André Glucksmann

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

“Il fallait intervenir il y a deux ans”, tout le monde s’accorde à répéter la ritournelle des regrets. Les uns pour fermer les yeux aujourd’hui comme hier : trop tard ! Les autres pour tenter de rattraper le temps perdu, car mieux vaut tard que jamais.

Sauf qu’il y a deux ans, un an, six mois, personne ne décidait et tous se recroquevillaient derrière une impossible décision de l’ONU. Car le Conseil de sécurité fut dès le départ bloqué par les veto russe et chinois, et le resterait. Et tous le savaient. Il ne s’agit pas d’un simple accident de parcours.…  Seguir leyendo »

La campaña para las elecciones presidenciales de Venezuela está en pleno apogeo, pues los votantes han de acudir a las urnas el 7 de octubre para elegir su Jefe de Estado. La campaña enfrenta a Henrique Capriles Radonski, gobernador del estado de Miranda, contra el presidente actual, Hugo Chávez, que ha ocupado el poder desde 1999.

Lo que da un carácter excepcional a estas elecciones, en nuestra opinión, es que por primera vez Chávez, que aspira a ocupar el cargo con un cuarto mandado consecutivo y sin precedentes, afronta a un opositor creíble en Capriles, quien ha logrado unir bajo su estandarte a unos dispares partidos políticos de oposición.…  Seguir leyendo »

The Economist se burlaba, a fines de marzo, de “la más frívola de las campañas electorales” y parodiaba en su portada el Desayuno en la hierba de Manet, al mostrar a Sarkozy y Hollande coqueteando en una pradera, vestidos de oscuro, con una bella joven desnuda. Tanto la izquierda como la derecha se indignaron con los anglosajones. Sarkozy criticó al Financial Times y el equipo de Hollande negó a los ultraliberales el derecho a insultar al pueblo francés. Pero, por desgracia para nuestros virtuosos candidatos, ese sentimiento de inutilidad está también extendido en la propia Francia: los votantes consideran que se trata de una campaña de lo más aburrida y la abstención puede alcanzar cifras sin precedentes.…  Seguir leyendo »

“Me doy cuenta de que no hemos hablado de política exterior. Lo dejaremos para una próxima vez, si tenemos tiempo suficiente” (radio France Inter, el domingo 11 de marzo por la mañana)

La machacona fórmula cierra todos los debates, todas las entrevistas, todas las ceremonias radiofónicas y televisivas: los cronómetros son así, impiden evocar el mundo circundante. En la campaña presidencial que tiene lugar en Francia se actúa con el teatro lleno. Azuzados a rivalizar, los candidatos, pequeños o grandes, se ponen de acuerdo para no transgredir los límites de un espacio cerrado.

Si alguno menciona el más allá de las fronteras es para vender mejor su vacuo concepto de “desmundialización”.…  Seguir leyendo »

¿Un intelectual no está jamás en su sitio”. Con estas palabras, lejos de lamentar este desajuste original, el poeta Havel, en la huella de Beckett, Ionesco y Lou Reed, instaura el desarraigo como moderna norma de vida y estrategia de pensamiento. No se trata de una pose. Disidente nada convencional, presidente bohemio, su negativa inexorable a considerarse un Mesías conductor de pueblos fue una forma de cortar de raíz con las pretensiones de los comprometidos de otras épocas. En los últimos tiempos de la Revolución Francesa, Joseph de Maistre sostenía que el poder espiritual y temporal de un Papa era lo único que podía salvar Europa.…  Seguir leyendo »

Los grandes acontecimientos avanzan con pies de paloma, señalaba Nietzsche. ¿Por qué son tan silenciosos, si no es porque atacan nuestros prejuicios y denuncian nuestras miopías? Así ha sucedido con las elecciones rusas de este 4 de diciembre de 2011. La bofetada magistral que infligen al partido presidencial da inicio al declive de una apariencia (“imitación”, dicen los disidentes) de democracia y al fracaso de las ilusiones que ha alimentado.

Y, sin embargo, el año debía de terminar en apoteosis para el número uno de Rusia. Su estrella brillaba en lo más alto. Había conseguido los Juegos Olímpicos, la Copa del Mundo de fútbol, estrellas hollywoodienses y francesas debidamente remuneradas corrían a celebrar su cumpleaños, el mundo de las lentejuelas y de los poderosos sonreía al petrozar.…  Seguir leyendo »

Les grands événements avancent à pas de colombe, remarquait Nietzsche. Pourquoi sont-ils si silencieux, sinon qu’ils froissent nos préjugés et accusent nos myopies ? Ainsi va-t-il des élections russes ce 4 décembre. La claque magistrale qu’elles infligent au parti présidentiel amorce le déclin d’une démocratie d’apparence (“imitation”, disent les dissidents) et la faillite des illusions qu’elle a nourries. La leçon magistrale des manifestations démocratiques de samedi, les plus grandes depuis 1991 et peut-être depuis février 1917, s’impose : Poutine, après Kadhafi, Ben Ali, Moubarak ou Assad, titube.

Pourtant, l’année devait finir en apothéose pour le numéro un de Russie.…  Seguir leyendo »

El 11 de septiembre se vivió, de entrada, como imposible. Los testigos no creen lo que están viendo, las desvalidas autoridades se creen en plena ciencia-ficción, los prudentes que quieren mantener el sentido común lo pierden al fabular delirantes conspiraciones (la CIA, los judíos, misteriosos especuladores inmobiliarios). Aun así, lo imposible tuvo lugar y a ese lugar no por casualidad se le nombró Zona Cero, o sea, el espacio devastado de las primeras experiencias atómicas. Tampoco hay casualidad alguna en que las autoridades supremas sean introducidas manu militari en los refugios antinucleares: se ajusta el imposible nuevo al imposible antiguo. El apocalipsis hace acto de presencia, pero no del modo en que estaba previsto a lo largo de la guerra fría.…  Seguir leyendo »

No es muy querido. Ocupa el primer plano desde hace tiempo, es además un rico heredero desde la cuna y agita al todo París por su empuje de estrella de rock y por su reputación, discutida como corresponde, de filósofo. En resumen, lo preciso para repeler a los espíritus tristes. A pesar de sus profesiones de fe socialista repetidas hasta la saciedad, los puros y los duros del partido no ceden: aunque vote siempre “bien”, a veces piensa bastante mal. Un sobrino mío me ha confesado que hay en provincias salas de profesores en las que se siguen echando pestes contra “les nouveaux philosophes” que desacreditaron al marxismo entonces dominante: 40 años más tarde, eso no se nos perdona, tanto él como yo seguimos siendo unos apóstatas infectos.…  Seguir leyendo »

Las primaveras de los pueblos tropiezan inevitablemente con la fuerza de las armas. Así ocurrió en 1848, cuando las insurrecciones europeas tuvieron que doblegarse ante el fuego de los ejércitos imperiales. Ese fue el destino de Budapest, en 1956; Praga, en 1968, y Tiananmen, en 1989. Y ese estuvo a punto de ser también el de las revoluciones árabes cuando Gadafi decidió dar ejemplo e imponer el orden a cualquier precio. Hoy está en juego la supervivencia de los manifestantes libios, el futuro de las rebeliones por la libertad en el sur del Mediterráneo y el porvenir de los derechos humanos en todo el planeta.…  Seguir leyendo »

Un événement qui ne se produit pas occupe rarement la “une” des informations. Les reporters s’attachent à décrire ce qui se passe, ils ne sont pas chargés d’inventorier ce qui ne se passe pas. Certains notèrent pourtant qu’en Tunisie comme en Egypte, au plus chaud des manifestations millionnaires, nul n’a songé à brûler des drapeaux ni l’américain ni l’israélien, aucune effigie de Barack Obama ou de Benyamin Nathanyaou piétinée face caméra, pas de slogans vengeurs “Palestine vaincra” ou “Mort à Israël”.

Une aussi étonnante mutation des conduites manifestantes n’a pas suscité force commentaires. Comment comprendre la mise à l’écart de l’éternel conflit Israëlo-Palestinien ?…  Seguir leyendo »

Una revolución sorprende al mundo: a los de arriba, de quienes se apodera el pánico, y a los de abajo, que no se recuperan de ver que vencen el miedo minuto tras minuto, y a los de fuera -expertos, gobiernos, telespectadores, yo mismo-, que se sienten culpables de no haber previsto lo imprevisible. De ahí las peleas que están convirtiendo Francia en un nuevo Clochemerle: la derecha ha fracasado, denuncia la izquierda, que se olvida cuidadosamente de explicar por qué Ben Ali (con su partido único) seguía siendo miembro de la Internacional Socialista, igual que Mubarak (con su partido monocrático). Al primero lo expulsaron el 18 de enero de 2011, tres días después de su huida.…  Seguir leyendo »

Al acabar la guerra fría, un oficial soviético fingió que se compadecía de sus vencedores: “Acabáis de perder a vuestro Adversario Absoluto, ¡ya podéis estar preocupados!”. Como si los gobernantes y los diplomáticos no hubieran perseguido siempre varios objetivos a la vez. Desde luego, las movilizaciones totalitarias, si son verdaderamente absolutas, adoptan un blanco único: el imperialismo de Estados Unidos, el judeobolchevismo, el sionismo, los infieles, o cualquier otro Enemigo presuntamente hereditario. Por el contrario, los movimientos democráticos huyen de las restricciones de la idea única. Entre 1945 y 1989, un occidental, aun a riesgo de molestar a los simplistas y los sectarios, podía oponerse al mismo tiempo a los dictadores comunistas, las guerras coloniales, la corrupción de los privilegiados, el machismo de los conservadores, etcétera.…  Seguir leyendo »

Últimos requerimientos del fiscal, últimas alegaciones de la defensa: el proceso del “criminal” Jodorkovski y de su “cómplice” Platon Lébedev toca a su fin. La sentencia se dictará dentro de un mes, o dos, o tres…, el tiempo necesario para que las autoridades del Kremlin se pongan de acuerdo y tomen una decisión. Los rusos no se dejan engañar: un 40% (contra un 19%) saben que la sentencia ha sido cocinada en los “pasillos del poder”.

El ex propietario del gigante petrolero Yukos, acusado de manera surrealista de haber “robado” ante las narices de todos un 20% de la producción total rusa entre 1998 y 2003 (es decir, medido en petroleros dos veces la vuelta del ecuador), es culpable.…  Seguir leyendo »

Il y a un an, souvenez-vous, le Prix Nobel de la paix submergeait l’actualité, la presse l’adulait, les responsables du monde entier le couvraient d’éloges ; l'”obamania” battait son plein. Aujourd’hui, honoré par l’académie norvégienne, le prisonnier de conscience Liu Xiaobo, sur la brèche depuis Tiananmen (1989), semble, sitôt élu, sitôt oublié du personnel politique.

Seul parmi les chefs d’Etat, Barack Obama, tributaire de la médaille, se fend d’une félicitation, tandis que ses collègues présidents avalent leur langue. Service minimum en Europe : la Chine, seconde puissance économique du globe, rend-elle nos officiels muets et pusillanimes ?

Pas seulement. Une discrète complicité double les geôles chinoises par le mur de nos mutismes.…  Seguir leyendo »

Ved a los hombres, mujeres y niños que salen hechos jirones del metro de Moscú, escuchad las agonías producidas por los bricolajes de materias fisibles robadas (o suministradas), constatad hasta qué punto nos amenaza la artesanía de lo peor. Cuando Barack Obama señala, a bombo y platillo, el riesgo del terrorismo nuclear, plantea sólo la mitad de la cuestión: una capacidad técnica para fabricar artefactos devastadores. Falta la capacidad interior, mental, individual de hacer volar, sin palidecer ni estremecerse, un barrio, una ciudad, una comarca, y, con ellos, a uno mismo. “Solamente hay un problema filosófico realmente serio, que es el del suicidio”, anuncia Camus al comienzo de El mito de Sísifo (1942).…  Seguir leyendo »

Vous savez tout. Depuis longtemps. Il n’y a aucun mystère. Natalia Estemirova a été supprimée parce qu’elle combattait le mensonge et l’obscurité d’Etat, parce qu’elle parlait trop, parce qu’elle enquêtait trop précisément, parce qu’elle mettait en cause les commanditaires des crimes quotidiens en Tchétchénie, le dictateur Kadyrov, les services secrets de l’armée russe, les diverses mafias lâchées la bride sur le cou, et leurs patrons au Kremlin. Les enlèvements extrajudiciaires exécutés par des hommes cagoulés, les maisons des civils incendiées en “punition”, avec parfois leurs habitants bloqués sciemment à l’intérieur, les prises d’otages que les services publics rendent en vie ou en morceaux contre dollars, les femmes violées devant leur mari.…  Seguir leyendo »

Una pregunta descabellada asalta al viajero nada más salir del espacio comunitario: ¿existe la Unión Europea? Para Washington, es una especie de ovni cuyo número de teléfono busca en vano su Departamento de

Estado desde la época de Kissinger. Para Moscú, no es sino una tribuna televisiva; los regímenes se suceden desde Gromiko, pero perdura la convicción de que sólo cuentan las potencias clásicas: Reino Unido, Francia y, por encima de todas, Alemania, durante mucho tiempo un enano político, pero siempre un gigante económico. En cuanto a los historiadores, se muestran dubitativos: las relaciones entre De Gaulle y Adenauer tuvieron sus altibajos, lo mismo que la pareja Kohl-Mitterrand, y las rencillas Londres-París-Bonn (luego Berlín) no dejaron de ocupar titulares durante décadas.…  Seguir leyendo »