Alexander Soros

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Julio de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El espíritu de Milán

Los titulares son espantosos. Escasez de equipamiento esencial que obliga a los médicos a tomar decisiones en el campo de batalla sobre quien vive y quien muere. Largas filas de enfermos esperan en vano un análisis de laboratorio o una cama de hospital. Negocios, tiendas, bares y restaurantes vacíos llevan a la economía mundial a un punto muerto. Y la lúgubre contabilidad de los países más golpeados por el coronavirus COVID-19, con EE. UU. que ahora toma la delantera: con casi 61.000 casos confirmados más que China, donde tuvo lugar el brote original.

En Europa, la pandemia golpeó con especial dureza a Italia, que está en cuarentena desde el 9 de marzo, en un intento por reducir la difusión del virus.…  Seguir leyendo »

A man passes in front of a graffiti with an old map of Macedoni in Skopje on Wednesday.CreditRobert Atanasovski/Agence France-Presse — Getty Image

It has taken almost 25 years to get an agreement between the governments in Athens and Skopje on what to call the entity once known as the Former Yugoslav Republic of Macedonia. It would be a mistake to dismiss this as a minor development — particularly now, when the unity of the trans-Atlantic alliance is at its lowest point since World War II and the unity of the European Union is under challenge in every national election.

In fact, the historic compromise to rename the country the Republic of Northern Macedonia, thus softening a rivalry over national histories, opens a window of opportunity for leaders in Europe and the United States to defy current trends and begin shaping a secure future for the Balkans, an achievement that would help secure stability for all of Europe.…  Seguir leyendo »

Edwin Chota encontró la muerte en la selva que luchaba por proteger. Este activista ambiental peruano había solicitado ayuda a su gobierno tras recibir amenazas de muerte por parte de los taladores ilegales que pululan por la zona vecina a su aldea, situada en la profundidad de la selva amazónica. Pese a su solicitud, en septiembre, él y otros tres prominentes miembros de la comunidad asháninka de Perú, fueron emboscados y baleados a muerte en un sendero de la jungla cuando se dirigían a un encuentro con activistas de Brasil, su país vecino. La viuda de Chota viajó durante seis días por vía fluvial para llegar a la capital regional e informar de los asesinatos.…  Seguir leyendo »