Carlos Elordi

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Todas las hipótesis sobre el futuro Gobierno siguen abiertas en el escenario poselectoral español. En el mes y medio transcurrido desde el 20-D solo ha surgido un dato nuevo: el de que Mariano Rajoy está políticamente acabado. Aunque eso era obvio desde que se conoció la formidable derrota electoral del PP, la poderosa maquinaria mediática de ese partido ha conseguido disimularlo hasta hace unos días. Y ahora que es incontrovertible, las demás piezas del tablero han entrado en una dinámica nueva que hasta puede evitar la repetición de los comicios.

La entrada en escena de Pedro Sánchez en condición de candidato a la investidura solo podía producirse tras confirmarse el fracaso definitivo de Rajoy.…  Seguir leyendo »

Cuando aún no se han cumplido cuatro meses de su llegada al poder, el Gobierno de Mariano Rajoy parece exhausto y abrumado por las circunstancias y por la creciente desconfianza que su actuación ha generado. Hasta en sus propias filas. El PP todavía cuenta con un enorme capital político y su sólida mayoría no está amenazada por elección alguna. Pero los fallos que ha tenido en sus primeros pasos, además de condicionar su gestión futura, sugieren que puede que no esté a la altura de los retos que tiene delante.

Que la derecha carecía de un proyecto claro de gobierno, que toda su capacidad planificadora se dedicó a echar a los socialistas del poder, empieza a confirmarse plenamente.…  Seguir leyendo »

Solo un resultado sorprendente, que los sondeos prácticamente excluyen, puede evitar que el PSOE pierda el Gobierno andaluz. Solo un acuerdo con el PP le permitiría volver al de Asturias. Y en el 2013, aunque puede también que antes, solo un pacto con el PNV, al que la actual dirección socialista se opone férreamente, impediría que el PSE abandonara el Ejecutivo vasco.

El desastre socialista aún no ha tocado suelo. Mientras eso no ocurra -aunque quién sabe si no continuará después- el PP no cejará en su estrategia de machacar cualquier intento del PSOE de hacerse escuchar en la escena política.…  Seguir leyendo »

Un mes después de que Mariano Rajoy llegara a la Moncloa parece ya bastante claro que el PP no ocultó su verdadero programa durante la campaña electoral, sino que carecía casi por completo de algo que mereciera tal nombre. Que su único proyecto era desplazar del Gobierno a los socialistas para luego, una vez instalado en el poder, decidir qué era lo que tenía que hacer, en función de las circunstancias. Lo que silenció el PP fue su falta de ideas distintas de las que, más mal que bien, venía aplicando el Gabinete de Zapatero. Y a la vista de lo ocurrido en estas semanas, cabe incluso sospechar que si no hubiera habido elecciones de por medio, el Gobierno anterior habría actuado más o menos, y casi en los mismos plazos, como ahora lo está haciendo el de la derecha.…  Seguir leyendo »

Tras el paréntesis impuesto por la última fase de la campaña electoral –en la que los grandes partidos no hablaron de corrupción– el asunto Urdangarín ha vuelto con fuerza a los diarios. Con nuevos detalles que amplían, y mucho, sus dimensiones y ramificaciones, pero también con una novedad respecto de la precedente ola de informaciones y opiniones en torno al caso: la de que algunos de esos diarios –El Mundo o Público, por ejemplo– ahora se esfuerzan por dejar claro que no hay que achacar al Rey el comportamiento de su yerno, aunque sí le piden que explique su posición ante un escándalo que, por lo que se ha contado hasta el momento, se parece demasiado a los que han salpicado la crónica negra de estos últimos años.…  Seguir leyendo »

Por si no estaba ya suficientemente claro, el paso dado ayer por José Luis Rodríguez Zapatero confirma el grave error político que cometió en mayo pasado, cuando decidió prolongar la legislatura a pesar de la formidable derrota que el PSOE había sufrido en las elecciones municipales y autonómicas. Porque desde entonces su Gobierno no ha hecho sino navegar sin rumbo, al albur de las presiones externas, extranjeras y españolas, adoptando medidas que, además de ser impopulares, contradicen lo que queda del ideario socialista. Con ello no solo no ha conseguido mejorar las posibilidades electorales del PSOE, sino que ha comprometido el futuro mismo del partido.…  Seguir leyendo »

La campaña electoral en curso es la que menos expectativas ha generado en la historia de la democracia española. Porque se sabe de antemano su resultado principal, por el descrédito de los políticos entre los ciudadanos, pero, sobre todo, porque el partido que todos creen que va ganar no es capaz de crear ninguna esperanza sólida de que la situación económica y social vaya a mejorar significativamente con su llegada al poder.

No son pocos, incluso entre los que no van a votar al PP, los que piensan que el mero hecho de que haya un cambio de Gobierno será un respiro para el país.…  Seguir leyendo »

Los datos que se conocen no dan indicación alguna de que el movimiento del 15-M haya incidido en los resultados electorales del pasado domingo. La abstención no ha crecido, el apoyo a Izquierda Unida e ICV y a UPD solo ha subido ligeramente y el pequeño aumento del voto en blanco no dice gran cosa. Queda por saber si el batacazo de los socialistas habría sido menor si no hubiera habido acampadas. Pero, aparte de que eso no es fácil de precisar, hay que recordar que ese resultado se podía deducir de las encuestas realizadas hace semanas.

Los propios dirigentes del PSOE lo habían reconocido implícitamente cuando, en los últimos días de la campaña, se dedicaron casi exclusivamente a pedir el voto a los electores socialistas potenciales que los sondeos decían que iban a darles la espalda.…  Seguir leyendo »

Las cosas se están poniendo otra vez más difíciles. No se puede descartar un serio empeoramiento de las circunstancias financieras españolas ni una modificación sustancial de sus referencias internacionales. Puede también que, al final, se sorteen esas amenazas. O que sus consecuencias sean menos graves de lo que hoy se sospecha. En todo caso, y más allá de la demagogia del PP, parece claro que volver a la normalidad económica llevará tiempo: el Fondo Monetario Internacional ha pronosticado que transcurrirá al menos una década hasta que España vuelva a la tasa de paro que tenía antes de que empezara el desastre, a aquel 8% que tampoco era una bicoca.…  Seguir leyendo »

La mayoría de los dirigentes políticos y de los analistas dan por hecho que mañana y pasado los 27 socios de la Unión Europea apoyarán el pacto por el euro que Angela Merkel, con el concurso de Nicolas Sarkozy, logró que los miembros de la moneda única aprobasen el pasado día 11. No se descarta, sin embargo, que alguno de los países que no forman parte del eurogrupo, por ejemplo Polonia, Suecia o Dinamarca, expresen su inquietud, quién sabe si también algo más, por el hecho de que ese pacto implica un reforzamiento del intervencionismo de los estados en la economía y, en concreto, del Estado alemán en la de toda Europa, en demérito de sus planteamientos más liberales.…  Seguir leyendo »

Angela Merkel no es la única persona que ha propuesto que los aumentos salariales no dependan de la evolución de los precios, es decir, que se acaben las cláusulas de revisión automática de los convenios colectivos. Muchos economistas españoles, todas las organizaciones empresariales, el Banco de España y no pocos políticos, del PP, de CiU y también algunos del PSOE, vienen diciendo desde hace tiempo que eso es imprescindible para que las empresas y la economía española salgan del agujero. Pero las presiones de la cancillera alemana pueden ser el empujón definitivo, o la excusa, como en el caso de la edad de jubilación, para que el Gobierno español se decida a dar ese paso.…  Seguir leyendo »

En España no se ha producido el estallido social que algunos han venido pronosticando casi desde que empezó la crisis económica. Al igual que otros episodios que muy esporádicamente los han precedido, la agresión al consejero murciano de Cultura o los incidentes de la pasada semana en Salt son hechos demasiado concretos y aislados como para expresar una tendencia en esa dirección.

Desde el 2008, en España no se ha alterado más que antes de esa fecha la paz social, si así puede denominarse una situación en la que millones de personas sufren graves carencias y una gran angustia económica. Las movilizaciones contra los despidos han sido la excepción y no la regla.…  Seguir leyendo »

Desde que en septiembre del 2008 cayó Lehman Brothers, los políticos españoles no han parado de decir que la banca española era la más sana de Occidente, que aquí no hacía falta ayudarla como en el Reino Unido, en Alemania o en Francia, entre otros europeos. Pero últimamente ese eco se ha apagado. Y, en cambio, se han alzado voces de alarma sobre el estado de nuestros bancos. Tan inquietantes como los cada vez más negativos pronósticos sobre la capacidad del Estado español para refinanciar la deuda pública.

Desgraciadamente, ambas incertidumbres están muy relacionadas entre sí. Por ejemplo, la fuerte caída de las cotizaciones bursátiles de los bancos -en los últimos 12 meses en conjunto han perdido un 27 % de su valor en bolsa- es consecuencia, según todos los analistas, del gran volumen de deuda del Tesoro Público español que poseen nuestras instituciones financieras.…  Seguir leyendo »

En pocos días del mes de mayo de este año el Gobierno socialista echó por la borda el programa de política económica y social con el que había ganado las elecciones del 2008 y puso en marcha medidas draconianas para evitar que los inversores dejaran de comprar deuda española. Hoy, cuando no han pasado ni seis meses, las dudas sobre nuestra deuda, pública y privada, han vuelto a instalarse en los mercados y no parece que vayan a desaparecer a corto plazo, sino que incluso pueden agravarse.

Una conclusión inmediata se desprende de lo anterior: la de que el sacrificio que dichas decisiones han supuesto para tantos millones de ciudadanos, así como el fuerte coste electoral que los socialistas han pagado por ello, no han valido para mucho.…  Seguir leyendo »