Ana Marta González

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Consideraba Hannah Arendt que la política era el lugar donde, mediante sus acciones y palabras, los individuos se hacían presentes y brillaban precisamente como tales; no simplemente como sujetos de necesidades, más o menos generales, sino como sujetos libres, capaces de poner en marcha cosas nuevas. Ignoro en qué medida en un mundo como el nuestro, progresivamente colonizado por procesos anónimos y estrategias de marketing, sigue habiendo margen para ese ejercicio innovador de la libertad individual.

Pero lo que me gustaría revisar aquí es el viejo prejuicio según el cual la política, como manifestación supuestamente privilegiada de la individualidad personal es sobre todo cosa de varones, más que de mujeres, las cuales podrían tal vez desempeñar tareas públicas, pero siempre rindiendo su individualidad a las exigencias de su género.…  Seguir leyendo »

Más allá del seguimiento diario de los acontecimientos, no es fácil identificar las categorías más apropiadas para comprender la crisis catalana. Lo complica la inmediatez de esos acontecimientos y la urgencia de encontrar una solución aceptable, pero también el hecho de que compromete a muchas y diversas perspectivas disciplinares o profesionales. Los juristas, aunque difieran en concreciones técnicas, lo tienen claro en su mayoría, porque la suya es una perspectiva normativa, y la ley es clara e inequívoca; los empresarios deciden conforme a los intereses del negocio; los comunicadores, por su parte, atentos a la eficacia de los discursos y pronunciamientos públicos, emplean con frecuencia sus armas al servicio de la causa que les es más querida…

Sociólogos y psicólogos sociales podrían corroborar que los ciudadanos en general se inclinan o pronuncian en un sentido u otro en función de otras razones, o más bien de un corazón que, algunas veces, podría parecer impermeable a razones.…  Seguir leyendo »