Ángel Ubide

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Estamos en guerra. No es una guerra entre buenos y malos, es una guerra contra un virus, un enemigo nuevo, invisible, y que se multiplica cada semana. El cerebro humano no está bien preparado para gestionar lo novedoso, necesita una partitura que le ayude a navegar. Tampoco sabe adaptarse a lo que no puede ver, por eso nos asusta la oscuridad. Y, sobre todo, no entiende los procesos que no son lineales; la rápida multiplicación de las infecciones, aunque predecible, genera pánico. Esta guerra, además de víctimas, genera angustia y miedo.

Hay que atacar al enemigo de raíz, rápido, sin vacilaciones.…  Seguir leyendo »

Ahora que el periodo agudo de la crisis ha remitido, los mercados se han empezado a normalizar, a pesar de los sustos, y no hay que tomar decisiones cada fin de semana, es un buen momento para reflexionar sobre problemas estructurales. La evolución a largo plazo de una economía depende de su capacidad de crecimiento potencial, que a su vez depende de la demografía, la capacidad del mercado laboral de emplear a la población, el crecimiento del stock de capital y, sobre todo, la tasa de crecimiento de la productividad. Cuando los economistas o los políticos o los banqueros centrales hablan de reformas —ese término tan usado y a su vez tan vacío de contenido, ya que hay muchos tipos de reformas, con impactos y objetivos diferentes, y es un término que se acaba usando como instrumento para negar la necesidad de estimular la demanda a corto plazo— se refieren a medidas para aumentar el crecimiento potencial y, sobre todo, la productividad.…  Seguir leyendo »