Alberto Gatón Lasheras

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir el 1 de mayo de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Un pueblo que no sabe su historia está condenado a irrevocable muerte».

Menéndez-Pelayo, 'Historia de las Ideas estéticas de España'.

Escribo este artículo mientras una lluvia fina empapa los agostados campos desde los ayuntamientos de Luena hasta Puente Viesgo, pasando por Corvera y Santiurde de Toranzo. Después de muchos días de sequía, el ocaso se diluyó entre el cielo y las cimas en este valle de recia personalidad y privilegiada historia amparada al regazo glaciar escavado por el río Pas: Toranzo. En sus hermosos y nobles pueblos escribieron Quevedo, Lope de Vega y Calderón de la Barca, maestros canteros labraron en el medioevo el recoleto templo románico de Villasevil donde Juan de Aragón y Castilla casó con la princesa Margarita de Austria, y ante cuyo Sagrario hincó la rodilla el todopoderoso Emperador Carlos I de España y de Alemania, y en el siglo pasado esculpieron la parroquia neorrománica de Puente Viesgo, orgullosas casonas ostentan escudos de antigua nobleza y, rasgando el horizonte de sus praderías, se recorta la silueta del enigmático convento del Soto y el prodigio arquitectónico de su octogonal torre.…  Seguir leyendo »

“Lo demandó el honor y obedecieron, con su sangre la empresa rubricaron. Por la Patria morir fue su destino, querer a España su pasión eterna”, Ritual militar del Acto a los Caídos.

Estas líneas son un homenaje a la Guardia Civil, encarnada en nuestro Teniente Coronel Pedro Alfonso Casado, Perico para los compañeros. Están redactadas con admiración, gratitud y legítimo orgullo, como emocionada despedida de un amigo militar que ha amado a España y los españoles hasta cumplir su destino de morir por nuestra Patria.

Concluida su formación en la Academia de Zaragoza en mil novecientos noventa y ocho, fue destinado al Grupo de Acción Rápida (GAR).…  Seguir leyendo »

“Y los remos crujían, y los hombres jadeaban. Cuando la popa tocaba la cima de la montaña rugiente, y la débil embarcación iba a recibir de ella el último impulso favorable, Andrés, orzando brioso, gritó conmovido, poniendo en sus palabras cuanto fuego quedaba en su corazón: -¡Jesús y adentro!... Y la ola pasó también, sin reventar, hacia las Quebrantas, y la lancha comenzó a deslizarse por la pendiente de un nuevo abismo. Pero aquel abismo era la salvación de todos, porque habían doblado la punta de la Cerda y estaban en puerto seguro”. Este fragmento de la novela “Sotileza” de nuestro montañés José María de Pereda fue hecho óleo por su amigo Fernando Pérez del Camino en su cuadro “Jesús y adentro”.…  Seguir leyendo »

Ruge el helicóptero de Naciones Unidas en nuestra posición 7.2. 'Miguel de Cervantes' alza el vuelo, levanta la nieve que cubre la pista, y sus motores resuenan por la base. El mismo helicóptero desde el que, en un vuelo de vigilancia sobre la 'Blue Line', cicatriz que separa Israel y Líbano, admiré el monte Hermón, místico y misterioso pico de casi tres mil metros de altura que separa Siria y Líbano. Cubierto bajo un grueso manto blanco, lo contemplé al ocaso de un rojo casi bermellón, con los últimos rayos de sol refulgiendo en su cima de hielo. Por algo el 'País de los Cedros' se llama Líbano, palabra fenicia que significa blanco: el de la nieve de sus montañas.…  Seguir leyendo »

“A mis amigos”.

“Quien tiene la fortuna de disfrutar la amistad, quien ha conquistado una noble mujer, ¡que una su alegría a la nuestra!”, Schiller, “Oda a la Alegría”.

El verso inicial es traducción del poema “An die Freude” de Schiller “Wem der grosse Wurf gelungen eines Freundes Freund zu sein, Werein holdes Weib errungen, Mische seinen Jubel ein!…”, inmortalizado por Beethoven en su Novena sinfonía, himno de la Unión europea. Ambos genios, románticos y humanistas, exaltan la alegría que brota de la amistad. Alegría y amistad que Schiller y Beethoven, devotos cristianos, multiplican en la sabiduría de quien busca y encuentra a Dios: “¿Mundo, sientes al Creador?…  Seguir leyendo »

Esta columna es un homenaje a la Guardia Civil en Cantabria y España. Como otras ocasiones he escrito en “El Diario Montañés” y en “ABC”, sin la Benemérita no existiría nuestra España libre y democrática. Creada por el Duque de Ahumada el año mil ochocientos cuarenta y cuatro con el ideal “Todo por la Patria”, a esta noble institución se le debe gratitud y respeto. Porque son los cumplidores leales de su lema “el Honor es mi Divisa” que, según explica el artículo primero del Reglamento para el Servicio, “debe conservarse sin mancha, porque una vez perdido no se recobra jamás”.…  Seguir leyendo »

Hay recuerdos que, por fortuna, no se borran con facilidad de la memoria. Y en los del autor que escribe estas líneas están, desde su infancia, los de los militares de las Unidades de Montaña de nuestras Fuerzas Armadas del Reino de España cuando se acuartelaban en el campurriano pueblo de Villar en sus cursos invernales de montaña. Quién me iba a decir que al cabo de muchos años hoy sus sucesores serían mis actuales compañeros de la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales (EMMOE), y del Regimiento de Infantería “Galicia” 64 de Cazadores de Montaña. A ellos, y al valle de Campoo, se dedican estas líneas con mi admiración y gratitud, fundidas en el amor a la Patria en las montañas, brañas y bosques de Cantabria y de España.…  Seguir leyendo »

España, como el resto del planeta, está en guerra contra el enemigo más feroz que ha conocido la humanidad desde la Segunda Guerra Mundial: el Covid-19. Y para vencerlo, sumadas a la búsqueda tecnológica y científica de una vacuna y de remedios médicos, son necesarias las mejores virtudes del pueblo español: unidad, valor y amor. En este amor como virtud clásica, nuestras Fuerzas Armadas son nuestro pueblo; y nuestro pueblo es nuestras Fuerzas Armadas, porque cada militar nace ciudadano del pueblo español. Recíproca identidad en el amor, porque bajo cada uniforme en el pecho del militar palpitan inseparables el amor como soldado a la Patria con el amor como ciudadano al pueblo español.…  Seguir leyendo »

Líbano, sinónimo del blanco de sus montañas y heredera de Fenicia, tiene azules costas mediterráneas con playas bañadas por el sol, montañas nevadas que albergan estaciones de esquí entre cedros milenarios, fértiles huertas entre los olivos y viñedos más antiguos del mundo, un patrimonio histórico heredero de Fenicia, Macedonia y Roma, y una población culta, en especial la mayoría cristiana maronita, hospitalaria y custodia del legado bíblico que corre por sus venas. Y sus museos, universidades, bancos, el turismo y su alto nivel de vida hicieron que esta nación fuese llamada a finales del siglo pasado «la Suiza de Medio Oriente».…  Seguir leyendo »

La plaga del coronavirus, como otras epidemias que han diezmado la humanidad, es, además de cruel y feroz, triste. Y entre las mayores penas causadas por este virus, la soledad de enfermos, agonizantes y fallecidos. Soledad en los lechos de vida o muerte de los hospitales combatida por médicos, enfermeros, militares y sacerdotes, con la alegría del paciente recuperado y la aflicción por cada deceso. Soledad en casa de quien afronta aislado la cuarentena o, peor, la enfermedad, la fiebre, el desconsuelo y la incertidumbre. Soledad de ancianos abandonados en lúgubres residencias. Soledad que evoca la rima de Bécquer «Dios mío, qué solos se quedan los muertos.…  Seguir leyendo »

«Curiosa ironía de la naturaleza, capaz de sugerir una imagen de las más alta espiritualidad allí donde se extinguió la llama del espíritu», escribe Thomas Mann en el «Doktor Faustus» cuando el protagonista entrega su alma al Diablo, metáfora del pueblo alemán ante la Segunda Guerra Mundial. Cita aplicable hoy a una Europa empeñada en extinguir la llama del espíritu que la hizo nacer. Porque después de su fracasada Carta Magna, del Brexit (aunque Inglaterra nunca haya participado con corazón de los ideales que forjaron la unión de Europa) y de los actuales repartos de poder en sus organismos e instituciones, se reabren las heridas por las que se ha desangrado en la historia: los nacionalismos y los populismos.…  Seguir leyendo »

Nuestras Fuerzas Armadas son nuestro Pueblo; y nuestro Pueblo es nuestras Fuerzas Armadas. En el cuarenta aniversario de nuestra Carta Magna es muy bello sentir cómo esta identidad de Fuerzas Armadas y Pueblo español forja en nuestra sociedad sus valores y convivencia, su progreso y libertad. Valores recogidos en el discurso del Rey Felipe VI ante el Consejo del Atlántico Norte el pasado mes de noviembre, cuando afirma nuestro Jefe del Estado que nuestra Constitución «supone un avance democrático, plural, marco de referencia de libertad y justicia para todos los españoles». Así, en el referéndum de 6 de diciembre de 1978 los ciudadanos ratificamos nuestro Texto Fundamental para avanzar como una sociedad libre, justa y democrática.…  Seguir leyendo »

Aunque los sueños pueden metamorfosearse en pesadillas, navegar estos confines del planeta es un sueño hecho realidad. Por el Canal de Beagle hasta Ushuaia y desde ahí al Cabo de Hornos, el «Juan Sebastián Elcano» ha alcanzado en el Oceáno Glaciar Antártico el punto más Austral de su historia: la latitud 55º 31’. Y ahora, en mi camarote, noche cerrada en la que el aguanieve cae sobre la cubierta y vientos favorables impulsan el aparejo, escribo al lector tras haber abandonado en popa el Cabo de Hornos. Cae el barco en demanda de los Canales Patagónicos por el Canal de Beagle y el Estrecho de Magallanes rumbo a Punta Arenas y Valparaíso.…  Seguir leyendo »

«Honrad con los tributos postreros
a esas almas egregias que con su sangre
nos han legado esta Patria»
Virgilio

Con la gratitud y el respeto del pueblo español al que pertenecen y al que han donado su vida como militares, con cariño y ánimo a las familias de ambos compañeros, honran estas líneas al capitán del Ejército del Aire Borja Aybar García, aviador militar, a los 34 años muerto en acto de servicio este 12 de octubre al regreso en su Eurofighter de la exhibición aérea del Día de la Hispanidad, y al teniente del Ejército del Aire Fernando Pérez Serrano, aviador militar, a los 26 años muerto ayer en acto de servicio al despegar en su F18.…  Seguir leyendo »

En el Mare Nostrum, cuando sus traicioneras aguas turquesas se tornan glaucas por el sol y la arena de la costa africana, personas de toda raza y color son puntos blancos en el verde horizonte marino. Y si nuestra fragata «Victoria», como antes sus hermanas «Navarra», «Canarias», «Numancia», «Reina Sofía» y «Santa María», a la voz de su comandante toca zafarrancho, moviliza su dotación, rugen las turbinas y machetea la proa a toda máquina para salvar a quienes apiñados en precarias balsas no navegan sino que flotan semihundidos a la deriva, lo primero que cada marino ve al localizar a los buscados náufragos no son anónimos puntos blancos sino una marea de niños, mujeres y hombres de negra piel y blanca mirada, rotas marionetas cuyos hilos quisieron cortar las Parcas.…  Seguir leyendo »

Hay vivencias inolvidables. En estas fiestas de Navidad, los Reyes Magos nos han dejado en la fragata Navarra uno de los más bellos recuerdos en nuestra vida militar: el nacimiento de un bebé a bordo. Sean estas líneas un homenaje a mis compañeros y a nuestra Patria, porque también en Navidad los militares del pueblo somos y al pueblo servimos bajo nuestra bandera de España.

Tres milagros en nuestra Fragata Navarra que empiezan cuando en lugar de una alegre cabalgata se nos aproxima un temporal con tornados de agua como gigantescas peonzas, bailando sobre la mar encrespada mientras el helicóptero localizaba dos destartaladas barcazas llenas de inmigrantes, a la deriva como juguetes rotos por las hijas de Neptuno.…  Seguir leyendo »

Fragata Navarra, más que una misión

No es fácil escribir en alta mar cuando nuestra F-85, fragata Navarra, desplegada en la operación Eunavfor MED Sophia, acaba de realizar un zafarrancho Solas (Safety of Life at Sea). Es decir, un salvamento marítimo de víctimas de las mafias en su huida de África a Europa. Porque las cifras, frías en la confortable distancia, estremecen contadas en la mirada de cada migrante. Hoy, abandonados a su suerte en las glaucas aguas del mar de Libia, casi seiscientos seres humanos han sido rescatados por la fragata Navarra. Y, como en cualquier destino y operación militar, España debe estar orgullosa de los hombres y mujeres de nuestras Fuerzas Armadas.…  Seguir leyendo »

A principios del siglo XX Chesterton afirmó en «La Esfera y la Cruz» que el mapa de Europa se dibuja al unir con una línea imaginaria la cruz de los campanarios de sus aldeas y ciudades. Si en Europa las carreteras actualizan las vías romanas, y las plazas reviven las ágoras griegas, los campanarios cristianos (católicos, ortodoxos, protestantes, anglicanos…) son lo primero que identifica un viajero entre sus vecinos de distinta lengua y cultura: la iglesia del pueblo, desde los fiordos de Escandinavia y las estepas de Rusia hasta las costas del Mediterráneo y del Atlántico. Tañer de campanas que recuerda que Europa surge y existe por la unión de Grecia y Roma con el Cristianismo mezclándose después con los bárbaros.…  Seguir leyendo »

El Papa Francisco ha escrito «Laudato si», encíclica sobre el cuidado de la casa común que es nuestro planeta. Y, como siempre en la doctrina de la Iglesia, no es un documento pontificio aislado, sino una continuación magisterial con sus predecesores papales. Como lo son el diálogo ecológico en la historia del cristianismo, desde el mandato del Génesis de Dios a la Humanidad: «Creced, multiplicaos y someted la tierra», la doctrina de Jesús en los Evangelios; el «ora et labora» monacal o el «Cántico a las criaturas» de san Francisco de Asís, hasta las doctrinas pontificias posrrevolución industrial de León XIII en la «Rerum Novarum», Pío XI, Pío XII y Pablo VI en «Pacem in Terris» y «Octogesima Adveniens» y posrrevolución cibernética de Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco.…  Seguir leyendo »

«Un pueblo sin identidad está abocado a su desaparición en la Historia», afirmó Menéndez Pelayo. España es un gran país, plural en sus gentes, pero con una identidad compartida en la Historia. En su diversidad, hay una España de piel dorada, recio mirar y firme porte: la marinera. Sus costas albergan villas y puertos donde la llamada marina y el espíritu de aventura, además de la necesidad de sacar adelante familias y hogares, forjan hombres que hablan con la mar sin bajar sus ojos ante su glauca mirada de agua y sal. Nuestra Patria está ligada en su destino al trato con los océanos.…  Seguir leyendo »