Andrés Calamaro

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Los hierros más serios, los que presentan más bravura y más cara, los que embisten sin dulzura… Estas virtudes de un campo ganadero, profundamente cultural y arraigado en lo más propio de la tierra y los pueblos, se encuentran hoy acotadas a encierros y festejos taurinos menores, fuera de la gran mayoría de ferias de primera y segunda categoría. Más «corridas serias» en los carteles supondrían un reclamo para festejos atractivos, emocionantes, dramáticos pero gloriosos. Sería quizá entonces posible que toreros del escalafón intermedio, fajados diestros capaces de torear las circunstancias, llenasen más plazas.

No tengo conocimiento de estadísticas que me informen de la cantidad de encierros que se celebran en pueblos, suburbios, ciudades de España y el continente taurino.…  Seguir leyendo »

EL público de Bob Dylan se considera «amigo de Bob Dylan» y esta no es una teoría propia ni algo que se me ocurre ahora, según un código críptico pero no del todo secreto, aquellos que siguen y persiguen el carisma del reciente premio Nobel se reconocen como amigos. Seguramente Dylan se fume el premio Nobel. En tanto escribo estas líneas no sabemos si va a presentarse a recibirlo, y en caso de hacerlo ignoramos si va a aceptarlo con sombrero o en toga académica, habiendo descartado prácticamente la guayabera de García Marquez. No faltará quien diga que si lo recibiera Keith Richards se lo fumaría en una gota deslizándose o lo esnifaría junto con otras cenizas.…  Seguir leyendo »

El Reich animalista

Es complicado entender por qué tanta gente odia (literalmente) a los aficionados taurinos, toreros, banderilleros y otras profesiones relacionadas con el mundo del toro. Yo no creo que responda a cuestiones humanitarias, porque un buen número de estos individuos se permiten pensamientos sanguinarios: odiar y –como quien no quiere la cosa– andar pregonando que aficionados y toreros merecemos todo tipo de castigo divino, incluso cierta clase de empalamiento horrible.

Supongo que no desean a los cocineros una muerte terrible, hervidos en agua caliente o calcinados sus cuerpos a la parrilla ni al calor de los fogones; y este no es un detalle menor, porque España y el mundo están sembrados de restaurantes donde se guardan refrigerados –para ser espléndidamente comidos– un importante número de restos de animales mamíferos y pescados.…  Seguir leyendo »

La Izquierda de los papanatas

No soy optimista con la izquierda de los papanatas, los resentidos, los antisistema, los antisemitas, animalistas y marginales culturales. No soy optimista con la izquierda de los narcisistas, charlatanes, inquisidores, puritanos y moralistas. No soy optimista con la izquierda de la prepotencia, con los pactos que no responden ni reflejan a las mayores voluntades, ni con las prohibiciones seriales o la promesa de una brecha en donde con suerte quedamos algunos de un lado y enfrente amigos, familia y conocidos separados por esa falla (eso si no caemos en el abismo de la brecha misma).

No entiendo un sistema donde la voluntad de los más no representa nada en el sistema democrático, ni entiendo una democracia que desoye las minorías con la excusa de referéndum para todo.…  Seguir leyendo »

El cantante

Caramba, ¡Frank! Todos intentamos cantar como Frank Sinatra, incluso sabiendo que es imposible hacerlo así de templado y afinado. Miles de personas en los karaokes del planeta, orquestas variopintas, cantantes de todos los géneros, imitadores y distintos. Todos prueban con los clásicos de Sinatra, aquellos que él interpretó y a los que otorgó cuerpo, algunos escritos especialmente para Ojos Azules por los mejores compositores de su era, otros elegidos con mayor o menor fortuna para engrosar un abrumador repertorio de unas 1.300 canciones grabadas.

A mí el que me gusta es el Sinatra de finales de los años cincuenta y el de los sesenta; el que se reinventó como crooner definitivo y adulto, el que impuso su sello en su propio sello, promotor de unas grabaciones conceptuales, arriesgadas, híbridas y definitivas.…  Seguir leyendo »

Sumisión

Subimos al avión con curiosa ansiedad. Las fechas son históricas y hay que estar preparado para todo, España del Norte podría separarse de España del Sur y, aunque se haga por la vía de la democrática consulta popular, estamos inquietos. En el avión todo parece normal. A mi lado viaja un hombre en sus sesenta, con discreto pijama de Ralph Lauren.

En nuestra fila hay un muchacho español. Adivino que es un español del Sur, pero podría ser de la España del Norte. No viaja con libros ni prensa, pero pide los diarios generalistas españoles, impresos en el Sur. Y también un periódico deportivo.…  Seguir leyendo »