Anna Terrón

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Rescate de inmigrantes en el mar Mediterráneo (EFE)

Las ciudadanas y los ciudadanos de la Unión Europea hemos vivimos durante este siglo, de forma ininterrumpida hasta estos últimos años, en un espacio de libre circulación interior, que exige un alto grado de cooperación entre los Estados miembros. Este espacio común de libertad, seguridad y justicia presupone el control común de las fronteras exteriores y exige un sistema europeo de asilo y una política de migración compartida y, en el mismo nivel, la lucha contra el racismo y la xenofobia. Las bases están fijadas por los tratados, nuestra norma fundamental, desde hace dos décadas. Pero su desarrollo ha estado marcado por la tensión permanente entre los impulsos hacia la integración prevista y las fuertes resistencias nacionales.…  Seguir leyendo »

La libre circulación de personas dentro de la Unión Europea y la eliminación de las fronteras interiores modificó de forma sustancial la relación del Estado con uno de sus elementos consustanciales, el territorio y la capacidad de controlar el acceso al mismo. Ello obligó a la puesta en común del control de las fronteras exteriores, y a la puesta en marcha de una serie de mecanismos orientados a compensar los problemas que el espacio de libre circulación podía implicar en materia de seguridad.

Levantadas las fronteras para todos, no parecía razonable que los responsables de asegurar la seguridad y el acceso a la justicia siguiesen constreñidos por barreras nacionales, obligados a moverse dentro de los farragosos marcos de cooperación bilateral entre Estados, cuando aquellos que habían actuado contra la ley o pretendían burlarla podían moverse sin traba alguna.…  Seguir leyendo »

La institución del asilo entró de lleno en el derecho internacional en la segunda mitad de los años sesenta, cuando el Protocolo de Nueva York eliminó los límites geográficos y temporales de la Convención de Ginebra, circunscrita a dar refugio a aquellos europeos obligados a huir de sus hogares en fechas anteriores a su aprobación, el año 1951. Estos instrumentos internacionales no nacieron para resolver las causas del desplazamiento forzoso, sino para abordar sus consecuencias y evitar ulteriores sufrimientos a las víctimas, acogiéndoles de modo tal que la palabra casavolviese a evocar protección y fuese un lugar desde el que reconstruir la dignidad, la confianza y una nueva esperanza de futuro.…  Seguir leyendo »

El acuerdo político entre el Consejo Europeo y Turquía, por sí solo, no va a poner fin a la crisis humana que estamos viviendo ni va a permitir que Europa vuelva a Schengen. Resolver las crisis que vive Europa requiere reformar el llamado sistema común de asilo, una política integral de inmigración y el cumplimiento de las decisiones tomadas ante la emergencia, todo a la vez.

La libertad de circulación dentro de un espacio de seguridad y derecho es consustancial a la ciudadanía europea, e imprescindible para la preservación del espacio económico común. Los Tratados de la Unión establecen una sólida base jurídica para el desarrollo del Espacio de Libertad, Justicia y Seguridad, incluida una política común de inmigración y asilo que es imprescindible en la Europa sin fronteras.…  Seguir leyendo »

Colores de la bandera alemana pintados en la mano de un niño que aguarda en la estación de tren de Budapest. / Ap

El derecho internacional exige a los Estados atender a quien se encuentre en su territorio huyendo de un riesgo grave de persecución o violencia. El Reglamento de Dublín de 2013 y su desarrollo posterior establece los procedimientos con los que los Estados miembros de la Unión Europea deben atender el principio de territorialidad del derecho de asilo, dentro del espacio de libre circulación que es la Unión Europea. El reglamento determina que sea un único Estado de la UE el que examine cada solicitud de asilo. Salvo circunstancias especiales relacionadas con el derecho a vivir en familia y el interés superior de los menores, el país por el que haya accedido al territorio de la Unión el solicitante de asilo —o el Estado que le haya concedido un visado de entrada— tiene la obligación de procesar la solicitud y conceder o no el estatuto de refugiado u otro grado de protección que se hará efectiva en este Estado miembro.…  Seguir leyendo »

Nuestra sociedad debe hablar de inmigración con claridad. Debemos hablar de la política migratoria; de qué modelo tenemos y de qué modelo queremos, de cómo gestionar los flujos migratorios y de qué criterios aplicar para ello. Pero también debemos hablar de la convivencia en una sociedad definitivamente plural, que lo es por las sucesivas oleadas migratorias; pero no solo, ya que muchos elementos de lo que llamamos genéricamente globalización inciden en ello. Y también debe hablarse de los temores y angustias que esta nueva sociedad genera. No deben esconderse bajo un velo, sino que, al contrario, han de emerger y han de poder dirimirse en los espacios de diálogo que conforman nuestra sociedad democrática.…  Seguir leyendo »