Agustín Linares Molina

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Cuando aún no nos hemos repuesto de la conmoción general que han dejado en todos los españoles las imágenes del día 17, el brutal atentado de los yihadistas en las Ramblas de Barcelona exige una primera reflexión para intentar evitar que algo así vuelva a suceder. El atentado nos deja una serie de interrogantes: ¿cómo es posible que la Generalitat haya cerrado todas las puertas a los Cuerpos de Seguridad del Estado? ¿Cómo es posible que los delitos contra la seguridad del Estado estén en manos de unos cuerpos nacidos de la nada hace muy pocos años y sin experiencia en antiterrorismo?…  Seguir leyendo »

“Los humanos aceptan el martirio por una quimera, mas no por una verdad” (Cioran, Historia y Utopía).

Desde la ONU a Interpol y desde criminólogos a sociólogos, en todos los foros donde se ha debatido sobre la función policial en la comunidad, se ha enfatizado que la principal actividad de la policía es la prevención de la delincuencia, aunque, como es bien sabido, en la creación de un ambiente de seguridad interviene, además de la policía, otros muchos factores que van desde la educación al factor disuasorio de la pena y la colaboración ciudadana. Pero, en ocasiones, el entramado social puede resultar insuficiente para impedir la aparición o la extensión de fenómenos que atacan directamente la convivencia o la paz de la comunidad y es a la policía a quien corresponde analizar causas y circunstancias e idear y proponer un plan proactivo para poner fin a la zozobra y al sufrimiento de los ciudadanos.…  Seguir leyendo »

Los estrategas del independentismo saben que no existe ningún Estado sin policía. Que una declaración de independencia sin contar con un cuerpo de policía propio no pasaría de ser una ficción política que se esfumaría en gestos y palabras. Por eso la creación de policías autonómicas fue uno de sus grandes logros en el largo camino hacia la independencia. El otro era el adoctrinamiento de la juventud, según aconseja Fichte (el filósofo de referencia de todo buen nacionalista) en sus Discursos a la nación alemana. Necesitaban una policía propia e independiente para diseñar la estructura básica para la creación del nuevo Estado y la Constitución abrió esa posibilidad quizás porque las demás fuerzas políticas pensaban que el policial era un tema menor.…  Seguir leyendo »