Ana I. Bernal-Triviño

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Después de 24 horas de la sentencia de ‘La manada’ sigo estupefacta. Son 371 folios donde se relata una violación y se concluye que es abuso sexual. Parte de lo que se escribe y el fallo son contradictorios y se crea una sentencia que perpetúa mitos de la violencia sexual y de la cultura de la violación.

La clave está en las palabras “violencia” e “intimidación”, que definen la agresión sexual. Quienes tenemos los pies en la tierra no entendemos cómo una justicia puede estar tan ciega para decir que si cinco tipos te rodean en un portal, en mayoría numérica, no sea considerado ni violencia ni intimidación.…  Seguir leyendo »

“Respecto a la sucesión a la Jefatura del Estado, sobre la que tantas maliciosas especulaciones hicieron quienes dudaron de la continuidad de nuestro Movimiento, todo ha quedado atado, y bien atado, con mi propuesta y la aprobación por las Cortes de la designación como sucesor a título de Rey del Príncipe Don Juan Carlos”. Fueron las palabras de Franco en 1969. Y nadie se podía imaginar cuánta actualidad tienen hoy en día.

El “atado y bien atado” llega hasta una Constitución en la que sus derechos quedan, una vez más, en papel mojado. Estos últimos meses (e incluso esta última semana, de forma más intensa) he tenido la sensación de experimentar un déjà vu continuo.…  Seguir leyendo »

Tras los Globos de Oro, leo un manifiesto de artistas e intelectuales francesas contra lo que llaman el “puritanismo sexual” a raíz del ‘caso Weinstein’. Es obvio que ser  mujer no te hace feminista, cuando somos educadas bajo el patriarcado, pero el manifiesto contiene frases que merecen reflexión.

“Puritanismo sexual”. Es la respuesta automática ante la denuncia. Es la falacia de hacer creer que la libertad va asociada a la sexualidad. La libertad no está en nuestros cuerpos, sino en nuestra mente y deseos. No  está en los deseos del patriarcado. Hay que ignorar la historia para vendernos de puritanas cuando fue el feminismo radical el que puso sobre la mesa el debate sobre nuestro placer o el clítoris, cuando miles de mujeres confesaban que no habían sentido un orgasmo en su vida.…  Seguir leyendo »