Antonio Rivera

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Abril de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Es política, no fútbol

La crisis del PSOE era inevitable desde la emergencia de Podemos. La socialdemocracia española asistía atónita —simpatizante y recelosa— al 15-M, aquel masivo rechazo a lo más lesivo de la globalización. Su incapacidad para dar respuesta a nuevas realidades permitió un reemplazo generacional. Esa protesta en la calle encontró cauce electoral en Podemos. Desde las europeas de 2014, esa opción ocupó una parcela creciente del electorado de izquierdas.

Por eso la crisis era previsible. Tarde o temprano el PSOE debía enfrentarse a una pregunta inédita: para servir al país, para seguir representando a una parte de la izquierda y para frenar la irrupción de Podemos, ¿debía aliarse con ese nuevo partido o debía dejar que, por pasiva, gobernara la vencedora derecha?…  Seguir leyendo »

Cuando termine la última batalla y la sociedad está todavía atónita por el último disparo, cuando se está en ese instante incierto en que ni hay guerra ni hay paz, ha comenzado el pulso por el relato. Lo tiene más claro quien más responsabilidad tiene en la tragedia de los años pasados. Hasier Arraiz, presidente de Sortu, declaró hace unas semanas que la izquierda abertzale no debe «rechazar ni revisar su pasado» y que su decisión de hace 35 años -cuando ese espacio político optó por rechazar la vía hacia la democracia y respaldar por completo la estrategia terrorista de ETA- era «una elección acertada».…  Seguir leyendo »

Este artículo lo he escrito ya más veces. En cada ocasión en que una nevada, una perturbación natural o humana, una huelga del transporte como en este caso, interrumpen la llamada normalidad, comprobamos de sopetón lo extremadamente frágiles que son nuestras complejas sociedades contemporáneas. Soportadas sobre dogmas como la seguridad y la libertad de opción, todo se pone patas arriba en veinticuatro horas. En ese tiempo, en lo que tardaron en verse los efectos del primer día de la huelga de camiones, se ha extendido sobre la población el temor al desabastecimiento, se han modificado drásticamente los comportamientos cotidianos e incluso se ha alterado el ritmo productivo habitual.…  Seguir leyendo »

Ibarretxe tiene una papeleta, la blanquiverde que nos enseñó el pasado miércoles a todos; pero el PNV tiene un papelón. El primer combate del ‘play off’ entre el lehendakari y su partido se ha inclinado a favor de aquél, pero cuesta creer que éste se vaya a limitar a esperar los acontecimientos. Cuesta creer que un partido de poder, acostumbrado a casi treinta años de gobierno casi total sobre los vascos y vascas, asista pasivo y diletante a una debacle que no sólo amenaza con llevarse por delante al aventurero, sino también las posibilidades de su organización política y, si me apuran (o si apura él hasta el extremo), la convivencia y seguridad jurídica de este país.…  Seguir leyendo »