Andreu Navarra

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de julio de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Pasé una semana absorbido por un texto filosófico de Marina Garcés: En las prisiones de lo posible (Bellaterra, 2002). No se trata de un texto reciente, pero sí totalmente actual. Es más, añadiré que contiene las claves para que el debate educativo abandone el callejón sin salida en el que se encuentra y empiece a caminar por un nuevo camino que, quizás, no conduzca a la impotencia y la parálisis.

Opina Garcés que la democracia-mercado se ha convertido el único mundo pensable, en el que todos los posibles pueden ser ofertados, pero en el que a la vez ya no podemos hacer nada, o por lo menos sentimos que todas nuestras iniciativas se estrellan inevitablemente.…  Seguir leyendo »

Llega a mis manos un libro singular, La burocratización del mundo en la era neoliberal, de Béatrice Hibou, traducido por David J. Domínguez (Dado, 2020), que me ha resuelto no pocas incógnitas. Hibou nos permite entender lo que ocurre en nuestras administraciones educativas, comprender qué clase de experimentos sociológicos estamos dejando impulsar e implementar en nuestras escuelas e institutos: “Se desarrolla todo un sistema de intervenciones burocráticas, no tanto para obligar a las poblaciones destinatarias, sino para proporcionarles las “competencias” y los reflejos del mercado a través del aprendizaje del sistema de incentivos, la pedagogía, la experiencia reformadora de las relaciones de mercado…” Así, la pedagogía por competencias moldea un entrenamiento para el conformismo, una escuela para la previsión emocional y actitudinal de nuestro alumnado.…  Seguir leyendo »

Parece que la situación extrema en que ha tenido que sobrevivir el sistema educativo desde el pasado 14 de marzo se va aclarando y ya se piensa en las condiciones de reapertura de los centros en septiembre. En este nuevo contexto, considero muy necesario valorar lo que ha ocurrido y no considerar el paréntesis del confinamiento obligado como una oportunidad rupturista para definir el futuro desde una óptica visionaria y poco realista. Hay quienes se han dado prisa en confundir una necesidad urgente y legítima con un sálvese quien pueda definitivo que habría llegado para quedarse. Pero podríamos llegar a la conclusión totalmente contraria, por ejemplo, la de que las clases presenciales y la instrucción explícita y directa se hayan perfilado como las opciones más deseables, precisamente por haberlas perdido durante tanto tiempo.…  Seguir leyendo »