Bichara Khader

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

(1) Introducción1

Desde la perspectiva de la Unión Europea (UE), 1989 fue un annus mirabilis. La caída del Muro de Berlín y el final de la Guerra Fría representaron acontecimientos de gran importancia histórica y geopolítica, no sólo para las relaciones internacionales, sino, más concretamente, para las relaciones entre la UE y el Mediterráneo. Esto no quiere decir que se hubiera ignorado a la orilla sur del Mediterráneo, pero la Guerra Fría había eclipsado muchos de sus problemas y desafíos. El sur del Mediterráneo tan sólo había ejercido como “tablero” para las políticas y estrategias de EEUU y la Unión Soviética.…  Seguir leyendo »

La borrasca que arrancó a Ben Ali de su pedestal en Túnez, el 14 de enero de 2011, no cesa de aventar el mundo árabe. En Egipto, Mubarak se vio obligado a dimitir y es llevado, en una camilla, ante un tribunal nacional. Gadafi, el Guía fantasma de Libia, herido, es ejecutado sumariamente, llevándose a la tumba secretos muy comprometedores para los occidentales. Ali Saleh, en Yemen, se ha comprometido a aceptar el plan del Consejo de Cooperación del Golfo, que le conmina a retirarse. En Siria, el régimen baasista, autista, agita los fantasmas de las guerras civiles y de la inestabilidad regional.…  Seguir leyendo »

¿Quién había previsto tal vuelco? ¿Quién se atrevía, hace apenas tres meses, a abrigar siquiera la ilusión de que el pueblo tunecino podía echar abajo un régimen deshonrado cuya estabilidad y solidez era motivo de elogio en Europa y otros lugares?

Reconozcamos tamaña sorpresa: un joven en paro, acosado por la policía en Sidi Buzid, procede a inmolarse y se desencadena todo un movimiento de revuelta. Desde la zona centrooccidental del país (Kasserin, Sidi Buzid, Feriana, etcétera), el movimiento se propaga, como reguero de pólvora, a todo el país, que a continuación se moviliza y se pone en marcha.

Creyendo que no pasa de ser un disturbio similar a los que han jalonado la historia de este país, la policía actúa sin contemplaciones: gases lacrimógenos y disparos de fuego real.…  Seguir leyendo »

Mañana domingo la presidencia francesa de la Unión Europea organiza en París la cumbre de lanzamiento de la Unión por el Mediterráneo. Los franceses confían en convertir esta cumbre en el trampolín de un nuevo compromiso europeo en el espacio mediterráneo. Sin embargo, y aunque no lo exteriorizan para no incomodar a nadie, experimentan una gran decepción al ver el proyecto inicial de Nicolas Sarkozy recuperado por la Unión Europea y rebautizado Proceso de Barcelona: Unión por el Mediterráneo.

Nicolas Sarkozy mencionó por primera vez la idea de una Unión por el Mediterráneo en febrero del 2007, idea reiterada en varias ocasiones tras las elecciones presidenciales y presentada como la clave de bóveda de la diplomacia francesa en el Mediterráneo.…  Seguir leyendo »

Si hubiese que reconocer un mérito a la idea de Nicolas Sarkozy sobre la Unión Mediterránea -mencionada por primera vez en febrero de 2007 y reiterada en varias ocasiones desde su elección-, sería el de haber reactivado el debate sobre la centralidad del Mediterráneo en la geopolítica francesa y europea, así como el de la adecuación de las políticas europeas a los desafíos, de todos los órdenes, a los que están confrontados tanto los países ribereños como los demás.

Y, sin embargo, al principio esta idea suscitó cierto asombro y suspicacia, por no decir una oposición frontal. Lo cierto es que tanto el momento escogido para proclamarla como la imprecisión de su contenido, sus objetivos, sus vínculos con las políticas europeas en curso, su financiación, su valor añadido, su puesta en marcha y la delimitación del espacio que se suponía había de cubrir, así como el hecho de que se presentase como un sustituto de la adhesión de Turquía y una alternativa a la política árabe de Francia, constituyeron un problema.…  Seguir leyendo »