Carlos Fernández de Casadevante Romani

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir el 1 de mayo de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Los diputados Óscar Alzaga, Gabriel Cisneros, José Pedro Pérez Llorca, el presidente de la Comisión Constitucional, Emilio Attard, Jordi Solé Tura y Gregorio Peces Barba (de izquierda a derecha), tras finalizar los trabajos de la Comisión de Asuntos Constitucionales, en junio de 1978.

La Constitución de 1978 cumple este 6 de diciembre 43 años. No tomamos como fecha de su nacimiento aquella en la que fue aprobada por las Cortes, tampoco cuando se sancionó por el Rey o cuando entró en vigor tras su publicación, sino el día en que fue ratificada por el pueblo español en referéndum. Algo que expresa en sí mismo el simbolismo democrático de esta efeméride.

Una Constitución que ha ofrecido un marco para la convivencia pacífica en democracia, el cual ha permitido erigir un Estado social y democrático de Derecho, desde el reconocimiento, además, de amplias cotas de autonomía política a las Comunidades Autónomas que lo integran.…  Seguir leyendo »

Con la excusa de su aspiración a un nuevo estatuto político para el País Vasco, el nacionalismo vasco vuelve a la carga. Ahora, con mayor claridad que en ocasiones anteriores. Ya no se trata sólo del inexistente derecho a decidir (para ellos, derecho a la estatalidad, derecho a la independencia, que ninguna norma recoge) sino de la confección sin escrúpulo ninguno de lo que ellos denominan «nación vasca»; una nación articulada y construida a partir de la diferenciación que hace de sus integrantes en función de la identidad a la que les obligan a elegir y que se encuentra en la distinción de dos categorías de personas: la de los nacionales vascos (quienes optaran por esa nacionalidad) y la de los demás ciudadanos (condición vinculada a la vecindad administrativa en algún municipio).…  Seguir leyendo »

El pasado 23 de enero se cumplieron 24 años del asesinato en San Sebastián, por ETA, de Gregorio Ordoñez (entonces teniente de alcalde del Ayuntamiento de esa localidad, a cuyas elecciones había concurrido en la lista del Partido Popular). Lo mataron mientras comía en el bar La Cepa, sito en la calle 31 de Agosto de la parte vieja donostiarra, en compañía de los dos secretarios del grupo del PP, María San Gil y Enrique Villar y una funcionaria del Ayuntamiento. Nadie que pasee por esa calle (ni foráneo, ni local) podrá saberlo porque no existe nada que lo recuerde.

Luego hablan de memoria y de relato pero lo cierto es que no ponen ninguna placa (o quitan la que en su día colocó el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco) porque su existencia no sólo daría testimonio del asesinato sino, también, de sus asesinos y de que fue matado en aras de la imposición de un proyecto político nacionalista vasco que comparten tanto sus victimarios (hoy en las filas de Bildu y de Sortu) como los que se dedicaron todos esos años a recoger nueces y hoy continúan haciendo caja y reciben cuponazos (PNV) gracias a los distintos gobiernos del Estado).…  Seguir leyendo »

EL 22 de agosto de 1980, Francisco (69 años) y María Luisa (58), padres de cuatro hijos, reciben una carta de la organización terrorista nacionalista vasca ETA en la que, bajo amenaza de muerte, les da un plazo de quince días para irse de Irún. Dos años antes, como acredita la Dirección de la Guardia Civil, ambos figuraron en los panfletos que con el nombre de «Informe Euskadi» fueron lanzados en la ciudad con datos de «personas acusadas de pertenecer a colectivos que habitualmente eran objetivos de ETA». En concreto, su profesión, domicilio y teléfono, además de las mentiras y calumnias habituales en ETA para justificar un posterior asesinato, anunciado en la propia carta: «Algunos no hicieron caso anteriormente de advertencias parecidas y se les trató como les correspondía».…  Seguir leyendo »

A pesar de los esfuerzos institucionales, no es posible ocultar la raíz nacionalista del mal causado por ETA durante más de cinco décadas. Sus miles de víctimas en sus múltiples vertientes (asesinados, mutilados, amenazados, desterrados, secuestrados, extorsionados, desparecidos) fueron elegidas y convertidas en tales en aras de un proyecto político nacionalista cuyos fines comparten todos los partidos de esa ideología representados en el Parlamento Vasco; lo que las dota de un significado político. Político y molesto porque su existencia -imborrable pese a los esfuerzos en ese sentido- constituye una denuncia permanente, recuerda lo acontecido y pone de manifiesto hasta qué punto el proyecto político nacionalista está contaminado.…  Seguir leyendo »

No comparto la idílica, mántrica y acrítica visión que de la situación vasca se proporciona con cierta regularidad desde ámbitos mediáticos e institucionales tanto del País Vasco como del resto de España, según la cual, finalizado el terrorismo como consecuencia de la derrota policial de ETA y la pantomima de un desarme que cada día que pasa se revela más ridículo, se ha acabado el problema y nos encontramos ante tiempos nuevos. Los hechos vinculados al terrorismo vasco que se repiten periódicamente en distintas localidades del País Vasco no parecen ir en esa línea. Más bien lo que hacen es poner de manifiesto que el terrorismo y sus consecuencias continúan latentes en la sociedad vasca, incluso una vez desaparecida la práctica de la actividad terrorista etarra.…  Seguir leyendo »

Los resultados de las elecciones al Parlamento vasco celebradas el pasado 25 de septiembre ponen de manifiesto un hecho sobre el que no se reflexiona a pesar de la gravedad de lo que revela. Me refiero a que 46 de los 75 escaños del Parlamento vasco (sin incluir los once logrados por Podemos) han sido obtenidos por partidos nacionalistas (PNV y EH Bildu), que han recibido el respaldo del 58,88 por ciento de los votantes. O lo que es lo mismo, 397.664 votos el primero y 224.254 el segundo. Entre ambos, la nada desdeñable cifra de 621.918 votos (de un total de 1.012.085).…  Seguir leyendo »

El informe de la Fiscalía de la Audiencia Nacional entregado al Observatorio contra la Impunidad de la Fundación de Víctimas del Terrorismo en diciembre de 2011, revela un dato estremecedor: 314 de los asesinatos cometidos por ETA desde 1978 han quedado impunes, porque sus autores materiales no han sido juzgados. Se excluyen de esta cifra los 78 asesinatos cometidos con anterioridad a esa fecha y que fueron amnistiados por la Ley 46/1977 de Amnistía, de 15 de octubre de 1977. Los datos del citado informe son demoledores para un Estado que se dice de Derecho y para sus instituciones: por lo que ponen de manifiesto y por la impunidad que consagran.…  Seguir leyendo »

Aunque pueda resultar incómodo, es preciso recordar que en España hay muchas víctimas del terrorismo que no han recibido justicia. Víctimas que, a la victimización primaria ocasionada por el acto terrorista y a la secundaria del abandono y de la falta de solidaridad que en muchos casos experimentaron tienen que añadir una tercera: la provocada por la impunidad. Se trata de una impunidad real, que se perpetúa cada vez que se declara la prescripción de un delito de terrorismo.

Según informes de la Fundación de Víctimas del Terrorismo existen todavía cerca de un centenar de asesinatos de ETA sin resolver, desconociéndose la identidad de los autores.…  Seguir leyendo »

En el debate sobre el estado de la Nación recientemente celebrado en el Congreso de los Diputados Begoña Lasagabaster, diputada por EA, instó al Gobierno a «respetar el derecho que asiste a los pueblos» que integran España a «decidir libremente su futuro como pueblo, esto es, su derecho a la libre determinación». En la misma propuesta de resolución reclamó al Gobierno ese respeto «de acuerdo con los pactos suscritos y ratificados» por España «en los términos establecidos en los Pactos de Derechos Civiles y Políticos, así como los Pactos de Derechos Económicos, Sociales y Culturales aprobados por la Asamblea General de la ONU en 1966».…  Seguir leyendo »