Amaya Moro-Martín

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Vivimos en un momento paradójico en el que, a pesar de que la ciencia y la tecnología están muy presente en nuestras vidas, y gracias a ellas muchos disfrutamos de un alto grado de bienestar, existe una brecha creciente entre la ciencia y la sociedad, como se puede ver, por ejemplo, en el cuestionamiento de las vacunas y del cambio climático, y en el auge de las medicinas alternativas. Y es que también, gracias a la ciencia y la tecnología, nunca antes habíamos tenido acceso a tanta información, pero también a tanta desinformación, que si no filtramos no hace más que reafirmarnos en nuestras creencias e ideas preconcebidas y, siendo presa de nuestras emociones, somos más vulnerables a grupos de interés que cada vez son más poderosos y a quienes en muchas ocasiones interesa mantenernos desinformados.…  Seguir leyendo »

Estimado Sr. Presidente,

Aprovechando el periodo estival, y para minimizar los costes de mi próximo traslado trasatlántico, estoy haciendo limpieza de mi oficina en el CSIC y me gustaría devolverle algunos documentos que ya no voy a necesitar.

Adjunto le devuelvo el certificado oficial de haber superado positivamente la evaluación del Programa I3, el Programa de Incentivación de la Incorporación e Intensificación de la Actividad Investigadora. Agradezco el detalle del Ministerio de Economía y Competitividad pero, en el contexto actual de la investigación en España, no entiendo los conceptos “incentivación”, “incorporación” e “intensificación” (tampoco el de “actividad investigadora”, más allá de la basal).…  Seguir leyendo »

Estoy atravesando los desiertos de Sonora y Mojave, en el sudoeste americano. Sus habitantes nativos viven en reservas indias, confinadas a regiones con pocos recursos naturales. Una independencia ficticia les permite modificar algunas leyes, haciendo que los casinos y la venta de tabaco, actividades ilegales o fuertemente reguladas en el resto de EE UU, sean la base de su precaria economía. Pienso en Eurovegas. Pienso en esa doctora en biología con amplia experiencia internacional a quien el INEM sugiere un curso de crupier. Es irónico que el destino de los habitantes de estas tierras, pertenecientes a la otrora Nueva España, y nuestro destino, el de la vieja España, converjan de esta manera, en unas tragaperras.…  Seguir leyendo »