Andreu Claret

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Por séptimo año consecutivo, Barcelona acogerá una gigantesca concentración de mujeres y hombres favorables a la independencia de Catalunya. Se puede estar a favor o en contra de la manifestación de la Diagonal, se puede pensar que la república que reclamarán los manifestantes es un sueño, una ilusión, incluso una barbaridad, o se puede pensar que supone la única manera de culminar las aspiraciones históricas del catalanismo político. Se puede pensar lo que se quiera, pero lo que no cabe es mirar hacia otra parte. Nadie puede dudar de que las siete últimas convocatorias de la Diada constituyen un hecho único en la Europa del siglo XXI. …  Seguir leyendo »

El convidado de piedra es una de las figuras más sugerentes del barroco español. Por extensión dícese de aquel que todos ignoran en un ágape y permanece aislado en un extremo de la mesa. Me acordé de la obra de Tirso de Molina hace unos días, mientras escuchaba un enésimo debate sobre política catalana. Me sorprendió que los contertulios le dieran vueltas y más vueltas a lo que ocurre en Catalunya sin que ninguno mencionara al partido que ganó las últimas elecciones. Salieron el PDECat y Esquerra, los comunes y la CUP, y hasta el PP, con sus cuatro diputados, pero nadie habló de Ciudadanos que obtuvo 36.…  Seguir leyendo »

Quien haya visitado el gueto de Cracovia habrá oído el escalofriante dato con el que los guías resumen el impacto de la ocupación alemana. Desde que llegaron los nazis, el 6 de septiembre de 1939, hasta que los echaron los soviéticos, el 19 de enero de 1945, fueron masacrados 58.000 judíos, una cuarta parte de los habitantes de la ciudad. Nadie que no sea un malnacido pone en cuestión esta cifra. Y todo aquel que haya leído algo serio sobre la segunda guerra mundial sabe que Polonia pagó un precio más alto que nadie, con unos seis millones de muertos, tres de ellos judíos.…  Seguir leyendo »

Mi padre, uno de los fundadores de Esquerra Republicana de Catalunya, pagó con 40 años de exilio la pasión por sus ideas sin dejar de ser nunca un hombre moderado. Era lo que antes llamábamos un catalanista. Una condición que se puede resumir diciendo que Catalunya era su patria, el catalán su lengua, España un país en el que aspiraba a sentirse a gusto (no siempre lo consiguió), y Europa, el lugar menos malo para vivir desde que Francia le acogió como refugiado. A este bagaje familiar, yo le añadí, como muchos jóvenes de mi generación, una cultura de izquierdas. La del PSUC. …  Seguir leyendo »

Resiliencia: «capacidad de determinados ecosistemas de absorber perturbaciones sin alterarse de modo significativo, pudiendo regresar a su estadio original una vez estas han terminado». Pues eso. No hay mejor manera de definir la principal virtud del independentismo catalán. Su extraordinaria resiliencia. Su prodigiosa capacidad para absorber perturbaciones que inhabilitarían a cualquiera. Y lo más sorprendente es que esta cualidad le permite volver a caer siempre sobre sus pies, tanto si los embates recibidos son los del Estado como si proceden de sus propias filas.

En el caso de acometidas del Gobierno es más fácil de entender. Los altibajos del procés han estado siempre en estrecha correlación con las iniciativas procedentes de Madrid.…  Seguir leyendo »

Para comprender el impacto extraordinario que tuvo la Revolución rusa de 1917 en Catalunya, imaginemos a tres personajes de aquella época. Josep, un obrero del ramo del agua, gas y electricidad; Salvador, un burgués que vendía pastillas para la tos y tenía casa en la avenida del Tibidabo, y Lluís, hijo de una familia trabajadora de El Tarròs, elegido concejal por el Raval en las listas del Partido Radical ese mismo año. Lenin les cambió la vida a los tres.

Josep trabajaba en La Canadiense. Dos años después de que los bolcheviques asaltaran el Palacio de Invierno, él y sus compañeros comenzaron una huelga.…  Seguir leyendo »

Expertos en terrorismo de todo el mundo intentan entender qué pasó en Ripoll. No les acaba de cuadrar con el patrón que suele explicar la caída de jóvenes europeos hijos de familias inmigradas en la lógica del terror. Se preguntan qué ha fallado. Los implicados no eran conocidos por actividades o actitudes que sirven de pasarela hacia el terrorismo, como pasó en Manchester, París, Niza, Bruselas o Londres. Y esto es lo que preocupa. Es lo que hace que el atentado que se preparaba en Alcanar y la masacre de la Rambla sean casi perfectos, desde la lógica yihadista: matar ‘kuffar¡, o infieles, «aplastándoles la cabeza con  una piedra, degollándoles con un cuchillo o atropellándoles con un coche».…  Seguir leyendo »

“No hay vida sin yihad, y no hay yihad sin hégira”, escribió Abu Bakr al-Baghdadi en el tercer número de Dabiq, la publicación de Daesh. Era agosto del 2014, tres años antes del atentado que ha provocado muerte y desolación en la Rambla de Barcelona. En estos tres años han pasado muchas cosas. La más significativa es que la pretensión de Daesh de consolidar un califato islámico se ha ido a pique. Mosul vuelve a ser iraquí. La mezquita desde donde Al-Baghdadi hizo una aparición ya no existe y es posible que él mismo haya muerto. La llamada a la hégira ha perdido el sentido y el atractivo que llegó a tener sobre algunos musulmanes.…  Seguir leyendo »

Unos desmemoriados querían celebrar un acto en Barcelona glorificando a Stalin, y Ada Colau les negó un local municipal. La acusaron de hacer el juego a la derecha. Es un buen motivo para recordar qué pasaba en Moscú hace justo 80 años. En julio de 1937. El Pravda del día 2 publicaba dos noticias importantes. La primera era la agenda de las elecciones previstas para diciembre. Iban a ser “universales, libres, directas y secretas”. Como todo el mundo sabe, no fueron ni una cosa ni la otra. La segunda era una resolución del Politburó donde Stalin ordenaba a los secretarios locales del partido la detención y, en su caso, fusilamiento, de “los elementos antisoviéticos más hostiles”.…  Seguir leyendo »

Si no atendemos a las teorías conspirativas y nos atenemos a los hechos, no los alternativos sino los reales, vemos como la corrupción alcanza, en Catalunya, dimensiones alarmantes. Descartemos una primera explicación: la de que los jueces nos la tienen jurada por lo del ‘procés’. No convence la idea de que todo es una fabricación del Estado, como pretenden algunos imputados. La prueba es que hay procesados en toda España, muchos, por cierto, en las filas del Partido Popular. Lo que ocurre es que los enjuiciados catalanes supusieron, durante el pasado ejercicio, uno de cada cuatro. Más que nuestra aportación al PIB estatal.…  Seguir leyendo »

Un hombre de 39 años, que no pertenece a ninguno de los dos partidos que han gobernado Francia en los últimos 50 años, será el próximo presidente de este país. Me parece el dato más relevante de la primera vuelta de las elecciones francesas. La victoria del centrista Emmanuel Macron ha hecho trizas el sistema de partidos de la Quinta República. Si a esta victoria le sumamos el segundo puesto obtenido por la candidata de la extrema derecha, la derrota de la derecha tradicional, la emergencia de una nueva fuerza izquierdista y la laminación del candidato socialista, tenemos la medida de los cambios.…  Seguir leyendo »

Hace ya un tiempo tuve la oportunidad de escuchar al rey de Jordania hablar de Siria. Le pregunté por la creciente intervención rusa en el conflicto, en un tono que indicaba inquietud y en el contexto de lo que yo entendía, y entiendo, como una voluntad de hacer realidad el viejo sueño de Pedro el Grande: asentar la presencia rusa en el Mediterráneo. El crucero portamisiles que lleva su nombre, buque insignia de la flota rusa, acababa de entrar en el mar de Alborán, procedente del Atlántico, y Moscú demostraba cada vez más interés en las que considera sus aguas meridionales.…  Seguir leyendo »

Cuando oí hace unos días que Puigdemont había entrado en el batzoki de Gernika para felicitar a Urkullu, lo primero en lo que pensé fue en las alubias con almejas que forman parte del menú y en las fotos de los pelotaris que cuelgan de las paredes. Andaba yo terminando Patria, de Fernando Aramburu. Iba por el final de la novela, cuando las etxekoandre, dos amas de casa a las que la vida colocó en bandos opuestos, ponen un broche de optimismo a 600 páginas de dolor, muerte, cobardía y omertà. Me vinieron a la memoria los recuerdos de tiempos en los que compartí el drama de Euskadi.…  Seguir leyendo »

La matanza de Orlando y el asesinato de Jo Cox han revelado un par de cosas. La primera es que las palabras que tenemos para hablar de estos crímenes se nos han vuelto polisémicas. Confusas. Poco útiles. La segunda es que la acción de un individuo puede torcer el curso de la historia. Como si nuestro destino estuviera en manos de lobos solitarios. Y ya sabemos que el hombre le tiene más miedo al lobo que a una manada de bisontes.

Así lo creyó Donald Trump, que manoseó los cadáveres de la discoteca con un oportunismo tan impúdico que el escalofrío alcanzó las filas del Partido Republicano.…  Seguir leyendo »

A lgunos papas han pasado desapercibidos. Otros han contribuido a delimitar los contornos de su época. Así ocurrió con Pío XII, cuyo nombre quedó vinculado, para bien y para mal, con el Holocausto; con Juan XXIII, que soliviantó las conciencias de la posguerra a favor del bienestar de los más; y con Juan Pablo II, que dio el empujón definitivo al muro de Berlín. Francisco lleva poco tiempo sentado en el sillón de Pedro y los juicios definitivos, en las cosas de la Iglesia, requieren tiempo. Aun así, creo que su papado ya tiene un sello propio, distinto del de sus antecesores, empezando por el del Papa emérito que convive con él entre las murallas del Vaticano.…  Seguir leyendo »

A los franceses les encandilan los debates académicos. No conozco ningún otro país donde la gente pelee tanto a golpe de libro. Aquí debatimos en las tertulias. En Francia lo hacen en las librerías. En Barcelona los libros se venden (por Sant Jordi). En París, se leen, se comentan, se combaten con otros libros. Ahora, la batalla es entre Gilles Kepel y Oliver Roy. En un tema que no es menor para Francia: ¿Por qué ‘Charlie Hebdo’? ¿Por qué el ‘Bataclan’? ¿Por qué la matanza de Bruselas? Ambos han intentado responder a estas preguntas desde su condición de islamólogos reputados. Y los franceses se han alineado.…  Seguir leyendo »

Si van a San Petersburgo y visitan el Ermitage, no vayan solo a por los cuadros, aunque las obras de Rubens, Rembrandt, Tiziano y Monet asombran a cualquiera. Calma. Si además de disfrutar de una de las mejores pinacotecas del mundo quieren entender algo del país, deténganse en las primeras salas del Palacio de Invierno. Aquellas que relatan la grandeza de Rusia. Sus victorias frente a Napoleón, Hitler y los sultanes de Constantinopla. Puede que queden empachados de retratos de mariscales de campo y de escenas heroicas, pero pillarán algunas claves de la Rusia actual.

En el Ermitage comprenderán como este enigmático funcionario de San Petersburgo llamado Vladímir Putin ha llegado a dominar buena parte de la escena mundial de los últimos años.…  Seguir leyendo »

Jamás olvidaré aquella llamada. Pasaban unos minutos de las ocho y yo acababa de llegar a la delegación de la Agencia Efe de San Salvador, con una periodista salvadoreña, para encender el generador y empezar el día. Había salido del hotel poco antes, al terminar el toque de queda. Llamó el padre Pedraz y dijo, escuetamente: «Están todos muertos». Se refería, sin duda alguna, a los jesuitas de la Universidad Centroamericana (UCA) con quienes vivía y trabajaba. Me quedé atónito, pero el reflejo de un oficio que llevaba dos años paseando por Centroamérica me llevó a preguntar por nombres y pedir detalles.…  Seguir leyendo »

Una de las novedades con las que me he tropezado al volver a Catalunya, después de un tiempo largo de vivir en el extranjero ha sido el trato del que es objeto la Transición. Simplificando, ha sido una sorpresa constatar que la derecha es ahora quien la defiende, manoseándola, mientras que quienes aspiran a un cambio no paran de denostarla. ¡Mi Transición! La de mi generación. La derecha la exhibe como una garantía frente al 15-M. O sea, frente a la sacudida que ha supuesto la irrupción de nuevas fuerzas políticas desacomplejadas, dispuestas a ponerlo todo patas arriba, incluso la Constitución.…  Seguir leyendo »

El año 2015 transcurrió sin que se publicara casi nada – sobre Hipatia de Alejandría, a pesar de cumplirse _ los 1.600 años de su asesinato a manos de una pandilla de cristianos exaltados. Será porque se habló mucho de su vida y de su muerte cuando salió Ágora, la película de Amenábar, y porque se piensa que todo ha sido dicho en las reflexiones y los libros que acompañaron el filme. Pero no es así. Algunos personajes históricos tienen la propiedad de interpelarnos sobre los retos de hoy, por como vivieron y por como murieron. Hipatia es uno de ellos.…  Seguir leyendo »