Alberto Bonilla

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Para lo que ha quedado Bildu, señores. La última ocurrencia ultrarrevolucionaria es presentar una proposición no de ley para que el Parlamento vasco vete la presencia de Albert Rivera, Pablo Casado y Santiago Abascal durante la campaña en “Euskal Herria” (sic). La premisa es que, aun “teniendo en cuenta la libertad de expresión”, esos fascistas no tienen otra cosa que hacer que venir a tensionar la convivencia en nuestra tierra de armonía sabinaresca, y eso no se puede permitir. Y aunque les resulte un tanto extraño, ya les digo que entiendo perfectamente la propuesta de los que ya media Europa conoce como “los artesanos de la paz”.…  Seguir leyendo »

“El adversario del PSOE son las derechas”, afirmaba este martes la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, al ser preguntada por el pacto del PSN con Bildu en la Comunidad Foral. Y más allá de plantearnos qué tipo de deriva ideológica e histórica atraviesa el Partido Socialista, la sentencia no puede contener más verdades. Se ha demostrado en Navarra. Cualquier opción ideológica un milímetro a la derecha del PSOE será siempre peor que Bildu, los mismos que todavía no han condenado los asesinatos de ETA.

A esa derecha apestada cualquiera puede añadirle el apellido que quiera (los “falos y la testosterona” de la ministra Delgado) o generarle un nuevo neologismo (“trifachito”) siempre que vaya acompañado de un masaje parlamentario como el de Sánchez a sus nuevos socios de Bildu en el Congreso la semana pasada.…  Seguir leyendo »

Era mediados de marzo cuando desde Ciudadanos tuvimos la primera reunión de trabajo con Unión del Pueblo Navarro y el Partido Popular, que previamente había firmado su propio acuerdo político con la formación navarra. El equipo de campaña de Ciudadanos acabábamos de acceder a la sala de reuniones de UPN y, tras unos días de mucho ajetreo y de asimilar todo lo que había sucedido alrededor de esa nueva aventura llamada Navarra Suma, empecé a comprender el porqué de todo lo que había ido pasando en los últimos días.

Fue nada más sentarme enfrente de la puerta que daba acceso a la sala que mis ojos fueron a parar a dos cuadros colgados en la pared.…  Seguir leyendo »