Antonio Arroyo Gil

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Tras lo sucedido el 1 de octubre en Cataluña, con la celebración de un pseudo-referéndum ilegal e inconstitucional y carente de toda garantía y credibilidad, que se vio aún más ensombrecido por una intervención policial que dejó algunas imágenes tan lamentables como puntuales; tras la manifestación del pasado domingo en Barcelona, en la que cientos de miles de ciudadanos hasta entonces silentes alzaron la voz para dejar constancia de que en Cataluña hay más voces que la que, ensordecedora, pretende mostrarse única; y tras la patética pseudo-declaración de independencia (dejada en suspenso) de ayer martes por parte del president Puigdemont en sede parlamentaria, corremos el riesgo cierto de quedar deslumbrados y perder de vista lo que se esconde tras el velo.…  Seguir leyendo »

Seguramente, la sorprendente propuesta del Fondo Monetario Internacional (FMI) de congelar las pensiones no sea más que un torpe intento de encontrar un atajo para lograr un mayor desarrollo de los planes de pensiones privados en nuestro país. Lo interesante es que casi coincide en el tiempo con el informe que cada año elabora la Autoridad Independiente para la Responsabilidad Fiscal (AIREF) sobre la aplicación de la fórmula legal de revalorización de las pensiones. En él, este prestigioso organismo realiza algunas consideraciones de calado que, en conjunto, pueden certificar la necesidad de decretar ya la defunción del ‘original’ índice introducido por el Gobierno en 2013 de forma unilateral y a partir del trabajo de un grupo de expertos.…  Seguir leyendo »

Que el PSOE se juega su futuro como partido de gobierno en la elección de su próxima/o secretaria/o general este domingo, 21 de mayo, ya prácticamente nadie lo pone en duda. Lo sucedido con los partidos socialdemócratas en otros países europeos, el último de ellos, Francia, deja bien a las claras que el riesgo de que en España el PSOE se convierta en una fuerza política marginal o irrelevante no es una mera conjetura de casi imposible cumplimiento, sino algo que puede suceder realmente.

La cosa no sería muy grave si, cumplido el peor pronóstico, la única consecuencia que ello tuviese fuera la desaparición, o jibarización, de un partido político, sin más.…  Seguir leyendo »

Que la pretensión de celebrar un referéndum sobre la independencia en Cataluña no tiene cabida alguna en nuestra Constitución es algo que ya hemos defendido apelando a razones no solo de carácter jurídico, sino también democrático (Un referéndum antidemocrático, EL PAÍS, 07.04.2016): Solo el pueblo español, único soberano, puede decidir sobre la unidad del Estado, que es el fundamento de la propia Constitución (artículos 1.2 y 2 de la Constitución). No es posible que una parte decida lo que corresponde decidir al todo. La integridad territorial de España afecta al núcleo duro de la soberanía, de ahí que únicamente el soberano, es decir, el pueblo español, pueda decidir sobre la misma.…  Seguir leyendo »

Escribir sobre el PSOE en estos momentos es sumamente arriesgado. Probablemente, al concluir este artículo ya haya sucedido algo en los intestinos de este partido que convierta lo escrito en antiguo. Es el signo de estos tiempos. Todo va demasiado rápido. Parece que solo un relampagueante tuit puede atrapar la volatilidad del instante. El problema es que quien trata de reducir lo complejo a unas pocas palabras acaba convirtiendo la complejidad en una simpleza. La política, la cosa pública, tan compleja, tan llena de matices, requiere de buenos narradores y de ávidos lectores.

Justo lo contrario de lo que hemos podido encontrar en los últimos tiempos en el PSOE.…  Seguir leyendo »

Como si del eterno retorno de lo mismo se tratara, la cuestión a resolver es esta: ¿es constitucional, y democrático, celebrar un referéndum entre el cuerpo electoral catalán (o vasco u otro) para decidir si Cataluña (o el País Vasco u otra comunidad autónoma) debe, o no, seguir formando parte de España? Ni es constitucional ni —en mi opinión— es democrático.

No es constitucional porque esa decisión solo puede ser tomada por el cuerpo electoral español, dado que lo que está en juego es la unidad del Estado, fundamento de la propia Constitución. Modificar los límites territoriales de España requiere una previa reforma de la Constitución por la vía del artículo 168 CE, que, entre otras cosas, demanda inexcusablemente un referéndum (de todo el cuerpo electoral).…  Seguir leyendo »

Herramientas de la Constitución

La llamada coerción estatal del artículo 155 de la Constitución española se encuentra claramente inspirada en la coerción federal alemana regulada en el artículo 37 de su Constitución. En ambos casos, el supuesto de hecho que ha de producirse para activar ese mecanismo coactivo consiste en el incumplimiento de una obligación constitucional o legal por parte de un land o de una comunidad autónoma. No obstante, en el caso español, además de esto, se hace una apelación más amplia a una actuación autonómica que atente gravemente contra el interés general de España.

Aunque la determinación apriorística de lo que constituye un incumplimiento legal o constitucional, o un atentado grave al interés general, no resulta sencilla, lo que sí parece evidente es que hay que huir de interpretaciones maximalistas.…  Seguir leyendo »

Son muchos los hombres y mujeres que ocuparon la calle en Barcelona el pasado 11 de septiembre para celebrar la Diada, o, mejor dicho, en este caso, para reivindicar la independencia de Cataluña. Las imágenes que hemos visto son impresionantes. Nada que objetar. Ha sido un éxito. La capacidad de movilización de las asociaciones y fuerzas políticas que defienden la independencia está más que demostrada. Se puede respirar mucha ilusión en la consecución de ese objetivo. Hay unas innegables y acusadas dosis de emoción y sentimiento en las manifestaciones de los cientos de miles de personas que de manera insistente reivindican la independencia de Cataluña.…  Seguir leyendo »

Todo presente tiene su pasado. Tal día como hoy, hace 46 años, en la madrugada del 28 de junio de 1969, en un bar llamado Stonewall Inn, sito en la neoyorquina Chistopher Street, un grupo de lesbianas, gáis, bisexuales y, sobre todo, transexuales y travestis, cansados de las redadas y abusos policiales que tenían lugar periódicamente, ofrece resistencia. Los disturbios se prolongan durante varios días. Es el comienzo, si es que hay que poner una fecha icónica, del llamado movimiento de liberación LGTB (acrónimo de Lesbianas, Gáis, Transexuales y Bisexuales), cuya culminación, hasta el momento, tuvo lugar antes de ayer, 26 de junio de 2015, fecha en que el Tribunal Supremo de Estados Unidos declaró inconstitucionales todas aquellas leyes estatales que aún prohíben el matrimonio entre personas del mismo sexo.…  Seguir leyendo »

Querida/o amiga/o:

Quiero compartir contigo mi preocupación creciente por la evolución que está experimentando eso que damos en llamar “proceso soberanista o independentista” de Cataluña. Aunque el problema de fondo es de carácter nacionalista, lo sé, no te voy a hablar de teorías sobre el nacionalismo. Hay muchas y para todos los gustos y colores. Nada tengo que añadir. No me interesa el nacionalismo de ningún tipo. Salvo para combatirlo en lo que tiene de excluyente, de negación de la alteridad, la diversidad y la pluralidad constitutiva de cualquier Estado y, más aún, de uno como el nuestro. Nada más tengo que añadir.…  Seguir leyendo »

Los Estados compuestos o territorialmente descentralizados, como lo es el Estado autonómico español, fundamentan su razón de ser sobre diversos principios básicos, de cuya observancia depende su correcto funcionamiento o, incluso, su propia existencia. Entre otros, dos de esos principios fundamentales, quizás los constitutivos, son los siguientes: unidad del Estado y autonomía política de las entidades que lo conforman (Estados miembros federados en EE UU, Länderen Alemania o Austria, cantones en Suiza, o comunidades autónomas en España).

Es la unidad del conjunto lo que permite hablar precisamente de un Estado, que como tal actúa tanto en el ámbito interno como en el tablero internacional, en sus relaciones con otros Estados.…  Seguir leyendo »

Me cuenta un viejo amigo republicano que con esto de la abdicación del Rey le está costando dios y ayuda explicar a sus amigos, también republicanos, por qué él, aun estando a favor de que un día el actual “Reino de España” pase a denominarse oficialmente “República de España”, está en contra de la convocatoria de un referéndum para decidir tal cuestión. Y me dice que son razones puramente democráticas las que le llevan a pensar así.Según él, la cuestión quedó ya resuelta en 1978, cuando se aprobó la Constitución, y en ella se incluyó un precepto, el artículo 1.3, que literalmente dispone: “La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria”, además de otras muchas disposiciones, la mayoría recogidas en el Título II, dedicado precisamente a regular la Corona.…  Seguir leyendo »

En los últimos años, la palabra “crisis” se ha apoderado del lenguaje. Todos hablamos de crisis, poniendo, sobre todo, el acento en la de carácter económico y, por ende, financiero y laboral; pero seguramente de la que más cueste sobreponerse sea de la crisis institucional y, por consiguiente, política y democrática.

El ciclo económico negativo que padecemos desde hace ya seis años, pese a su dureza y a los destrozos que está dejando como herencia, acabará dando paso a una nueva etapa de crecimiento, por lo menos en términos macroeconómicos. En otros momentos ha sido así y, pese a que en este mundo profundamente globalizado nada es igual ya, cabe imaginar que de nuevo así será.…  Seguir leyendo »

Conviene dejarlo claro desde el mismo título: España es ya un Estado federal.

Es verdad que no es idéntico a ningún otro Estado federal, pero no hay que alarmarse por ello. Sencillamente, porque no hay dos Estados federales que sean idénticos. ¿En qué se parecen entonces EE UU o Brasil, Alemania o Suiza, por citar solo un par de ejemplos, a ambos lados del Atlántico, de Estados federales paradigmáticos? ¿Por qué todos estos Estados, siendo diferentes, son todos federales, de igual modo que también lo es el Estado español?

La clave que explica por qué todos esos Estados, pese a ser tan distintos, forman parte de la gran familia del federalismo no podemos encontrarla ya en la apelación a conceptos que hoy día han perdido gran parte del significado que tuvieron en el pasado.…  Seguir leyendo »

Una vez más miramos al federalismo alemán en busca de respuestas a nuestras cuestiones territoriales. ¿Qué podemos aprender de él?

—Que las competencias de la Federación (nuestro Estado central) deben venir definidas, con tanta precisión como sea posible, en la propia Ley Fundamental (nuestra Constitución), quedando en manos de los länder (nuestras Comunidades Autónomas) las restantes. Esta clara distribución competencial es la mejor forma de evitar ulteriores disputas entre las distintas partes por la titularidad de la competencia. Pero no solo eso, además, es el mejor modo de conseguir que los ciudadanos puedan identificar con nitidez quién (si el Estado central o los Estados miembros, sus gobiernos o parlamentos) es de qué responsable, con el fin de poderles premiar o castigar, electoralmente, sobre todo, cuando llegue el momento.…  Seguir leyendo »