Antonio García Martínez

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir el 1 de mayo de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

A young man uses his phone on a street in Havana this month. (Yamil Lage/AFP)

History has this maddening quality where documenting it changes its very course. We’re still in the wake of what happens when footage of a fatal encounter between a Minneapolis police officer and an unarmed Black man goes viral in the collective consciousness. The unseen becoming seen changes reality itself.

Communist Cuba existed as essentially an Internet-free bubble outside a radical global transformation. Until 2018 that is, when the government (which holds a monopoly on telecommunications) authorized 3G data service on smartphones. The service is still prohibitively expensive for most people and subject to censorship by the government. Still, it is a qualitative leap compared with what existed before.…  Seguir leyendo »

Antes de que el proceso de renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) haya culminado y antes también, por lo tanto, de que sus miembros, con su presidente a la cabeza, hayan iniciado el desarrollo de su actividad, ya se han alzado voces denunciando que el órgano está politizado y aquejado, en lo referido a los 12 vocales de procedencia judicial, de un acusado déficit de representación.

Explicar, aunque sea de forma muy resumida y necesariamente elemental, al menos un par de cuestiones, quizás ayude o pueda contribuir a clarificar algo las cosas. Lo primero a señalar es que el CGPJ es un órgano político, y que eso no constituye ningún problema.…  Seguir leyendo »

Cómo se puede ser tan facha». Según me cuenta un allegado, eso fue lo que le espetó, refiriéndose a mi persona, un conocido suyo a cuento de unas declaraciones que yo había efectuado, en mi condición de portavoz nacional de la Asociación Profesional de la Magistratura, defendiendo la pertinencia y necesidad de colocar la bandera de España en todos los edificios públicos del Estado, incluidos los de las comunidades autónomas y, entre ellas, la del País Vasco.

Sin darle tiempo a abundar o entrar en más detalles y con la voluntad de zanjar la cuestión de forma expeditiva -pues hay cosas que, aparte de no merecer atención, pueden llegar a inquietar a quienes de verdad te aprecian o estiman- inmediatamente le contesté, sin dar importancia al asunto, que allá cada cual, y que no debía de preocuparse, pues al comentario, de tan poco interés para mí como el comentarista, no había que darle mayor trascendencia.…  Seguir leyendo »