Buscador avanzado

De los pozos más profundos de la intolerancia y la cólera han brotado en los últimos días nuevas muestras de fanatismo, manifestadas en esta ocasión en forma de actos de hostigamiento hacia los turistas que visitan nuestro país y hacia las instalaciones e infraestructuras que los acogen. El pretexto de los ataques son los supuestos efectos adversos que tiene el elevado número de visitantes y la presunta sobreexplotación de los atractivos turísticos de nuestras ciudades y pueblos, en perjuicio de otros valores e intereses que los radicales, evidentemente, no son capaces de explicitar.

Resulta tan evidente que el turismo constituye una fuente de prosperidad y crecimiento en España que no es necesario esmerarse en presentar una catarata de datos que, por lo demás, resultan sobradamente elocuentes para que nadie pueda objetivamente poner en duda esta afirmación.…  Seguir leyendo »