Andrés Betancor

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El agitador no es buen gobernante

Desde tiempo inmemorial, nos estamos preguntando por las cualidades que han de adornar al buen gobernante. Platón hablaba del filósofo-rey como el prototipo: "Verdaderos filósofos que, mirando con desprecio los honores que hoy con tanto ardor se solicitan, en la convicción de que no tienen ningún valor, no estimando sino lo recto y los honores que de ello dimanan, poniendo la justicia por encima de todo por su importancia y su necesidad, sometidos en todo a sus leyes y esforzándose en hacerlas prevalecer".

Fue la fuente de inspiración de una de las "figuras" del "buen gobernante" que P. Rosanvallon ha identificado a lo largo de la Historia: la del modelo medieval del "príncipe virtuoso".…  Seguir leyendo »

Sin valores

Nimby, según el diccionario Cambridge, es la abreviatura de Not In My Back Yard y se aplica a «una persona que no quiere algo desagradable pero necesario que sea construido o hecho cerca de donde vive». Es la expresión con la que se identifican, desde los años 80 del siglo pasado, ciertos movimientos de motivación ecológica que se oponen a que se ejecuten, en la proximidad de sus vecindarios, unas instalaciones o infraestructuras, a pesar de que les reconocen sus efectos positivos. El nimbysmo está presente en muchos ámbitos de la vida: cuando a lo positivo, reconocido, se le contrapone una valoración magnificada de los perjuicios para rechazarlo, porque no se podrá reconocer ningún beneficio que los pudiera compensar.…  Seguir leyendo »

Banalidad de la arrogancia, la estupidez

La imagen de la banalidad en mitad de la tragedia persigue al género humano desde los confines de la Historia. Desde los bizantinos discutiendo en mitad del cerco otomano a la de la orquesta del Titanic. Se dice que, durante la caída de Constantinopla en el año 1453, los habitantes, presas de un furor religioso que hasta se había convertido en una suerte de espectáculo, debatían sobre distintos interrogantes de la Biblia. Uno de ellos era el del sexo de los ángeles. El pasaje en cuestión es el famoso: «Cuando la humanidad comenzó a multiplicarse sobre la faz de la tierra y les nacieron hijas, vieron los hijos de Dios que las hijas de los hombres les venían bien y tomaron por mujeres a las que preferían de entre todas ellas» (Génesis 6, 1-2).…  Seguir leyendo »

¿Por qué tenemos que pedir perdón?

Salvador Illa afirmaba, en defensa de los indultos a los denominados presos del procés, que «uno y otro dolor requieren de reconocimiento y perdón mutuos». Los indultos se han situado, por empeño del Gobierno, en el escenario del denominado conflicto Cataluña-España. Han dejado de ser el ejercicio de una prerrogativa del Gobierno en el marco de la ley para ser, además, otra cosa: una decisión política de «pacificación». El presidente Sánchez lo ha expresado con claridad en su discurso del pasado lunes: «La razón fundamental de los indultos [...] es su utilidad para la convivencia». Y se añade que «la clara utilidad pública de esta medida» radica en que «es un mensaje sobre todo y ante todo para miles de personas que las apoyaron y que las siguen apoyando [a los presos del procés] como hemos visto, y que se sienten solidarias con su destino.…  Seguir leyendo »

Es un misterio insondable el porqué la palabra kamikaze se asocia a los suicidas. Son kamikazes desde los terroristas del 11 M hasta los conductores que van en el sentido contrario de la vía. Su origen está en una confusión: se les aplicó a los aviadores japoneses que durante la II Guerra Mundial convertían su nave en misil dirigida contra los barcos enemigos para salvar a su patria. En realidad, el término significa viento divino, como el que en el pasado (siglo XIII) había salvado a Japón de la invasión mongola. La alegoría es extraordinaria: Dios y la naturaleza se unen a la firme voluntad del hombre hasta la muerte para salvar a la patria.…  Seguir leyendo »

Traje a la medida de los amigos

El profesor R. Klitgaard formuló, a finales de los años 80 del siglo pasado, una ecuación básica de la corrupción que se ha convertido en la expresión más sintética de cuáles son los ingredientes que se requieren para asegurar su éxito. Según esta fórmula, corrupción es igual a monopolio de la decisión pública (M) más discrecionalidad (D) menos rendición de cuentas (Accountability) (C=M+D-A).

En el corazón de todas las fórmulas está el juego de suma cero poder – control: cuanto más poder (monopolio más discrecionalidad de la decisión) y menos control, más corrupción. Lord Acton, el famoso político inglés de fines del siglo XIX, ya había acuñado la frase: «El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente».…  Seguir leyendo »

La imagen de Adoración sentada en un sofá en la calle en Carabanchel, junto a sus cuatro nietos (de entre uno y cuatro años), es estremecedora. Había sido desahuciada. Sucedía el pasado día 29 de octubre. Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, se sirvió de la imagen para denunciar los desahucios que se seguían produciendo bajo el Gobierno de Sánchez. Inmediatamente después, presentaba, junto con Podemos y Bildu, una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para prohibirlos. Podemos ya lo había incluido en su programa electoral (medida 208). Ahora se trata de que el Gobierno lo asuma y se convierta en ley.…  Seguir leyendo »

La pandemia se ha convertido en un nuevo campo de juego del partidismo. La política es otra cosa. Weber la asociaba al ejercicio del poder; poder y sólo poder. Al servicio de algo: el interés general. El arte de utilizar el poder, del Estado, para ofrecer soluciones. La política o es útil, o no es política, es partidismo. Entre nosotros, con gran alegría para el populismo de ambos extremos, el partidismo está substituyendo a la política. Y los políticos entregados al pecado que denunciaba Weber: la vanidad, «la vanidosa complacencia del sentimiento del poder».

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha dicho lo que algunos, muchos, hemos dicho: necesitamos un Derecho de la pandemia.…  Seguir leyendo »

Una de las representaciones más exitosas de Estado es la del Leviatán. Acuñada en el año 1651 cuando Thomas Hobbes publicó su libro, su éxito debe tanto al frontispicio que lo acompaña desde entonces, obra de Abraham Bosse, como a la imaginación que hace volar. Es el nombre de un monstruo marino que encontramos en el Antiguo Testamento (Salmos 74: 13-14), descrito en Job 41 de una manera tan vívida que el lector sólo puede sentir terror: la rendición humana ante el poder de Dios. Es elocuente el que, para Hobbes, «ese gran Leviatán que se llama una república o Estado (civitas en latín)», es un «hombre artificial», surgido de «pactos o convenios», «aunque de estatura y fuerza superiores a las del natural, para cuya protección y defensa fue pensado».…  Seguir leyendo »

Matará el virus al liberalismo

Una de las derivadas más sorprendentes de la pandemia es la afirmación, hecha por algunos, sobre el poder destructor del Covid-19 de las instituciones: desde la democracia, al liberalismo, pasando por el capitalismo y la libertad.

Ahora bien, a lo que no mata es al Estado; al contrario. El gran maestro Rodríguez Braun lo ha expuesto en varias columnas en este periódico. Es incuestionable -nos dice el profesor- que "las crisis animan a los recelosos de la libertad, desactivan la resistencia popular ante las incursiones del poder y facilitan la propagación del pensamiento mágico que nos promete soluciones eficientes, que están al alcance de la mano, con tan solo aceptar las recetas antiliberales de toda la vida".…  Seguir leyendo »

«Procederá la declaración de los estados de alarma, excepción o sitio cuando circunstancias extraordinarias hiciesen imposible el mantenimiento de la normalidad mediante los poderes ordinarios de las autoridades competentes». Así comienza la Ley Orgánica 4/1981, de los estados de alarma, excepción y sitio (artículo 1.1). ¿Concurren circunstancias extraordinarias que hacen imposible el mantenimiento de la normalidad mediante los poderes ordinarios? Es la pregunta con la que el Gobierno y el Congreso se deben interrogar antes de declarar cualquiera de los estados. La respuesta tiene dos partes: existencia de circunstancias extraordinarias e insuficiencia de los poderes ordinarios.

El Gobierno sólo habla de la primera, y la ilustran dramáticamente con los muertos pasados, presentes y futuros.…  Seguir leyendo »

Maurice Duverger, uno de los grandes estudiosos de los partidos, afirmaba que partidos y democracia están ligados; el desarrollo de unos ha estado vinculado al de la otra, tanto, como que aquellos despliegan unas funciones esenciales para el funcionamiento de la democracia. No nos puede sorprender que el cuestionamiento de los partidos crezca en paralelo al de la democracia liberal. Las elecciones, pieza esencial sobre la que se construye ésta (fuente de legitimación del poder), son el marco de la concurrencia competitiva de partidos que pugnan, sobre la base de la aglutinación de aspiraciones (materiales e ideales) de los ciudadanos, por la credibilidad del «compromiso» de hacerlas realidad, mediante las instituciones del Estado (parlamentos y gobiernos).…  Seguir leyendo »

Una vez más, la legislación electoral vuelve a estar en el centro de la política. En realidad, nunca lo ha abandonado. Es la legislación que garantiza que la voluntad democrática (y política) de los ciudadanos, manifestada en votos, alumbre mayorías que gobiernan las instituciones democráticas, a través de los representantes elegidos. Está en el corazón, por lo tanto, de la democracia.

No se puede cerrar los ojos ante el que ciertas decisiones de la Administración electoral tienen una repercusión política redoblada que escapa de su función prístina. Es el caso de si Junqueras, Torra, Puigdemont y Comín son o continúan siendo diputados.…  Seguir leyendo »

Indiferencia centrífuga

Hannah Arendt decía que la política es el arte de «fabricar cierta imagen» y de «hacer creer en la realidad de esa imagen». La política se banaliza para convertirse en imagen con la que convertirse en audiencia. Esta es, nos dice el Diccionario de la lengua española, el «número de personas que reciben un mensaje a través de cualquier medio de comunicación». Es más un número, una cantidad que, cuanto mayor, mejor. El precio a pagar es la simplificación. Una imagen vale más que mil palabras, el viejo dicho que sigue teniendo toda su validez. Se quiere llegar al mayor número de personas, pero no quiere decir a más ciudadanos.…  Seguir leyendo »

Los representantes de la Nación, reunidos en Versalles como Asamblea Nacional Constituyente, aprobaron el 26 de agosto de 1789 la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. El artículo 16 proclamaba: «Una sociedad en la que la garantía de los derechos no está asegurada, ni la separación de poderes determinada, no tiene Constitución».

230 años después tenemos que recordar lo que significa. La Constitución marca la frontera entre la civilización y la barbarie. Es la norma con la que la nación asegura la garantía de los derechos de los ciudadanos. Y la principal garantía es la división de poderes.…  Seguir leyendo »

Cuando se habla de la nueva política es un lugar común comenzar citando a Ortega y Gasset y la conferencia que impartió en el año 1914 en la que acuñó dicha expresión. Se suele reparar en la dimensión histórica del alegato orteguiano (la nueva política como alternativa a la antigua, a la del régimen de la Restauración), no así en la a-histórica o estructural, que es la que da relevancia e interés al texto; su permanente actualidad. Ortega se pregunta, anticipándose incluso a Max Weber y su conferencia del año 1919, sobre la política. Mientras Weber centra la política en el poder, sólo el poder, nada más que el poder, para Ortega la política ha de estar "circunstanciada"; al servicio de la modernización de España, de "aumentar el pulso vital de España", la "España vital" frente a la "España oficial".…  Seguir leyendo »

Rito y democracia

Emile Durkheim (1858-1917) fue uno de los primeros que teorizó sobre la función social del rito ("las formas elementales de la vida religiosa"). Hoy día está plenamente admitida su "dimensión colectiva portadora de significado social".

El rito es una conducta gobernada por unas reglas que tienen un carácter simbólico en una comunidad determinada. En la vida política hay muchos ritos asociados al poder. Las ceremonias de entronización de los reyes, las sesiones constitutivas de los parlamentos, las tomas de posesión de legisladores, presidentes de Gobierno, ministros y otros.

Jorge Bustos, en este periódico, en una brillante columna recordaba, al hilo de la sesión constitutiva del Congreso vivida el pasado día 21, las palabras de Valle-Inclán respecto de la política española como un "pestífero lamedal" que conecta con "el sentido trágico de la vida española [que] solo puede darse con una estética sistemáticamente deformada".…  Seguir leyendo »

Miedo

El libro de Bob Woodward dedicado al Presidente Trump se titula Miedo. Comienza con una frase que Woodward pone en boca de Trump: "El verdadero poder es -ni tan siquiera quiero utilizar la palabra- el miedo".

El miedo es poder; el "verdadero poder". Hasta la jovencísima activista ambiental Greta Thunberg lo sabe cuando, ante la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo, afirmó: "Quiero que entréis en pánico, porque la casa está en llamas". Así pretende conseguir movilizar las conciencias y las voluntades para reducir las emisiones que causan el cambio climático.

Quien controla el miedo, gana. Es el miedo político.…  Seguir leyendo »

Adam Smith, uno de los padres del liberalismo, es recordado por una frase, recogida en su libro Una investigación sobre la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones (1776), que dice lo siguiente: "Al perseguir su propio interés [el individuo] frecuentemente fomentará el de la sociedad mucho más eficazmente que si de hecho intentarse fomentarlo. Nunca he visto muchas cosas buenas hechas por los que pretenden actuar en bien del pueblo". Utiliza la celebre metáfora de la "mano invisible"; la que une la persecución del interés propio con el de la sociedad. Es la máxima exaltación del egoísmo: sirve a tu interés, ya que el de los demás se verá satisfecho como la consecuencia natural de aquel.…  Seguir leyendo »

El infierno está lleno de buenas intenciones; en política, no existen. El infierno político está lleno de malas decisiones. Una de ellas, la de contar con un mediador en la mesa de partidos. Es evidente que no es necesario; y, en cambio, significativo que quien lo anuncia es Carmen Calvo, en su condición de vicepresidenta del Gobierno (no es la secretaria de igualdad del PSOE). Se hace al margen de los cauces del partido porque es una decisión del Gobierno de España que, encima, se presenta como medida dentro de la estrategia para solucionar "la crisis política que afecta a Cataluña".…  Seguir leyendo »