Alfonso Castro

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de febrero de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Pensamos con frecuencia que hay personas que necesitan limitarse, que deben conocer sus límites, pero sobre todo los límites, pues puede que los suyos no sean suficientes. Ocurre igual con los pueblos. En el nacimiento y desarrollo, en el caldo del Mediterráneo, de la idea de democracia como forma de gobierno popular, opuesta a las teocracias orientales, donde no existían ciudadanos sino súbditos, brillan dos opciones distintas: la demokratía griega y la respublica romana.

La primera, que ha mantenido a lo largo de los siglos su aura magnética, ahormada a la fulgurante creación artística y filosófica de los griegos durante su deslumbrante historia, no desarrolló una ciencia jurídica ni conoció -quizás por eso- la idea de limitación.…  Seguir leyendo »

Viajo con frecuencia a Madrid; como muchos sevillanos, en el hoy de hoy y en el de ayer. Por placer, pero sobre todo por obligación. Ciudad que abre el horizonte por dentro, que cualquier español ama, incluso pese a lo peor de sí misma, quizás porque no es sino lo peor de nosotros mismos, devuelto como en un espejo, ni siquiera deformante.

Viendo pasar por la ventanilla del tren los campos manchegos, los campos andaluces hasta llegar a Madrid o volver a Sevilla tengo siempre la sensación de estar recorriendo la médula misma de España, de una cierta España sin la que las demás no pueden entenderse del todo, porque, de una forma u otra, todas se engarzan a ella: punto central de tantas líneas; convergencia secreta; alma.…  Seguir leyendo »