Antonio Rodríguez Furones

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Abril de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

En líneas generales, la globalización, la apertura comercial y la revolución tecnológica nos han permitido alcanzar unos niveles de eficiencia en los modelos de negocio, la transmisión de conocimientos y la cadena de suministro que eran ciencia-ficción hace apenas cinco o diez años. Esto ha sido posible gracias a la construcción de un sistema hiperconectado e hiperdependiente, donde las organizaciones han trabajado al límite de acuerdo con unos criterios exageradamente cortoplacistas. Desgraciadamente, la crisis del Covid-19 y su gestión han puesto de manifiesto la fragilidad del ser humano y lo inestable de un sistema socio-económico, nuestro estado del bienestar, basado en interrelaciones cada vez más complejas.…  Seguir leyendo »

España afronta el próximo ciclo electoral en un momento muy delicado: tensiones territoriales, (in)sostenibilidad del actual sistema de pensiones, problemas estructurales en cuanto a modelo productivo, educación, sanidad… Sin olvidar la situación geopolítica global, compleja y competitiva como nunca, en el que se vislumbran ciertos síntomas de una nueva crisis económica.

En este sentido, es oportuno recordar que en los países civilizados la forma de resolver los problemas estructurales es recurrir a Pactos de Estado, donde los partidos con voluntad de gobierno sacrifican sus intereses partidistas cortoplacistas para impulsar importantes transformaciones que, generalmente, implican sacrificios a corto plazo que se verán recompensados en un futuro a medio/largo plazo.…  Seguir leyendo »

Estupefacto con el descubrimiento catalán de América

He leído, entre atónito y perplejo, que el muy reputado Institut Nova Història (INH) ha demostrado que el descubrimiento de América debía ser el Descubrimiento Catalán de América, ya que Cristóbal Colón (catalán de nacimiento) no salió de Palos, sino de un puerto de Gerona, y que Hernán Cortés se llamaba en realidad Ferran Cortès, mientras que Francisco Pizarro era realmente Francesc Pinós De So i Carròs y su enemigo íntimo resultó ser Jaume d’Aragó-Dalmau, aunque en la historia oficial, falaz y mentirosa, quedó registrado como Diego de Almagro. Y es que desde el siglo XVI se fomentó una gran operación de propaganda para relegar los indudables éxitos y virtudes de lo catalán en detrimento de Castilla, que se apropió indebida y sistemáticamente de cualquier avance protagonizado por los hijos de la Marca Hispánica.…  Seguir leyendo »