Abraham Yehoshua

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

En esta guerra llamada Plomo Fundido, por el verso de una canción infantil que se canta en la fiesta de Januka: «Mi padre me hizo una peonza, una peonza de plomo fundido», no debemos olvidarnos de un hecho fundamental: Gaza no es Vietnam, ni Iraq, ni Afganistán ni siquiera Líbano. Gaza es una provincia de la patria común que compartimos los israelíes y los palestinos, patria a la que nosotros llamamos Tierra de Israel y a la que ellos llaman Palestina. En Gaza vive un millón y medio de palestinos que son hermanos y compatriotas del millón trescientos mil palestinos israelíes y de los más de dos millones de palestinos que actualmente viven en Cisjordania.…  Seguir leyendo »

Hace semanas, diecisiete escritores mandamos al primer ministro saliente, Ehud Olmert, una carta con motivo del asunto del soldado Guilad Shalit, que lleva más de dos años prisionero de Hamas en la franja de Gaza, y de las frustradas negociaciones para liberarlo. No negábamos los esfuerzos del Gobierno para lograr su liberación, pero nos preocupaba que la negociación estuviera estancada debido a que Hamas pide a cambio que se liberen 1.500 presos e Israel sólo está dispuesto a liberar a 450. No obstante, el debate acerca del precio que se debe pagar por un soldado secuestrado no es sólo una cuestión de cantidad sino también de principios, y a esos principios me quiero referir en este artículo.…  Seguir leyendo »

Imaginemos que en 1948, cuando David ben Gurion proclama la creación del Estado de Israel, no hubiera habido en todo el territorio del recién creado país ninguna persona que no se considerase a sí misma judía, que no hubiera habido ni un solo árabe, ni un solo druso. En tal caso, ¿cómo se habría llamado el nuevo Estado? La propia declaración lo dice explícitamente: «Proclamamos la creación de un Estado judío en la tierra de Israel llamado el Estado de Israel». Queda claro, por tanto, el nombre del nuevo Estado, pues el territorio en que se asienta es la Tierra de Israel, y el nombre originario del pueblo, pueblo de Israel, se usó durante siglos como nombre exclusivo antes de la denominación de judío, nombre que a fin de cuentas sólo se refiere a una de las doce tribus del Israel antiguo.…  Seguir leyendo »

Por fin se ha alcanzado un alto el fuego entre Israel y Hamas. Durante más de medio año se ha estado animando al Gobierno israelí desde distintos sectores para que aceptase un alto el fuego con Hamas. Pero el Gobierno se negaba, ateniéndose a razones diversas y extrañas, tales como que «eso debilitará a Abu Mazen», como si no debilitasen a Abu Mazen la construcción continuada de colonias judías en Jerusalén Este y la ausencia de desmantelamiento de asentamientos ilegales. También aducía que «Hamas no reconoce la existencia del Estado de Israel», algo raro cuando a lo largo de los últimos sesenta años todos los alto el fuego con los países árabes y con la Organización para la Liberación de Palestina se han alcanzado sin exigir el «reconocimiento de Israel», y se han establecido sin condiciones, buscando un cese del derramamiento de sangre en ambas partes, pues ese ha sido el criterio moral que ha guiado a Israel durante todos estos años.…  Seguir leyendo »