Carlos Espinosa de los Monteros

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Cicerón, en el año 63 de nuestra era cristiana, pronunciaba esta frase ante el Senado Romano para denunciar la conjura preparada por Catilina para hacerse con el poder absoluto, por encima de las instituciones de la Roma Imperial: «¿Hasta cuando abusarás de nuestra paciencia?».

Hoy, casi 2.000 años más tarde, podemos tomar prestada esta frase de Cicerón y, cambiando el nombre del asaltador, decir: «¿Hasta cuándo Sánchez vas a abusar de nuestra paciencia?». La respuesta sospecho que es conocida: todo lo que pueda, pues poco le importan los españoles, a muchos de los cuales se les acabó la paciencia y a otros muchos les queda poco.…  Seguir leyendo »

Pese a la afición a los sermones del presidente del Gobierno, parece que Sánchez rehuirá (por tercer año consecutivo) la celebración del Debate sobre el estado de la Nación. Ello no impide responder con dos palabras a la pregunta de cuál es el estado en que se encuentra actualmente la Nación: muy grave.

Vivimos una enorme crisis política, social y sanitaria en medio de la mayor crisis económica de la historia de España en tiempos de paz. Con derrumbe del PIB; déficit sin precedentes; deuda pública a unos niveles jamás alcanzados; desplome de los ingresos públicos con gastos desbocados, y más de cinco millones de parados.…  Seguir leyendo »

Este Gobierno ha cumplido ya cien días y casi todo es un dislate. España debió de portarse muy mal el año pasado bajo el «gobierno» de Sánchez, pues los Reyes Magos a primeros de enero le trajeron carbón, mucho carbón: un conjunto de personas carentes de conocimiento, faltos de experiencia, sin oficio, poco más que revoltosos universitarios iban a conformar, hace ahora cien días, el primer Gobierno socialcomunista de España, desde la Guerra Civil, hace más de ochenta años.

Tras las elecciones de noviembre y pese a la promesa de no aliarse con los comunistas porque le quitaban el sueño, optó por echarse en sus brazos para resolver los múltiples problemas que tenía pendientes.…  Seguir leyendo »

Hace dos siglos, el ingeniero e inventor español Agustín de Betancourt viajó a San Petersburgo invitado por el Zar Alejandro I. Su visión innovadora y abierta al progreso le situó al frente del Departamento de Vías de Comunicación ruso, y además dirigió durante años el Instituto del Cuerpo de Ingenieros de San Petersburgo, con una gestión que supuso la modernización del país. No es de extrañar que, para los rusos, este tinerfeño haya sido «el más ilustre colaborador que jamás ha tenido Rusia», tal y como lo describió Mihail Gorvachov en su primera visita a España, en 1990.

Betancourt sentó las bases de la red de transportes en el país más grande del mundo.…  Seguir leyendo »

España sigue construyendo América. Los aventureros de antaño son hoy nuestros profesionales y empresarios de ingeniería e infraestructuras. Nuestra condición de país tradicional y moderno es una realidad evidente en América, más que en ningún otro lugar del mundo. España representa para el continente americano la mejor tradición cultural e histórica de una civilización europea que llegó a aquellas tierras cuando buscaba otro continente y, deslumbrada por las maravillas de aquellas tierras y gentes, allí se quedó para formar parte de su futuro.

Español era el primer descubridor que puso un pie en lo que hoy conocemos como los Estados Unidos.…  Seguir leyendo »

Hemos iniciado un nuevo año no exento de incertidumbres, inquietantes datos económicos y una más que comprensible preocupación —por no decir frustración— de los ciudadanos por el futuro de nuestro Estado democrático y social, que tanto nos ha costado edificar. No son pocas las familias que han perdido su fe en el sistema, en sus dirigentes y en el rumbo de nuestro propio país. Incluso, en el modelo territorial y de solidaridad regional que nos ha permitido alcanzar niveles de cohesión y desarrollo impensables hace tan solo unos pocos años.

¿Cómo no compartir esta inquietud? ¿Cómo permanecer insensible al sufrimiento de tantos hogares que han visto reducidos, cuando no completamente eliminados, sus ingresos, que han perdido quizás sus viviendas y se ven abrumados por gastos a los que difícilmente podrán hacer frente?…  Seguir leyendo »