Cándido Méndez

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Iñaki Gabilondo afirmaba, hace días, que los dirigentes independentistas de Cataluña debían volver a la realidad. Creo que los dirigentes independentistas están concentrados, más que en volver a la tozuda realidad, en aplicar la dialéctica (arte y técnica de caer siempre de pie, explicaba al joven Semprún un veterano comunista en Buchenwald) para ganar el 21-D. Así, invocan sus creencias católicas como impedimento moral para la comisión de ciertos actos. Ocurre que, en nuestro pasado reciente, ha habido situaciones en las que la ideología y la conveniencia han sido más fuertes que las creencias religiosas, incluso entre curas.

Hace unos días, y en la iglesia de San Antón, oficié de moderador de una mesa redonda en homenaje al cardenal Tarancón, de cuyo fallecimiento se han cumplido 23 años este pasado 28-N.…  Seguir leyendo »

A finales de otoño tendremos cita con las urnas. Con seguridad, no los únicos, pero sí los más graves problemas que nos preocupan son, con diferencia, el paro, la volatilidad del empleo que se crea y el aumento brutal de la desigualdad social, como consecuencia del empobrecimiento de las denominada clases medias -más del 80% de la clase trabajadora-.

En torno a la erradicación de estas lacras, y a la creación de empleo suficiente, de calidad, bien retribuido y con derechos, deberían girar los programas políticos, junto al objetivo de mejora radical de la capacidad de innovación tecnológica -de arriba abajo-, y no tecnológica -de abajo a arriba-, garantizando la participación colectiva de los trabajadores de las empresas españolas, con prioridad a las pymes, como motor, junto a la reindustrialización y la reforma energética del cambio de modelo productivo.…  Seguir leyendo »

Hoy y mañana se reúnen en Brisbane, Australia, los líderes del G20. El denominado G20Sindicalha dirigido a la cumbre un mensaje que puede resumirse así: es imprescindible cambiar el rumbo de las políticas frente a la crisis y el enfoque que guía la globalización.

Las propuestas que se concretaron en las cumbres del G20 de Londres y Pittsburg, especialmente en relación con temas como el empleo y la regulación financiera internacional, no se consolidaron posteriormente. Los consensos alcanzados sobre la necesidad de transformar el sistema financiero quedaron relegados a comienzos de 2010, tras la crisis griega. Los rescates públicos a los bancos transformaron una crisis financiera en una de deuda y los Gobiernos europeos y el FMI impusieron un camino de austeridad fiscal y deflación competitiva a través del desmantelamiento de derechos y protecciones sociales.…  Seguir leyendo »

Escuchando a algunos líderes europeos se podría pensar que la crisis económica prácticamente ha terminado. Pero nada más lejos de la verdad, ya que millones de europeos siguen sufriendo penurias sin precedentes y profundos recortes en sus niveles de vida. Mientras que los responsables políticos hablen de la “dimensión social” de Europa solo de boquilla, sus políticas aumentarán aún más la presión de la despiadada austeridad. La gente normal todavía está pagando por la crisis –el precio de un aumento de las tensiones sociales, las crecientes desigualdades, la pobreza y el desempleo que tendrá un impacto en las oportunidades de vida de los jóvenes europeos durante muchos años– mientras que somos testigos de un alarmante aumento de la intolerancia y la xenofobia.…  Seguir leyendo »

Nunca un Primero de Mayo ha estado más cargado de razones para la movilización: 6.200.700 personas en paro (el 27,1% de la población activa, el 57% de los jóvenes menores de 25 años), más de la mitad de estos trabajadores no perciben ningún tipo de prestación económica y hay casi dos millones de familias que tienen a todos sus miembros en paro. A ello hay que sumar que el Producto Interior Bruto (PIB) ha caído un 1,4% en 2012, el consumo y la inversión continúan su declive, los salarios de los trabajadores caen en barrena mientras los beneficios empresariales no paran de aumentar… Es una larga lista que muestra el fracaso de las políticas de recorte.…  Seguir leyendo »

Cuando se estaban contrastando las previsiones para el año recién iniciado, acerca de la fecha en la que alcanzaríamos la cifra de seis millones de parados, se descuelga Bruselas afirmando que en el mes de noviembre de 2012 y también en el de octubre ya se había rebasado. Este dato ha caído como una losa sobre la sociedad española. De confirmarse en la EPA, estaríamos ante una situación insostenible, como lo está la política que está imponiendo las instituciones europeas y que el Gobierno sigue con entusiasmo. Ha llegado el momento de hacer un balance de lo acontecido desde el inicio, allá por mediados de 2010, de la aplicación de las políticas de recortes.…  Seguir leyendo »

El sistema de pensiones es clave para la población. Da cobertura a más de ocho millones de personas y los trabajadores confían en una prestación adecuada y suficiente cuando finalicen su vida laboral. Su tarea es ambiciosa y esencial, estabiliza los ciclos económicos y reequilibra desigualdades sociales, con mucha influencia en la calidad de vida de las personas.

El sistema público de pensiones ha mantenido hasta hace poco superávits anuales, acumulando un Fondo de Reserva elevado (66.814 millones de euros hasta mediados de 2012; el 6,5% del PIB). La crisis que ha destruido tres millones de ocupados desde 2008, tiene una influencia determinante en el deterioro de sus cuentas hasta incurrir en déficit (-4.400 millones de euros en 2012, y -2.131 millones de euros en 2013 con la previsión oficial).…  Seguir leyendo »

Así que, calladitos. Esa parece la norma a seguir. Y es así porque hay un Gobierno con mayoría absoluta, que lleva menos de un año de ejercicio, que sabe hacer las cosas como Dios manda. Pero que hace lo contrario de lo que prometió cuando se presentó a las elecciones. Además, su denominada senda reformista es un verdadero camino de perdición. No hay más que observar el monstruoso nivel de paro, la caída del consumo, el deterioro de los servicios públicos, el desplome de la economía y la absoluta falta de credibilidad de las previsiones gubernamentales. Claro que, de todo esto, la responsabilidad hay que buscarla en la herencia recibida, no en las decisiones que se están imponiendo.…  Seguir leyendo »

La crisis económica financiera en la que estamos inmersos ha devenido en crisis social si entendemos por esta aquella situación que se caracteriza por el empobrecimiento y la desprotección de la mayoría de la población y que tiene como consecuencia la fractura de la cohesión social y la exclusión.

En efecto, las políticas promovidas desde las instituciones europeas y seguidas, unas veces de forma resignada y otras con verdadera devoción, por los últimos gobiernos nos están llevando al desastre social. El determinismo con el que se ha planteado la política de austeridad, sin dar una oportunidad a las políticas de crecimiento, nos está hundiendo más en la crisis hasta el punto de que Alemania está viendo cómo su actividad económica se ralentiza y países como Francia e Italia, además de España, entran nuevamente en recesión.…  Seguir leyendo »

Las palabras más manoseadas y mal utilizadas durante esta dura crisis, ya de nuevo recesión, son reformas y austeridad.

Un buen albañil andaluz me decía: a quién pretenden engañar, cuando todo el mundo sabe que reformar es preservar las partes fundamentales de un edificio y que, si se llevan todo por delante, a eso se le llama demolición.

La demolición, travestida de reforma, más dura y dañina es la laboral. El Gobierno derrumba los dos pilares que las cincuenta y dos reformas anteriores habían preservado: el derecho a la tutela judicial efectiva, frente al despido sin causa, fácil, exprés y barato, que es el que se impone, y el valor de la negociación colectiva, frente a la decisión unilateral y sin contraste del empresario.…  Seguir leyendo »

Este domingo muchos ciudadanos han salido a la calle para manifestarse. Lo han hecho atendiendo al llamamiento de unas organizaciones -los sindicatos de trabajadores- a las que la Constitución española confiere una singular importancia.

Dos días antes, en la comparecencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, se nos criticaba por cumplir con el mandato constitucional: defender los intereses que nos son propios. Y se deslizaba una acusación grave y falsa: que al defender los derechos de los trabajadores estábamos siendo causantes de que millones de personas continúen en paro. La sede de la Presidencia del Gobierno, que lo es de todos los españoles, no es el lugar para hacer estas acusaciones.…  Seguir leyendo »

Es frecuente que se confunda el precio de un bien con su valor. Influyen prejuicios, un conocimiento superficial o un deseo aspiracional de emulación. También es habitual malvender lo que ha costado mucho lograr. Algo de esto es lo que ha sucedido en el Consejo Europeo del pasado 30 de enero. El presidente del Gobierno iba con un importante activo -son sus palabras y las de miembros de su Gobierno- y ha malvendido el acuerdo que sindicatos y patronales firmábamos días antes.

Ante los primeros ministros conservadores equivocó el precio -una huelga general que le parece inevitable- con el valor del consenso social y la responsabilidad.…  Seguir leyendo »

La Unión Europea está atravesando la más profunda crisis de su historia. Es financiera y económica, con graves consecuencias sociales. Pero es, también, una crisis política de la propia UE. La situación, de auténtica emergencia, se caracteriza por la aparición de problemas muy serios de financiación en varios Estados, que pueden producir una reacción en cadena y la recaída en una nueva recesión generalizada. Hace dos años hubiera sido impensable que tantas voces, algunas cualificadas, juzgaran que la ruptura del euro es una posibilidad. Hay que ser conscientes que dicha ruptura llevaría a la completa desnaturalización, si no a la destrucción, del propio proyecto europeo, sin duda una de las construcciones políticas más importantes del Siglo XX.…  Seguir leyendo »

Hace algunos meses me preguntaron en una entrevista que hice para una prestigiosa revista de música si había visto Crepúsculo; contesté que prefería El baile de los vampiros, de Polanski. Vampiros clásicos de edad vetusta, que se dan un espléndido festín de sangre y humor espeluznante.

Ahora, con el agravamiento de la situación de la Unión Europea, con el batacazo de Irlanda y los renovados ataques a la deuda soberana, he vuelto a recordar el argumento de esa película: un chiflado profesor intenta acabar con la epidemia de vampiros. Consigue justo lo contrario, extender el mal. Las imágenes finales de la malograda Sharon Tate expresan ese descalabro.…  Seguir leyendo »

Las crisis obligan al gobernante a elegir.

La elección más difícil, si le inspiran valores de igualdad y progreso, es decidir cuál será la carga que soportarán los ciudadanos y cómo será distribuida. Dificultad que deviene de la conciencia de una injusticia como es la de hacer pagar a quien no es responsable.

En la decisión, tan importantes son los principios que inspiran la distribución del esfuerzo como el procedimiento para aplicarlo. Se puede hacer reforzando el consenso social u optar por medidas unilaterales e impuestas.

Somos conscientes de que ante una crisis tan virulenta y global los Estados se enfrentan a acontecimientos que escapan a su control, que los superan.…  Seguir leyendo »