Alberto Gatón Lasheras

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Aunque los sueños pueden metamorfosearse en pesadillas, navegar estos confines del planeta es un sueño hecho realidad. Por el Canal de Beagle hasta Ushuaia y desde ahí al Cabo de Hornos, el «Juan Sebastián Elcano» ha alcanzado en el Oceáno Glaciar Antártico el punto más Austral de su historia: la latitud 55º 31’. Y ahora, en mi camarote, noche cerrada en la que el aguanieve cae sobre la cubierta y vientos favorables impulsan el aparejo, escribo al lector tras haber abandonado en popa el Cabo de Hornos. Cae el barco en demanda de los Canales Patagónicos por el Canal de Beagle y el Estrecho de Magallanes rumbo a Punta Arenas y Valparaíso.…  Seguir leyendo »

«Honrad con los tributos postreros
a esas almas egregias que con su sangre
nos han legado esta Patria»
Virgilio

Con la gratitud y el respeto del pueblo español al que pertenecen y al que han donado su vida como militares, con cariño y ánimo a las familias de ambos compañeros, honran estas líneas al capitán del Ejército del Aire Borja Aybar García, aviador militar, a los 34 años muerto en acto de servicio este 12 de octubre al regreso en su Eurofighter de la exhibición aérea del Día de la Hispanidad, y al teniente del Ejército del Aire Fernando Pérez Serrano, aviador militar, a los 26 años muerto ayer en acto de servicio al despegar en su F18.…  Seguir leyendo »

En el Mare Nostrum, cuando sus traicioneras aguas turquesas se tornan glaucas por el sol y la arena de la costa africana, personas de toda raza y color son puntos blancos en el verde horizonte marino. Y si nuestra fragata «Victoria», como antes sus hermanas «Navarra», «Canarias», «Numancia», «Reina Sofía» y «Santa María», a la voz de su comandante toca zafarrancho, moviliza su dotación, rugen las turbinas y machetea la proa a toda máquina para salvar a quienes apiñados en precarias balsas no navegan sino que flotan semihundidos a la deriva, lo primero que cada marino ve al localizar a los buscados náufragos no son anónimos puntos blancos sino una marea de niños, mujeres y hombres de negra piel y blanca mirada, rotas marionetas cuyos hilos quisieron cortar las Parcas.…  Seguir leyendo »

Hay vivencias inolvidables. En estas fiestas de Navidad, los Reyes Magos nos han dejado en la fragata Navarra uno de los más bellos recuerdos en nuestra vida militar: el nacimiento de un bebé a bordo. Sean estas líneas un homenaje a mis compañeros y a nuestra Patria, porque también en Navidad los militares del pueblo somos y al pueblo servimos bajo nuestra bandera de España.

Tres milagros en nuestra Fragata Navarra que empiezan cuando en lugar de una alegre cabalgata se nos aproxima un temporal con tornados de agua como gigantescas peonzas, bailando sobre la mar encrespada mientras el helicóptero localizaba dos destartaladas barcazas llenas de inmigrantes, a la deriva como juguetes rotos por las hijas de Neptuno.…  Seguir leyendo »

No es fácil escribir en alta mar cuando nuestra F-85, fragata Navarra, desplegada en la operación Eunavfor MED Sophia, acaba de realizar un zafarrancho Solas (Safety of Life at Sea). Es decir, un salvamento marítimo de víctimas de las mafias en su huida de África a Europa. Porque las cifras, frías en la confortable distancia, estremecen contadas en la mirada de cada migrante. Hoy, abandonados a su suerte en las glaucas aguas del mar de Libia, casi seiscientos seres humanos han sido rescatados por la fragata Navarra. Y, como en cualquier destino y operación militar, España debe estar orgullosa de los hombres y mujeres de nuestras Fuerzas Armadas.…  Seguir leyendo »

A principios del siglo XX Chesterton afirmó en «La Esfera y la Cruz» que el mapa de Europa se dibuja al unir con una línea imaginaria la cruz de los campanarios de sus aldeas y ciudades. Si en Europa las carreteras actualizan las vías romanas, y las plazas reviven las ágoras griegas, los campanarios cristianos (católicos, ortodoxos, protestantes, anglicanos…) son lo primero que identifica un viajero entre sus vecinos de distinta lengua y cultura: la iglesia del pueblo, desde los fiordos de Escandinavia y las estepas de Rusia hasta las costas del Mediterráneo y del Atlántico. Tañer de campanas que recuerda que Europa surge y existe por la unión de Grecia y Roma con el Cristianismo mezclándose después con los bárbaros.…  Seguir leyendo »

El Papa Francisco ha escrito «Laudato si», encíclica sobre el cuidado de la casa común que es nuestro planeta. Y, como siempre en la doctrina de la Iglesia, no es un documento pontificio aislado, sino una continuación magisterial con sus predecesores papales. Como lo son el diálogo ecológico en la historia del cristianismo, desde el mandato del Génesis de Dios a la Humanidad: «Creced, multiplicaos y someted la tierra», la doctrina de Jesús en los Evangelios; el «ora et labora» monacal o el «Cántico a las criaturas» de san Francisco de Asís, hasta las doctrinas pontificias posrrevolución industrial de León XIII en la «Rerum Novarum», Pío XI, Pío XII y Pablo VI en «Pacem in Terris» y «Octogesima Adveniens» y posrrevolución cibernética de Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco.…  Seguir leyendo »

«Un pueblo sin identidad está abocado a su desaparición en la Historia», afirmó Menéndez Pelayo. España es un gran país, plural en sus gentes, pero con una identidad compartida en la Historia. En su diversidad, hay una España de piel dorada, recio mirar y firme porte: la marinera. Sus costas albergan villas y puertos donde la llamada marina y el espíritu de aventura, además de la necesidad de sacar adelante familias y hogares, forjan hombres que hablan con la mar sin bajar sus ojos ante su glauca mirada de agua y sal. Nuestra Patria está ligada en su destino al trato con los océanos.…  Seguir leyendo »

«Vencerá el amor a la patria, y un ansia de amor sin medida. Esta es mi Patria. Pues ya mi padre me dejó estos arcanos del destino». (Virgilio)

Ojalá no hubiese terrorismo ni guerras, pero un mundo en paz es un ideal que la Humanidad demuestra inalcanzable por naturaleza. Y si no fuese por los militares y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, en España imperarían el caos, el terrorismo y la muerte. El militar garantiza la paz, origen de la libertad, justicia y derechos de nuestra sociedad. Dentro y fuera de nuestras fronteras, cada soldado se entrega a la defensa de la seguridad del pueblo español, de sus hogares, soberanía, instituciones y ciudadanos.…  Seguir leyendo »

EL «Romance del rey don Rodrigo de cómo perdió a España» canta que «Las huestes de don Rodrigo/ desmayaban y huían/ cuando en la octava batalla/ sus enemigos vencían./ Ayer era rey de España,/ hoy no lo soy de una villa». Pero la España visigoda no fue invadida por las escasas tropas musulmanas por culpa de don Rodrigo, sino por la del mal gobernante Witiza. Lo afirma Menéndez Pelayo en la «Historia de los Heterodoxos Españoles», quien añade que Witiza fue «más que un nombre, el tipo de la degradación moral de la gente visigoda. Rodrigo fue sólo la víctima expiatoria».…  Seguir leyendo »

A principios del siglo XX Azorín, en su artículo «La continuidad nacional», escribió en ABC que «España no puede dejar de ser lo que es porque España, como los demás países, tiene una tradición, un arte, un paisaje, una “raza” suyos, y que a vigorizar, hacer fuertes, a continuar todos estos rasgos suyos, peculiares, es a lo que debe tender todo el esfuerzo del artista y del gobernante». Tras las guerras civiles carlistas, la pérdida de las colonias y el Desastre del 98, España, herida, abdicó de sus tradiciones, olvidó su identidad y debilitó su cohesión social por la falta de educación de los jóvenes y de la masa social, la hambruna por las malas cosechas y el paro, la mediocridad de sus líderes, la presión federalista de las hoy autonomías y la ineficacia burocrática.…  Seguir leyendo »

Estos días la prensa publica declaraciones del Papa Francisco en las que quiere una Iglesia evangélica, es decir, humilde. Y, entre otras medidas, planea una reforma integral de su Curia vaticana, incluyendo el mal llamado (no cumple las características de un banco) «Banco vaticano», el IOR (Instituto de Obras de Religión). Un propósito en el que coincide con sus predecesores Juan Pablo II y Pablo VI: perfeccionar la naturaleza de la Curia romana de servicio y comunión con el Sucesor de Pedro y, por él, a la Iglesia.

Un servicio a la Iglesia que en las comunidades primitivas los diáconos gestionaban de manera familiar hasta que la Iglesia se expandió por el planeta, y su asesoramiento se transformó en consistorios y sínodos temporales.…  Seguir leyendo »