Ana M. Vielba

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Se habla de la alternancia política como medio para sanear las instituciones representativas. También para hacer cambios de dirección de políticas que busquen novedosas propuestas a problemas seculares cuando estos no han sido del todo solucionados. Nadie duda de que la alternancia supone (o se le presupone) dar visiones originales a aquellos problemas que se presentan. A nivel de gestión de políticas, en la práctica, la alternancia además permite «agitar» a los equipos para que vuelvan a dar lo mejor de sí mismos, lo que facilitaría alcanzar los objetivos comentados. Esta necesidad la hemos detectado con claridad en algunos departamentos de la Junta de Andalucía, en los que después de casi 40 años sin cambio en el color del gobierno, se había agotado la capacidad de gestionar mejoras significativas en determinadas parcelas de la Administración de servicios y políticas en Andalucía, algo que se nos antojaba no solo necesario sino imperativo.…  Seguir leyendo »