Brahima Coulibaly

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de enero de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Hacer que la globalización funcione para África

El ataque actual contra la globalización, principalmente de los ciudadanos de la clase trabajadora en las economías avanzadas a quienes les preocupan los salarios estancados y los empleos inseguros, pone de manifiesto hasta qué punto se elogiaron en exceso los beneficios de la integración económica global, y cómo se subestimaron sus costos. Pero los efectos de la globalización en África y sus ciudadanos han recibido mucha menos atención, aunque se calcula que el continente representará más del 40% de la población mundial para fines de este siglo.

Lograr que la globalización sea más inclusiva exigirá políticas que aborden la desigualdad al interior de las economías avanzadas e impulsen la convergencia en los estándares de vida entre África y los países de altos ingresos.…  Seguir leyendo »

África otro camino al desarrollo

Las últimas proyecciones indican que varios países de África subsahariana tendrán un firme crecimiento económico en los próximos cinco años. En 2023, cerca de un tercio de las economías de la región habrán crecido a un ritmo anual promedio del 5% o más desde 2000.

Pero como observó The Economist el año pasado, el modelo de desarrollo de África “desconcierta a los economistas”. Sólo cuatro de los países de más crecimiento en el continente dependen de los recursos naturales; y el resultado general tampoco es atribuible en su mayor parte a la industrialización, como hubieran predicho los modelos de desarrollo tradicionales.…  Seguir leyendo »

África creció con fuerza entre los años 2000 y 2014, alimentando la creencia en el relato de un “ascenso de África”. Pero desde 2015 el crecimiento en África subsahariana se ha debilitado y las malas perspectivas para los precios de las materias primas hacen dudar de la promesa económica del continente y lleva a muchos a cuestionar dicha narrativa, y a algunos a declararla difunta.

Este escepticismo resulta hasta cierto punto comprensible. La sacudida del precio del petróleo de 2014 afectó con especial dureza a varias economías africanas y contribuyó a que el crecimiento agregado cayera del 5-6% en 2004-2014 a apenas un 2,5% en 2015-2017, una tasa que apenas sigue al crecimiento de la población.…  Seguir leyendo »