Antonio Cazorla Sánchez

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

En el siglo XIX, los aristócratas con pretensiones cultas y cosmopolitas, sobre todo los británicos, tenían que hacer un Grand Tour del continente europeo, que en realidad se centraba en Italia, Francia, partes de Alemania y Grecia (y definitivamente excluía a la exótica y peligrosísima España, la de Carmen y otros bandoleros de la imaginación romántica). La expansión del turismo durante el siglo XX fue otra expresión de la irrupción de las masas como sujetos históricos activos y visibles. También fue resultado de la extensión de la sociedad de consumo a las capas medias y bajas de Occidente. El boomde posguerra hizo posible la motorización primero y los aviones a reacción después, lo que, combinado con las vacaciones pagadas permitió la explosión de la industria del turismo para los plebeyos como usted y yo.…  Seguir leyendo » “Residuos del turismo patriótico”

Es bien sabido que el nacionalismo catalán se inspira en el quebequense. Hoy este último es un valor político bastante alicaído, pero en 1980, cuando la opción “soberanista” fue claramente derrotada, y en 1995, cuando la diferencia entre el y el no fue mínima, los referéndos dividieron profunda y hasta traumáticamente a la sociedad canadiense, a la quebequense y a los francófonos. En YouTube están las imágenes del entonces primer ministro y líder del Partido Quebequense (PQ), René Levésque, reconociendo la derrota en 1980 ante una audiencia desolada, entre la que madres y padres jóvenes abrazan a sus hijos pequeños como si quisieran salvarlos, y ya no pudieran, de un naufragio histórico: otra derrota y otra humillación.…  Seguir leyendo » “Quebec y Cataluña: emoción, historia y pueblo”

En su magnífica historia de la II Guerra Mundial (All Hell Let Loose), Max Hastings cuenta el comentario de un ama de casa británica que se sorprendía de que su Gobierno tenía en 1939 todo el dinero necesario para hacer la guerra cuando hasta entonces había estado diciendo que no podía endeudarse para reactivar la economía, o para ayudar a los pobres. Liderado por el laborista Ramsay MacDonald (entre 1931 y 1935), el National Government que gobernó Reino Unido durante toda la década de los treinta fue una coalición de los principales partidos británicos, pero en realidad estuvo controlado por los conservadores.…  Seguir leyendo » “La socialdemocracia perdida, otra vez”