaso un día escriba sobre las represalias de otro signo» al referirme a un mitin de Yolanda Díaz en la campaña andaluza. Los resultados electorales de su coalición de extrema izquierda fueron bien escasos porque el comodín del franquismo parece que cada vez pesa menos. La gente está pendiente de los problemas que le afectan hoy. El día al que me referí anunciando escribir sobre represalias de otro signo ha llegado. El Congreso ha sido testigo de una nueva traición sanchista enmarcada esta vez en la historia mentida, pactando con Bildu ese bodrio histórico de la nueva Ley de Memoria Democrática.…  Seguir leyendo »

El Instituto Gogora fue creado por el Gobierno vasco en 2012, cuando volvió al poder el PNV de la mano del actual lendakari Iñigo Urkullu tras el breve lapso de tres años de gobierno socialista de Patxi López apoyado por el PP.

Urkullu venía de ser presidente del PNV y tenía muy claros los errores que había cometido su partido mientras estaba al mando del anterior lendakari, Juanjo Ibarretxe.

El primero de ellos había sido la beligerancia extrema a favor del independentismo. Con Urkullu en el Gobierno vasco, y tras el final de ETA en 2011, el nacionalismo se moderó en su petición de independencia y continuó la labor de construcción nacional a través de la imposición del euskera y la utilización intensiva del gran recurso propagandístico que se había empezado a poner en práctica con el segundo gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero: la memoria histórica.…  Seguir leyendo »

El diario El País informó, el 19 de junio de 2018, del levantamiento de la fosa común núm. 94 del cementerio municipal de Paterna (Valencia) donde estaban enterrados víctimas de la represión franquista.

Otros medios de información publicaron, el año pasado, que el gobierno de Valencia y el ayuntamiento de Paterna van a construir un memorial, en el mencionado cementerio, con una inversión de un millón de euros, «para la difusión y divulgación de los valores democráticos que representa, en concreto, los derechos de las víctimas» y que «sirva de recuerdo para homenaje y recuerdo a las víctimas de la dictadura franquista que murieron en defensa de la democracia».…  Seguir leyendo »

El terror, el asesinato masivo, la esclavitud o el rapto de mujeres y niños son tan antiguos como la existencia de los Estados. Es decir, tan antiguos como la política. El choque de imperios, de naciones o de ciudades implicaba la rendición, el sometimiento o la victoria de sólo uno de ellos.

En la época contemporánea, el terror como arma de guerra tiene su inicio en la Revolución francesa, cuando se ejecutaron (saqueados y guillotinados) decenas de miles de enemigos interiores de la revolución. También se ejecutó a los ciudadanos de los enemigos exteriores. Como la ciudad de Lyon, que se resistió a las barbaridades de París.…  Seguir leyendo »

Víctimas de una guerra civil

La guerra civil española de 1936-1939, como otras similares antes o después, no estalló de improviso como un fenómeno natural ni por la acción malévola de minorías aisladas y sin arraigo social profundo. Es un error considerarla mero producto de la rebelión militar de un puñado de traicioneros “generales facciosos” o entenderla como acción preventiva para anular “un complot comunista” inminente. Con independencia de sus causas (más complejas de lo que pretende el maniqueísmo especular filofranquista o prorrepublicano), la contienda fue un cataclismo colectivo que partió por la mitad a la sociedad española y abrió las puertas a un aterrador infierno de violencia y sangre: en torno a 200.000 muertos en combate, más de 350.000 muertos por penurias alimentarias y carencias sanitarias y una cifra de víctimas mortales por represión política de no menos de 130.000 personas a manos franquistas (la mayoría en guerra y unas decenas de miles en posguerra) y poco más de 55.000 a manos republicanas (estas solo durante la guerra).…  Seguir leyendo »

El pasado 29 de septiembre el Ayuntamiento de Madrid aprobó, por la mayoría de la derecha (PP, Ciudadanos y Vox), la propuesta de Vox de retirar los nombres de las calles de Madrid y otras simbologías (placas y estatuas) a los dos ilustres socialistas y ministros de la II República Francisco Largo Caballero, que también fue presidente del Gobierno durante unos meses de la Guerra Civil, e Indalecio Prieto Tuero. Como biógrafo de Prieto y patrono de la Fundación que lleva su nombre, voy a centrarme en este último.

En el recinto de plenos, y durante la discusión de la propuesta, se escucharon duros insultos a los dos dirigentes socialistas, entre otros, “personajes siniestros”, “criminales” y “antidemócratas”.…  Seguir leyendo »

Ni héroes ni villanos

El polémico concepto de memoria histórica nos ha devuelto a los tiempos de la limpieza de sangre, con todos los riesgos que ello comporta, porque es muy difícil que un personaje histórico presente una ejecutoria irreprochable que le permita ingresar, sin tacha alguna, en ese Parnaso democrático que al parecer se trata de crear. Cuando se pone tan alto el listón de la ejemplaridad histórica, resulta inevitable que desde el bando contrario se exija el mismo rigor en el escrutinio de la vida de políticos e intelectuales que dedicaron poemas a Stalin, que se vieron envueltos en episodios que hoy calificaríamos de crímenes contra la humanidad o que participaron en 1934 en una insurrección armada contra un gobierno legítimo.…  Seguir leyendo »

El 16 de septiembre de 2019 murió Ascensión Mendieta, convertida en una figura pública por sus esfuerzos para exhumar los restos de su padre, Timoteo Mendieta Alcalá, fusilado por los rebeldes poco después de que finalizara la Guerra Civil, y otorgarle una sepultura digna.

Timoteo Mendieta, de profesión carnicero, había nacido en 1898 en Sacedón, una localidad de 2.407 personas perteneciente a Guadalajara. La provincia alcarreña, que entonces tenía 203.998 habitantes y que en su mayor parte permaneció bajo el control del Gobierno republicano durante la contienda civil, fue testigo de una dinámica represiva desencadenada por militantes de izquierdas tras el fracaso de la sublevación militar en la capital el 22 de julio de 1936.…  Seguir leyendo »

Pocas veces concurren en el mismo día dos acontecimientos históricos tan relevantes para España como los sucedidos en este 23 de agosto, aunque en años diferentes, concretamente el primero en 1936, año del inicio de nuestra Guerra Civil, y el segundo en 1939, año del final de la contienda. Traigo a colación estas dos efemérides porque ambas ponen en evidencia el desatino que representa el sectario y totalitario proceso de la «Memoria Histórica», impulsado por el Gobierno del actual PSOE, en su afán de quebrar el principal fruto de la Transición democrática, que no fue otro que el gran acuerdo de la reconciliación nacional plasmado en la aprobación de la Constitución de 1978, eventos todos ellos coprotagonizados por el antiguo PSOE, un partido ideológicamente distinto, cuyas patrióticas políticas de entonces son sometidas a revisión por quienes hoy ocupan (¿okupan?)…  Seguir leyendo »

Con la misma cursilería sectaria y mentirosa de la película producida por Cerezo «Las Trece Rosas», Sánchez escribe un mensaje en las redes sociales que, de entender el español, le produciría un ataque de alipori al mismo Richard Gere, el de los paquetes de «Bimbo» al «Open Arms». «Hace ochenta años –escribe Sánchez–, trece mujeres fueron fusiladas en Madrid por defender la democracia y la libertad. Que los nombres de las 13 Rosas nunca se borren de la Historia». La emoción ha erizado mis vellos y se hallan en punta. Me pinchan y no sangro. Me tortura un chino cosquilleando mis pies y apenas siento el cosquilleo.…  Seguir leyendo »

Posverdad de la Transición y la guerra

Acabo de ver en la televisión a dos jóvenes barbados que dicen representar a una formación política (IU), que ellos se han encargado de enterrar. Están pidiendo un referéndum para que los españoles decidan si quieren Monarquía o República. Pero no nos dicen si se trata de resucitar la I República o la II, quizá no recuerdan cómo acabaron ambas. Tampoco recuerdan que eso ya lo votamos en 1978 y por no recordar también han olvidado que sus ancestros políticos (Carrillo, Camacho…) estaban a favor de la reconciliación nacional, que fue defendida por la izquierda en vida de Franco y puesta en práctica por todos los partidos en el periodo constituyente.…  Seguir leyendo »

«Sufrir pasa, haber sufrido no pasa jamás». Me he acordado de la máxima de León Bloy a propósito de la iniciativa de los grupos municipales de Ahora Madrid y PSOE para erigir en Hortaleza un monumento a los represaliados del franquismo del antiguo pueblo madrileño.

Ante dicha propuesta, un ciudadano de Hortaleza, Jesús Municio Baena, formuló a Adrián Delgado en estas mismas páginas una muy digna petición para que el monumento incluya también a las víctimas de la represión desatada en 1936 en el pueblo con la pasividad, cuanto menos, cuando no la complicidad, de las autoridades republicanas de la localidad, constituidas en «comité revolucionario» después del golpe militar.…  Seguir leyendo »

El político y jurista asturiano Melquíades Álvarez.

Cuanto escribí la semana pasada empieza a hacerse realidad. Rajoy lleva camino de salirse con la suya: permanecer en el poder a cualquier precio y por precaria que sea su situación. Rivera acaba de obligarle a hacer lo que no quería. A no ser Rajoy, en cierto modo, sometiéndose a la investidura sin tener amarrados los votos necesarios. Como revancha preventiva, él ha tomado a cambio a todos los españoles como rehenes, amenazando con joderles la vida, obligándoles a ir a votar el día de Navidad, si Sánchez no paga antes su rescate con la moneda de la abstención. Salvando todas las distancias, culpar al PSOE de que se pongan las urnas el 25 de diciembre equivaldría a achacar a la Policía lo ocurrido en Hipercor.…  Seguir leyendo »

Partiré de una afirmación que comparten todos los historiadores: la memoria histórica no existe, pues la memoria personal «tiende a la ficción». En el libro «Maestros de la República», del que es autora María Antonia Iglesias, aparece el maestro de Móstoles don Gerardo Muñoz, fusilado por los vencedores en 1939. La autora se basa en «las memorias personales» de la hija del maestro, Celia Muñoz, y de la nieta, Graciela Ugarte.

«Me dijeron –habla Celia– que un hermano del cura (Ernesto Peces) fue al campo de concentración de Albatera a buscarlo. Me duele imaginar el calvario que sufrió mi padre sin ninguna culpa, porque era un hombre honrado y decente a más no poder.…  Seguir leyendo »

Toda una vida. Y prolongada. Casi ochenta años para darle el carpetazo a una parte de nuestra historia, porque ya puede dormir el sueño de los justos esta enorme colección de historias desdichadas que conocemos con el nombre de Paracuellos.

El carpetazo se lo ha dado Julius Ruiz, nieto de un exiliado español nacido en Inglaterra hace poco más de cuarenta años. Ejerce de profesor y de investigador en la universidad de Edimburgo. Ruiz es hispanista, o sea, que ha conseguido el estatus con el que soñaba Mario Onaindía unos años antes de su muerte: “Yo quiero ser hispanista inglés”, decía con toda su ironía a quien le preguntaba por sus proyectos de futuro.…  Seguir leyendo »

El pasado viernes 16 de noviembre el Comité contra la Desaparición Forzada dio a conocer sus observaciones finales acerca del cumplimiento de España de la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas, tratado internacional por el que está obligada desde su entrada en vigor el 23 de diciembre de 2010.

Una vez más, un órgano de Naciones Unidas tiene que llamar la atención a España acerca del incumplimiento de sus obligaciones internacionales en torno a los crímenes cometidos durante la guerra civil y el franquismo. En 2009 España fue amonestada tanto por el Comité de Derechos Humanos como por el Comité de la Tortura, quienes señalaron que España no puede amparase en la prescripción de estos crímenes o en la Ley de Amnistía de 1977 para no investigar y juzgar a sus responsables.…  Seguir leyendo »

Hay un poema impresionante de César Vallejo, como todos los suyos, que se refiere a un cadáver, el del desconocido miliciano Pedro Rojas, que estaba “lleno de mundo”. A Julián Grimau le ocurrió exactamente lo contrario. Decía, digo, que César Vallejo, el Inmenso, tiene un poema en el que se refiere a un cadáver lleno de vida, que es lo mismo que estar pletórico de mundo. Pues bien, yo voy a escribir sobre un cadáver lleno de muerte, porque todo lo que rodeó los últimos meses de su vida no fue más que un cruel descenso hacia al cadalso.

Resulta difícil imaginarse a esas asociaciones dedicadas a la celebración de la memoria histórica, a los grandes acontecimientos que conforman nuestro presente y que son analizados y evaluados como si se tratara de diamantes en el mercado de Amsterdam.…  Seguir leyendo »

Aunque nuestras almas están ya bien saturadas de lo que podíamos denominar sorpresa y asombro, no lo están tanto como para admitir sin protesta alguna hechos que producen una honda herida en la memoria de muchos españoles que aún viven y recuerdan en su frágil memoria hechos calificados de deleznables. Me refiero a la decisión de dedicar a quien fuera secretario general de Partido Comunista de España, Santiago Carrillo, una calle o espacio público en la capital, decisión que se adoptó por mayoría en el Ayuntamiento de Madrid, merced a la abstención del Grupo Popular.

Nadie en la historiografía contemporánea ha logrado desmentir a estas alturas la responsabilidad de quien presidía la Consejería de Orden Público de la Junta de Defensa de Madrid en los tremendos fusilamientos de Torrejón de Ardoz y Paracuellos del Jarama donde fueron masacrados miles de españoles, muchos menores de edad, por el solo hecho de su credo o condición.…  Seguir leyendo »

El proceso de Kafka cuenta la condena de un inocente. El acusado, Josef K, vaga entre funcionarios judiciales buscando la razón de su culpa. Harto de proclamar su inocencia —"como hacen todos los culpables", le dirá el capellán de la prisión— acabará descubriendo que ha tenido la mala suerte de topar con un tribunal que "arresta a personas inocentes".

Kafka es un exagerado porque los tribunales no están para acusar a inocentes, todo lo más para silenciarles, como hizo el juez del Supremo, Juan Saavedra, que despidió a quien llegó hasta él para pedir justicia por sus muertos y desaparecidos con un "absténgase de perturbar al Supremo".…  Seguir leyendo »

La sentencia del Tribunal Supremo español absolviendo a Baltasar Garzón es una buena noticia solo en tanto que no contribuye a empeorar la situación en la que este se encuentra. Sin embargo, una lectura atenta de la misma causa una profunda decepción al constatarse la falta de creatividad y voluntad justiciera de tan alto tribunal.

Los magistrados reconocen la legitimidad de las exigencias de las víctimas del franquismo. Las víctimas —dice la sentencia— tienen el "derecho a saber" lo ocurrido con sus familiares, y su búsqueda de efectivo amparo se justifica. Por mayoría, los magistrados deciden que Garzón no hizo sino responder razonablemente a tal demanda, aunque utilizando un enfoque doctrinal que el Supremo no comparte y califica, por tanto, de "error".…  Seguir leyendo »