Antonio Scurati

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir del 1 de noviembre de 2006. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Giacomo Matteotti a été assassiné par des tueurs à gages fascistes, le 10 juin 1924. Ils étaient cinq à l’attendre en bas de chez lui, tous des squadristes venus de Milan, des professionnels de la violence engagés par les plus proches collaborateurs de Benito Mussolini. Matteotti, le député et secrétaire du Parti socialiste unitaire, le dernier qui, au Parlement, s’opposait encore à visage découvert à la dictature fasciste, a été enlevé en plein centre de Rome, en pleine journée, à la lumière du jour. Il s’est battu jusqu’au bout, comme il l’avait fait toute sa vie. Ils l’ont poignardé à mort, puis ont mutilé son cadavre.…  Seguir leyendo »

Una historia italiana. Ese era el título de un folleto que Silvio Berlusconi envió a millones de hogares en vísperas de las elecciones de 2001. Y tenía razón. Su historia, sin duda, es muy italiana. Pero no solo. La fantástica parábola existencial, empresarial y política de Silvio Berlusconi, contemplada con la mente lúcida y sin lágrimas, presagia el destino histórico de las democracias occidentales en este nuevo siglo y milenio.

No hay duda de que Berlusconi fue el italiano más influyente de la segunda mitad del siglo XX (Mussolini lo fue de la primera). Es decir, el hombre que más influyó en las costumbres, los valores y las representaciones colectivas de un pueblo.…  Seguir leyendo »

Vivimos tiempos extraños, en Italia y en Europa. En invierno esperábamos con fervor la primavera, su promesa de renacimiento. El cambio de estación llegó antes de lo previsto en el calendario, a finales de febrero, y descubrimos que se trataba de una primavera falsa. En marzo, el número de contagios volvió a subir, el termómetro bajó y empeoró nuestro estado de ánimo. Cuando se cumple un año exacto del primer confinamiento, tenemos la impresión de haber regresado a la casilla de salida de esta odisea sin gloria, de estar como en una de esas pesadillas en las que nos falta voz para gritar y piernas para correr, y de la que no conseguimos despertar.…  Seguir leyendo »

Hemos sido la generación más afortunada de la historia de la humanidad. Nacidos en la maravillosa península italiana, reclinada sobre un mar “bueno” en medio del periodo de paz más largo y de mayor bienestar del que jamás ha disfrutado el Occidente europeo, hemos sido la jeunesse dorée de la historia universal. Ahora, al entrar en la edad que debería otorgarnos la madurez, una vez alcanzado el “punto más alto” de nuestra existencia, nos vemos llamados a la prueba. ¿Estaremos a la altura?

Para aclarar a qué me refiero, no estoy hablando de la felicidad. Es posible que otras generaciones, más atormentadas, menos prósperas, más desesperadamente vitales que la nuestra, también hayan sido más felices.…  Seguir leyendo »