Aquiles Esté

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de julio de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Nada más poderoso que un mito. Sobre todo aquellos que se acercan a la realidad y, no obstante, terminan ocultándola por décadas, a veces por siglos. De los Rolling Stones, por ejemplo, circulan kilotones de mitos. Tal vez el más divertido es el que aseguraba que a Keith Richards le cambiaban la sangre una vez por año. El asunto no dejaba de ser una fantasía, pero la gente se creía la historia pues se parece mucho a la verdad: Richards siempre tuvo cara de vampiro.

La reciente elección ejecutada en Venezuela para nombrar una Asamblea Nacional Constituyente ha tenido, en ese sentido, la virtud de desbaratar de un plumazo varias de las creencias más venerables en que se han basado los sectores dominantes de la oposición venezolana para intentar desplazar del poder al chavismo.…  Seguir leyendo »

De prolongarse el chavismo en el poder, América Latina entrará en una hora bochornosa. En Venezuela se ha instalado una mafia que ya no tiene proyecto político y cuyo único objetivo es evitar que existan un gobierno y una economía transparentes. Para ello, la claqué bolivariana ha secuestrado las instituciones, el dinero, la propiedad y los derechos de los venezolanos. El reciente llamado a realizar una asamblea constituyente no es más que la pretensión de reescribir las leyes para dejar indefinidamente en el poder a los capos de la dictadura.

Sin embargo, los gobernantes del continente tienen hoy una oportunidad única para ponerse al día con la causa de la libertad en Venezuela.…  Seguir leyendo »

Avanza la antipolítica y con ella su relato sobre la incapacidad estructural de las instituciones, los sindicatos, los partidos y los propios líderes políticos para resolver los problemas de los ciudadanos. En esa estela, poco sorprende el aumento sin precedentes del número de hombres y mujeres de negocios que saltan directamente de las empresas a los asuntos públicos.

Los argumentos del empresario para hacerse con el poder son casi siempre los mismos, en casi todas partes: “Tengo suficiente dinero y por lo tanto, no voy a robar o aprovecharme de mi posición de poder; soy persona de hechos, no de palabras” y finalmente; “los políticos no saben resolver problemas ni saben de finanzas, gerencia e innovación”.…  Seguir leyendo »