Andrés Ortiz-Osés

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El origen es la ‘matria’, la política es la patria y la ‘fratria’ es la cultura. La ‘matria’ es un estadio natural, que incluye el lugar del nacimiento; la ‘patria’ es un estado artificial, que incluye un cierto consenso político; la ‘fratria’ es la mediación intercultural, que incluye el consentimiento interpersonal. La ‘fratria’ es una revivencia y un concepto emergente, como dice el amigo José Ángel Bergua, y significa el conjunto de fratrías, sororías y mezclas, la hermandad o hermanamiento cultural abierto, basado en el sentido consentido. Se trata de un narcisismo ampliado a todo el mundo, una afiliación basada no en la filiación patriarcal del hijo (‘filius’), sino en la filía o amistad, un encuentro fratriarcal abierto y no cerrado al bien común.…  Seguir leyendo »

Frente al viejo entusiasmo de nuestra Transición democrática, hoy comparecemos intransitivos e intransigentes, apabullados por la corrupción y los nacionalismos, amenazados por la desilusión y el terrorismo. En realidad nuestro desencanto es antológico, ya que el hombre asiste en todo el mundo al derrumbe de ideologías e ideólogos, de filosofías y filósofos, de líderes e ídolos decaídos con sus insignias y consignas insignificantes. Ha habido una superproducción de mitos y mitólogos, de pseudoideales y monsergas fatuas.

Comenzamos a despertar de la ensoñación romántica o dogmática, y vamos comprendiendo que el mundo del hombre es impura mitología, un parque temático de atracciones, distracciones y detracciones, un universo culturaloide de fuegos artificiales que atraviesan la religión y la política, la ciencia y la conciencia, el amor y el odio.…  Seguir leyendo »