Alianzas y cooperaciones de Seguridad y Defensa en el Siglo XXI

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial el mundo estuvo dividido, durante más de cuarenta años, en dos bloques antagónicos liderados por Estados Unidos y la Unión Soviética, que mantuvieron un equilibrio basado en la destrucción mutua asegurada. Cada uno de ambos líderes creó sus propias alianzas: la OTAN y el Pacto de Varsovia, y promovieron o apadrinaron otras alianzas o acuerdos regionales para contener al contrario. La desaparición de la Unión Soviética en 1991 cambió este escenario más o menos estable por otro en el que al principio solo había una potencia hegemónica que servía como gendarme global, influyendo en todas las regiones del mundo.

No obstante, apenas una década después, el auge del terrorismo yihadista, empezando por el ataque que sufrió en su propio territorio el 11 de septiembre de 2001, las intervenciones en Afganistán e Irak, así como la emergencia de otros actores internacionales, demostraron que Estados Unidos no podía mantener ese papel en solitario durante mucho tiempo. En consecuencia, las relaciones y acuerdos regionales en el campo de la seguridad y la defensa están  adquiriendo una importancia mayor para la seguridad global. Alianzas que se alineaban en el pasado con uno de los dos bloques antagónicos, tienen que asumir nuevas responsabilidades y dotarse de otros medios de decisión. Surgen nuevas colaboraciones de seguridad y defensa, mientras otras ya existentes adquieren ahora un mayor valor como base de la estabilidad regional.

No se puede establecer, con carácter general un patrón que nos pueda dar una idea real de lo que está pasando, en el panorama, cambiante y fluido, de las alianzas y cooperaciones de seguridad en el mundo. Las estructuras existentes, en ocasiones redundantes o puramente nominales, sin actividad sustancial, se irá aclarando en favor de aquéllas que realmente se corresponden con una convergencia de intereses y de amenazas, dibujando un mapa de la seguridad mundial que ya se esboza, y que puede muy diferente del actual.

Leer artículo completo en formato PDF (enlace alternativo).

José Enrique de Ayala, General de Brigada del Ejército, retirado.
Soledad Segoviano Monterrubio, profesora de Relaciones Internacionales en la Facultad de CC. de la Información
y en la Facultad de CC. Políticas y Sociología, miembro de Departamento Interfacultativo de Derecho Internacional Público y RR II de la Facultad de CC. Políticas y Sociología de la UCM.
Xira Ruiz Campillo, doctora en CC. Políticas (Relaciones Internacionales) y profesora de Relaciones Internacionales y Régimen Internacional del Medioambiente en la Facultad de CC. Políticas de la UCM.
Javier Gil Pérez, Doctor en Seguridad y Defensa por el Instituto Universitario General Gutierrez Mellado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *