Beatriz Becerra Basterrechea

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de julio de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Apenas hemos superado un intento de golpe de Estado en Cataluña -una experiencia que nos marcará durante generaciones- y ya nos vemos metidos en una convocatoria electoral que adquiere tintes dramáticos. Ignoro cuál será el resultado final, pero tengo claro que hay dos elementos que podrían ayudar a las fuerzas constitucionalistas a sacar el mejor resultado posible y tal vez a ganar. Ambos son efectos secundarios y positivos de la fracasada ofensiva secesionista.

El primero es el consenso. Los mayores logros sociales, económicos y políticos de nuestro país se han basado en el consenso, explícito o implícito. En los últimos años apenas parecía haber lugar para el encuentro.…  Seguir leyendo »

Me temo que nos hemos acostumbrado a los discursos emotivos e indignados sobre la violencia contra la mujer por el hecho de ser mujer. Yo hoy quiero hablar de soluciones. De pragmatismo. De operatividad y liberación de etiquetas excluyentes e ineficaces.

Aunque pueda sonar obvio, para poder afrontar un problema lo primero que hay que hacer es ponerle nombre y visibilizarlo. Un nombre, no veinte distintos. El universalmente acordado es violencia de género: dejémonos de inventos locales pues. Para poder afrontar ese problema, hay que buscar e identificar sus causas sin complejos. Y hay que establecer un plan de acción para solucionarlo.…  Seguir leyendo »

La política parece desafiar muchas veces la lógica: gobernantes y gobernados pueden estar -y a menudo están -a favor de algo y a la vez en contra. A favor cuando les conviene, en contra cuando les perjudica. El desafío a la razón está llegando a máximos orwellianos durante la intentona golpista en Cataluña. Cualquiera habría dicho que tras proclamar la independencia los políticos y los partidos secesionistas se negarían a participar en unas elecciones autonómicas convocadas por Mariano Rajoy en virtud del denostado artículo 155 de la Constitución.

Como española, si a mí Angela Merkel me convocara unos comicios generales, yo me negaría a participar: me tomo la soberanía en serio.…  Seguir leyendo »

Los secesionistas han seguido una estrategia y más nos vale ser conscientes de ella. Ellos sabían que lo que pedían era ilegal y además imposible. No les interesaba debatir sobre la forma de cambiar la Constitución del 78 ni sobre hipotéticas alternativas políticas para resolver el problema que ellos mismos estaban creando. Lo que hicieron fue comportarse como si ya fueran un país independiente que está vinculado a España por algún accidente histórico que pronto se dejaría atrás. Un país independiente tiene derecho a que voten solo sus habitantes (en este caso los catalanes). Si tal cosa no llega a suceder será por la intervención de un poder externo malvado (en este caso España).…  Seguir leyendo »

España va a vivir su 12 de octubre más incierto de su historia reciente. La fiesta nacional no puede tener este año mucho de fiesta, ya que nuestro país está gravemente amenazado por los golpistas de Cataluña. Lo que debería ser una celebración de lo que nos une, de 40 años de democracia, libertades y derechos, se convierte en un día de preocupación. Sin embargo, el 12 de octubre ha representado y sigue representando lo mejor que España ha producido en toda su historia. Defenderlo es patriotismo constitucional, y debería servirnos a la vez de consuelo y de guía en estas horas oscuras.…  Seguir leyendo »

La mayoría de nosotros estamos viviendo la situación de Cataluña como una pesadilla de la que queremos despertar. Tras el referéndum ilegal y fraudulento del 1 de octubre, se avecina una declaración de independencia. Confío en la acción del Estado y en la fortaleza de la democracia española. La pesadilla terminará algún día y sus responsables rendirán cuentas. Entonces podremos ponernos en marcha con la reconstrucción.

Hay muchas propuestas y buenos deseos. Se invoca el federalismo, se proponen reformas constitucionales, se proyectan leyes de claridad a la canadiense. Todo esto me parece un poco ingenuo y precipitado. Para empezar, no sabemos ni cuál será el panorama político.…  Seguir leyendo »

Las pancartas de No a la islamofobia que se vieron en la triste manifestación del pasado sábado en Barcelona decían mucho más de lo que parecía. Supuestamente, aquel era un acto de unidad tras las matanzas de unos días antes, por lo que lo lógico hubiera sido decir no al terrorismo. En el contexto en que se mostraron -el de una manifestación manipulada por los secesionistas para convertirla en una muestra de rechazo a España-, aquellas pancartas iluminaban un mal mucho más extendido que la marginal islamofobia: la xenofobia contra lo español, que es la auténtica gasolina que alimenta el llamado procés, este golpe de Estado contra la democracia española que está sucediendo ante nuestros ojos.…  Seguir leyendo »

El Premio Sajarov no es un homenaje. No se otorga para que el premiado se sienta reconfortado y sus esfuerzos queden reconocidos. No es un evento social ni un acto puramente simbólico. El Premio Sajarov es un acto político que pretende impulsar una causa relacionada con los Derechos Humanos. Es activismo político hecho desde las instituciones. Rara vez se ha otorgado a referentes históricos, por honorables que puedan ser, sino que suele recaer en personas y colectivos que están luchando hoy, ahora mismo, arriesgando siempre sus propias vidas. Pienso en José Luis López de Lacalle, asesinado por ETA en el año 2000, el mismo en que ¡Basta ya!, plataforma a la que pertenecía, recibió el reconocimiento.…  Seguir leyendo »

La izquierda ha tenido un papel crucial en la lucha por los derechos de las minorías, y en particular del colectivo LGTBI. Es indudable que la defensa de los derechos de gais, lesbianas, transexuales y demás grupos encontraron en la izquierda el acomodo que les negaba la derecha, una derecha que sólo se reconocía liberal a la hora de bajar impuestos, mientras que para todo lo demás se refugiaba en los “valores tradicionales” de corte clerical. Esto fue así en España y en el resto de Occidente.

En parte, este hecho está vinculado con la importancia que la izquierda académica y política dio, a partir de los años 60, a los estudios y políticas de identidad.…  Seguir leyendo »

La casualidad quiso que llegara a Londres a las pocas horas del atentado del Manchester Arena. Llegué, por tanto, a la capital de un país golpeado por el terrorismo por segunda vez en pocos meses. No siento a las jóvenes víctimas como ajenas, como extranjeras, sino como propias, del mismo modo del que -estoy convencida – la mayoría de británicos siente como propio el dolor de los crímenes terroristas en cualquier país de la Unión Europea.

No sólo compartimos el dolor. También compartimos al enemigo. El terrorismo yihadista odia nuestra libertad, nuestros derechos, la forma de vida tolerante y laica de los países occidentales.…  Seguir leyendo »

La democracia interna tiene entre sus efectos el de alargar los periodos electorales. Así, la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos de América se culminó hace apenas dos meses, pero comenzó con la campaña de las primarias republicanas, en el ya lejano 2015. Del mismo modo, el proceso electoral más decisivo y angustioso del año que acaba de comenzar -la elección de un nuevo presidente de la República Francesa- ha consumido ya sus primeras etapas con la relativamente inesperada victoria de François Fillon en las primarias gaullistas.

En este sentido, la política democrática parece seguir la moda audiovisual: su gran momento, las elecciones, se parecía antaño al estreno en cines de una superproducción: tras la campaña llegaba el gran día y eso era todo.…  Seguir leyendo »

Cuando los Estados miembros firmaron el Tratado de la Unión Europea, establecieron en primer lugar qué querían ser: una Unión con competencias para alcanzar objetivos comunes. E inmediatamente definieron los valores comunes en que se fundamentaba esa unión: respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías, así como su finalidad: promover esos valores, la paz y el bienestar de sus pueblos, comprometiéndose en sus relaciones con el resto del mundo a contribuir a la protección de los derechos humanos.

Muchos (o bien pocos) años después, esta Unión Europea, madurada, expandida y golpeada, ve cuestionados no solo sus propósitos, sino su misma existencia.…  Seguir leyendo »

La manifestación en Caracas del pasado jueves sirvió para que el régimen de Nicolás Maduro mostrase su cara: la de los militares cercando las plazas, la de los colectivos armados esperando su turno, la de los periodistas extranjeros expulsados del país, la de las encarcelaciones preventivas o la de una Embajada de Venezuela en España criticando la cobertura realizada por los medios españoles de la manifestación y acusando al Gobierno español de injerencista… la cita sirvió para que los venezolanos mostraran que Venezuela no es ese gobierno totalitario y desesperado: millones de ciudadanos salieron a las calles pacíficamente para exigir el cumplimiento de su Constitución.…  Seguir leyendo »