Antonio Rovira

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

La despedida

¿Quién no lo sabe? La muerte siempre triunfa. La vemos de forma diferente en verano que en invierno, cuando estamos sanos o enfermos, pero casi nunca aparece como es: un proceso más o menos largo, silencioso, solitario, que empieza con el último soplo de aliento sin aire y termina con nuestra desintegración en la nada. Así es, qué le vamos a hacer; morir es regresar al vacío, el lugar del que venimos sin ningún recuerdo, ni más ni menos.

Entonces, si terminamos en el mismo lugar del que partimos ¿por qué sentimos este miedo frío que duele más que el resultado?…  Seguir leyendo »

Libre-mente

¿No lo notáis? Vivimos sin parar, desengañados, desorientados, preocupados. El miedo nos domina y hemos estado a punto de tirar la toalla y regresar al tiempo de las banderas y los magos. Pero no nos conformamos, y aunque no sabemos muy bien adónde vamos, sí sabemos que podemos llegar muy lejos si el camino lo elige el cerebro y la cultura.

Sobre todo la “corteza prefrontal” una zona plagada de detectores neuronales y redes que conforman nuestra libertad y, con ella, la facultad de perfeccionarnos. Allí descansa nuestra alma diferenciadora, nuestra humana conditio. Allí se fabrican nuestros pensamientos y decisiones y se realizan las acciones con objetivos (Joaquín M.…  Seguir leyendo »

Feliz aniversario

¿Qué festejamos el 6 de diciembre? Sin duda nuestro acontecimiento político más glorioso, porque también se conmemoran momentos tristes y se recuerdan derrotas. En este caso celebramos la restauración de la democracia mediante la aprobación de la Constitución, que por fuerza está un poco gastada pero a la que le rendimos culto por los grandes servicios prestados.

¿Qué es pues la Constitución? Desde luego no es el fin, no tiene nada que sea trascendente. La Constitución es una herramienta. ¿Hay que recordarlo? Es un producto nuestro, incluso demasiado nuestro, parcial, imperfecto, caprichoso, interesado, que envejece como cualquier otra materia. Es un contrato social con un montón de cláusulas, enunciados y palabras que ordenan una comunidad estableciendo quién puede ejercer el poder y en qué condiciones, cómo se hacen las leyes y cuáles son nuestros derechos.…  Seguir leyendo »

La Unión y los Estados

¿Quién tiene el poder y quién puede ejercerlo? ¿Quién manda y quién manda mandar? Esa es la cuestión.

En las antiguas sociedades, el jefe se imponía por la fuerza y con la fuerza se mantenía porque en esto consiste el poder político, en poseer la máquina de emitir órdenes y hacerlas cumplir a la fuerza. Pero a medida que los grupos sociales se hacen más amplios y complejos, este poder efímero del Príncipe es insuficiente para asegurar su gobierno. Y como la necesidad lo determina todo, hace quinientos años, Maquiavelo, como cualquier científico, ideó un cambio: en lugar de que el poder político fuera propiedad de la persona física creó un nuevo soporte, un nuevo dueño del caballo y la espada, un titular del poder más estable y duradero, y lo llamó Estado.…  Seguir leyendo »

Jueces, Constitución y sentencias

Saltan las alarmas, el edificio democrático se vacía, amenaza ruina y sus piedras caen a nuestros pies mientras tememos la que pueda aplastar nuestra cabeza. El final de época está a la vista y la sensación de desamparo estremece. ¿Qué pasará? Los cambios son tan grandes, tan acelerados, tan desordenados, que las antiguas melodías ya no sirven y, desorientados, vamos de un extremo a otro, dando tumbos, sin escuchar, sin contestar. ¿No lo veis? Lo público desaparece y simultáneamente se reafirman las antiguas tradiciones y creencias. Todo es desmesuradamente nuevo y al mismo tiempo asoma, otra vez, el espectro de nuestra historia, y mientras unos lo aplauden en silencio, incluso lo esperan, otros desengañados intuimos el peligro y desconfiamos de que nuestras ruinosas instituciones puedan garantizar, como es debido, el derecho a la libertad de expresión o la integridad y dignidad de las mujeres.…  Seguir leyendo »

El mejor alcalde de Madrid

¿Quién fue Tierno? Un profesor, un político querido y odiado. Un gran intelectual que se dedicó a la filosofía, a la sociología y al Derecho. Fue el mejor alcalde de Madrid y nació un día como hoy hace cien años.

Me preguntan cómo era, pero ¿cómo puedo responder para que no parezca adulación? Tierno fue una persona honesta, inteligente y por tanto compleja, con sus peculiaridades. Tímido y a su manera provocador. Fue una de esas figuras patriarcales y carismáticas que destilan la cordialidad ilustrada característica del viejo sabio malicioso y amable.

En sus escritos siempre hay una preocupación por la gente, un aliento ético más allá de cualquier actitud partidista.…  Seguir leyendo »

El tiempo se acelera desordenadamente, estamos perdiendo el compás, el ritmo y la política de las emociones y de la improvisación se está apropiando del juego. Nos sentimos más vulnerables y claro, cuando nos ofrecen una bandera la tomamos con más facilidad y nos hacemos nacionalistas, españolistas, catalanistas, madridistas o barcelonistas… Banderas e insignias que representan una de nuestras dos mitades o identidades, la que nos mantiene unidos a la tierra, a la familia, a unos amigos, a la lengua y a una nación, frente a la otra mitad que reclama el “yo soy” y garantiza nuestra personalidad, nuestras diferencias, la mejor autodefensa frente al gen fanático que llevamos dentro.…  Seguir leyendo »

Comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión” (artículo 20.1.d de la Constitución Española) no solo asegura nuestro derecho a conocer y explicar lo que acontece, también es una garantía esencial para la configuración de la opinión pública, ese sentir mayoritario que resulta imprescindible para construir una sociedad libre, plural y democrática. Por eso, informar e informarse es un derecho fundamental independiente y preferente, y el periodista es el encargado de facilitarlo como el profesor lo es de enseñarlo.

Pero escuchar la vida es más complicado que vivirla. Al igual que informar es más difícil, más sacrificado, más caro que comunicar.…  Seguir leyendo »

Cuando el lenguaje totalitario se pone de moda y los movimientos espirituales triunfan, cuando el que más sufre no es el malvado, los que no queremos conquistar el cielo y carecemos de creencias para levantar patíbulos, necesitamos seguir defendiendo nuestras prosaicas libertades. ¿Quiénes somos? Seres determinados por la naturaleza y la cultura. Es verdad que todos los animales somos muy parecidos, que descendemos de la misma célula, pero el azar eligió un determinado “gen cultural” que permitió la evolución del cerebro, de la materia gris, de esa capa superficial que contiene unas neuronas que necesitan la cultura para ponerse en funcionamiento.…  Seguir leyendo »

¿Y ahora qué? Nuestro Estado de bienestar, con su burocracia, con su tecnocracia intervencionista, ha entrado en un proceso de decadencia lenta pero implacable, un proceso profundo y global de agotamiento de un modelo de democracia que está resultando ineficiente por insuficiente. Incluso ha regresado el virus de la autodestrucción. Un virus que estimula a las fuerzas contrarias para que actúen sobre un mismo cuerpo hasta autodestruirse sin querer. Mirad lo que nos está pasando, el Brexit o la UE y veréis su poder destructor. En fin, la tormenta está servida porque el tiempo es implacable y lo envejece todo. En otras palabras, que las cosas siempre tienden a ir mal si se abandonan a sí mismas, si no se interviene, si no se cambia.…  Seguir leyendo »

Estamos en apuros. De nuevo saltan las alarmas: la sensación estremece. ¿Qué pasará? Algunos dicen que tenemos que prepararnos para el horror de una guerra larga, muy larga. Una guerra global, sin frentes definidos y contra enemigos fanáticos invisibles. El futuro viene cargado de complicaciones y crisis.

¿Quién lo iba a decir? El movimiento en una dirección provoca el contrario. La globalización es como una máquina que se acelera y lo dispersa todo en todas direcciones. Las buenas cosas y las malas se suceden vertiginosamente, desmesuradamente y entre las muy malas nos ha traído el terror, una técnica que se globaliza mientras las emociones se localizan.…  Seguir leyendo »

Cambio y Constitución

La necesidad lo determina todo. Somos la única especie que para poder vivir tiene forzosamente que decidir, tiene que elegir y competir. Y esta necesidad se ha convertido en nuestra categoría diferenciadora y nos ha forzado a organizarnos y a fabricar el Derecho, un conjunto de palabras, de reglas que inventamos para poder defendernos, para poder mantenernos. La verdad en derecho es verdad porque nos interesa.

Por eso no hay un Estado sin Derecho aunque solo el Estado de derecho, la democracia, viene regulada y sometida a una norma superior que nos dice quién puede ejercer el poder y en qué condiciones, cómo se hacen las leyes y cuáles son nuestros poderes.…  Seguir leyendo »