Care Santos

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Este lunes, 2 de abril, es el Día de la Literatura Infantil y Juvenil. La fecha conmemora el nacimiento del escritor danés Hans Christian Andersen, que mañana cumpliría 213 años. Escribo Andersen y veo al señor tristón que soñaba con conocer España, la España de los románticos y de sus lecturas infantiles, y que el 5 de septiembre de 1862 cruzó la frontera francesa camino de Barcelona. Acababa de llegar a la Fonda (hoy hotel) Oriente, de la Rambla dels Caputxins, cuando vio con horror cómo se desataba una tormenta. De pronto el agua embarrada bajaba de lado a lado de la Rambla, arrastrando de todo: frutas, carros, troncos… Escribió que las olas rompían contra los balcones más bajos y que en las iglesias los sacerdotes decían misa con el agua hasta la cintura. …  Seguir leyendo »

Desde que las sufragistas inglesas lo adoptaron, el color violeta se identifica con el feminismo. El día de la mujer es violeta desde hace años, pero este año de reivindicaciones universales lo ha sido más que nunca. El traje violeta de Salma Hayek en los Oscar. Los lazos violeta. Los globos violeta de las manis. Sí, sí, ya sé que es un poco tarde para hablar del día de la Mujer. Sin embargo, no lo es para hablar de sir William Perkin, el hombre que descubrió por casualidad un tinte de color violeta y que esta semana hubiera cumplido 180 años.…  Seguir leyendo »

Por si no están al tanto: el próximo martes, 20 de febrero, es el día internacional del gato. No porque febrero sea desde siempre el mes en que los gatos buscan pareja (a maullido limpio, por cierto), sino que la fecha se la debemos a un gato en particular, Socks, adoptado por el expresidente de Estados Unidos Bill Clinton, y que murió el 20 de febrero del 2009. Fue uno de los primeros gatos que se hizo famoso en las redes sociales. De hecho, el día internacional del gato tampoco existiría sin ellas.

Al día internacional del gato no le faltan ni buenas intenciones ni discrepancias.…  Seguir leyendo »

No se lo han inventado las actrices que vistieron de negro en los Globos de Oro. Algunas mujeres valientes llevan décadas denunciando el acoso y sus consecuencias. Algunas, como la novelista Margaret Atwood, en novelas escritas hace más de 20 años. ‘El cuento de la criada’ y ‘Alias Grace’, dos de las mejores obras de la autora canadiense, recientemente adaptadas a la televisión, son dos alegatos contra la vieja historia del mundo: hay hombres que ejecutan, avasallan, abusan y dañan. Hay mujeres que aguantan, temen y callan. Puede que cueste mucho erradicar ciertas actitudes. Pero el silencio ya es historia.

La semana que viene sale a la venta un libro sobrecogedor, ‘Te encontré.…  Seguir leyendo »

Soy una devota de los clubs de lectura. Visito muchos de ellos para compartir con sus integrantes un rato de charla sobre un libro, generalmente mío, pero que siempre termina haciéndose extensiva a otros muchos, mis lecturas. No importa en calidad de qué haya sido invitada a asistir, allí siempre me siento, esencialmente, lectora, rodeada de gente que tiene mis mismos intereses. Compartir las emociones que una novela te ha despertado o discutir sobre sus personajes como si fueran seres de carne y hueso es una experiencia de lo más estimulante.

Para los curiosos no iniciados: se trata de una reunión en la que se comenta un libro, generalmente una novela, que todos han leído.…  Seguir leyendo »

Una vez, hace mucho, me fui de prostitutos durante toda una tarde. Fue en el año 2001. Contacté con ellos (dos) a través de la sección de contactos de un diario. En realidad, contacté con una decena. Les envié a todos el mismo SMS –no había whatsapps–: «¿Cuánto me cobras por charlar conmigo una hora?». Me fui con los dos que contestaron. Advertencia para malpensados que ya me estén atribuyendo una extraña parafilia: todo fue por trabajo. Estaba escribiendo una novela protagonizada por un joven que vende servicios sexuales. Me encontraba en plena documentación, necesitaba información verídica y de primera mano.…  Seguir leyendo »

En 1861 se publicó en Inglaterra ‘Mrs Beeton Cookbook’, un libro de cocina de 1.112 páginas, con 900 recetas. Su mérito, nada original -puesto que transcribía recetas de libros anteriores, como las de la pionera Elisabet Acton-, fue presentar las recetas de forma fácil y comprensible para cualquier cocinera, con o sin experiencia. Vendió en un par de meses 60.000 ejemplares y en menos de una década rebasó los dos millones.

Si los Beeton, el matrimonio de editores que compiló y publicó el libro, vivieran hoy, esta semana habrían pasado mucho tiempo en el hall 3.1 de la Buchmesse de Fráncfort, la feria del libro más importante del mundo, y les habría ido bien.…  Seguir leyendo »

Atrévanse a aburrirse. Abúrranse como ostras. Dejen que se aburran sus seres queridos. Sé que algunos ya estarán arrugando el bigote, negando gravemente con la cabeza, o farfullando palabras en voz baja. Aburrirse está mal visto, soy consciente. Hay quien llama al aburrimiento «la plaga del siglo XXI». Otros creen que induce a la depresión y, por tanto, al suicidio. Se habla de «aburrimiento crónico». Se inventan aplicaciones para teléfonos inteligentes que detectan cuando nos aburrimos en función del tiempo en que dejamos descansar al aparato y enseguida nos ayudan a remediarlo. Hay expertos trabajando en otro programa para móviles que detectará en qué lugar exacto del planeta nos encontramos y nos propondrá una lista de posibles distracciones que tenemos a menos de un kilómetro.…  Seguir leyendo »

Ahora resulta que la misa de La 2 es el programa más visto de la cadena pública, con más de un millón de espectadores y el 15% de la cuota de audiencia. Es decir, que en solo unos días ha multiplicado por tres sus seguidores. Todo gracias a la petición de Pablo Iglesias de eliminar la retransmisión del oficio católico a la que respondieron los fieles y los de siempre -varios de ellos famosos- con una movilización a través de WhatsApp reclamando su seguimiento masivo. Está claro que les funcionó. No me extraña. Respondían a un ataque, sí, pero también a un desprecio.…  Seguir leyendo »

Soy muy muy partidaria de celebrar cumpleaños. No solo los de las personas. También los de las mascotas, los de los árboles, los de los edificios. Y, ¿por qué no?, los de las cosas. Esa nevera que lleva diez años con nosotros sin darnos más dolor de cabeza que una rotura del tirador. Esa cadena de música tan antigua como nuestra relación de pareja (pronto será antediluviana). Esa estilográfica que lleva en nuestra vida más de un cuarto de siglo.

También los libros cumplen años y envejecen, aunque –por lo general– mejor que las neveras. Los mejores libros se mantienen lozanos mientras sus autores –y sus lectores– se marchitan.…  Seguir leyendo »

Terry Turner, un señor de Dallas muy aficionado a la ópera, conoció al camarero Roger Kaiser, en el restaurante que solía frecuentar. Se hicieron amigos a pesar de que Roger no atendía la zona donde a Terry le gustaba sentarse porque ambos amaban la lírica. Puntualicemos: Terry era un erudito en la materia. Roger, un aficionado entusiasta. No habían hecho más que iniciar su relación cuando Terry tuvo que mudarse a Atlanta por razones de trabajo. La amistad continuó y se reforzó por correspondencia.

Durante años compartieron su mutua pasión, según lo establecido. Roger, que era «un alumno impaciente», preguntaba. Terry, «un paciente maestro», respondía.…  Seguir leyendo »

Esta semana quedé con unas amigas, ambas profesoras de universidad, para compartir pasiones. Visitamos librerías, almorzamos en un vietnamita y hablamos mucho. Uno de los temas que nos ocupó fue la masculinidad, la especialidad de una de ellas. Ojo, no estoy diciendo nos convertimos en tres chicas contando chismes de sus hombres -aunque puede que también— sino que nos enredamos en debatir las complicaciones de la condición masculina. Ser hombre hoy día es dificilísimo, ni se me ocurriría intentarlo.

Las masculinidades se están rebautizando y ese es un reto que ha asumido el feminismo ante la necesidad de explicarse a sectores de la sociedad que se sienten excluidos de sus tesis.…  Seguir leyendo »

Estos días, a raíz del éxito y la repercusión mediática del juego Pokémon Go (si no sabe de qué hablo, considérese fuera del mundo) me he formulado una pregunta inquietante: ¿Qué tipo de reclamo tendrían que poner frente a mis narices para que yo trotara enloquecida por descampados, calles, parques, túneles, locales públicos o privados, abandonando previamente mi coche, a mis hijos, a mis amigos, o la atención necesaria para deambular sin hacerme daño por cualquiera de los sitios mencionados? No me lo invento: hay gente capaz de todo eso. Si lo dudan, busquen en YouTube ‘Pokemon Go Central Park’ y verán.…  Seguir leyendo »

Les propongo un juego. Piensen en jardines célebres de la historia, la literatura, la música, la religión o la filosofía. Seguro que la lista es larga. Igual contiene el Jardín del Edén, la Arcadia, el Paraíso Perdido, el Liceo aristotélico, los jardines colgantes de Babilonia o los de Calixto y Melibea, por citar una mínima parte de los posibles. La historia de los seres humanos podría explicarse como una historia de los jardines. Los creamos, los protegemos, los cultivamos, los adoramos. Los necesitamos. Somos felices en ellos. No solo desde un punto de vista estético. Somos, por naturaleza, seres biofílicos. Esto es, sentimos una conexión especial e innata con la naturaleza.…  Seguir leyendo »

Deseo felicitar públicamente a la parejita que esta semana decidió fornicar en el metro de Barcelona. Les felicito por su desinhibición, por su frescura, por su afán de dinamitar tabús inventados por la Iglesia católica y hasta por la elección de estación. Sin duda, si yo tuviera que escoger una estación del suburbano de la ciudad para mis prácticas sexuales también sería la de Liceu, con sus verdores vegetales iluminados, que recuerdan al Edén original.

Permítanme, asimismo, felicitar al autor o autora del vídeo que perpetúa el momento y lo eleva a la categoría de asunto observable, debatible y compartible. Gracias por enriquecer la vida de quienes no estábamos allí con un documento de tal valor, que muestra además las reacciones de diversos testigos, entre la risa y el disimulo, a quienes hago extensiva la felicitación, por su ejemplar comportamiento.…  Seguir leyendo »

Permítanme que hoy les cuente un par de batallitas. Hace pocos días pasó por Barcelona mi editor holandés, Koen Van Gulik. Como no nos conocíamos, las personas que propiciaron el encuentro, profesionales del mundo de la edición, decidieron reunirnos en un bar que invitaba a la conversación, frente a unas copas. Aunque cueste creerlo, no hay tantas cosas de que hablar con uno de tus editores a otra lengua, más allá de lo bonita que te parece la cubierta o la suerte que le deseas al trabajo conjunto. En fin. Salieron a relucir los temas inevitables. La investidura de Puigdemont -que estaba teniendo lugar en aquel mismo momento en otro punto de la ciudad-, el independentismo, la lectura que de él se hace en otros países, la postura del Gobierno central.…  Seguir leyendo »