Atentados en Barcelona y Cambrils (I)

Los miembros de la llamada célula de Ripoll, denominada así por la localidad gerundense donde se constituyó, prepararon la ejecución de una matanza terrorista en Barcelona el 20 de agosto de 2017. En vez de eso, algunos de ellos improvisaron atentados empleando furgonetas y cuchillos, que se materializaron pocos días antes en la propia capital de Cataluña y en la localidad tarraconense de Cambrils. ¿Quiénes eran esos terroristas y cómo llegaron a conformar una célula operativa? ¿Qué es lo que explica su radicalización en el salafismo yihadista? ¿Cómo se prepararon para atentar ocasionando el mayor número posible de víctimas? En los tres epígrafes en los que se divide este documento respondemos a esas tres preguntas con base en evidencia extraída de fuentes primarias. Tal y como analizamos en el primer epígrafe, un imán marroquí actuó como emprendedor de la célula yihadista, que estuvo formada por 10 hombres, nueve de ellos adolescentes y jóvenes de segunda generación nacidos o crecidos en Ripoll, descendientes de inmigrantes marroquíes. En el segundo epígrafe explicamos cómo la movilización de esos individuos hacia la violencia dependió tanto de su exposición en persona a un agente de radicalización, como de los vínculos de parentesco y amistad que existían previamente entre ellos. En el tercer y último epígrafe ponemos de manifiesto la buena coordinación mediante la cual llevaron a cabo seis tareas diferenciadas para la preparación de una serie de atentados, que por su modalidad y por los blancos designados ambicionaban excepcionalmente cruentos, como era propio de una célula enlazada con Estado Islámico (EI).

Introducción

El 17 de agosto, hacia las 16:50 horas, un terrorista que circulaba al volante de una furgoneta la introdujo deliberadamente en el paseo de La Rambla, en Barcelona, muy concurrido de personas, tanto residentes en la ciudad como turistas. Zigzagueó durante cerca de 800 metros, en su intento de atropellar al mayor número posible de peatones, matando a 14, hiriendo a más de un centenar y dejando a muchos otros afectados psíquicamente. [1] Cuando la furgoneta se detuvo, inmovilizada por los cuerpos atrapados en los bajos del vehículo, el terrorista abandonó el lugar a pie y se hizo con un coche tras apuñalar mortalmente a quien lo conducía. [2] Más tarde atravesó un control colocado por agentes de los Mossos d’Esquadra (ME), dándose a la fuga. Cuatro días después, otros agentes del mismo cuerpo policial catalán lo localizaron en una zona rural a unos 40 kilómetros de distancia. El terrorista se abalanzó entonces sobre ellos gritando Allahu Akbar! y exhibiendo lo que luego se comprobó era un falso cinturón de explosivos, siendo abatido por los policías. [3] Tras lo ocurrido se pudo comprobar que, actuando como lo hizo y con ese artefacto simulado, el terrorista buscaba provocar que los agentes lo mataran para así alcanzar la condición de mártir y con ella el paraíso, según las convicciones que había interiorizado durante su radicalización en el salafismo yihadista. [4]

Cerca de nueve horas más tarde, en torno a las 01:05 horas en la madrugada del 18 de agosto, un atentado similar se produjo en Cambrils, unos 120 kilómetros al sur de Barcelona. En esta ocasión, otros cinco terroristas que circulaban en un coche vieron un vehículo de los ME estacionado junto al paseo marítimo de la localidad. Antes de colisionar a propósito contra el vehículo policial, arrollaron a quienes caminaban por ese tramo del paseo, matando a una mujer, ocasionando lesiones a varias otras personas y, de nuevo, dejando a muchas más ateridas de pánico. A continuación, los terroristas salieron del coche en que iban, el cual había volcado como consecuencia del impacto, intentando herir a los transeúntes con los cuchillos y el hacha que portaban hasta que de nuevo agentes de los ME hicieron uso de sus armas y los abatieron. [5] Al igual que había ocurrido con el terrorista de La Rambla, los terroristas que atentaron en Cambrils llevaban adosados a sus cuerpos lo que parecían ser cinturones de explosivos. Aunque falsos, sirvieron para provocar que perdieran la vida mientras realizaban un acto de yihad en el camino de Alá, según el convencimiento al que igualmente habían llegado como resultado su adoctrinamiento en un entendimiento fundamentalista y belicoso del credo islámico. [6]

Esos seis terroristas que perpetraron los atentados de Barcelona y Cambrils pertenecían a una célula yihadista más amplia. [7] En dicho documento elaboramos nuestro análisis basándonos tanto en el conocimiento desarrollado por Europol sobre dicha organización yihadista como en piezas de Inteligencia compartidas en el seno del Counter-Terrorism Committee Executive Directorate (CTED) de Naciones Unidas y por el National Counter Terrorism Center (NCTC) de EEUU. Es más, el caso de la célula de Ripoll refleja el cambio de estrategia que introdujo EI en mayo de 2016. En el marco de esta modificación de su estrategia, [8] El aparato de seguridad exterior de EI, parte de su diwan o burocracia central de seguridad, tenía encomendado seleccionar y designar activistas, especialmente de entre sus combatientes extranjeros (CTE) en la zona de conflicto en Siria e Irak procedentes de Europa Occidental o de entre quienes hubieran ya retornado desde la zona de conflicto a sus países europeos de procedencia y se mantuviesen leales a la organización yihadista. Estos activistas debían conectar con los potenciales terroristas, adoptando el papel de planificadores virtuales o de supervisores sobre el terreno. [9]

Ahora bien, los seis yihadistas que perpetraron los atentados en Barcelona y Cambrils los días 17 y 18 de agosto de 2017 no materializaron los actos de terrorismo que ellos y otros miembros de la célula tenían previsto. En lugar de ello, esos atentados fueron improvisados como alternativa al fallido plan original. Este plan original consistía en hacer estallar unos días más tarde, el 20 de agosto, en Barcelona, tres o cuatro furgonetas con grandes cantidades de triperóxido de triacetona (TATP) en su interior y cargadas con bombonas de gas inflamable. También incluía la utilización de cantidades menores del mismo TATP en cilindros adosados a cinturones explosivos y en granadas de mano o bombas de tubo. Los principales blancos designados para cometer estos atentados, como enseguida detallaremos, eran aglomeraciones de gente en/o alrededor del emblemático templo de la Sagrada Familia y del estadio del Fútbol Club Barcelona.

Pero los terroristas alteraron esos planes y aceleraron otros no previstos después de que la casa de Alcanar, en la provincia de Tarragona, en que estaban terminando de fabricar el TATP estallase la noche del 16 de agosto. [10] Dos miembros de la célula se encontraban en la propiedad en ese momento terminando de fabricar el TATP, entre 200 y 500 kilos, que pretendían conseguir cuando se detonó accidentalmente. [11] Ambos fallecieron en el acto, mientras que un tercero, que se encontraba entrando y saliendo de la casa, resultó gravemente herido y fue trasladado a un hospital en la cercana localidad de Tortosa. A primeras horas de la tarde del siguiente día, 17 de agosto, tan pronto como los demás miembros de la célula conocieron, por separado, que la casa de Alcanar había estallado, todos ellos, menos uno que como veremos había optado por renunciar a su implicación en la célula yihadista el día anterior, decidieron improvisar planes alternativos de atentados. Uno optó por atentar sólo, con una furgoneta y un cuchillo, en el centro de Barcelona, mientras que otros cinco perpetraron acciones terroristas similares en Cambrils. Entre uno y otro atentado, los terroristas mataron a un total de 16 personas e hirieron físicamente a más de 140, dejando casi dos centenares más afectados por daños o secuelas psíquicas. [12]

¿Quiénes eran esos yihadistas y cómo se convirtieron en integrantes de una célula terrorista? [13]

A lo largo de este documento combinamos el nivel de análisis individual, o micro, con otro organizativo, o meso. Igualmente, contextualizaremos los hechos e introduciremos interpretaciones analíticas para cada una de las preguntas que nos planteábamos al inicio según convenga. Como argumentamos en las conclusiones, no fue azaroso que los miembros de la célula que cometió los atentados de Barcelona y Cambrils tuviesen las características sociodemográficas que compartían, ni que experimentasen procesos de radicalización violenta similares, ni que se implicaran en la preparación de los atentados del modo en que lo hicieron. La célula de Ripoll, sus miembros y sus actividades reflejan una serie de tendencias observadas respecto al terrorismo yihadista en Europa Occidental en los años previos al de los atentados en Barcelona y Cambrils, en el contexto de movilización vinculado a la guerra en Siria, exhibiendo al mismo tiempo rasgos típicos de una célula enlazada con EI.

De seguidores de un imán radical a miembros de una célula yihadista

La célula que atentó en Barcelona y Cambrils, conocida como célula de Ripoll, por la localidad gerundense de por entonces unos 11.000 habitantes donde se formó, la integraron 10 individuos. En estos se incluyen los dos que murieron en la explosión de Alcanar el 16 de agosto, el líder, Abdelbaki Es Satty, uno de los miembros del grupo más próximos a este, Youssef Aalla, así como el que resultó herido en la explosión, Mohamed Houli, detenido posteriormente en el hospital donde fue atendido; el que perpetró el atentado de La Rambla el 17 de agosto y fue abatido cuatro días después en una zona rural, Younes Abouyaaqoub; los cinco asimismo abatidos en la madrugada del 18 de agosto mientras cometían el atentado en Cambrils, Mohamed Hichamy, Omar Hichamy (hermano menor de Mohamed), Houssaine Abouyaaqoub (hermano menor de Younes, Said Aalla (hermano menor de Youssef) y Moussa Oukabir; además de un décimo miembro de la célula que finalmente no participó en los atentados pero fue detenido ese mismo día en Ripoll, Driss Oukabir (en su caso, hermano mayor de Moussa). [14] Es interesante constatar que entre los miembros de la célula había cuatro pares de hermanos. Por otra parte, la célula se benefició de la asistencia prestada por un cómplice, llamado Said Ben Iazza. [15]

Los dos únicos miembros de la célula que sobrevivieron, Mohamed Houli y Driss Oukabir, fueron condenados en mayo de 2021. [16] En 2022, una nueva sentencia de la Sala de Apelación del mismo organismo judicial redujo las penas a 43 años de cárcel para Mohamed Houli y 36 para Driss Oukabir. [17] El colaborador  de los miembros de la célula al que hemos hecho alusión más arriba, fue detenido el 22 de septiembre de 2017 en su domicilio de Vinaroz, en la provincia de Castellón, y fue encausado en el mismo procedimiento penal que Mohamed Houli y Driss Oukabir. [18] El tribunal lo consideró culpable de colaboración con grupo terrorista siendo condenado a ocho años de prisión. [19]

Un inmigrante marroquí y nueve descendientes de inmigrantes marroquíes

Como se desprende de lo anterior, todos los miembros de la célula de Ripoll eran hombres. [20] Cuando tuvieron lugar los atentados de Barcelona y Cambrils, su edad media se situaba entre los 23 y 24 años, aunque el rango de edades oscilaba entre la del líder, Es Satty, que contaba con 44 años, y la del entonces único menor, Moussa Oukabir, que solo tenía 17. Entre los restantes miembros de la célula, Driss Oukabir tenía 28 años, Mohamed Hichamy tenía 24, Youssef Aalla y Younes Abouyaaqoub tenían ambos 22, Omar Hichamy tenía 21 y Mohamed Houli 20, mientras que Houssaine Abouyaaqoub contaba con 19 y Said Aalla con 18. [21] Es Satty estaba casado desde los 18 años en su Marruecos natal y en el momento de emigrar a España, en el año 2000 o muy poco antes, dejó tras de sí, en un barrio a las afueras de Tánger, a su esposa y a sus hijos. Que los demás integrantes de la célula fuesen solteros es algo que estaba en consonancia con sus edades, salvo en el caso de Driss Oukabir, quien cohabitaba junto a una joven de su edad con la que mantenía una problemática relación sentimental, pero sin estar casados. [22]

Al igual que Es Satty, otros siete miembros de la célula de Ripoll nacieron en Marruecos y todos salvo uno tenían nacionalidad marroquí. [23] El imán y líder de la célula era originario de una localidad del Rif, seis de sus integrantes procedían de localidades del Atlas y uno de la provincia de Beni Mellal. Mohamed Houli es quien nació en territorio español, concretamente en Melilla, a donde sus padres se trasladaron desde la vecina Nador. Moussa Oukabir nació en Ripoll, si bien Houli era el único que contaba con la nacionalidad española. Pero los datos acerca del país de nacimiento y de nacionalidad han de ser apreciados tomando en consideración la variable del ascendiente migratorio. Lo cual es relevante porque, salvo el líder, [24] Este grupo de jóvenes de segunda generación era diverso ya que incluía a los dos miembros de la célula nacidos en España, otros cinco que fueron traídos a España en su niñez temprana y dos más que llegaron junto a sus familias poco después de cumplir 10 años. [25] Al igual que en otros países occidentales en general y de Europa Occidental en particular, estas segundas generaciones de adolescentes y jóvenes de ascendencia musulmana han resultado ser desde mediados de la pasada década un segmento de población especialmente vulnerable a la radicalización y el reclutamiento yihadista. [26]

Todos los miembros de la célula de Ripoll residían legalmente en España. Aunque el imán Es Satty había entrado ilegalmente en territorio español, con el tiempo regularizó su situación. Entre 2010 y 2014 cumplió condena en prisión por tráfico de drogas, principalmente en un centro penitenciario de la provincia de Castellón, pero su sentencia estipulaba que a su salida fuese expulsado a Marruecos. [27] El 22 de abril de 2014, siete días antes de ser puesto en libertad, el subdelegado del Gobierno central en Castellón, con base en un procedimiento iniciado por el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y tras valorar los antecedentes penales de Es Satty, acordó su expulsión de España “teniendo en cuenta la gravedad del delito cometido y la pena privativa de libertad impuesta” y considerando que “representa una amenaza real y suficientemente grave”. [28] A través de un abogado, Es Satty apeló esta decisión y formalizó una petición de asilo fechada el 29 de abril de 2014, el mismo día en que fue excarcelado. La petición de asilo fue desestimada pero un juez de Castellón de la Plana decidió que Es Satty había demostrado “sus esfuerzos de integración en la sociedad española”, anulando la orden de expulsión. [29]

Lo anterior podría quizá explicarse dado que durante su estancia en prisión Es Satty se había mostrado dispuesto a cooperar con las autoridades del centro penitenciario y también había mostrado una aparente voluntad de colaborar con agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Es Satty fue entrevistado en prisión por agentes de la Guardia Civil, el cuerpo policial presente en las penitenciarías españolas dependientes de la Administración central del Estado, así como del propio CNI, como parte de sus respectivos protocolos habituales en relación con internos de interés. [30] En este contexto, [31]

Es Satty contaba con estudios primarios y asistió a una escuela coránica de Tánger en la primera mitad de su veintena. [32] Ocho de sus seguidores habían completado el ciclo de educación secundaria en Ripoll y siente de ellos continuaron estudios de formación profesional o estaban haciéndolo cuando se preparaban para perpetrar los actos de terrorismo. Otro miembro de la célula no logró terminar sus estudios de educación secundaria. Antes de los atentados en Barcelona y Cambrils, Es Satty había trabajado como imán en Ripoll, pero dejó el puesto para visitar a su familia en Marruecos y a su vuelta se dedicó en exclusiva a ultimar la preparación de los atentados, que se encontraban ya en su estadio final. Las ocupaciones de otros integrantes de la célula, importantes para valorar su situación socioeconómica, eran diversas. Mohamed Hichamy, su hermano menor Omar y Younes Aboyaaqoub tenían empleos estables como trabajadores metalúrgicos especializados. Youssef Aalla, Mohamed Houli y Houssaine Abouyaaqoub alternaban trabajos esporádicos y temporales. Driss Oukabir estaba desempleado. Said Aalla y Moussa Oukabir eran todavía estudiantes. [33]

Además de Es Satty, otros dos miembros de la célula tenían antecedentes penales previos a su implicación en la célula de Ripoll. Uno de ellos era Youssef Aalla y el otro Driss Oukabir. [34] Youssef Aalla había sido detenido en una localidad catalana en 2013 por un delito de robo con uso de la fuerza. Driss Oukabir, por su parte, había sido detenido en tres ocasiones, también en localidades de Cataluña, una vez por robo con violencia en 2010 y otras dos veces, concretamente en Ripoll, una por abusos sexuales en 2012 y otra por violencia de género en 2017, apenas tres semanas antes de los atentados. [35]

Factores que configuraron la jerarquía y la estructura de la célula de Ripoll

Es Satty llegó a Ripoll en enero de 2015, pero había vivido en Cataluña la mayor parte de su tiempo desde inicios de los 2000, sobre todo en la localidad de Vilanova i la Geltrú, en la provincia de Barcelona. Poco después de emigrar desde Marruecos a España se relacionaba ya con individuos de origen magrebí radicalizados en las actitudes y creencias del salafismo yihadista. Incluso compartió residencia con un argelino que se trasladó como combatiente extranjero a Irak, donde falleció en 2003 perpetrando un atentado suicida. [36] Tanto en Vilanova i la Geltrú como en Santa Coloma de Gramanet, asimismo en la provincia de Barcelona, estuvo inmerso en círculos yihadistas y compartió alojamiento con individuos que pertenecían a una célula del Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM), organización hoy desaparecida pero entonces asociada con al-Qaeda. [37] Esos individuos se dedicaban principalmente a dinamizar el flujo de combatientes extranjeros que partían desde países de Europa Occidental hacia Irak, incluyendo miembros de la red terrorista que perpetró los atentados de 11-M en Madrid. [38] Es Satty fue objeto de investigaciones policiales por actividades de terrorismo yihadista pero, a diferencia de otros individuos de su mismo entorno, nunca fue detenido. Esto se debió a las [39]

Tras establecerse en Ripoll, Es Satty asumió el puesto de imán en el único lugar de culto islámico con que la localidad contaba en aquel tiempo, inaugurado en 2008. Pronto entró en contacto con Youssef Aalla y a través de éste con sus amigos Younes Abouyaaqoub y Mohamed Hichamy, a todos los cuales adoctrinó. Mohamed Houli también cayó bajo la influencia del imán, aunque su relación no era tan estrecha como la que mantenía con los tres anteriores. Entre mediados de 2015 y abril de 2016, Es Satty se trasladó a Bélgica, donde dirigió rezos y predicó temporalmente en una mezquita ubicada en Diegem. [40] Desde allí se movió a lo largo del [41] Seis meses más tarde, exactamente el 13 de abril de 2016, Es Satty regresó a Ripoll y aceptó un puesto como imán de un nuevo oratorio islámico que había sido fundado en su ausencia, donde ejerció hasta el Ramadán de 2017, tres meses antes de fallecer en Alcanar. [42]

Los movimientos de Es Satty, desde su llegada a Ripoll a comienzos de 2015 hasta su muerte en la noche del 16 de agosto de 2017, permiten entender el contexto y evolución personal que experimentaron sus seguidores. Estos pasaron de ser un restringido grupo, conformado por Youssef Aalla, Younes Abouyaaqoub y Mohamed Hichamy, a una célula terrorista capaz de preparar y perpetrar atentados de alta letalidad en Barcelona utilizando TATP. Pero no fue hasta el regreso de Es Satty desde Bélgica a Ripoll, en abril de 2016, cuando ese núcleo inicial de seguidores se amplió progresivamente: primero incorporó a Mohamed Houli y Omar Hichamy; posteriormente movilizó a Said Aalla, Houssaine Abouyaqqoub y Moussa Oukabir. Por último, en el caso de Driss Oukabir, este se sumó tardíamente a la célula en 2017.

Excepto por este último, a finales de 2016, el grupo de adolescentes y jóvenes constituían algo distinto a un pequeño grupo de hermanos, [43]

La edad y el parentesco fueron claves para la configuración de la estructura y la jerarquía internas de la célula de Ripoll. Bajo la autoridad carismática y el liderazgo de Es Satty, Mohamed Hichamy, Youssef Aalla y Younes Abouyaaqoub, constituyeron su núcleo central operativo, por lo que a partir de ahora en este artículo nos referiremos a los tres como miembros centrales de la célula. En un escalón inferior a ellos se situaron Mohamed Houli, el único que no tenía un hermano en la célula, al igual que Omar Hichamy, que era amigo íntimo de Houli. Los restantes hermanos de menor edad, Said Aalla, Houssaine Abouyaaqoub y Moussa Oukabir, ocuparon posiciones subordinadas. Los hermanos menores Omar Hichamy, Said Aalla y Houssaine Abouyaaqoub eran controlados por sus hermanos mayores, pero este no fue el caso de Moussa Oukabir. Recordemos que fue éste quien presionó a su hermano mayor, Driss, para que se uniera a los demás y mantuviese su lealtad a los postulados y objetivos de la célula. [44]

En consonancia con lo comentado anteriormente, la radicalización de Es Satty pudo comenzar bien antes de cruzar ilegalmente desde Marruecos a España o bien al poco de ello, pero mantuvo la adhesión al salafismo yihadista el resto de su vida. En 2008 y 2009, cuando ejercía como imán en Vilanova i la Geltrú, su discurso era radical, dirigía las oraciones de un grupo de jóvenes ya radicalizados e interactuaba con otros individuos asimismo radicalizados. [45] En el centro penitenciario de Castellón en el que cumplió condena desde 2010, Es Satty hizo proselitismo con algunos internos y tras su excarcelación en abril de 2014 permaneció varios meses en Castellón de la Plana, dedicando tiempo a la radicalización de dos jóvenes conversos a quienes conoció en un oratorio islámico de la ciudad. [46] En su actividad como agente de radicalización en unos momentos en los que el yihadismo global se estaba fracturando en dos, Es Satty recurrió primero a los escritos del más prominente ideólogo de al-Qaeda, Abu Muhamad al Maqdisi, pero esta y otras referencias de la misma orientación fueron pronto reemplazadas por la propaganda que EI elaboraba y difundía desde Siria. [47]

El sentido de las actitudes y creencias de Es Satty es algo que quedó igualmente de manifiesto durante su estancia en Bélgica, entre finales de 2015 y el primer trimestre de 2016. El líder de la comunidad islámica de Diegem donde Es Satty se ofreció para ejercer como imán, aunque tras un periodo de prueba y al no poder certificar que carecía de antecedentes penales en España, fue rechazado para ello, lo describió en los siguientes términos: “me pareció una persona radical, bastante extremo en cuestiones religiosas. Yo diría que pertenece al salafismo, pero existen muchas variantes del salafismo. Yo lo situaría dentro de una corriente extremista, por lo extremo de sus puntos de vista. Son muy listos, al principio no se muestran tan extremos. No dirías que fuera así por cómo se comporta con la gente, sino por cómo son sus sermones”. [48] Es Satty fue lo suficientemente astuto para ocultar el alcance de su extremismo violento a la mayor parte de la gente de Ripoll que lo conocía, también en el seno de la comunidad marroquí de la localidad, donde el imán era visto como una persona retraída y reservada. [49] Al igual que tuvo la destreza necesaria para ocultar sus verdaderas intenciones a los agentes del CNI que lo trataron.

Procesos de radicalización entre los integrantes de la célula de Ripoll

Los nueve jóvenes de segunda generación y ascendencia musulmana que constituyeron la célula terrorista liderada por el imán Es Satty se radicalizaron en el contexto de un ciclo de movilización yihadista sin precedentes en Europa Occidental, iniciado en 2012 y prolongado hasta 2019, tras alcanzar su punto álgido en los años 2014 y 2015. [50] Fue precisamente entre finales de 2014 y a lo largo de 2015 cuando se radicalizaron esos jóvenes y adolescentes residentes en Ripoll, a excepción de Driss Oukabir, cuyo proceso no comenzó hasta iniciado 2017. Mohamed Hichamy, Youssef Aalla y Younes Abouyaaqoub se radicalizaron primero, avanzado 2014. [51] Mohamed Hichamy tenía entonces 21 años y los otros dos 19. Antes de que Es Satty llegara a Ripoll los tres se habían interesado por la religión y hasta [52] Es Satty consiguió atraer en un primer momento a Youssef Aalla, quien había sido el primero de los tres amigos en abrazar el credo islámico de un modo rigorista, después de haber abandonado un estilo de vida junto a otros individuos de su misma edad entre quienes no eran extraños el consumo de alcohol y drogas en fiestas, las relaciones con mujeres fuera del matrimonio o la comisión de alguna actividad delictiva. [53] Fue Youssef Aalla el que favoreció el contacto de Mohamed Hichamy y Younes Abouyaaqoub con Es Satty. [54]

En su entorno social los tres jóvenes eran considerados como personas bien integradas, en especial Mohamed Hichamy y Younes Abouyaaqoub, pero frente a estas apariencias la realidad es que albergaban sentimientos de humillación y ausencia de reconocimiento, sintiéndose crecientemente distanciados de la sociedad dentro de la cual habían crecido. En la homogeneidad cultural propia de Ripoll eran designados con frecuencia con el término despectivo de “moros”, habitual tanto en Cataluña como en el conjunto de España para referirse a inmigrantes de origen magrebí o a sus descendientes. Coincidiendo en el tiempo con el impacto que produjo la proclamación de un califato sobre amplios territorios de Siria e Irak en junio de 2014 por parte de EI, los tres jóvenes expresaban agravios percibidos por su condición étnica, como hijos de inmigrantes marroquíes, y su común bagaje cultural y religioso. [55] A finales de ese mismo 2014 estaban convencidos de que Occidente era hostil hacia el islam. [56]

La creciente identificación como musulmán de Mohamed Hichamy que pone de manifiesto este testimonio, compartida con Youssef Aalla y Younes Abouyaaqoub, así como la subyacente búsqueda religiosa que ello suponía, hicieron que conectaran emocionalmente con lo que estaba ocurriendo en Siria e Irak, situación que conocían principalmente a través de la propaganda de EI. Esto, junto a los sentimientos derivados de los aludidos agravios percibidos, los fue acercando al salafismo yihadista bajo la influencia de Es Satty. Youssef Aalla seguía la propaganda de EI y se interesaba por noticias sobre esta organización yihadista desde, al menos, enero de 2015. [57] En un teléfono móvil de Younes Abouyaaqoub quedaron registradas sus inquietudes sobre la religión islámica durante 2014, pero en 2015 los contenidos almacenados en su aparato ya no eran propiamente religiosos sino sobre todo yihadistas y centrados en EI. [58] Entre marzo y octubre de 2015, los tres jóvenes participaron en un grupo de WhatsApp sobre el islam junto a casi una treintena de individuos con similares características sociodemográficas de su misma localidad o de otras cercanas. [59] Los participantes en este grupo también compartían situaciones de injusticia que entendían haber experimentado por su condición étnica o religiosa. Sin embargo, la mayoría no estaba de acuerdo con los comentarios politizados de Younes Abouyaaqoub. [60] Tampoco simpatizaban con Mohamed Houli cuando compartía imágenes explícitas de atentados yihadistas. [61]

Ese chat permitió, sin embargo, que Youssef Aalla, Younes Abouyaaqoub y Mohamed Hichamy se aproximaran a Mohamed Houli y Omar Hichamy en [62] Mohamed Houli y Omar Hichamy se radicalizaron más lentamente a lo largo de 2015, ambos a la edad de 18 años. El segundo de estos dos amigos íntimos se hizo “más religioso” unos seis u ocho meses después de la llegada del imán. [63] A finales de 2015, Omar Hichamy acudía a reuniones con su hermano mayor, Mohamed, Youssef Aalla y Younes Abouyaaqoub. [64] Houssein Abouyaaqoub, Said Aalla y Moussa Oukabir empezaron a mostrar signos de radicalización también a finales de ese mismo año, siendo todavía menores de edad. [65] El último de ellos hizo por entonces búsquedas en YouTube sobre yihad y temas relacionados. [66] Asimismo en 2015, en una red social de contactos en la que estaba inscrito alguien planteó a los participantes la siguiente pregunta: “En tu primer día como rey absoluto del mundo ¿qué harías?”. Moussa Oukabir respondió así: “matar a los infieles y dejar sólo a los musulmanes que sigan la religión”. [67]

En el caso de los hermanos Oukabir, estos no siguen el patrón de radicalización seguido por los otros dos grupos de hermanos en relación con la edad. En su caso, el hermano mayor, Driss, se radicalizó a la edad de 28 años y su proceso fue acelerado, precipitado por una crisis existencial que puso en peligro su vida. En febrero de 2017 hizo búsquedas de Internet sobre si el Corán “justifica el asesinato de cristianos”. [68] El mayor de los Oukabir visionaba continuamente videos de contenido yihadista en su domicilio. [69] Al tiempo, en sus encuentros con conocidos empezó a hablar sobre conflictos armados que, como el de Siria, concernían a los musulmanes y les hacía ver vídeos de lapidaciones y decapitaciones de los que, según estos, él “parecía que disfrutaba”. [70] Por entonces también le dijo a un amigo que era “yihadista”. [71]  Pero, al margen de este caso, tanto la percepción de agravios políticos y personales, como cuestiones relativas a su identidad de musulmanes residentes de Occidente están presentes el camino de la búsqueda religiosa y afirmación islámica observada, previa a la radicalización yihadista de estos adolescentes y jóvenes que se convertirían en integrantes de la célula de Ripoll, liderada por Es Satty. [72]

Asociación diferencial: agente de radicalización y vínculos afectivos previos

La radicalización yihadista de esos adolescentes y jóvenes fue contingente respecto a dos factores de asociación diferencial. [73] En primer lugar, Es Satty fue un agente de radicalización común, pero no necesariamente único ni directo para todos ellos. El imán, eso sí, siguió un programa sistemático de adoctrinamiento mediante la aplicación de técnicas específicas de manipulación. [74] Es Satty fue el agente de radicalización para tres de los cuatro hermanos mayores, aprovechándose de la diferencia de edad y de su papel como figura religiosa. Pero Es Satty no fue el único agente de radicalización para Mohamed Houli y Omar Hichamy, pues en su proceso de radicalización también influyeron los tres hermanos mayores. A su vez, los dos fueron figuras de referencia en la radicalización de los demás menores. [75] Este influjo de los hermanos mayores sobre los menores facilitó una radicalización sostenida, fomentando la cohesión y la conformidad dentro del grupo, decisivas para incentivar la implicación y el mantenimiento del compromiso una vez formada la célula yihadista. [76] La importancia de los hermanos mayores como figuras de referencia para los menores está relacionada con la experiencia vivida en sus propios entornos familiares, donde los padres han sido figuras ausentes, habitualmente fuera del domicilio por motivos de trabajo o viajes a Marruecos, además de emocionalmente distantes y con bajos o muy bajos niveles educativos. [77] Driss Oukabir, como ya hemos explicado, fue una excepción a dicha lógica, pues fue su hermano menor, Moussa, quien estimuló el giro del primero hacia la religión y casi al mismo tiempo la radicalización. [78]

En segundo lugar, la multiplicidad de lazos afectivos que unían a estos nueve adolescentes y jóvenes de Ripoll tuvieron [79] Como resultado, su tránsito hacia el extremismo pasó inadvertido no solo para los distintos cuerpos policiales de alcance autonómico o estatal y el servicio de Inteligencia sino para una gran mayoría de sus familiares y conocidos. [80]

Los contactos cara a cara en espacios físicos fueron clave en la radicalización de esos adolescentes y jóvenes de Ripoll. Los encuentros del imán y los tres hermanos mayores que constituyeron el centro operativo de la célula tenían lugar tanto en espacios privados, como en otros de carácter público. En privado, se reunían, uno por uno, en el interior de una furgoneta propiedad de Es Satty, al cerrar el oratorio, tras el último rezo del día. También se veían en el domicilio del propio imán y en un apartamento del que disponía Youssef Aalla. [81] En público, se encontraban en áreas de aparcamiento o en terrazas de bares y cafeterías, a menudo bajo la apariencia de encuentros casuales. [82] Estas actividades se combinaban con un compulsivo consumo de propaganda yihadista, en particular de la producida por EI. [83] Entre estos contenidos propagandísticos sobresalen numerosos nasheeds. [84] Ahora bien, es importante subrayar que los miembros de la célula de Ripoll no realizaron intercambios virtuales de manera sincrónica con otros partidarios o militantes de EI. En su caso, Internet se empleó para acceder y descargar la propaganda que consumieron durante sus procesos de radicalización, pero muy probablemente por razones de seguridad no constituyó un medio de socialización e intercambio con individuos de su misma orientación ideológica, externos al grupo.

El ordenador portátil de Es Satty servía como  repositorio de materiales de adoctrinamiento en el salafismo y en el salafismo yihadista para sus seguidores de Ripoll. [85] El imán proporcionaba estos materiales, en particular propaganda de EI, a Youssef Aalla, Mohamed Hichamy y Younes Abouyaaqoub por medio de una tableta que se iban pasando entre los miembros del grupo para no dejar ninguna huella digital que pudieran delatarles. [86] Entre esos materiales se incluyen versiones en árabe y en castellano de contenidos de referencia habitual para los yihadistas en todo el mundo. Algunos de ellos escritos por tratadistas medievales como Abu Zakariyyah an Nawawi, Ibn Taymiyya, Ibn Qayyim al Jawziya o Abu Zakaryya al Dimashqi al Dumyati. Otros eran obra de autores más recientes como Mohamed ibn Abd al Wahab o Abd al Aziz bin Baz. [87] Los seguidores de Es Satty se inclinaban especialmente, por las grabaciones audiovisuales de sermones de predicadores salafistas contemporáneos como Abd al Hamid Kishk o Khalid al Rashid, que visualizaban asiduamente. [88]

Pero si hubo un predicador salafista contemporáneo particularmente cercano a los miembros de la célula de Ripoll, ese fue Tarik Chadlioui, también conocido como Tarik Ibn Ali. Chadliaui es un prolífico y multifacético comunicador salafista que cuenta con un notable seguimiento en ámbitos religiosos de la diáspora marroquí en distintos países de Europa Occidental. [89] En 2010 ya dejó claro cuál era su [90] Es Satty utilizaba su ordenador portátil para acceder a contenidos elaborados por Chadlioui, del cual hay evidencia de su presencia y conexiones en comunidades musulmanas de Cataluña desde al menos 2013. [91] Younes Abouyaaqoub visionaba sus vídeos de YouTube desde, como mínimo, finales de 2014 e inicios de 2015. En uno de sus teléfonos móviles conservaba la imagen de un cartel anunciando un sermón que Chadlioui pronunció en julio de 2015 en una comunidad musulmana cercana a Ripoll. [92] Los dos hermanos Hichamy visionaban asimismo las prédicas de del comunicador marroquí desde sus dispositivos electrónicos. [93] En el terminal de telefonía móvil de Hussein Abouyaaqoub quedaron trazas de un mensaje de correo electrónico, fechado en abril de 2015, cuyo “asunto” era “Tarik Ibn Ali”. [94] Chadlioui fue detenido en Birmingham el 28 de  junio de 2017 a petición de las autoridades españolas, lo que interesó mucho a los miembros de la célula de Ripoll cuyo líder, Es Satty, siguió las informaciones de prensa sobre la detención de Tarik Ibn Ali. [95] Hasta el miembro más joven de la célula, Moussa Oukabir, hizo una búsqueda en su tableta sobre la detención de Chadlioui apenas cuatro días después de haberse producido. [96]

Es asimismo reseñable que Es Satty almacenaba en su ordenador portátil una inusual colección de monografías sobre la historia de al-Andalus, todas abordadas desde una perspectiva islámica e islamista. [97] Al-Andalus es la denominación que recibió en árabe el territorio de la península Ibérica que estuvo bajo dominio musulmán, variable en su extensión, entre los siglos VIII y XV. En la doctrina del salafismo yihadista es considerado un territorio que se encuentra bajo ocupación desde hace más de 500 años y debe ser reislamizado o recuperado para el islam por la fuerza. [98] Younes Abouyaaqoub guardaba entre sus archivos digitales algún mapa del mundo islámico que [99] Los miembros de la célula de Ripoll se consideraban a sí mismos como, literalmente, “soldados del Estado Islámico en la tierra usurpada de al-Andalus”. [100]

“Alá nos ha elegido entre millones de hombres para haceros llorar sangre”

La radicalización yihadista que experimentaron los seguidores de Es Satty se hizo manifiesta en cambios graduales físicos y en la apariencia de quienes integraron la célula de Ripoll. Mohamed Hichamy, Youssef Aalla y Younes Abouyaaqoub acudían con mayor frecuencia a rezar y adoptaron una práctica rigorista del credo islámico. [101] Mohamed Hichamy y Younes Abouyaaqoub tuvieron distintos altercados con conocidos de sus mismos antecedentes culturales y religiosos por no acudir a la mezquita. [102] Mohamed Hichamy se mostraba tan intimidante y agresivo hablando de religión que hasta su propia madre terminó por tenerle miedo. [103] Tras el retorno de Es Satty a Ripoll en abril de 2016, Said Aalla, Houssaine Abouyaaqoub y Moussa Oukabir acudían regularmente al nuevo oratorio que se había establecido en Ripoll, donde Es Satty ejercía como imán. Solían decir que el antiguo lugar de culto “era para los viejos y el nuevo es para los jóvenes”. [104]

En 2015, Youssef Aalla, Mohamed Hichamy y Younes Abouyaaqoub dejaron de ir a jugar al fútbol, salir de fiesta o realizar otro tipo de actividades de ocio con su habitual grupo de amigos, un cambio de comportamiento detectado antes en el primero de ellos que en los otros dos. También Mohamed Houli, Omar Hichamy y posteriormente los tres hermanos de menor edad, entre los cuales solo Moussa Oukabir había mantenido una explícita inclinación religiosa desde su infancia, se hicieron observantes y crecientemente estrictos en su práctica diaria de los rezos. [105] Houssaine Abouyaaqoub dejó de escuchar música actual para escuchar únicamente recitaciones del Corán. [106] A lo largo del año que precedió al de los atentados en Barcelona y Cambrils, Houssaine Abbouyaaqoub, Said Aalla y Moussa Oukabir se dieron de baja del equipo local de fútbol al que hasta entonces habían pertenecido. [107] A partir del inicio de 2017, los dos últimos hermanos de menor edad empezaron a ausentarse repetidamente de la institución educativa donde cursaban estudios. [108]

Por otro lado, esos jóvenes modificaron asimismo sus actitudes y conductas hacia las mujeres. Youssef Aalla, Younes Abouyaaqoub y Mohamed Hichamy cesaron de mantener relaciones esporádicas con chicas, de mirarlas a los ojos y hasta de saludarlas. En igual sentido, amonestaban a sus conocidos de mismo sexo, edad y ascendencia migratoria para que no “flirtearan con chicas” y “fueran a rezar”. [109] Youssef Aalla recriminó a un antiguo amigo que estuviese saliendo con una chica “cristiana”. [110] Estos tres hermanos mayores habían hablado de casarse de acuerdo con el nuevo sistema religioso de creencias que estaban adoptando. [111] Driss Oukabir expresó su intención de casarse con la chica con la que vivía “porque lo que estamos haciendo es haram”, puntualizando que “si me caso contigo, me voy a cabrear como salgas sin mi permiso”. [112] Moussa Oukabir evitaba desde el inicio de 2017 tener que saludar a mujeres incluso si pertenecían a su propia familia. [113]

En lo que atañe a la apariencia física, distintos miembros de la célula de Ripoll abandonaron gradualmente elementos asociados con la cultura occidental hegemónica en el seno de la cual vivían fuera de sus domicilios familiares, [114] Youssef Aalla, por ejemplo, se dejó crecer barba y empezó a vestir en 2015 de acuerdo con el código salafista de vestimenta para hombres. [115] Omar Hichamy dejó a un lado su habitual estilo occidental para adoptar igualmente una apariencia salafista tradicional, dejando crecer su barba pero afeitándose el bigote. [116] Al llegar el Ramadán de 2017, Said Aalla se cortó la cresta con que hasta entonces llevaba arreglado su cabello para raparse por completo la cabeza. [117] Unos meses antes, Moussa Oukabir también dejó de llevar vaqueros y se dejó crecer una incipiente barba. [118] Su hermano mayor, Driss, fue visto en al menos una ocasión rezando en la calle, en Ripoll, vestido con una túnica blanca. [119]

Antes de que seis miembros de la célula de Ripoll manifestaran violentamente su radicalización conductual con los atentados en Barcelona y Cambrils, dejaron asimismo numerosas expresiones escritas y orales de su mentalidad yihadista. En diversos vídeos grabados el 14 de agosto de 2017 en la casa de Alcanar, Mohamed Hichamy, después de referirse con animadversión a los “Cristianos”, afirmaba que “Alá nos ha elegido entre millones de hombres para haceros llorar sangre” y aún añadía que, con lo que estaban preparando, “os vais a arrepentir de haber nacido, sobre todo vosotros Mossos d’Esquadra”; Youssef Aalla clamaba contra los “seres engañados, ¡enemigos de Alá!” antes de decir que “Alá nos ha prometido el paraíso y a vosotros os ha prometido el infierno”; Younes Abouyaaqoub, por su parte, sostenía que “con la ayuda divina, vamos a hacer vencer nuestra religión y vamos a destrozar a nuestros enemigos”. [120] En otra toma, Mohamed Hichamy mostraba ante la cámara dos granadas de mano que estaba fabricando mientras afirmaba que “Alá nos prepara para mataros” y exclamaba que “Alá cumple su promesa”, evocando a Abu Mohamad al Adnani, entonces uno de los principales dirigentes de EI. [121] Younes Abouyaaqoub fue también grabado exhibiendo un cinturón de explosivos auténtico y explicando por qué pensaba que hacer un artefacto así era sencillo: “lo único que te hace falta es la fe, creer en Alá y tener un odio a estos kuffar, odio exagerado”. [122]

En los meses previos a los atentados en Barcelona y Cambrils, Mousa Oukabir trató de convencer a uno de sus primos de que “todo estaba controlado por los judíos” y de que “todos los españoles son malos”, apelándole así: “¿no ves que nos prohíben usar el burka?”. [123] El 16 de agosto, durante una conversación a través de una aplicación de mensajería entre Driss Oukabir y su hermano menor, Moussa, este segundo reprochaba al primero haberse replanteado su implicación con la célula y, tras decirle que eso era “shaitan”, atribuyendo esos pensamientos al diablo, le espetó: “lee Al Anfal. Hazme caso, que eso es la verdad”. [124] Al Anfal, una azora del Corán dedicada a guerra y yihad contra infieles, era entonces una de las cinco azoras coránicas más citadas en la propaganda de EI. [125] Pero incluso Driss Oukabir, cuyo proceso de radicalización fue el más acelerado y el menos intenso, en otra conversación anterior ese mismo mes, hablaba de los españoles, en tanto que infieles, como “kuffar de mierda”. [126] En un foro de Facebook llamado “la página de Mohamed” al que estaba adscrito, un día en el que los participantes estaban chateando sobre el velo islámico,  increpó a otro usuario, que intervenía desde Melilla, diciéndole “cristiano de mierda, cállate que tú no puedes hablar del Islam” y añadiendo “te voy a destrozar y tus pedazos los voy a echar a los cocodrilos”. [127]

Preparación de atentados y distribución de tareas dentro de la célula

El 21 de mayo de 2016, cinco semanas después de que Es Satty regresara a Ripoll tras su estancia de seis meses en Bélgica, el entonces portavoz de EI, Abu Muhammad al Adnani, dirigió una proclama a los “soldados y partidarios del califato en Europa y América” diciéndoles que “el más pequeño acto” de terrorismo que pudieran llevar a cabo en Occidente sería “más estimado para nosotros que el mayor acto hecho aquí”, en alusión a los territorios de Siria e Irak que se encontraban bajo control de la organización yihadista. [128] Adnani les aclaró además que dirigir sus atentados contra “esos blancos que son llamados civiles es más estimado por nosotros y más efectivo, al resultar más perjudicial, doloroso y más disuasorio para ellos”. Por tanto, era poco probable que Es Satty estimulara a sus seguidores para viajar a Siria e incorporarse allí a las filas de EI. [129] Más aún cuando, el 4 de abril de 2017, Abu Hassan al Muhajir, sucesor de Adnani, hizo un nuevo llamamiento a los “partidarios del califato” en Europa Occidental para que atentasen en países de esta región. [130] Además, desde que salió de prisión en 2014 el imán marroquí “decía que había que hacer algo aquí, en España, refiriéndose a llevar a cabo atentados y acciones similares”. [131]

En este contexto, los seguidores de Es Satty terminaron por movilizarse como miembros de una [132] Este fue el momento a partir del cual se aceleraron una serie de actividades operativas preliminares que el propio Es Satty y los otros tres miembros principales de la célula habían comenzado, tal y como enseguida explicamos, en octubre de 2016.

Las actividades para preparar atentados se sucedieron en una serie de seis tareas claramente definidas unas de otras y cuya realización se solapaba progresivamente. Esta delimitación y su enunciado resultan de nuestro propio análisis de la información y los datos al respecto extraídos de las fuentes primarias en que se sustenta este documento. Las seis tareas son las siguientes: primera, el establecimiento de mecanismos de financiación; segunda, la adopción de medidas de seguridad y protección; tercera, la selección del explosivo y dónde producirlo; cuarta, la obtención de los materiales y las sustancias necesarios; quinta, la decisión sobre modalidades para atentar; y sexta, la designación de blancos contra los que atentar. Uno de los tres miembros centrales de la célula, Mohamed Hichamy, asumió el papel de coordinación de logística y movilización de recursos. Los miembros de la célula de Ripoll participaron en esas seis tareas de modo diferente, según su posición en la jerarquía y en la estructura interna del grupo. Los tres miembros centrales de la célula acapararon en su mayor parte la realización de esas tareas y monopolizaron la fabricación de TATP. Los dos que ocupaban una posición intermedia en la estructura de la misma proporcionaron asistencia con relativa frecuencia en determinadas actividades desarrolladas por aquellos tres y bajo su supervisión. Los miembros de la célula con menor edad fueron requeridos esporádicamente. A Driss Oukabir le fue solicitada una contribución puntual, a la que nos referimos algo más adelante en esta misma sección. [133]

Tarea 1: financiar los costes que supone preparar atentados terroristas

Los tres miembros centrales de la célula de Ripoll comenzaron en 2016 a hacer acopio de dinero para cubrir los costes de la preparación de los atentados, incluyendo tránsito y transporte dentro o fuera de España. Mohamed Hichamy, Younes Abouyaaqoub y Omar Hichamy, que tenían empleos estables como trabajadores metalúrgicos especializados, contribuían con sus respectivas nóminas. Youssef Aalla y Mohamed Houli aportaban de sus salarios en trabajos temporales, lo mismo que Housseine Abouyyaaqoub y Said Aalla. [134] Es Satty tuvo que dedicar su dinero a gastos propios, pues no hay indicios de que contribuyera a la financiación de la célula. Younes Abouyaaqoub vendió dos coches, pero los 7.000 euros que obtuvo por uno de ellos fueron ingresados en una cuenta bancaria a nombre de Youssef Aalla. [135] Mohamed Hichamy vendió su moto, dos móviles y un televisor, ayudado en alguna de estas transacciones por su hermano menor, Omar, y por Houssaine Abouyaaqoub. [136]

En noviembre de 2016, Younes Abouyaaqoub y Mohamed Hichamy, con la colaboración de Said Aalla, sustrajeron más de 15.000 euros de una empresa donde habían trabajado, por lo que conocían el código para desactivar la alarma antirrobos. [137] El menor de los hermanos Aalla también sustrajo joyas del domicilio de la propietaria de un restaurante de Ripoll en el que había trabajado temporalmente como camarero. [138] Younes Abouyaaqoub y Youssef Aalla, así como Mohamed Houli, en ocasiones dos de ellos juntos, vendieron las joyas robadas para conseguir dinero en efectivo, siempre en localidades alejadas de Ripoll en las que difícilmente serían reconocidos. [139] En conjunto, los miembros de la célula autofinanciaron sus actividades mediante, por una parte, sueldos y venta de vehículos o de otros bienes; por otra, mediante robos y comercio ilícito de joyas. [140] Para disponer de un fondo común y realizar pagos en efectivo, los miembros de la célula extraían a menudo cantidades significativas de sus cuentas bancarias y utilizaban indistintamente diferentes tarjetas de crédito. [141]

Tarea 2: asegurar y proteger el proceso de preparación de los atentados

Las actividades operativas de los miembros de la célula de Ripoll reflejaron que Es Satty “estaba paranoico en la seguridad”. [142] Youssef Aalla se ocupó en octubre de 2016 de equipar una casa deshabitada situada en un pueblo cercano a Ripoll donde, junto a él, Younes Abouyaaqoub y Mohamed Hichamy mantuvieron durante al menos seis [143] A lo largo de la preparación de los atentados, varios miembros de la célula dieron muestras de haber adoptado medidas de contravigilancia. [144] Además, para autoprotegerse disponían de dos defensas eléctricas en buen estado. [145] En mayo de 2017, los miembros centrales de la célula comenzaron a adquirir tarjetas telefónicas de prepago, en localidades alejadas de Ripoll, utilizando identidades falsas y pagando en efectivo, para comunicarse con seguridad entre ellos y con su líder; algunas veces también con otros integrantes de la misma. Al menos una compra fue encomendada a Houli. [146] A principios de agosto contaban con hasta 13 números de teléfono conspirativos, distintos a los de sus teléfonos personales, que activaron entre el 2 de junio y el 9 de agosto. [147] Es Satty y los tres miembros centrales del grupo también usaron una única cuenta de correo de las conocidas en inglés como drop dead, a la que todos ellos accedían con el mismo nombre de usuario y con la misma contraseña, en la cual escribían mensajes que guardaban en la carpeta de borradores, de modo que otros podían leer, eliminar y responder de igual manera, sin que existiera una transmisión de mensajes susceptible de interceptación. [148]

A medida que se aproximaba la fecha del 20 de agosto prevista para atentar en Barcelona, los miembros de la célula fueron aislándose de sus entornos habituales y pasaron a relacionarse básicamente entre ellos mismos, incluso telefónicamente, lo que reducía la posibilidad de filtraciones de información y mantenía la presión intragrupal. [149] La excepción fue Driss Oukabir, pues hacía vida aparte y residía con su novia en lugar de hacerlo en los respectivos domicilios familiares. Es Satty abandonó su puesto de imán e hizo una última visita a su familia en Marruecos antes de reunirse en Alcanar con otros miembros de la célula. [150] Youssef Aalla, Younes Abouyaaqoub y Mohamed Hichamy solían ir juntos o acompañando a Es Satty, mientras que por otra parte se movían también juntos, como otro subgrupo en el seno de la célula, Said Aalla, Houssaine Abouyaaqoub y Moussa Oukabir. [151] Mohamed Houli y Omar Hichamy, mientras tanto, basculaban entre uno y otro subcomponente de la célula. Estos dos miembros situados en una posición intermedia, como vimos, estaban con frecuencia en contacto con los miembros centrales, pero se relacionaban más a menudo con los miembros de menor edad, con quienes se encontraban para cenar los viernes o a quienes acompañaban en ocasiones especiales como durante un día de ocio, a fines de julio de 2017, en un parque de atracciones de la provincia de Tarragona. [152]

Tarea 3: seleccionar el tipo de explosivo y un lugar donde fabricarlo

La idea de Es Satty era, desde el principio, utilizar explosivos. En noviembre de 2016 hizo algunas búsquedas de Internet, tentativas, sobre explosivos y fabricación de bombas. [153] Esas búsquedas no volvieron a realizarse hasta mayo de 2017 e implicando ya a los tres miembros centrales de la célula, para enseguida centrarse en TATP. [154] Precisamente por eso resulta de tanta relevancia en el cronograma de la preparación de los atentados que en diciembre de 2016 Mohamed Hichamy, Younes Abouyaaqoub y Youssef Aalla se fuesen juntos a Bélgica, en un viaje que los expertos de la GC valoraron como “un hito importante en la evolución posterior de los planes terroristas de la célula investigada”. [155] Estos expertos de la GC subrayaron las similitudes entre el modo en que los terroristas de EI que atentaron en Bruselas en marzo de 2016 produjeron TATP en un edificio de Schaerbeek y la manera en que lo produjeron en 2017, en Alcanar, los miembros de la célula de Ripoll. Esas similitudes incluyen desde la elección de sustancias precursoras y el modo en que se hizo uso de refrigeradores y ventiladores hasta el tipo de metralla introducida en artefactos explosivos improvisados rellenos con TATP. [156]

Para acumular precursores químicos y otros materiales con que empezar a producir TATP, Youssef Aalla fue el encargado de alquilar en junio de 2017 un piso en Ripoll, al cual accedían únicamente, con la única llave existente y siempre juntos, Es Satty, Mohamed Hichamy, Youssef Aalla y Younes Abouyaaqoub. [157] Ahora bien, muy pronto constataron que el piso era pequeño para sus propósitos y que sus actividades los exponían a la observación de terceros, por lo que decidieron buscar un lugar mejor. Hasta mediados de julio, Mohamed Hichamy intentó sin éxito alquilar una casa aislada sólo para un mes, entre el 20 de julio y el 20 de agosto, exactamente. [158] Pero a fines de julio Es Satty y los tres miembros centrales de la célula seleccionaron una propiedad deshabitada de Alcanar, como el lugar donde fabricarían TATP, y trasladaron allí, por carretera, cuanto habían almacenado hasta entonces en Ripoll. [159] Youssef Aalla y Younes Abouyaqoub conocían bien la casa de Alcanar porque la había utilizado esporádicamente desde el año anterior e incluso llegaron a empadronarse en ella. [160] Ambos habían estado en esa propiedad con Mohamed Hichamy en junio de 2017, si no antes, y llevaron también a Houli y a Omar Hichamy, incluso a uno de los de menor edad, Houssaine Abouyaaqoub. [161]

Tarea 4: conseguir los materiales y las sustancias para producir TATP

[162] Fue en junio de 2017 cuando comenzaron la adquisición sistemática de esos elementos. [163] La primera compra consistió en una nevera, que Mohamed Hichamy obtuvo ese mes a través de una aplicación móvil dedicada a la compraventa de enseres de segunda mano. [164] A esa compra siguieron, ya desde Alcanar, las de ventiladores y fundas de almohada para secar el explosivo, así como más refrigeradores para almacenarlo y componentes eléctricos para detonadores. [165] A partir de inicios de julio, mientras Es Satty estaba en Marruecos, Mohamed Hichamy, Youssef Aalla y Younes Abouyaaqoub se ocuparon también de adquirir cantidades inusualmente grandes de sustancias químicas precursoras como agua oxigenada, peróxido de hidrógeno y acetona, además de aprovisionarse de ácido sulfúrico y ácido nítrico. [166] Las compras las hicieron en tiendas y almacenes de al menos cinco localidades distintas de Ripoll. [167] Mohamed Hichamy sustrajo algunos materiales y sustancias de la empresa para la que entonces trabajaba. [168]

Para adquirir esos materiales y sustancias con que fabricar TATP, los miembros centrales de la célula solicitaron algunas veces la asistencia de Mohamed Houli y Omar Hichamy. [169] Menos frecuentemente, la de Said Aalla. [170] En julio, Younes Abouyaaqoub solicitó la colaboración de Said Ben Iazza, a quien él y Mohamed Hichamy conocían porque durante los meses previos habían sido clientes de la carnicería halal donde estaba empleado, el cual aceptó prestarles el furgón del establecimiento y su propia tarjeta de identificación como extranjero pese a que era consciente del extremismo religioso que caracterizaba a ambos. [171] Youssef Aalla y Younes Abouyaaqoub utilizaron la documentación de Ben Iazza para adquirir al menos 450 litros de agua oxigenada y transportarlos a la casa de Alcanar. [172] En ella, los miembros centrales de la célula monopolizaron la producción de TATP. [173] A fecha 16 de agosto habían producido una cantidad técnicamente estimada entre 200 y 500 kilogramos de TATP. [174] Es Satty se había reunido con ellos en Alcanar el día anterior, a su regreso de Marruecos, coincidiendo con el secado y almacenamiento de la última porción del explosivo que fabricaron. [175] Precisamente cuando el imán y Youssef Aalla la estaban moviendo, parte de ese TATP estalló accidentalmente, impidiendo que los miembros de su célula yihadista materializasen el 20 de agosto en Barcelona la serie de atentados altamente letales que iban a ejecutar utilizando ese explosivo.

Tarea 5: decidir sobre qué modalidades de atentados utilizando TATP

En junio de 2017, Es Satty y Mohamed Hichamy [176] A inicios de agosto, las búsquedas online estaban centradas en vehículos bomba. [177] Ambos, junto a Younes Abouyaaqoub y Youssef Aalla consideraron la posibilidad de recurrir a autocaravanas y vehículos todo terreno, pero finalmente se decidieron por furgonetas que pudieran ser cargadas con TATP y con bombonas de gas inflamable, mediante las cuales pretendían ampliar los efectos de las explosiones. [178] Antes incluso de que los miembros centrales de la célula se hiciesen con furgonetas, habían adquirido y almacenado 104 bombonas de butano y de propano. [179] Mohamed Houli y Houssaine Abouyaaqoub participaron en la recogida y el llenado de bombonas. [180] Además, los miembros centrales de la célula decidieron asimismo utilizar parte del TATP en la confección de cinturones explosivos y bombas de tubo. [181]

Aparte de la furgoneta de la cual era propietario Es Satty, fue el 16 de agosto cuando Mohamed Hichamy y Younes Abouyaaqoub se hicieron con otras dos, alquilándolas en una localidad de la provincia de Barcelona. En los respectivos contratos se fijaba la validez de los alquileres hasta el 21 de agosto, el día inmediatamente posterior al de la fecha fijada por los terroristas para atentar. [182] Para formalizar uno de esos contratos tuvieron que llamar a Driss Oukabir, puesto que su documentación era necesaria, el cual se acercó conduciendo desde Ripoll, en compañía de su hermano menor, Moussa, hecho que resulta poco sorprendente. [183] En la mañana del día siguiente, 17 de agosto, haciendo uso de una de esas furgonetas, Mohamed Hichamy y Younes Abbouyaaqoub se dirigieron a otra localidad de la misma provincia de Barcelona con el fin de alquilar otra furgoneta más. [184] Una vez la alquilaron, se pusieron en carretera en dirección a Alcanar, cada uno de ellos conduciendo una furgoneta. Pero hacia las 15:00 horas, sendas llamadas que Houssaine Abouyaaqoub hizo a su hermano mayor Younes y recibió de Mohamed Hichamy alertaron a estos últimos de lo que había ocurrido la noche anterior en Alcanar. [185]

Es concebible que, en ese momento, tanto Younes Abouyaaqoub como Mohamed Hichamy pensaran que la policía estaría ya tras su pista [186] y cambiaron de itinerario. Younes Abouyaaqoub se dirigió a perpetrar un atentado en La Rambla mediante la furgoneta que conducía. [187] Mohamed Hichamy consiguió reunirse con su hermano Omar y los otros tres hermanos menores para ejecutar un atentado similar en Cambrils horas después, tras haber quemado de modo ritual sus documentos de identidad. [188] Ambos actos de terrorismo fueron respuestas improvisadas a los frustrados planes que los terroristas tenían para el 20 de agosto. [189] Pero en los dos casos [190]

Los miembros de la célula de Ripoll iban a actuar como terroristas suicidas el 20 de agosto. Esto no sólo lo corrobora el modo en que los seis ejecutores de los atentados en Barcelona y Cambrils buscaron ser abatidos –de acuerdo con sus creencias religiosas, como mártires– llevando lo que parecían cinturones explosivos cuando hicieron frente a agentes de los ME compelidos por ello a hacer uso de sus armas reglamentarias. [191] Además del cinturón explosivo auténtico hallado en Alcanar que iba a ser utilizado por Es Satty, los tres miembros centrales de la célula estaban fabricando al menos otros tres más. [192]  Younnes Abouyaaqoub se grabó a sí mismo en vídeo cantando un nasheed cuyo estribillo era “somos los que anhelamos el martirio”. [193] Otros vídeos eran equiparables a testamentos para ser publicados después de morir cometiendo los atentados terroristas previstos para el 20 de agosto. [194] En estos vídeos, Youssef Allaa aparecía diciendo que “Allah nos ha prometido el jannah” o paraíso mientras Houli comenta que el TATP extendido sobre el suelo de una habitación en la casa de Alcanar “nos abrirá las puertas delos jardines del Edén”. [195] En los meses previos a agosto de 2017, un amigo común de Omar Hichamy y de Said Aalla escuchó decir al primero que no le importaba tener un trabajo “porque sé que va a venir algo más bueno” y al segundo que “de aquí a poco ya no voy a estar aquí”. [196] Said Aalla dejó a su familia una nota manuscrita en árabe por “si me sobreviene la muerte”. [197] El 14 de agosto, Moussa Oukabir compartió con su madre y sus hermanas un archivo de vídeo que mostraba unos hombres musulmanes tratando el cuerpo de un varón joven muerto. [198]

En cambio, uno de los miembros de la célula, en concreto Driss Oukabir, decidió no participar en los planes terroristas en la noche del día 16 de agosto, horas después de haber proporcionado su documentación para alquilar una de las furgonetas con las cuales iban a atentar y sin tener conocimiento de lo ocurrido en Alcanar. Ello pese a que esa misma noche estuvo en el restaurante de una localidad costera de la provincia de Barcelona con Younes Abouyaaqoub, a buen seguro hablando sobre los detalles de su implicación en la ejecución de los atentados previstos. También pese a que dos meses antes había acumulado en un ordenador portátil alrededor de 700 imágenes de cuchillos como los habitualmente utilizados por los yihadistas en apuñalamientos y degollamientos. [199] Asimismo, pese a que en los dos días previos a su decisión de abandonar la célula de Ripoll escuchó sermones salafistas sobre cómo abordar el miedo a la muerte. [200] Pero a lo largo de las páginas precedentes ha quedado de manifiesto que Driss Oukabir era el miembro de la célula cuya tardía y acelerada radicalización resultó limitada en grado, de religiosidad más bien instrumental y comportamiento ambivalente comparado con otros miembros, además de ser el último en haber sido reclutado y el menos sujeto a la presión del grupo.

Tarea 6: designar blancos contra los que atentar en Barcelona y París

La Rambla, en tanto que uno de los lugares públicos al aire libre más populares de Barcelona, [201] Poco sorprende que Younes Abouyaaqoub se dirigiera allí inmediatamente después de saber que la casa de Alcanar había estallado, para atentar con lo que tenía a mano: un vehículo y un cuchillo. A diferencia de otros posibles blancos, ese no requería de búsquedas especificas online sobre su acceso y le era bien conocido como espacio urbano de encuentro, por otra parte, típico de los pueblos y ciudades catalanas en general. Incluso existe una elocuente nota de voz que Mohamed Hichamy grabó para Younes Abouyaaqoub, a fines de 2014 o inicio de 2015, en la que se refiere a la localidad de Figueres, donde uno o ambos tuvieron alguna experiencia de relaciones personales que generó despecho, hablando de “granadas” y de “tirarlas por la calle, da igual quien cae, da igual quien mate… aquella rambla, en esos putos bares”. [202]

Ahora bien, entre fines de junio e inicios de julio de 2017, Es Satty había estado explorando lugares para atentar en Cataluña –donde se interesó precisamente sobre Cambrils– y en el resto de España. [203] Pero las búsquedas que los miembros centrales de la célula hicieron entre el 21 de julio y el mismo 16 de agosto demarcaban cuatro principales ámbitos para atentar: en primer lugar, el templo de la Sagrada Familia en Barcelona y sus inmediaciones; [204] en segundo término, el estadio del Camp Nou, donde el 20 de agosto se jugaba el partido oficial entre el Fútbol Club Barcelona y el Betis; [205] tercero, grandes discotecas y establecimientos similares en Barcelona y localidades costeras próximas; [206] por último, centros comerciales, paseos marítimos, grandes hoteles e incluso una sede de ME en Barcelona. [207]

Fuera de España, Es Satty se mostró interesado desde un primer momento en París, concretamente en la Torre Eiffel. [208] Y todo indica que algún miembro de la célula de Ripoll iba a atentar allí como

continuación de los planes terroristas en Barcelona. Younes Abouyaaqoub hizo un viaje de reconocimiento a París los días 11 y 12 de agosto, acompañado de Omar Hichamy, centrándose en la explanada entre los cuatro pilares de la Torre Eiffel donde suelen hacer fila y aglomerarse los turistas, así como en la zona adyacente. Esto es lo que indican las fotografías y registros audiovisuales que hicieron, en las cuales también se sugería que el propósito era utilizar una furgoneta cargada de TATP. [209] Al día siguiente de que Younes Abouyaaqoub y Omar Hichamy regresaran de París, Mohamed Hichamy fue grabado en vídeo dirigiéndose en genérico a cualesquiera “cristianos” y sosteniendo que “Alá, alabado sea, os ha preparado a los muyahidines de Ripoll, hasta París”. [210]

Conclusión

En los años que precedieron al de los atentados en Barcelona y Cambrils, en pleno ciclo de movilización yihadista promovido en Europa Occidental sobre todo por las actividades de EI, [211] Este hecho se correlaciona con la mucho mayor presencia salafista en Cataluña, donde una tercera parte de todos los lugares de culto islámico estaban controlados por salafistas, comparada con la de otras zonas de España. [212] Los yihadistas activos en el conjunto de España a lo largo de ese periodo eran abrumadoramente hombres jóvenes de origen marroquí, a menudo musulmanes de segunda generación. [213] En torno a una cuarta parte de ellos tenía trayectoria criminal previa por delitos no relacionados con el terrorismo. [214] Sus procesos de radicalización yihadista estaban principalmente determinados por la exposición cara a cara a agentes de radicalización y los vínculos afectivos preexistentes con pares ya radicalizados o en proceso. [215] Una gran mayoría de estos individuos se implicó en actividades relacionadas con el terrorismo en el seno de células o redes cuyos miembros se mostraban a menudo dispuestos a atentar dentro del país. [216]

Así, no fue algo fortuito que los atentados yihadistas más letales ocurridos en España desde los del 11 de marzo de 2004 en Madrid tuviesen lugar en Cataluña. Tampoco fue algo azaroso que los miembros de la célula de Ripoll fuesen de origen marroquí, nueve de ellos adolescentes y jóvenes nacidos o crecidos en la propia Cataluña. Ni lo fue que la presencia entre ellos de algún individuo con antecedentes penales concuerda con la proporción para el conjunto de yihadistas activos en España durante el mismo periodo de tiempo. En el mismo sentido, no fue una coincidencia que, aparte del líder –que contaba con una larga trayectoria yihadista– la movilización de los demás miembros de la célula resultara contingente respecto de los factores de asociación diferencial antes mencionados. Por añadidura, no podría considerarse una sorpresa que detrás tanto de los fallidos planes para ejecutar atentados altamente letales en Barcelona como de los actos de terrorismo finalmente ejecutados en esa ciudad y en Cambrils estuviesen los miembros de una célula de notable tamaño enlazada con EI.

Asimismo, una serie de rasgos de la célula de Ripoll y de sus miembros reflejaron tendencias observadas entre 2014 y 2016 –durante los tres años que antecedieron al de los atentados de los días 17 y 18 de agosto de 2017– respecto al efecto que EI estaba teniendo sobre el terrorismo yihadista en Europa Occidental. [217] En ese tiempo, las células operativas con voluntad de atentar eran habitualmente configuradas por emprendedores que, como Es Satty, se aproximaban a individuos propicios para la movilización yihadista que pudieran ser convertidos en terroristas. [218] Como en nuestro caso de estudio, los integrantes de células operativas que EI dirigió, enlazó o inspiró por entonces en Europa Occidental eran principalmente hombres adolescentes o jóvenes afectados más por problemas de integración social que por ausencia de oportunidades. [219] Además, la financiación de la preparación de atentados mediante una mezcla de fuentes legales e ilegales de ingresos, como en el caso de la célula de Ripoll, era habitual en los mayores y más complejos complots terroristas atribuidos a EI desde 2014 hasta 2016. [220] Más aún, el monto de dinero amasado por los miembros de la célula de Ripoll sitúa sus actividades de preparación de atentados en la misma categoría de los seis casos en que, durante ese periodo anterior, hubo conexión con el aparato de operaciones externas de EI. [221]

En lo que atañe a la modalidad de atentados y las armas a utilizar, cabe reseñar que el TATP fabricado por los miembros de la célula de Ripoll había sido el mismo explosivo utilizado por activistas de EI en sus tres atentados previos más letales en Europa Occidental, es decir, los de noviembre de 2015 en París, marzo de 2016 en Bruselas y mayo de 2017 en Manchester. Sin embargo, la célula de Ripoll introdujo en la escena de la amenaza terrorista de EI un complot basado en furgonetas cargadas de TATP y complementadas con artefactos explosivos improvisados llenos del mismo tipo de explosivo. También la designación de blancos en el caso de la célula de Ripoll reflejó una tendencia, observada en la amenaza de EI, hacia un renovado interés en atentar contra masas de personas. [222] Aunque en nuestro caso de estudio ello se combina con blancos de elevado valor simbólico. Los miembros de la célula de Ripoll consideraron atentar en París, [223] Finalmente, la importancia de los complots fraguados en interacción entre partidarios locales de EI dentro de Europa Occidental agrupados en células operativas, CTE y la sección de esa organización yihadista dedicada a operaciones internacionales o al aparato de seguridad exterior resulta de la mayor relevancia en el caso de la célula de Ripoll. [224]

En tanto que miembros de una célula operativa enlazada con EI, cabía esperar que desarrollaran las actividades de preparación de atentados de un modo diferente a las propias entre miembros de células independientes, únicamente inspiradas por EI. A este respecto, hemos tenido la fortuna de poder comparar el funcionamiento interno de la célula de Ripoll con el de una célula independiente o inspirada, de similar tamaño, formada asimismo en Cataluña durante el mismo periodo de tiempo, concretamente un año antes, en 2014. Ocho miembros de esta última célula, localizada en Terrassa, [225]

En cambio, como hemos sustanciado en la tercera parte de este documento de trabajo, en el seno de una célula operativa enlazada con EI, como la célula de Ripoll, las decisiones se adoptaron de manera jerárquica y autoritaria –siempre tomadas por el líder de la célula y los tres miembros centrales–, se llevaron a cabo eficazmente en una secuencia consecutiva, sin que existieran problemas de coordinación o distribución de tareas. Todo ello contribuye a corroborar que la célula de Ripoll no fue una mera célula independiente o inspirada por EI. Lo cual no significa que se tratara de una célula operativa dirigida centralizadamente por EI, ya que desde mayo de 2016 una nueva estrategia de la organización yihadista contemplaba dos tipos de células operativas en países occidentales: las células inspiradas y las células enlazadas. La célula de Ripoll fue una célula enlazada con EI. Resulta irónico que, pese a unas actividades de preparación de atentados que los miembros de la célula de Ripoll llevaron a cabo con extraordinaria destreza, un tardío episodio de manejo inadecuado del TATP impidió que pudieran perpetrar los atentados de alta letalidad que habían fijado para el 20 de agosto de 2017 en Barcelona, seguidos o al tiempo de otro atentado en París. En lugar de ello, varios miembros de la célula de Ripoll improvisaron los días 17 y 18 de ese mes dos atentados, utilizando tanto vehículos como cuchillos, en Barcelona y Cambrils.

Carola García-Calvo es investigadora principal del Programa sobre Radicalización Violenta y Terrorismo Global del Real Instituto Elcano y profesora asociada del Departamento de Derecho Público I y Ciencia Política de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Fernando Reinares es investigador principal y director del Programa sobre Radicalización Violenta y Terrorismo Global del Real Instituto Elcano, y catedrático de Ciencia Política y Estudios de Seguridad en la Universidad Rey Juan Carlos

Leer segunda parte.


[1] Mossos d’Esquadra [ME], Comissaria General d’Informació [CGI], “Oficio de cronología de hechos”, 20 de agosto de 2017, 2-4. ME, CGI, “Oficio de comunicación de actuación policial”, 22 de agosto de 2017. ME, Comissaria General d’Investigació Criminal [CGIC], “Informe técnico planimétrico UCFA-00027/2018-FOT”, 12 de enero de 2018. ME, CGIC, “Informe fotográfico UCIO-00249/2017”, 12 de marzo de 2018.

[2] ME, CGI, “Búsqueda y detención. Terrorismo”, 21 de agosto de 2017, 3-4. ME, CGI, “Acta de visionado de diversas cámaras de videograbación de interés para la investigación”, 28 de agosto de 2017. ME, CGI, “Acta de visionado de secuencia del atropello en Ramblas de Barcelona”, 20 de septiembre de 2017. ME, CGIC, “Informe fotográfico UTPC MS-0357/2017 INF15-F”, 23 de marzo de 2018.

[3] ME, “Informe fotográfico UTPC MS-0357/2017 INF14-F”. ME, CGI, “Oficio de reconstrucción de la huida de Youness Abouyaqoub”, 6 de noviembre de 2017. ME, Comisaría General de Recursos Operativos [CGRO], “I062-17-TX Intervención TEDAX-NRBQ en la localidad de Subirats el día 21.08.2017”, 27 de septiembre de 2017.

[4] Quintan Wiktoriwicz, “A Genealogy of Radical Islam”, Studies in Conflict and Terrorism, vol. 28, no. 2 (2005), 75-97; Simon Perry y Badi Hasisi, “Rational Choice Rewards and the Jihadist Suicide Bomber, Terrorism and Political Violence, vol. 27, no. 1 (2015), 53-80. Sobre la ideología del salafismo yihadista y su desarrollo a lo largo del tiempo, Shiraz Maher, Salafi-Jihadism: The History of an Idea (Londres: Hurst, 2016).

[5] Los sucesos en Cambrils están detallados en ME, “Oficio de cronología de hechos”, 8-9; ME, CGIC, “Informe fotográfico 174/17-TFCT”, 20 de agosto de 2017. También, ME, CGIC, “Informe fotográfico 181/17-CT”, 18 de febrero de 2018.

[6] ME, CGRO, “I063-17-TX Intervención TEDAX-NRBQ en la localidad de Cambrils el día 18/08/2017”, 27 de septiembre de 2017. ME, CGI, “Informe técnico de valoración de la presencia de elementos simbólicos en la vestimenta de los autores del ataque terrorista de agosto de 2017 en Cambrils (Tarragona)”, 19 de abril de 2018.

[7] Fernando Reinares and Carola García-Calvo, “Linking the August 2017 Attacks in Barcelona and Cambrils to Islamic State’s External Security Apparatus Through Foreign Fighters”, Perspectives on Terrorism, vol. 15, no. 6 (2021), 76-89.

[8] Staff Member of the European Counter-Terrorism Centre at Europol, “Caliphate Soldiers and Lone Actors: What to Make of IS Claims for Attacks in the West 2016-2018”, Den Haag: International Centre for Counter Terrorism, ICCT Research Paper (2019), 4-6, 11, 23-24.

[9] Ibid., 4-6.

[10] ME, “Oficio de cronología de hechos”, pp. 5-7. ME, CGRO, “I049-TX Informe preliminar sobre las explosiones ocurridas los días 16 y 17 de agosto de 2017, en una posible acción de explosivo casero, relacionadas con el terrorismo yihadista en la población de Alcanar (Tarragona)”, 22 de agosto de 2017. ME, CGRO, “I048-TX Informe sobre la fábrica de explosivos en Alcanar (Tarragona)”, 30 de octubre de 2017. ME, CGIC, “Informe fotográfico UCIO-00248/2017-INF24”, 4 de junio de 2018.

[11] Una segunda explosión se produjo bajo los restos de casa de Alcanar en la tarde del 17 de agosto, cuando en el lugar se encontraban agentes de ME y bomberos. ME, “I048-TX Informe sobre la fábrica de explosivos en Alcanar (Tarragona)”, 82. ME, “I049-TX Informe preliminar sobre las explosiones ocurridas los días 16 y 17 de agosto de 2017, en una posible fábrica de explosivo casero, relacionadas con el terrorismo yihadista en la población de Alcanar (Tarragona)”, 6.

[12] Según la Dirección General de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, Ministerio del Interior, entre las víctimas de ambos atentados hubo nacionales de 34 países; asimismo, Unidad de Atención y Valoración a Afectados por el Terrorismo.

[13] El procedimiento judicial iniciado el 17 de agosto de 2017 corresponde a la Audiencia Nacional [AN], Juzgado Central de Instrucción no. 4 [JCI4] Diligencias Previas 20/2017. El 9 de agosto de 2018 dio lugar a AN, JCI4, Sumario 5/2018. Contenidos de especial interés para este estudio se encuentran en los 30 tomos incluidos en la Pieza Separada 1 [PS1], en las 19 carpetas de la Pieza Separada 2 [PS2], así como en las tres principales carpetas y las docenas de subcarpetas de la Pieza Separada 3 [PS3]; asimismo, en la Pieza Separada 7 [PS7], la Pieza Separada 9 [PS9] y la Pieza Separada 13 [PS13]. La sentencia resultante del encausamiento de dos miembros de la célula supervivientes y de un cómplice es muy limitada para servir como base para el estudio de la célula en su conjunto y contiene erratas respecto a las Diligencias Previas 20/2017 y al Sumario 5/2018. AN, Sala de Penal [SP], Sección 3, Sentencia 15/2021 .

[14] AN, Sumario 5/2018, PS1, Tomo 1 [T1], 6-7, 16-17, 54, 67; y Tomo 27 [T27], 10987-10988, 11058, 11063, 11065.

[15] Sumario 5/2018, PS1, Tomo 5 [T5], 1973-2203; y Tomo 28 [T28], 11411-11561.

[16] Sentencia 15/2021, 1007-1009.

[17] Ello se produjo al estimarse parcialmente sendos recursos interpuestos por las representaciones de ambos encausados. AN, Sala de Apelación, Sentencia 9/2022 .

[18] Sumario 5/2018, PS1, T5, 1973-2203 y T28, 11411-11561.

[19] Sentencia 15/2021, 1009-1010.

[20] La información sobre el sexo como variable demográfica procede de Sumario 5/2018, PS1, T1, Tomos 2 a 8 [T2 a T8]; Tomo 16 [T16]; Tomo 18-19 [T18-T19]; Tomo 21 [T21]; Tomo 23 [T23]; y Tomos 25 a 29 [T25 a T29]; PS2; PS7, T1 y T2; y PS13, T1.

[21] La información sobre la edad como variable demográfica procede de Sumario 5/2018, PS1, T1 a T8, T16, T18, T19, T21, T23 y T25 a T29; PS2; PS7, T1 y T2; y PS13, T1.

[22] Sumario 5/2021, PS1, T21, 8316-8325; y T28, 11356.

[23] La información sobre país de nacimiento y de nacionalidad ha sido extraída de Sumario 5/2018, PS1, T1 a T8, T16, T18, T19, T21, T23 y T25 a T29; PS2, PS7, T1 y T2; y PS13, T1.

[24] El ascendiente migratorio se ha establecido con base en la información contenida en Sumario 5/2018, PS1, T1 a T8, T16, T18, T19, T21, T23 y T25 a T29; PS2, PS7, T1 y T2; y PS13, T1.

[25] Ibid.

[26] Angel Rabasa y Cheryl Benard, Eurojihad. Patterns of Islamist Radicalization and Terrorism in Europe (Nueva York: Cambridge University Press, 2015), 56-102; Robert Leiken, Europe’s Angry Muslims. The Revolt of the Second Generation (Nueva York: Oxford University Press, 2012), 61-76, 91-102.

[27] Sentencia 15/2021, 69.

[28] Yolanda Tena, “La Abogacía del Estado no recurrió la denegación de la expulsión del imán de Ripoll”, El Periódico Mediterráneo, 23 de agosto de 2017.

[29] Sentencia 15/2021, 69; Juzgado Contencioso-Administrativo no. 2, Castellón de la Plana, Sentencia 59/2015 .

[30] Entre abril y junio de 2012 Es Satty fue entrevistado en prisión cuatro veces por agentes de seguridad. Sumario 5/2018, PS1, T7, 2880.

[31] Anna Teixidor, Los silencios del 17-A (Barcelona: Diéresis, 2020), 81. El CNI mantuvo en secreto esos contactos durante tres meses después de los atentados en Barcelona y Cambrils, pero los admitió cuando un medio de comunicación publicó información exclusiva sobre el asunto.

[32] La información sobre educación como variable social fue extraída de Sumario 5/2018, PS1, T1 to T8, T16, T18, T19, T21, T23 y T25 a T29; PS2, PS7, T1 y T2; y PS13, T1.

[33] La información sobre ocupación como variable social fue extraída de Sumario 5/2018, PS1, T1 a T8, T16, T18, T19, T21, T23 y T25 a T29; PS2, PS7, T1 y T2; y PS13, T1.

[34] Sumario 5/2018, PS1, T2, 695-696.

[35] Ibid.

[36] Mohammed M. Hafez, Suicide Bombers in Iraq: The Strategy and Ideology of Martyrdom (Washington: United States Institute of Peace, 2007), 155.

[37] Sobre el GICM, Anneli Botha, Terrorism in the Maghreb: The Transnationalisation of Domestic Terrorism (Pretoria: Institute for Security Studies, 2008), 91–93; Abdel Bari Atwan, The Secret History of Al-Qa’ida (Londres: Abacus, 2006), 47-48.

[38] Cuerpo Nacional de Policía, Comisaría General de Información, Unidad Central de Información Exterior, Diligencia 466, 9 de enero de 2006, 52-53, 86; AN, SP, Sección Primera, Sentencia 3/2010, 70. También Fernando Reinares, Al Qaeda’s Revenge. The 2004 Madrid Train Bombings (Nueva York: Columbia University Press, 2017), chapter 13.

[39] María Ponte, “La reforma del código penal en relación a los delitos de Terrorismo“, Granada: Grupo de Estudios Estratégicos (GESI), Análisis GESI 3/2010; y “La reforma de los delitos de terrorismo mediante la Ley Orgánica 2/2015”, Granada: Grupo de Estudios de Seguridad Internacional, Universidad de Granada, Análisis GESI 11/2015 .

[40] Sumario 5/2018, PS3, C2, Subcarpeta 2 [S2], T3, “Comisión Rogatoria a Bélgica”, 195, 332.

[41] Guy Van Vlierden, “Molenbeek and Beyond: The Brussels-Attacks Axis as Hotbed of Belgian Jihad”, in Arturo Varvelli, ed., Jihadist Hotbeds: Understanding Local Radicalization Processes (Milán: ISPI, 2016), 55.

[42] Sumario 5/2018, PS1, T27, 10996.

[43] Petter Nesser, Islamist Terrorism in Europe (Londres: Hurst, 2015), 12-18.

[44] Sumario 5/2018, PS1, T29, 11378.

[45] Sumario 5/2018, PS1, T4, 1908-1922.

[46] Sumario 5/2018, PS1, T3, 1231, 1244

[47] Sumario 5/2018, PS1, T3, 1234.

[48] Sumario 5/2018, PS1, T28, 11507.

[49] Sumario 5/2018, PS1, T8, 3256-3272; y T23, 9179-9209.

[50] Peter Neumann, Radicalized: New Jihadists and the Threat to the West (Londres: I.B. Tauris, 2016); Fernando Reinares, “Jihadist Mobilization, Undemocratic Salafism, and Terrorist Threat in the European Union”, Georgetown Security Studies Review (2017), 70–76.

[51] Sumario 5/2018, PS1, T18, 7050. Un amigo de Youssef Aalla declaró que su amistad duró hasta entonces, cuando este último “cambió y se volvió radical coincidiendo con la llegada del imán Abdelbaki Es Satty”. Sumario 5/2018, PS1, T27, 10998.

[52] Sumario 5/2018, PS1, T27, 10989.

[53] Sumario 5/2018, PS1, T16, 6379, 6384-6385, 6387, 6389, 6394, 6416, 6423, 6434-6435; T23, 9235, 9341, 9337, 9408, 9424.

[54] Sumario 5/2018, P1, T16, 6379.

[55] Entrevistas con una psicóloga y una mediadora social de instituciones locales de Ripoll con conocimiento sobre los miembros de la célula, realizadas por Carola García-Calvo, San Lorenzo de El Escorial, Madrid, 21 de julio de 2020; Teixidor, Los silencios del 17-A, 140. Además, Jérôme Ferret, “New Fraternal Scenes and Jihadist Violence, Ripoll (Catalonia, northern Spain)”, en Jérôme Ferret y Farhad Khosrokhavar, eds., Family and Jihadism (Abingdon: Routledge, 2022), 101-102.

[56] Sumario 5/2018, PS1, T29, 11927-11928. Las mayúsculas aparecen en el original.

[57] Ibid., 11928-11930.

[58] Ibid., 12043.

[59] Sumario 5/2018, PS1, T29, 11926; Teixidó, Los silencios del 17-A, 136-140.

[60] Teixidor, Los silencios del 17-A, 134.

[61] Sumario 5/2018, P1, T29, 11926.

[62] Sumario 5/2018, PS1, T18, 7048.

[63] En palabras de un familiar de los hermanos Hichamy. Sumario 5/2018, PS1, T18, 6393.

[64] Los hermanos Hichamy se acercaron emocional y religiosamente como resultado de su participación en el grupo de Whatsapp. Teixidor, Los silencios del 17-A, 159-162.

[65] Lo probable es que fuese entonces cuando Mohamed Hichamy, Youssef Aalla y Younes Abouyaaqoub empezaron a adoctrinar a los menores de edad. Teixidor, Los silencios del 17-A, pp. 162-163.

[66] Sumario 5/2018, PS1, T29, 11878.

[67] Sumario 5/2018, PS3, Carpeta 1 [C1], S3, T1, 251-252. En la misma sesión, a la pregunta previa “¿En qué país nunca vivirías?”, Moussa Oukabir había contestado: “en el Vaticano”.

[68] Sumario 5/2018, PS1, T28, 11357-11366.

[69] Sumario 5/2018, P3, C1, S3, T3, 909-910.

[70] Sumario 5/2018, PS1, T18, 7044; y T23, 9239.

[71] Sumario 5/2018, PS1, T18, 7046.

[72] Entrevistas con una psicóloga y una mediadora social de instituciones locales de Ripoll con conocimiento sobre los miembros de la célula, realizadas por Álvaro Vicente, Ripoll, 14 de noviembre de 2019. Teixidor, Los silencios del 17-A, 125-172.

[73] Por un lado, la presencia de al menos un individuo que actuaba cara a cara como agente de radicalización. Por otro, los vínculos previos de parentesco o amistad con otros pares radicalizados o en proceso de radicalización. Sobre la teoría de la asociación diferencial, Edwin Sutherland, Principles of Criminology (Filadelfia: Lippincott, 1947); Edwin Sutherland and Donald R. Cressey, Criminology (Filadelfia: Lippincott, 1978); Edwin Sutherland, “A Sociological Theory of Criminal Behavior”, en Suzette Cote, ed., Criminological Theories. Bridging the Past to the Future (Thousand Oaks: Sage, 2002).

[74] Irene González Jiménez, Manuel Moyano, Roberto Muelas y Humberto M. Trujillo, “Evidence of Psychological Manipulation in the Process of Violent Radicalization: An Investigation of the 17-A Cell”, Front Psychiatry, vol. 13, no. 789051 (2022): 1-11.

[75] Sumario 5/2018, PS1, T27, 10989.

[76]  Álvaro Vicente, “How Radicalizing Agents Mobilize Minors to Jihadism: A Qualitative Study in Spain”, Behavioral Sciences of Terrorism and Political Aggression vol. 14, no. 1 (2022), 22-48; Álvaro Vicente, “Social Ties and Jihadist Participation: A Mixed–Methods Approach to the Differential Recruitment of Radicalized Youth in Spain”, Terrorism and Political Violence (publicado online el 10 de noviembre de 2021),1–19.

[77] Entrevistas con una psicóloga y una mediadora social de instituciones locales de Ripoll con conocimiento sobre los miembros de la célula, realizadas por Álvaro Vicente; Ferret, “New Fraternal Scenes and Jihadist Violence, Ripoll (Catalonia, northern Spain)”, 94-99, 103-105.

[78] A fin de que Driss Oukabir redimiera un turbulento pasado. A inicios de agosto de 2017, en una mezquita de Marruecos, fue objeto de un ritual de purificación religiosa denominado Ruqyah. Sumario 5/2018, PS1, T29, 11378-11381.

[79] Entrevista con un amigo de los cuatro hermanos menores, realizada por Álvaro Vicente, Manresa, 30 de octubre de 2019.

[80] Sumario 5/2018, PS1, T29, 7042-7056.

[81] Sumario 5/2018, PS1, T23, 9255, 9236; y T27, 10989-10991.

[82] Teixidor, Los silencios del 17-A, 161-162.

[83] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11023, 11072-11080. Una lista detallada de los aparatos electrónicos utilizados por los miembros de la célula, con un análisis de los contenidos hallados en ellos, se ofrece en Sumario 5/2018, PS3, C3, S1 a Subcarpeta 13 [S13].

[84] Sumario 5/2018, Pieza Separada 1, T28, 11407, 11608-11610; y Tomo 29, 11870-11874, 11892-11894, 12045. Nasheed alude aquí a un cántico religioso bien a capella o acompañado únicamente por percusión, que desde una práctica rigorista suele limitarse a un tipo de instrumento de percusión.

[85] Sumario 5/2018, PS1, T29, 12006-12007.

[86] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11045; y T29, 11960.

[87] Sumario 5/2018, PS1, T28, 1195-1196, 11998-12002; Sentencia 15/2021, 533-537.

[88] Sumario 5/2018, PS1, T28, 11360-11361, 11365, 11383, 11406-11407, 11609-11611; y T29, 11868-11869.

[89]  A este respecto, el documento elaborado por Ronald Sandee, quien fuera analista en antiterrorismo del Gobierno de los Países Bajos, “Tarik Ibn Ali: An Important Jihadi Facilitator Operating in Europe”, Downrange, Insights and Analysis 5229, 16 de septiembre de 2014; asimismo, “Tarik Chadlioui”.

[90] “Ô toi qui délaisse ou retarde la prière! [2/8]”, YouTube video, April 11, 2010, 9:22:00.

[91] Sumario 5/2018, PS1, T28, 12000-12001; Sentencia 15/2021, 530-532.

[92] Sumario 5/2018, PS1, T29, 12044; PS3, C3, Subcarpeta 4 [S4]; y T3, 987, 990.

[93] Sumario 5/2018, PS3, C3, S1, T3, 1246-1248.

[94] Sumario 5/2018, PS1, T29, 12111.

[95] Sumario 5/2018, PS1, T29, 12005.

[96] Sumario 5/2018, PS3, C3, S2, T2, 554.

[97] Sumario 5/2018, PS1, T29, 11995-11998, 12004.

[98] Véase el primer epígrafe del capítulo 1 en Manuel Torres-Soriano, Al Andalus 2.0 La ciber-yihad contra España (Granada: Grupo de Estudios de Seguridad Internacional, 2014). Además, Fernando Reinares, Al Qaeda’s Revenge, 14-16.

[99] Sumario 5/2018, PS1, T29, 12044.

[100] Ibid., 12096.

[101] Sumario 5/2018, PS1, T18, 6385; y T27, 10996-1099.

[102] United States Department of Justice, Criminal Division, “Request for Legal Assistance from Spain in the Matter of Younes Abouyaaqoub (Foreign Reference Number: 0003686 / 2017 – CAP; U.S. Reference Number: CRM-182-61905)”, 11 de octubre de 2018, 2-3.

[103] Ibid.

[104] Sumario 5/2018, PS1, T19, 7590.

[105] Sumario 5/2018, PS1, T18, 7048.

[106] Ibid., 7048.

[107] Sumario 5/2018, PS1, T27, 10996, 10998.

[108] Sumario 5/2018, PS1, T18, 7051; y T27, 10996-10999.

[109] Sumario 5/2018, PS1, T18, 7048; Teixidor, Los silencios del 17-A, 149.

[110] Teixidor, Los silencios del 17-A, 149.

[111] Sumario 5/2018, PS1, T3, 1234; y T28, 11659-11660.

[112] Sumario 5/2021, PS1, T28, 11356.

[113] Teixidor, Los silencios del 17-A, 165.

[114] Entrevistas con una psicóloga y con una técnico de ciudadanía, ambas del Consorcio de Bienestar Social del Ripollés, realizadas por Carola García-Calvo.

[115] Teixidor, Los silencios del 17-A, 146.

[116] Las imágenes halladas en su teléfono móvil personal reflejan esta evolución. Sumario 5/2018, PS1, T28, 11891.

[117] Sumario 5/2018, PS1, T16, 6389.

[118] Teixidor, Los silencios del 17-A, 164.

[119] Sumario 5/2018, PS1, T27, 10997.

[120] Sumario 5/2018, PS1, T6, 2461-2463.

[121] Ibid., 2466.

[122] Ibid., 2465.

[123] Sumario 5/2018, PS1, T19, 7589.

[124] Sumario 5/2018, PS1, T29, 11854; y PS3, C3, Subcarpeta 1 [S1], T3, 18-19.

[125] Thomas Frissen et al., “Capitalizing on the Koran to Fuel Online Violent Radicalization: A taxonomy of Koranic References in ISIS’s Dabiq”, Telematics and Informatics, vol. 35, no. 2 (2018), 491-503; Troy E. Spier, “Extremist Propaganda and Qur’anic Scripture”, Discourse and Society, vol. 29, no. 5 (2018), 553-567.

[126] Sumario 5/2021, PS1, T28, 11378.

[127] El día del atentado en La Rambla los comentarios de Driss Oukabir en dicho foro desaparecieron o fueron borrados. Sumario 5/2018, PS1, T5, 2223-2224.

[128] Paul Kamolnick, “Abu Muhammad al-Adnani’s May 21, 2016 Speech”, Small Wars Journal, 2 de julio de 2016.

[129] Así quedaba resuelto un dilema habitual de los yihadistas activos en el mundo occidental, formulado y analizado por Hegghammer en “Should I Stay or Should I Go? Explaining Variation in Western Jihadists’ Choice between Domestic and Foreign Fighting”, American Political Sciencie Review, vol. 107, no. 1 (2013), 1–15.

[130] Abu Hassan Al-Muhajir, “So Be Patient. Indeed, The Promise of God is Truth.” Al Furqan Media, Audio Recording, 4 de abril de 2017.

[131] Así lo manifestó un joven a quien Es Satty intentó adoctrinar invitándole al piso en el que el imán se instaló en Castellón de la Plana, al que el primero acudió unas tres veces por semana durante algunos meses para hablar de yihad y ver vídeos de EI. Es Satty estaba convencido, además, de que yendo a Siria “había más riesgo de ser detenido por la policía”. Sumario 5/2018, PS1, T3, 1243-1244.

[132] Sumario 5/2018, PS1, T29, 11852, 11961.

[133] Su hermano menor, Moussa, “adquirió el papel de ser el canal de comunicación entre Driss y el resto de los miembros de la célula”. Sumario 5/2018, PS1, T29, 11378.

[134] Sumario 5/2018, PS1, T26, 10468-10497.

[135] En 24 horas, Youssef Aalla retiró 3.000 euros en efectivo y el siguiente día los restantes 4.000 euros. Sumario 5/2018, PS1, T26, 10473.

[136] Sumario 5/2018, PS1, T26, 10473-10475; y T29, 12127.

[137] Sumario 5/2018, PS1, T26, 10476, T28, 11778; y T29, 11778.

[138] Sumario 5/2018, PS1, T26, 10478-10480.

[139] Ibid., 10478-10481; y T27, 11292; Sentencia 15/2021, 86, 141, 148.

[140] Sumario 5/2018, PS1, T26, 10468-10497. Entre abril y junio de 2017, Mohamed Hichamy, Younes Abouyaaqoub y Mohamed Houli intentaron sin éxito obtener préstamos rápidos de empresas crediticias. Sumario 5/2018, PS1, T26, 10481-10483; y T27, 10998.

[141] Sumario 5/2018, PS1, T26, 10472; y T27, 11012, 11014, 11018-1109, 11025, 11027, 11037, 11040, 11042.

[142] En palabras de un joven a quien Es Satty trató de radicalizar en 2014. Sumario 5/2018, PS1, T3, 1244.

[143] Ibid., 7910-7924; T27, 11045, 10991-10992; y T29, 11941.

[144] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11040, 11054.

[145] Sentencia 15/2021, p. 493.

[146] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11000-11001, 11004, 11013, 11015, 11019-11021, 11025-11043, 11046-11047, 11050-11051.

[147] Ibid., 11000-11001, 11004, 11013-11014, 11020, 11026-11027, 11030-11031.

[148] La dirección de correo electrónico utilizada con ese propósito era adamperez27117@gmail.com y apareció anotada en dos fragmentos de papel hallados entre los escombros de la casa de Alcanar. Sentencia 15/2021, 697.

[149] Sumario 5/2018, PS1, T27, 10994-10995.

[150] Ibid., 10030-11031, 11035.

[151] Ibid., 10996-10999.

[152] Sumario 5/2018, PS1, T25, 10070.

[153] Sumario 5/2018, PS1, T29, 12024. En un foro yihadista, Es Satty consultó no menos de 114 veces un manual titulado, en traducción del árabe al castellano, “La ciencia de las bombas y los explosivos Abu Hafs el Libanés”. Ibid., 12022-12023, 12027-12028.

[154] Sumario 5/2018, PS1, T27, 10990-10991, 10993-10994, 11002, 11004, 11006-11008, 11011, 11016, 11052; T28, 11767-11769; y T29, 12023-12024.

[155] Sumario 5/2018, PS3, C2, S3, T1, 13.

[156] Ibid.., 13-14.

[157] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11002-11003; T28, 11775; T29, 1194-1194, 12076-12077; y T29, 11942.

[158] Sumario 5/2018, PS1, T28, 11770-11771.

[159] Sumario 5/2018, PS1, T7, 2951-2952; T8, 11766; T9, 12034; T27, 11004, 11017-11019; T28, 11770; T29, 12076-12077; y T29, 11940, 11944-11945, 12061, 12065-12066. Mohamed Houli estuvo en la casa de Alcanar en diciembre de 2016 y, con Omar Hichamy y Houssaine Abouyaaqoub, en junio de 2017. Sumario 5/2018, PS1, T27, 11304; y T29, 11828-11829.

[160] Sentencia 15/2021, 74, 604.

[161] Ibid., 87, 92.

[162] Sumario 5/2018, PS1, T28, 11787.

[163] Sumario 5/2018, PS1, T12, 4608-4677; y T27, 11008.

[164] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11009; y T28, 11776.

[165] Sumario 5/2018, PS1, T28, 11781-11782; y T29, 11778, 12087-12088.

[166] Sumario 5/2018, PS1, T28, 11769,11781-11785; y T29, 119449,11954, 12081, 12084, 12086.

[167] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11011, 11014-11016, 11020, 11023, 11025, 11028, 11030-11031, 11045, 11047-11049. Restos de todos los precursores y otros elementos necesarios para producir TATP se encontraron en Alcanar.

[168] Sumario 5/2018, PS1, T28, 11773, 11785, 11798.

[169] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11288; y T28, 11827, 11829-11830, 11835.

[170] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11011, 11014-11017; y T28, 11631-11645.

[171] Sentencia 15/2021, 98-99.

[172] Ibid., 99-100, 110-111.

[173] Sumario 5/2018, PS1, T28, 11772, 11779; y T29, 12089-12091.

[174] ME, “I048-TX Informe sobre la fábrica de explosivos en Alcanar (Tarragona)”, 82; ME, “I049-TX Informe preliminar sobre las explosiones ocurridas los días 16 y 17 de agosto de 2017, en una posible fábrica de explosivo casero, relacionadas con el terrorismo yihadista en la población de Alcanar (Tarragona)”, 6.

[175] Sumario 5/2018, PS1, T29, 12020. A Mohamed Houli se le permitió acceder, al final de la fase de preparación de los atentados, para grabar varios vídeos. Sumario 5/2018, PS1, T27, 11044.

[176] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11007; y T29, 12027.

[177] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11027.

[178] Ibid., 11025, 11029-11030, 11054-11055.

[179] Sumario 5/2018, PS1, T28, 11786-11787; y T29, 11955, 12083, 12087. Hasta 97 bombonas estaban llenas cuando se produjo la explosión en la casa de Alcanar. Sumario 5/2018, PS1, T27, 11021, 11030, 11044, 11047-11049.

[180] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11030, 11047-11049, 11295; y T29, 11829.

[181] Entre las ruinas de Alcanar, agentes de ME hallaron 19 bombas de tubo improvisadas y un chaleco explosivo que hubiera funcionado correctamente. Sumario 5/2018, PS1, T27, 11044-11045. Mohamed Hichamy había mostrado interés expreso en la confección de esos artefactos explosivos. Sumario 5/2018, PS1, T28, 11770-11778.

[182] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11053-11054; T28, 11801-11802; y T29, 12097.

[183] Younes Abouyaaqoub no cumplía con la edad mínima requerida por la empresa de alquiler de furgonetas. Sumario 5/2018, PS1, T27, 11053-11056.

[184] Sumario 5/2018, PS1, T28, 11802.

[185] Sumario 5/2018, PS1, T11, 4258-4304; y T27, 11059-11062.

[186] Sumario 5/2018, PS1, T2, 586, 1359, 1361.

[187] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11062-11063.

[188] Ibid., 11002-11003, 1160, 11063-11065.

[189] Sumario 5/2018, PS1, T25, 10199-10203; y T28, 11791-11792.

[190] Petter Nesser, Anne Stenersen y Emilie Oftedal, “Jihadi Terrorism in Europe: The IS-Effect”, Perspectives on Terrorism, Volume 10, Issue 6 (2016), 12.

[191] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11002-11003, 11064. Esa conducta se asemeja a la de los terroristas que algo más de dos meses antes, el 3 de junio de 2017, llevaron a cabo los atentados de London Bridge y Borough Market, quienes portaban supuestos cinturones explosivos que luego se comprobó eran falsos. Chief Coroner of England and Wales, “Inquest Arising from the Deaths in the London Bridge and Borough Market Terror Attack”, 1 de noviembre de 2019, 3-4.

[192] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11044-11045; y T29, 12021.

[193] Sumario 5/2018, PS1, T29, 12045.

[194] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11044.

[195] Sumario 5/2018, PS1, T6, 2464-2463. Jannah equivale a paraíso y firdaus a un nivel elevado dentro del paraíso, los jardines del Edén.

[196] Sumario 5/2018, PS1, T19, 7590. Ese amigo era también un primo de los hermanos Oukabir.

[197] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11066; y T28, 11631-11632.

[198] Sumario 5/2018, PS1, T29, 11857-11858, 11880-1181.

[199] Sumario 5/2018, PS1, T28, 11367-1368.

[200] Ibid., 11382-11383, 11385, 11389; y T29, 11877.

[201] Una reproducción del documento original del NCTC fue publicada en las páginas de El Periódico de Catalunya los días 31 de agosto y 1 de septiembre de 2017;

[202] Sentencia 15/2021, 579-580. La nota de voz se halló en la tarjeta de memoria de uno de los teléfonos móviles que Younes Abouyaaqoub utilizó entre 2014 y 2017.

[203] Se mostró interesado en la AN y en el Museo del Ejército en Madrid, en la base aérea de Zaragoza, en iglesias católicas de Valencia, en una festividad popular de verano en una localidad agrícola no lejos de esa ciudad y en el recinto de la Alhambra, en Granada. También hubo búsquedas sobre lugares de culto chiíes en Barcelona y en Madrid. Sumario 5/2018, PS1, T27, 11010-11011; y T29, 12036-12037.

[204] El 8 de agosto, en solo 25 minutos, hicieron hasta 81 búsquedas sobre el templo, incluida la estación de metro próxima al mismo. Sentencia 15/2021, 835-836; Sumario 5/2018, PS1, T27, 11047. En declaración ante los Mossos d’Esquadra, Houli dijo que los tres miembros centrales de la célula hablaban de “derribar la Sagrada Familia”. Sentencia 15/2021, 832. Una semana después de los atentados en Barcelona y Cambrils se conoció que Younes Abouyaaqoub había llevado a cabo una visita de reconocimiento de la Sagrada Familia y sus inmediaciones el 13 de agosto. Sumario 5/2018, PS1, T4, 1513-1517.

[205] Los días 15 y 16 de agosto se multiplicaron las búsquedas sobre las entradas y salidas del estadio del Camp Nou, así como del partido a jugar el 20 de agosto. Sumario 5/2018, PS1, T27, 11053; Sentencia 15/2021, 836-837. El 16 de agosto, en apenas ocho minutos, entre 7:28 y 7:36, Mohamed Hichamy hizo no menos de 17 búsquedas relacionadas con el FC Barcelona. Sumario 5/2018, PS1, T28, 11800.

[206] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11017, 11029, 11036-11037; y T28, 11800.

[207] Sumario 5/2018, PS1, T28, 11800.

[208] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11010-11011; y T29, 12036-12037.

[209] Sumario 5/2018, PS1, T6, 2472-2486.

[210] La transcripción del audio se encuentra en Sumario 5/2018, PS1, T6, 2458-2459.

[211] Fernando Reinares y Carola García-Calvo, Estado Islámico en España (Madrid: Real Instituto Elcano, 2016), 28-29, 38; Fernando Reinares, Carola García-Calvo y Álvaro Vicente, Yihadismo y yihadistas en España. Quince años después del 11-M (Madrid: Real Instituto Elcano, 2019), 75.

[212] La mitad de todas las existentes en el conjunto de España. Fernando Reinares y Carola García-Calvo, “Cataluña y la evolución del terrorismo yihadista en España”, Madrid: Real Instituto Elcano, Comentario Elcano 28/2015 .

[213] Reinares y García-Calvo, Estado Islámico en España, 24-27; Reinares, García-Calvo y Vicente, Yihadismo y yihadistas en España, 18-24, 30-34; Carola García-Calvo, Fernando Reinares y Álvaro Vicente, “National Extraction, Geographical Origin and Migratory Ancestry among Jihadists in Spain”, Studies in Conflict and Terrorism (publicado online el 30 de julio de 2020), 3-8, 12-17.

[214] Reinares and García-Calvo, Estado Islámico en España, 33; Reinares, García-Calvo y Vicente, Yihadismo y yihadistas en España, 62-64.

[215] Reinares y García-Calvo, Estado Islámico en España, 43-45; Fernando Reinares y Carola García-Calvo, “Dos factores que explican la radicalización yihadista en España”, Madrid: Real Instituto Elcano, ARI 62/2017; Reinares, García-Calvo y Vicente, Yihadismo y yihadistas en España, 30-34, 59-60, 60-61, 62-64.

[216] Reinares y García-Calvo, Estado Islámico en España, 43-45; Reinares, García-Calvo y Vicente, Yihadismo y yihadistas en España, 116-143.

[217] Nesser, Stenersen y Oftedal, “Jihadi Terrorism in Europe: The IS-Effect”, 3-24.

[218] Ibid., 6-7.

[219] Ibid., 6.

[220] Ibid., 15-17.

[221] Ibid.

[222] Ibid., 14.

[223] Ibid, 14-15, 20.

[224] Ibid., 6, 19; Reinares y García-Calvo, “Linking the August 2017 Attacks in Barcelona and Cambrils to Islamic State’s External Security Apparatus Through Foreign Fighters”, 76-89.

[225] El examen fue realizado por Manuel R. Torres-Soriano, catedrático de la Universidad Pablo Olavide y miembro del Consejo Científico del Real Instituto Elcano, en “How Do Terrorists Choose Their Targets for an Attack? The View from inside an Independent Cell”, Terrorism and Political Violence (publicado online el 3 de junio de 2019).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *