Åsne Seierstad

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir del 1 de noviembre de 2006. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Una tenaza mortal en Afganistán

El día de Nochebuena, a las seis en punto de la mañana, me despertó el sonido de mi teléfono móvil. “¿Has oído los rumores de que no van a permitir trabajar a las mujeres?”. El mensaje de texto venía de Kabul. Era de una joven a la que conocí en Afganistán cuando estuve allí para documentar el primer año del regreso de los talibanes al poder. Me había hablado de su infancia feliz, su ambiciosa época universitaria, su cruel caída y, ahora, un futuro anulado. Soñaba con ser jueza y era una de las mejores de su promoción de Derecho. Ariana era una de las afganas que amaban Estados Unidos; tenía Netflix en el móvil y a Beyoncé en los oídos y aguardaba con ilusión las oportunidades que podía darle una buena educación.…  Seguir leyendo »

Before he allegedly killed 50 Muslims praying at two mosques in Christchurch, New Zealand, on Friday, Brenton Tarrant, a 28-year-old Australian, reportedly posted a 74-page manifesto titled “The Great Replacement” online. In his tract, Mr. Tarrant wrote that he had only one true inspiration: the Norwegian political terrorist, Anders Breivik, who killed 77 people in 2011.

I always thought that Mr. Breivik was at his most dangerous before we got to know who he was, when all we had was the photoshopped photographs he had posted online, the ones where he looked tall and well-built, blond and Aryan, posing with his gun.…  Seguir leyendo »

Nos quejamos con frecuencia de que nuestra sociedad es aburrida, pero estamos dispuestos a luchar con fuerza para defender nuestros valores de tolerancia.

Hasta el pasado viernes, Utøya tenía un sabor dulce para la mayoría de los noruegos. Pero esta isla de rocas y pinos, en la que crecen flores silvestres entre los caminos, era, en particular, un paisaje fundamental para los políticos que gobiernan Noruega.

En nuestras conversaciones sobre cotilleos políticos es frecuente oír anécdotas sucedidas en Utøya en el pasado. En esa isla recibieron nuestros ministros socialistas sus primeros besos, tuvieron noviazgos adolescentes y debates de los de "quedarse levantados toda la noche salvando el mundo".…  Seguir leyendo »