Carlo Ratti

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de enero de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Carlo Ratti Associati's Living Nature installation at Milan Design Week 2018. Delfino Sisto Legnani and Marco Cappelletti.

Desde que el poeta de la Grecia antigua Teócrito escribiera sus idilios pastoriles idealizando la vida rural, ha habido gente preguntándose cómo construir ciudades en armonía con sus entornos naturales. La necesidad de ciudades más verdes nunca ha sido más urgente, con tasas de urbanización que crecen exponencialmente en todo el mundo. Afortunadamente, la innovación y la tecnología pueden ayudar a encontrar este elusivo equilibrio.

Cerrar la brecha entre campo y ciudad ha sido por largo tiempo una prioridad para los planificadores urbanos. En los siglos diecinueve y veinte, las ciudades europeas experimentaron un crecimiento sin precedentes, a medida que enormes masas humanas llegaron de las zonas rurales a metrópolis en desarrollo.…  Seguir leyendo »

Comprendo tu angustia y tu consternación. Son tiempos de grandes transformaciones, y no solo para ti. Las nuevas tecnologías están cambiando nuestra forma de trabajar, descomponiendo algunas de las normas sobre las que hemos construido nuestra sociedad en los últimos 150 años. Según algunas estimaciones —una de la Universidad de Oxford—, el 50% de las profesiones que conocemos hoy podrían desaparecer de aquí a 20 años, a medida que se perfeccionen la robótica y la inteligencia artificial.

Uno de los sectores más afectados por estas transformaciones es precisamente el tuyo, el de la movilidad. Lo que hemos empezado a ver en los últimos años —alternativas al taxi como Uber, Lyft, Hailo y Juno, servicios de coches compartidos como Car2Go y Enjoy, bicicletas inteligentes como Superpedestrian— no son más que los primeros indicios.…  Seguir leyendo »

En 1889, el sociólogo Thorstein Veblen acuñó la expresión consumo ostensible, en su libro La teoría de la clase ociosa. Era un término de doble filo. Veblen criticaba a los ricos que hacían ostentación de su dinero, pero era consciente de que la gente normal utilizaba los bienes y servicios para establecer “la buena reputación de la familia y su cabeza”: el estatus era importante. Hoy, el consumo ostensible, que definió gran parte de la cultura material del siglo XX, se encuentra en una encrucijada.

En los últimos 10 años, Internet y la omnipresencia de las redes sociales han creado nuevos cauces a través de los que comportarse de forma ostentosa.…  Seguir leyendo »

En la teoría del juego, el «precio de la anarquía» describe cómo la conducta egoísta de los individuos dentro de un sistema mayor tiende a reducir la eficiencia de ese sistema. Es un fenómeno ubicuo al que casi todos nos enfrentamos, en cierta forma, de manera regular.

Por ejemplo, si usted es un urbanista a cargo de la gestión del tránsito, existen dos maneras en las que puede ocuparse de los flujos de tránsito de su ciudad. Por lo general, una estrategia centralizada y vertical -que abarque a todo el sistema, identifique cuellos de botella y haga cambios para eliminarlos- será más eficiente que simplemente dejar que los conductores individuales tomen sus propias decisiones sobre la marcha, con la presunción de que estas elecciones, además, conducirán a un resultado aceptable.…  Seguir leyendo »

«La distancia desaparecerá”: eso es lo que predijeron la economista británica Frances Cairncross y otros muchos teóricos sociales y de la comunicación con la expansión de internet en los noventa. Cuando cada lugar se conecte de forma instantánea a todos los demás lugares del planeta, decían, el espacio pasará a ser irrelevante. En ese instante, ya no necesitaremos oficinas. ¿Para qué ir a trabajar si el trabajo puede venir a casa?

Parecía inminente la profecía del profesor estadounidense Melvin Webber: “Por primera vez en la historia, quizá será posible estar en la cima de una montaña y mantener un contacto íntimo, directo y realista con otras empresas u otros colaboradores”.…  Seguir leyendo »

“La vida”, según la famosa máxima de Oscar Wilde, “imita al arte mucho más que el arte a la vida”. En el caso de la película The Interview, de Sony Pictures, el mundo se encontró ante otra iteración: la vida imitando al arte que imita a la vida. El estreno de la película desató intriga y drama internacionales y obscuras luchas de poder geopolítico. Suscitó incluso una alocución muy seria del Presidente de los Estados Unidos… y todo ello por un simple caso de piratería informática.

La piratería dentro de los sistemas de información no es nada nuevo; va a la par con la aparición de las telecomunicaciones.…  Seguir leyendo »

“Quiero formar parte de ella – Nueva York, Nueva York”, cantaba Frank Sinatra refiriéndose a la ciudad que ha atraído a tantas de las personas más ambiciosas del mundo, desde artistas e intérpretes hasta empresarios y banqueros. En cierto sentido, no es un fenómeno difícil de explicar; metrópolis como la ciudad de Nueva York, con sus poblaciones multiculturales, empresas multinacionales y multitud de personas con talento, rebosan de oportunidades, pero el efecto de las ciudades grandes es más profundo que el económico o incluso el cultural; las ciudades pueden cambiar de forma fundamental la vida de las personas… e incluso a ellas mismas.…  Seguir leyendo »

“Bonjour, Monsieur, comment pourrais-je vous aider?”, pregunta el obsequioso portero de mi hotel en París. Al instante me pregunto qué ha sido de la infame altivez de esa ciudad… en particular para con los turistas americanos. Si la capital francesa ha dejado de ser la ciudad más grosera de Europa, tal vez podamos agradecérselo al desarrollo de los instrumentos de calificación en línea, como, por ejemplo, TripAdvisor.

Los sitios web sobre viajes existen desde el decenio de 1990, cuando se lanzaron Expedia, Travelocity y otros sitios de contratación de viajes de vacaciones, que permitían a los viajeros comparar los precios de vuelos y hoteles con un clic del ratón.…  Seguir leyendo »

Mais oui! Como sabe todo estudiante francés de quinto de primaria, la red Internet fue inventada en París. Se llamaba Minitel, abreviación de Médium interactif par numérisation d’information téléphonique, red de casi nueve millones de terminales que permitía a personas y organizaciones conectarse entre sí e intercambiar información en el presente. Minitel tuvo un auge durante los decenios de 1980 y 1990, pues alimentó  diversas aplicaciones en línea que se anticiparon al frenesí mundial de las punto-com. Después cayó en una lenta decadencia y al final fue desmantelada después de que la red Internet “real” se alzara hasta el predominio mundial.…  Seguir leyendo »

La semana pasada, en la Feria de Electrónica de Consumo (CES) de Las Vegas, la rueda de la fortuna de la innovación se detuvo en algo bastante antiguo e inesperado: el automóvil. En las últimas décadas, los automóviles han experimentado una transformación gradual: los sistemas mecánicos que pudo haber imaginado Henry Ford se han convertido en computadoras sobre ruedas. Y esa transformación trae consigo una nueva ola de avances digitales. Pero, sobre todo, la conducción autónoma.

Los primeros automóviles autónomos (autoconducidos o sin conductor) fueron fabricados a finales del siglo XX. Pero las mejoras en su sofisticación y las reducciones de costes —reflejadas, por ejemplo en sistemas LIDAR baratos, que pueden ver una calle en 3D de manera similar al ojo humano— hacen que los coches sin conductor estén ahora más cerca del mercado.…  Seguir leyendo »