Antonio Sitges-Serra

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Hace unos meses escribía en estas mismas páginas que, si quiere levantar cabeza, la izquierda debería replantearse el horizonte de la libertad. Mi argumento principal consistía en que la decadencia del ideario progresista había corrido de forma paralela a la radicalización sin paradigma ni horizonte de la libertad individual favorecida por la explosión neoliberal, la caída del muro de Berlín, el ensimismamiento tecnológico y la globalización.

Y es que, quizá debamos replantearnos el concepto de libertad que tan sumariamente asociamos a nuestros ‘valores europeos’, y, más específicamente, quizá debamos replantearnos donde se sitúa la desdibujada frontera entre la libertad individual y las libertades que podríamos llamar comunitarias, aquellas que representan la voluntad común.…  Seguir leyendo »

El término ‘neotenia’ se acuñó a finales del siglo XIX para designar la retención de ciertas propiedades físicas de la edad juvenil en el organismo adulto. En décadas recientes, los psicólogos lo han aplicado asimismo para describir la adolescencia prolongada, una característica cuasi generacional que afectaría a los nacidos alrededor de los tiempos de ‘La guerra de las galaxias’ y otros cuentos posteriores para niños grandes a base de zombis, vampiros imberbes, monstruos amables, superhéroes y cosas parecidas que no pertenecen propiamente a la ciencia ficción sino a la irracionalidad fantástica tan querida por la edad pediátrica. No es casual que esa prolongación de la adolescencia haya sido bautizada paralelamente como síndrome de Peter Pan, en referencia a ese niño eterno que se enfrentó al Capitán Garfio.…  Seguir leyendo »

Con este artículo cumplo 100 colaboraciones en EL PERIÓDICO. Echando la vista atrás observo que una de las preocupaciones que más a menudo ha ocupado esta tribuna ha sido el advertir acerca de la medicalización de nuestra hipocondríaca sociedad. Medicalización que no queda restringida a la sobreprescripción de medicamentos, sino que abarca ámbitos tan diversos como la psiquiatrización de los estados de ánimo, la así llamada salud de la mujer, la promoción de enfermedades o la cirugía innecesaria. De modo que en este artículo del centenario les resumo algunas de mis reflexiones bajo el lema: si puede, no vaya al médico

No debe usted ir al médico si se encuentra bien porque si se encuentra bien sería raro que el médico le diagnostique algún desperfecto grave.…  Seguir leyendo »

Vivimos unos años de máximo encandilamiento con la tecnología. Esta luna de miel tiene mucho que ver con una nueva realidad ideológica y social que ha renunciado a los ‘ismos’ nacidos durante el siglo pasado a modo de religiones vicariantes (‘marx-‘, ‘comun-‘, ‘fasc-‘, ‘existencial-‘, etc.), pero que, a cambio, adora a nuevos becerros de oro. El consumo masivo, el mundo de pantalla, el maltrato de la naturaleza, el ‘cientismo’ y la obsolescencia programada conforman hoy el marco ideológico débil de nuestra sociedad hedonista y ensimismada en el presente.

Hasta hace poco parecía que abandonar las ideologías fuertes garantizaba la paz de la que Europa carecía desde tiempos inmemoriales.…  Seguir leyendo »

Lamentablemente, no fue posible formar un Gobierno de coalición de centro-izquierda con el que se hubiera abierto una nueva etapa política en nuestro país, y con ella una nueva esperanza para los millones de españoles que votaron a favor del cambio. Se frustró un proyecto que hubiera permitido abordar con consenso e ideas renovadas los grandes problemas del país: el paro, la corrupción, las duplicidades administrativas, las tensiones territoriales y la educación. No ha sido posible. Somos muchos los que señalamos a un responsable principal de nuestra frustración: Podemos, y, en particular, Pablo Iglesias y su radicalismo verbal, que tanto recuerda el lenguaje de ciclostil clandestino de los años 60 y 70 del siglo pasado.…  Seguir leyendo »

Hace tiempo creo que escribí en algún lugar -y si no lo hice, ahora me parece un buen momento para hacerlo- que «bailar es una forma de hacer el amor por métodos pacíficos». Lo que quería expresar con esta cita es que lamento el deterioro de la relación entre ambos sexos que se está produciendo en nuestra sociedad y que, quizá, tal deterioro podría atajarse si bailásemos más a menudo bailes de pareja. Ya sé que ya no se estilan, pero no se tomen a broma mi propuesta.

Si me reencarnase en una segunda vida terrenal, uno de mis propósitos sería el de aprender a bailar.…  Seguir leyendo »

Para Laura, Natalia, Jordi, Christian y Aarón, pronto excelentes médicos.

Sir William Osler (1849-1919) fue un insigne médico internista que floreció en Ontario y Oxford durante esa época dorada de la cultura occidental que fue el periodo entre los siglos XIX y XX. Osler fue insigne no solo por su categoría profesional y su reputación como clínico y observador (varios signos de diversas enfermedades reciben su nombre), sino también por su liderazgo educativo y su atención a materias relacionadas con las humanidades. Son célebres muchos de sus aforismos, pero el que más conviene a este artículo es aquel según el cual «el médico que solo sabe medicina no sabe ni medicina».…  Seguir leyendo »

La imagen verdadera del pasado amenaza con desaparecer con todo presente que no se sienta aludido en ella (Walter Benjamín).

Quien más quien menos, agnósticos, ateos o creyentes, todos reflexionamos de vez en cuando sobre el sentido de nuestras vidas y la construcción de nuestras conciencias. Más durante fiestas como las que acaban de pasar, donde la plaza pública se convierte en un rifirrafe ente laicismo y religión. Pesebres que no lo son, niños Jesús transexuales o reinas magas reavivan el desgarro entre las historias que han dado tradición a nuestra cultura y la modernidad.

Que el Estado debe ser aconfesional está fuera de duda como lo está la libertad religiosa.…  Seguir leyendo »

Los profanos son mis críticos favoritos. Marc Chagall

No hubiera decidido enfrentarme al reto que me he impuesto en este artículo de no haber sido por la cita que lo encabeza, leída en el magnífico libro que Marc Chagall escribió sobre sus primeros 30 años de hombre y pintor, y que la encomiable editorial El Acantilado ha puesto a nuestra disposición. Así que es como profano, como espectador amateur de pintura, y no como experto o especialista, como voy a presentarles el dilema Picasso-Chagall, convencido de que tal dilema encierra algunas de las claves para entender lo que ha sido el devenir de nuestra cultura después de la primera guerra mundial.…  Seguir leyendo »

La planificación y el ejercicio de la medicina, como cualquier otra producción cultural, se encuentran influidos por los valores sociales y las prioridades políticas. En entornos como el nuestro, en los que la sanidad pública está fuertemente burocratizada, la presión del pensamiento dominante sobre las decisiones que se toman en las políticas de salud resulta aún más evidente. Podríamos citar muchos ejemplos pero en esta ocasión quiero centrarme en la así llamada salud de la mujer, una subrama de la medicina de nuevo cuño que desde los años 80 y 90 presta atención a los aspectos específicamente femeninos de la salud.…  Seguir leyendo »

Es triste ver cómo se ha envenenado la cuestión de los recortes en la sanidad pública. La sindicalización de los debates ha excluido la colaboración profesional y la crisis no hace sino agravar la desconfianza entre médicos y gestores; desconfianza que viene de lejos y cuyas raíces hay que buscar en el descabezamiento de los liderazgos profesionales y en el guión politizado y electoralista que viene rigiendo la sanidad desde hace dos décadas.

Es triste ver a mis compañeros cirujanos del Hospital de Bellvitge -una joya en la historia de la cirugía catalana- ofrecerse para operar gratis, en un intento desesperado por seguir ejerciendo la profesión que hemos elegido, en la que hemos sido educados con dinero público y por la que se nos remunera.…  Seguir leyendo »

Por más que nuestros ciudadanos admiren la actitud prometeica y aparentemente altruista de científicos y profesionales de la salud, el mito del elixir de la vida eterna se parece cada vez más a un esperpento ideológico en manos del lobi médico-industrial. El precio que estamos pagando por haber duplicado nuestra esperanza de vida en los últimos 100 años es más alto de lo que cree el común de los mortales. La medicina genera hoy un sinnúmero de enfermos crónicos, discapacitados, dependientes, muchos de ellos terminales, como fruto de intervenciones quirúrgicas mutilantes e ineficientes, cuidados intensivos difíciles de justificar y quimioterapias desquiciadas.…  Seguir leyendo »

No sé quién empezó a debilitar el valor de la individualidad, pero no cabe duda de que fueron los estructuralistas franceses los que mejor teorizaron sobre la dilución de la personalidad en el mar posmoderno de las relaciones sociales. Su discurso, fuese profecía, análisis o deseo, se ha hecho realidad, y hoy el yo está más endeble que nunca; a tientas, busca apoyos en falsos ídolos que lo hacen -nos hacen- más y más dependiente del entorno. Terapeutas, entrenadores personales, fármacos, adicciones y gadgets informáticos conforman la galaxia en la que la autarquía y el estar bien consigo mismo son estrellas menguantes.…  Seguir leyendo »

La desafección hacia los políticos y sus modales era ya tema habitual de conversación antes de que los chicos aparcasen las videoconsolas y las chicas se despreocuparan por la talla del sujetador para salir a la calle y luchar por su futuro, que es el de todos. Pero la clase política desoye las críticas y no ha reaccionado hasta que las pancartas se han plantado frente a los parlamentos. Mal para la política y peor para la democracia. La realidad es que los gobernantes pierden credibilidad, los partidos militancia y las urnas votantes. ¿Por qué? Sin ánimo de ser exhaustivo, he aquí algunas de las (mis) razones.…  Seguir leyendo »

Quisiera empezar con un pianissimo de cuerdas sobre el que se alza, poco a poco, como la primera luz del alba, una sutil melodía de flautas traveseras; al fondo, un eco de metales sonando al modo de los cuernos alpinos. Pero para eso ya existe su Primera sinfonía que es irreproducible sobre papel, dados los estrictos límites del lenguaje y la incompetencia de mis palabras.

Quisiera seguir con unas líneas en adagio melancólico. Leí en algún párrafo de Soledad Puértolas que la melancolía es la tristeza de los inteligentes. Quizá sea eso lo que nos subyuga en los tiempos lentos de Gustav Mahler.…  Seguir leyendo »

David Shore, abogado y guionista de la serie House, pone en boca de su personaje la siguiente frase: «En Medicina, los errores son tan graves como sus consecuencias». Esta afirmación, teñida, cómo no, de lúcido cinismo, resalta el hecho de que buena parte de los errores asistenciales no causan un daño real por ser de índole menor o por ser fácilmente superados por el paciente. También da por supuesto que en una organización tan compleja como la hospitalaria, los errores o, en términos más genéricos, los efectos adversos son algo con lo que hay que contar. Hasta aquí, una simple constatación que podríamos rubricar con el estoico y famoso aforismo de Séneca: Errare humanum est .…  Seguir leyendo »